FANDOM


45px-HistoriasH.png


Capítulo 3 (Un viaje a San Andreas)

Transcurrieron varios días, pero Rico no apaciguaba su odio por Marty, seguía tan vivo como el día en que lo conoció. Supuso que necesitaba unas vacaciones y llegaron ese mismo día, de un café con Umberto.

-Escucha amigo-dijo Umberto como si fuera la mejor noticia de la historia-Gran Chico está en San Andreas y se nos presenta la oportunidad perfecta para cargárnoslo. El muy cabrón conducía borracho y se ha dado un golpe de camino a El Quebrado. Está en el hospital y los médicos dicen que se recuperará, pero que le darán el alta en aproximadamente dos semanas. No hay ni un cholo en El Quebrado, y , si lo matamos, nadie pensará que hemos sido nosotros, ya que no saben que tengo amigos en San Andreas que me han pasado la información. Ya sabes, le cortamos los cojones a la serpiente y la serpiente muere.

-Creo que es la cabeza de la serpiente, y no los cojones.-Dijo Alberto, que estaba cerca.

-Calla, papá. Bueno, ya me he ocupado de sacarte el billete para Las Venturas, tienes 2 semanas para cargártelo, así que si lo haces hoy mismo tienes 13 días para divertirte por ahí, venga, vete haciendo el equipaje.

-¿Y no puede hacerlo otro?-dijo Rico simplemente por llevar la contraria.

-No te me acojones, venga, para casa.

A la 20:00 del día estaba en Las Venturas, y tardó dos horas en llegar a Fort Carson (hospedarse en El Quebrado traería sospechas) y empezó a preparar el golpe.

En 3 días, llegó la noche previa al asesinato que Rico pasó en vela.

Cuando el gran día llegó, todas las condiciones eran favorables. Esperó hasta las 4:00, cuando aún era de noche, sabía que solo había un médico que se encontraba en la segunda planta, en una silla en la que probablemente dormiría.

Rico cogió una escalera que había robado de un garaje, la colocó detrás del edificio y llegó a una ventana, con una pistola con silenciador disparó al cierre, rezando por que el médico no despertara. cosa que no hizo, se deslizó por la habitación y se puso un uniforme de conductor de ambulancia y sacó una pistola de dardos. Tanto Gran Chico como el médico dormían, Rico se asomó por la puerta entreabierta y disparó un dardo somnífero a Gran Chico, que se durmió aún más profundamente, entonces, guardó la pistola y sacó un regalito, un dardo minúsculo pero efectivo, que dormía a la víctima en un par de segundos.

Encendió la luz y sin ningún disimulo sacudió al doctor y justo cuando empezaba a despertar, se levantó bruscamente y recitó:

-Doctor Phillips, ¿en que puedo ayudarle?

Apenas unos segundos después volvía a estar dormido como un tronco, sabía que el efecto duraría unas 3 horas. En ese momento sacó otra pistola, silenciada y con balas y disparó 4 veces en distintas partes del cuerpo a Gran Chico, a quién había sacado de la cama previamente, para evitar que se manchara de sangre. Arrastró el cadaver hasta una ambulancia de Las Ventura robada y dejó el cadaver en una camilla dentro del vehículo, luego se dirigió hasta los solitarios acantilados del norte del estado, donde nunca pasaba nadie y dejó en el asiento del conductor todo lo relacionado con el crimen, empujó con fuerza la ambulancia que cayó por el acantilado, sufriendo daños finalmente, observó como se hundía la ambulancia en el agua.

3 minutos más tarde, se alejó de allí.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar