FANDOM


The Face of the Truth es una historia creada por Francof, o sea yo. He decidido que, en vista de que muchos jugadores tienen incógnitas sobre The Truth, podríamos, hacerlos dormir más tranquilos. No podemos decir que la historia es canónica, pero se podría decir que al menos los jugadores se sentirán más tranquilos.

Historia

Capítulo uno: Comienza el juego

Principios del año 1998. Carl Johnson caminaba por la Casa de los Johnson, viendo los nuevos muebles, las fotografías de sus familiares, las mesas nuevas, las sillas, las alfombras. Todo comprado por dinero que ganó siendo el subjefe de los Grove Street Families. Él y su hermano usaron toda la influencia de Wu Zi Mu para ganar territorios en todas las ciudades, su alianza con los Mountain Cloud Boys los hizo hecho invencibles.

  • Carl Johnson: Oh, Sweet.
  • Sweet Johnson: ¡Ey, Carl!
  • Carl: ¿Cómo está el barrio?
  • Sweet: (algo triste) Aburrido, aún no pasa nada...
  • Carl: Ya va a pasar algo... (sonó el móvil) ¿Qué te dije? (Carl contestó y Sweet se sentó, algo desanimado, en un sillón caro de la casa)
  • ?: Carl, te necesito...
  • Carl: ¿Quién...?
  • ?: Cieno verde, proyecto negro, no puedo continuar... (unos segundos de silencio, el sonido de cristales rotos) ...me han atrapado, torre de control abandonada... ¡¡¡YAAAAAAAAAAAAAAAA!!! (el grito sobresaltó a Carl y reconoció la voz luego de uno segundos)
  • Carl: Sweet, era Truth...
  • Sweet: ¿Quién?
  • Carl: Lo viste en la mansión de Madd Dogg, hace tiempo... (el móvil volvió a sonar) ¿Que mierda...? (Carl contestó) ¿Truth?
  • ?: No, Carl... soy Kent Paul...
  • Carl: Oh... ¿Sabes algo sobre...?
  • Voz de Maccer: Creo que necesito un mimo...
  • Kent Paul: ¡Cállate! Ahora, Truth nos llamó, está en la torre de control o algo así... ¡No Maccer, no te toques... estamos en público!
  • Voz de Maccer: ¿Cuál público?
  • Paul: ¡YO, así que jódete! ¡En fin, Carl, te necesitamos en mi mansión, está cerca de la de Madd Dogg... ahora... para ir al desierto...
  • Carl: Okay, Paul, ya mismo voy para allá. (Carl cuelga) Bien, Sweet, lo que pedías... pasó algo...
  • Sweet: No conozco mucho al hippie, solo espero que no lleguemos tarde, como con mamá...
  • Carl: Entonces, vamos, rápido.
BansheeSinfranja GTASA

Banshee de Sweet.

Carl y Sweet salieron de la casa y se metieron en un Banshee azul que pertenecía a Sweet.

  • Carl: ¿Cómo es eso de que no te gustaba el dinero? ¿Y este coche? ¿Qué pasó con "si no está roto, no lo repares"?
  • Sweet: Ya, pero tengo un nuevo lema: "si tu hermanito menor, está ganando dinero a montones, siendo el mánager de un rapero multimillonario, dueño de un casino, de un garaje, de un aeropuerto y de una tienda de vehículos RC, es mejor aprovecharlo" ese es mi nuevo lema...
  • Carl: No te olvides de la gasolinera RS Haul y de las dos tiendas, el hotel, la concesionaria... todo eso...
  • Sweet: A eso me refiero, Carl. Te fuiste durante semanas, de forma muy extraña un agente del gobierno me libera de la cárcel, y tú vas a recogerme lleno de dinero y con ganas de no volver al barrio. Pero volvimos y nos hicimos ricos...
  • Carl: ¿Dónde estará Kendl, en este momento?

Sweet pareció temeroso.

  • Sweet: Hace tres semanas que no me llama. Pero hace poco la vi por la calle, hace como dos semanas y media... se portaba extraño, dijo que se iba de viaje con César durante unos días... No sé, ya ha pasado mucho tiempo.
  • Carl: ¿Sí? Es raro, la última vez que hablé con Kendl, fue hace tres semanas, quizá unos días más, me dijo que César se portaba extraño hacía un tiempo, y que ahora había desaparecido por completo...
  • Sweet: El hippie era raro, quizás tenga las respuestas sobre lo que ha estado pasando últimamente...
  • Carl: Ojalá...

Continuaron conduciendo, ya iban por la colina de las mansiones, y llegaron a la mansión de Paul y Maccer, que estaba cerca de la de Madd Dogg.

  • Carl: (gritando) ¡Ey, Paul, Maccer, vengan! (asustados, Paul y Maccer se subieron corriendo al Banshee)
  • Paul: Ey, Carl, vamos ya mismo para el desierto, antes de que sea demasiado tarde para The Truth... era un buen amigo...
  • Maccer: Yo también lo creo...

Carl condujo.

  • Carl: ¿Saben algo sobre César, sobre Kendl tal vez?
  • Paul: ¿César Vialpando? No, la última vez que lo vi, fue a mi mansión a recoger unas cosas, hace como un mes... Estaba tan extraño, sus ojos verdes brillaban mucho... y además hablaba de forma tan extraña, suave y pausadamente. Luego salió por la puerta y no lo volvimos a ver.
  • Sweet: Yo intimidé a César varias veces, mirándolo a los ojos, y no recuerdo nunca que fueran verdes... Además, su voz es muy dura.
  • Carl: (riendo) Sí, como en la noche de bodas... Cuando lo miraste casi se desmaya...
  • Sweet: El cura me sacó afuera, creía que era un ladrón solo porque llevé una pistola...
  • Paul: Ya tendremos tiempo para recordar cosas...

Llegando al puente.

  • Paul: ¿Para cuando? Truth es fuerte, pero duro que aguante tanto tiempo, Carl...
  • Maccer: Sí, la última vez estaba tan drogado, que unos japoneses lo secuestraron y se lo llevaron a un sauna en Los Santos, ni se enteró...
  • Sweet: ¿Y ustedes como lo saben?
  • Maccer: Paul, para serte franco a ti de paso, el tal Kasen llegó en helicóptero cuando los granjeros te desmayaron, y me dio dinero por cargar a Truth hasta su vehículo... Creo que eran Yakuza, o algo así...
  • Paul: (enojado) ¿Vendiste a Truth a los japoneses?
  • Maccer: Era bueno, se llamaba Kazuki Kasen, parecía amable y me dio veinticinco dólares por ayudarlo, ya que Truth pesaba mucho con esa cosa verde que se fumó y...
  • Paul: (furioso) ¿Ese es tu precio? ¿Veinticinco dólares?
  • Maccer: Bueno, el tal Kazuki era bastante amigable, dijo que Truth le debía dinero y que por eso su esposa lo cuidaría bien en un sauna de Los Santos, para cobrar la deuda.
  • Paul: Truth me contó que la japonesa sacó un cuchillo y trató de matarlo, pero que lo dejó huir para hacer enojar a su esposo...
  • Maccer: Al menos no le paso nada...
  • Carl: (gritando) ¡¡¡CA-LLEN-SE!!! ¡Trato de concentrarme!

Llegan a Verdant Meadows.

  • Sweet: Ya casi llegamos y... ¡Un coche! ¡SON LOS JAPONESES!
  • Paul: Oh, ahora si que la jodiste, Maccer...

Carl estacionó el Banshee a prudente distancia... Los cuatro se armaron con Micro-Uzi que Sweet guardaba debajo del asiento y en el maletero, y se escondieron detrás de un arbusto seco, a observar a los japoneses...

Capítulo dos: Los Japoneses

Carl observó a tres sujetos vestidos de diversas formas. Uno con un traje azul y camisa celeste, armado con carabina, el otro con el rostro japonés muy parecido, y el cabello negro, pero armado con una Tec-9 y vestido con un traje rojo y camisa rosada. Lo siguiente asustó a Carl, un hombre con un traje completamente negro, calvo, bigotes finos al estilo japonés... y armado con una minigun.

  • Sweet: Oh, joder... dos tiros con esa cosa y no tendrás de que preocuparte...
  • Carl: Un disparo con eso debe de ser el mejor regalo para alguien con deudas. Espero que The Truth aún no haya muerto.
  • Paul: Yo estoy seguro de que no...
  • Maccer, Sweet y Carl: ¿Qué te hace pensar eso?

Paul se lleva una mano a la cara, pensativo.

  • Paul: Sí hubieran matado a Truth... ¿Qué obligaría a los asesinos a quedarse?
  • Carl: Ya, eso tiene lógica...
  • Paul: Lo que sí reconozco es que quizá prefieran hacerle sufrir un poco primero, o que pague sus deudas... Conozco a esas bandas y los japoneses no son traidores... Mejor nos escondemos detrás del garaje y escuchamos algo.

Los cuatro se acercan detrás del garaje, y escuchan como el calvo se acerca al del traje rojo.

  • Calvo: ¿Cómo está todo, Kanbu? ¿Oímos como hablaba por teléfono cuando llegamos?

El hombre de traje rojo, el tal Kanbu, miró al calvo por unos segundos.

  • Kanbu: Todo bien señor, ni rastros de las personas a las que llamó...
  • Calvo: Bien, Kanbu, y recuerda, Kazuki y yo seguimos siendo tus primos, seamos jefes de una banda o no... así que llámame Kenji. El "jefe", ja ja, está hablando con el prisionero adentro... por si tienes un aviso...
  • Kanbu: Sí, señor... digo Kenji...

El calvo se marchó a hablar con el del traje azul.

  • Paul: Bien, Maccer, es tu momento ¿Es ese Kazuki Kasen?
  • Maccer: No, pero vi como hablaba con él la noche en la que secuestraron a Truth y se lo llevaron, hace tres años... Es tipo es de posición importante en la Yakuza... según creo.
  • Carl: Se llama Kenji, acaba de decirlo...

Se abrió la puerta de la torre de control. Salió de ella un hombre alto, vestido con un traje azul y camisa roja, cara oriental y el cabello negro, muy parecido a Kanbu.

  • Maccer: Es ese, ese es Kazuki Kasen, lo reconocería en cualquier parte.

El japonés parece preocupado.

  • Kazuki: El prisionero ha muerto... Debemos irnos... ¡Fue tan extraño!

Carl no pudo soportar la ira de oír esas palabras. Se levantó y apuntó a Kasen con su arma.

  • Carl: ¡Tú! ¡Maldito oriental!

Kazuki da un respingo.

  • Kazuki: ¿Quién diablos eres tú?
  • Carl: Soy un amigo de The Truth, y te mataré por haberlo matado...
  • Kazuki: Para empezar, levanto un dedo y tú, ridículo payaso vestido de verde, quedas reducido a un torso con agujeros... Para continuar, yo nunca cargaría la horrenda vergüenza de haber matado a un anciano yonki consumido por las drogas... lo encontré muerto hace unos minutos... ven a ver, sí lo deseas, o ataca, si quieres morir...

La forma tranquila con la que hablaba Kazuki sorprendió a Carl, así que lo siguió. Ambos entraron en la torre, Carl miró al piso y vio el cuerpo de Truth, una mano estaba abierta, como si hubiera estado sosteniendo algo, pero su cuerpo estaba rodeado por una gran luz verde que todo lo iluminaba. Sobre la mesita había una nota, que estaba escrita con letra rasgada, como alguien que la hubiera escrito muy apurado, en sus últimos segundos de vida.

  • Kazuki: Así estaba cuando lo encontré, hace tan solo cinco minutos, la mano ya estaba abierta... yo no robe nada, es un juramento honorable.
  • Carl: Eres el clásico estereotipo de oriental... voz de películas de Kung Fu, acento tonto, armado con... eso. (señaló la katana que Kazuki lleva como arma) El otro tiene una minigun.
  • Kazuki: (rió y perdió el acento) Ja, ja, ja... me caes bien, amigo... Mi hermano y mi primo, Kenji y Kanbu Kasen, portan esas armas debido a que son mi seguridad personal y Kenji se siente tonto usando la katana porque no sabe manejarla, desde que eramos niños...
  • Carl: Y tú eres...
  • Kazuki: Kazuki Kasen, el Waka-Gashira de la Yakuza de Liberty City, domino casi toda la ciudad de Liberty, y recibo la ayuda de mis hermanos... Asuka y Kenji...
  • Kenji: (entró en el lugar) ¡Kazuki! ¿Quién diablos es este? (apuntó a Carl con la minigun)
  • Kazuki: Matar a un estúpido y torpe joven es una deshonra que solo un estúpido como él cometería... Los Kasen somos honorables, Kenji, no lo eches a perder...
  • Kenji: ¿Llamas honor a irte de putas y dejar sola y abandonada a tu esposa? Ha descubierto ya las cartas ¿Sabes?

La reacción de Kazuki fue de ira.

  • Kazuki: ¡Puto estúpido! ¡Se las entregaste! ¡Tú le entregaste las cartas a Toshiko! ¡Vete a la mierda! ¡Estás despedido, expulsado de la Yakuza! ¡Ya no eres más un Kasen!
  • Kenji: (sorprendido) Pero... Kazuki... hermano...
  • Kazuki: (permaneció duro) Tú no eres mi hermano ¡¡¡LARGO DE AQUÍ!!!

Kenji agachó la cabeza y se marchó.

  • Kazuki: ¿En qué estábamos... este...?
  • Carl: Carl... Carl Johnson. Te veía gritarle a tu hermano... de hecho, yo tengo un hermano, esperándome ahí fuera, y una hermana, que está desaparecida, también tenía otro hermano, pero murió... hace mucho tiempo, por culpa mía.
  • Kazuki: Muy bien, quiero resolver el misterio de la muerte de este sujeto, Albert, o como quiera que se llame...
  • Carl: ¿The Truth?
  • Kazuki: (Sacó de su bolsillo un papel) Según mis estudios y archivos, se hace llamar The Truth pero su verdadero nombre es Joseph Albert Bradshaw... solía ser un empresario, pero un día enloqueció con algo del sistema, incendió su propia empresa nuclear con obreros dentro, la hizo explotar y, cuando salió de la cárcel, se hizo llamar The Truth y se volvió hippie. Fue en 1967... y ahora vemos esto, aquí en el suelo, un empresario multimillonario...

Carl contempló tristemente el cadáver brillante de The Truth.

  • Kazuki: Yo en tu lugar no lo tocaría, intenté hacerlo, pero me dolió todo el cuerpo, como si tuviera resaca o algo... Juro solemnemente que no estoy borracho. Como sea, ven a verme pronto, y nos las arreglaremos para que nadie se entere de esto y podamos averiguar que pasó.

Carl se retiró y fue con Sweet, Paul y Maccer.

  • Carl: Chicos, me temo que vamos a tener que refugiarnos en el The Four Dragons Casino, hasta que podamos hacer algo... yo me quedo aquí, a ver que pasa, ustedes vayan...
  • Sweet: Okay, Carl.

Sweet, Paul y Maccer se fueron.

Capítulo tres: El general Mills

Mientras, en un despacho del Área 69. Un soldado se acercó a un hombre vestido de general, con un uniforme lleno de insignias.

  • Soldado: General Mills...
  • Mills: Sí, Cabo, hable.
  • Soldado: Es difícil de explicar.
  • ?: No hay nada que explicar aquí, señor Mills. (un sujeto entró allí, no se veía su cara)

Lleva algo en las manos.

  • Mills: ¿Qué caraj...? ¿Cómo? ¿Usted, pero... el cieno verde? ¿Qué le ha hecho al Proyecto Negro?
  • ?: Ahora me pertenece a mí, señor Mills... es mí proyecto, y le sugiero que no intente nada, no haga algo que podamos lamentar en un futuro. Tengo una propuesta para hacerle a usted, y espero que la recompensa que tendrá por ayudarme en esto le parezca agradable...
  • Mills: ¿Qué recompensa tiene para mí?
  • ?: ¿No ha deseado, durante años, capturar al sujeto que hizo todo esto, el que se burló de usted y de todo su pelotón, el que se robó dos proyectos de miles de millones de dólares?
  • Mills: ¿Qué es lo que lo hace a usted tan especial, amigo...?
  • ?: Dos palabras, que lo convertirán en un héroe nacional, en el fin del crimen en las calles... lo convertirán en, un dios...
  • Mills: ¿Qué palabras?
  • ?: Carl... Johnson...

El general sonrió malévolamente.

  • Mills: ¿Cuanto pide?

Capítulo cuatro: Los hermanos Kasen

SuiteVH

La suite del hotel Vank Hoff.

En el Hotel Vank Hoff, San Fierro, Kenji Kasen se encontraba mirando desde un balcón el edificio más alto de San Fierro, observó a los aparcacoches llevar y traer los autos de la gente. Kenji tenía fortuna propia no necesitaba su puesto en la Yakuza debido a que era dueño de varias casa de juego y poseía millones de dólares, pero extrañaba a su hermano. Alguien entró al lugar.

  • ?: Kenji...
  • Kenji: (deprimido) Asuka, hola...
  • Asuka: ¿Ese es el saludo para una hermana que viene desde Japón?
  • Kenji: ¿Es que no te enteraste?

Asuka se sorprendió.

  • Asuka: ¿Enterarme de qué? ¿Algo le pasa a Kazuki?
  • Kenji: (pasando de la depresión a la molestia) Podría decirse...
  • Asuka: ¿Qué pasó con él?
  • Kenji: El "alto y sabelotodo superior Waka-Gashira Kazuki Kasen" cree que soy un jodido fracasado... ¡Me ha despedido!

Asuka se sorprendió.

  • Asuka: No lo haría... ¿A su propio hermano?
  • Kenji: (sarcástico) Oh, según él yo no soy más su hermano, sino un simple incompetente que no vale una mierda. No es que me importe, sólo es que me deprime que me aya hecho esto.
  • Asuka: ¿Qué le hiciste?
  • Kenji: Nada...
  • Asuka: (sonriendo de lado) Kenji...
  • Kenji: Muy bien, le enseñé las cartas a Toshiko... ahora sabe que le fue infiel, está furiosa, Kazuki casi me decapita con la "katana altamente superior" y me echó...
  • Asuka: ¡Kenji! ¡Eso estuvo mal!
  • Kenji: (ambos se metieron en la habitación porque hacía frío, Kenji se sentó en la cama) ¿Y qué, Asuka? Amo a Toshiko, él no la quiere... no hay amor en esa casa...
  • Asuka: ¿Amas a Toshiko?
  • Kenji: Bastante...
  • Asuka: ¿Y por qué la haces enojar? Mejor era dejar las cosas así y no meterse en las parejas ajenas. Además, si ella sabe que la amas y has hablado con ella, bien deduzco que Toshiko tan poco ha sido una santa...
  • Kenji: La ayudé porque la quiero... y porque... porque... (Asuka lo golpeó en el hombro para hacerlo hablar) Yuka es mi hija...

Asuka abrió los ojos como platos.

  • Asuka: ¿QUÉ COSA?
  • Kenji: Lo que oíste.
  • Asuka: ¿Y si Yuka no fuera hija tuya? ¿Y si en verdad fuera de Kazuki?
  • Kenji: Vamos, pregúntale a Kazuki, pregúntale por su sorpresa al enterarse de que su esposa, que no era tocada jamás, quedó embarazada... Decapitó a los guardias que custodiaban el apartamento de Toshiko... y cuando el último se quejó de que ninguno había entrado allí (yo les pagué para que no hablaran) Kazuki dijo que en tal caso uno de ellos era el padre...
  • Asuka: Entonces, si Yuka es tu hija ¿Por qué no contar la aventura de Kazuki cuando nació?
  • Kenji: Eso no puedo decirlo...
  • Asuka: Si no lo dices, Kazuki se entera... y con eso se dará cuenta de ese otro secreto que no quieres que se entere...
  • Kenji: (sonriendo) ¡Te quiero, hermanita molesta! Esta bien, viene otro...
  • Asuka: ¿Qué?
  • Kenji: (como si fuera algo obvio) Viene otro...
  • Asuka: ¿Cómo que otro? ¿De qué estás...?

Asuka se cortó a mitad del diálogo... había comprendido.

  • Asuka: Entonces Toshiko está...

Kenji asintió.

  • Asuka: Tranquilo, tu secreto está a salvo conmigo, nadie se enterará...

Asuka lo abrazó y ambos se dirigieron al pasillo, se oyeron unos ruidos.

  • Kenji: Tenemos que irnos, Asuka, no estamos seguros aquí, en esta ciudad dicen que hay unas triadas chinas...
  • Asuka: No todo el oriente es china...
  • Kenji: ¿Qué significa eso?
  • Asuka: (riendo) Es un antiguo dicho chino...
  • Kenji: ¡Mierda! (algo se mueve por el pasillo) ¿Pero que caraj...?

El primo Kanbu huyó por el pasillo, gritando que sería ascendido en poco tiempo, y burlándose de sus primos.

  • Kenji: ¡Puto soplón! El secreto no está a salvo con él...
  • Asuka: ¿Y si mejor vamos con las triadas chinas?

Kenji la miró enojado.

  • Asuka: Conocen la ciudad, junto con esa banda verde tienen una alianza que maneja todo el estado... Es mejor apurarnos antes de que Kazuki haga alianza con ellos para matarnos.
  • Kenji: Bien, un contacto me dijo que viven en un apartamento en Chinatown.

Kenji y Asuka salieron de la habitación.

Capítulo cinco: Sujetos con traje

Carl decidió volver a la Torre de control abandonada, donde encontró a Kazuki reunido con su colega de azul.

  • Kazuki: Bien, Hiroshi... agradezco tu ayuda con esos extraños...
  • Carl: ¿Pasó algo, Sr. Kasen?
  • Kazuki: ¡Carl, mi hombre! Sí, unos extraños sujetos con traje vinieron anoche, casi se roban todas las armas... pero aquí mi amigo, Hiroshi Takagashi (Carl y el japones se dieron la mano) los enfrentó él solo... Es raro ¿No estaba Kanbu, Hiroshi?
  • Hiroshi: No señor, se fue a eso de las seis de la tarde, dijo que se iba a San Fierro, a resolver un asunto... Creo que en realidad seguía el coche de Kenji...
  • Kazuki: Yo preferiría, estimado Hiroshi, que no menciones su nombre bajo este techo... Como sea, Carl, los hombres de traje quisieron robarnos las armas, las provisiones, creo que hasta el dominio del lugar... Pero Hiroshi lo consiguió, acabo de pedir refuerzos... Un amigo mío, Kenzo Kobayashi, vendrá con sus refuerzos desde Tokyo... también controlamos esa ciudad...
  • Carl: Usted tiene un dominio internacional, Sr. Kasen...
  • Kazuki: El Sr. Kasen era mi padre, un sucio y estúpido campesino japones, criador de gusanos de seda. Por suerte conocí a mi esposa, Toshiko, hija del anterior Waka-Gashira de la Yakuza... Aquí me ves ahora... las mujeres no pueden ser jefes a menos que lo reclamen, Toshiko no reclamó a tiempo... (sonrió de mal modo)
  • Carl: Usted se casó por conveniencia, Kazuki ¿No es verdad?
  • Kazuki: Muchos dirán que estuve mal, pero mi esposa en sí es una muy mala mujer... me odia, me trata mal, siempre es fría. Además, hay alguien más en mi vida, no estoy hecho de piedra...
  • Carl: ¿Además le es infiel a su esposa?
  • Kazuki: Soy un buen hombre, respetuoso con los invitados, pero si sigues recriminándome mis acciones pasadas... estúpido joven, me veré forzado a despedazarte aquí mismo.
  • Carl: Okay (contempló una sábana en el suelo) Ahí está el cuerpo de Truth ¿No es así?
  • Kazuki: Sí, así es, nos las arreglamos para trasladarlo a un costado mediante una camilla, y luego lo cubrimos con una sábana para que no molestara la iluminación...
  • Carl: ¿Por qué no lo enterraron?
  • Kazuki: En primera, porque la camilla se descosió y reventó en cuanto lo levantamos debido a la radiactividad que produce, y en segunda, porque lo necesitamos para estudiar qué fue lo que lo dejó en ese estado, joven Carl...
  • Carl: ¡Deje de decirme joven! ¡Usted no debe llevarme más que cinco años!
  • Kazuki: Como sea... (sonó el teléfono de Kazuki) Un momento (contestó) ¿Hola? Kenzo ¿Cómo estás? Yo estoy bien... ¿En serio? Vale, ya me encargo... (Kazuki colgó el móvil) ¿Carl, estás dispuesto a partir en una misión peligrosa? ¿O eres un deshonroso cobarde?
  • Carl: (dudando) Me quedo con la primera...
  • Kazuki: Así me gusta (Hiroshi se tiró en la cama a descansar, Kazuki giró la cara un momento para mirarlo) Sí, Hiroshi, descansa, te lo mereces después de lo que hiciste por la Yakuza... (volvió a mirar a Carl) Mira, Carl, Kenzo acaba de informarme que, recientemente, un grupo de extraños hombres con traje están escondiendo cosas extrañas en paquetes extraños... Yo soy un ser humano totalmente normal, así que puedo equivocarme, pero tengo el presentimiento de que esos sujetos son los mismos hombres con traje de anoche... Carl ¿Me harías el favor, de ir hasta el pueblo de Las Brujas y buscar a esta gente para ver lo que hace?
  • Carl: Por encontrar y matar al que le hizo... esto... a mi amigo, lo que sea, Sr. Kazuki...

Kazuki agarró una cámara de fotos de la mesita.

  • Kazuki: Correcto, amigo... ve hasta la cima del Arco del Oeste, con está cámara de fotos... Asegúrate de que, si uno de esos hombres se tira un pedo en ese pueblo, la cámara lo capte... ¿Entendido?
  • Carl: Okay.
  • Kazuki: Perfecto. Cerca de aquí hay una granja de serpientes, la administra un sujeto llamado Cletus y su mujer llamada Tammy, ellos están hospedando a Kenzo y a sus hombres en su granja. Busca a Kenzo y llévalo contigo, tal vez algún refuerzo suyo vaya también.
Dueño de la granja

Cletus.

Carl salió con la cámara de la torre de control, y se subió al vehículo que dejó Kazuki, un Yakuza Stinger muy lujoso. Carl condujo por el cementerio de aviones, hasta llegar finalmente a la granja de serpientes, muy cerca de allí. Salió por la puerta de la casucha un hombre algo viejo, con un parche en el ojo y gorra azul.

  • Carl: ¿Tú eres Cletus?
  • Cletus: ¡Ese es mi nombre... amigo! ¿No te conozco?
  • Carl: (Nervioso) No, no... por supuesto que no... Busco a un japones, un tal Kobayashi...
  • Cletus: Sí, el señor Kenzo Kobayashi, está hospedado aquí junto con su amigo Takato, ya los llamo... ¡Señores!

Salieron, primero un sujeto vestido con un traje azul y camisa verde. Llevaba anteojos de sol y el cabello corto y negro, también era japonés aunque los lentes lo disimulaban. El otro era un sujeto de baja estatura y delgado, japonés también y vestido con un sencillo traje negro, y el cabello recogido en una colita. Eran Kenzo y Takato

  • Kenzo: Tú debes ser Carl, Kazuki llamó hace unos minutos... ¿Dónde es el escondite suyo?
  • Carl: (señaló la aún visible torre de control) Esa es.
  • Kenzo: ¿Tan cerca? Pudo haber venido caminando a buscarme (rió un poco) Kazuki es un holgazán de mierda.
  • Carl: No tenemos tiempo, debemos ir al Arco del Oeste para ver a esos tipos con traje.
  • Kenzo: Sí, hace poco Takato y Kazuki se reunieron, y Kazuki le dio una nota aparecida en lo que yo llamo "El cuerpo brilloso". Kazuki le pidió que te la entregáramos... (Takato, a pesar que hablaban de él, solo asintió con la cabeza) No habla tu idioma, por eso lo contraté como asistente personal, para que aprenda algo y pueda volver a Tokyo con más éxito. Pero, sí, vamos al Arco del Oeste, y aquí tienes la nota, dice: "Querido CJ: He sido descubierto por ellos mi último deseo es que rescates el Cieno verde y el Proyecto Negro que han sido robados en este segundo. Un hombre me odia y quiere matarme, sabrás pronto si es un hombre o no, el destinatario de todos estos ataques eres tú, querido Carl. Cieno verde, Proyecto Negro, Área Restringida, General Arthur Mills, Toreno... Te quiere, Joseph Albert Bradshaw alias The Truth." Curiosa nota...
  • Carl: Gran cantidad de palabras dichas sin ordenar y al azar, muy propio de The Truth... debemos irnos, Kenzo.
  • Cletus: Yo los acompaño, mi deber es ayudar a los amigos.
  • Kenzo: No es por mostrarme maleducado, pero bien supongo que muchos amigos no tienes, en este lugar abandonado...
  • Cletus: Un negro chiflado mató a mis cuñados, y desde entonces somos solo Tammy, Zerafina, yo...
  • Kenzo: ¿Ah... Zerafina? (Takato pareció curioso, pero eso solo duró un momento, porque giró el rostro en cuanto Carl lo miró)
  • Cletus: Mi cobra, hasta ayer eramos amigos, pero me atacó y se fue, yo tenía el antídoto para el veneno, pero lo que más me dolió fue la traición. (el granjero parecía melancólico, así que Kenzo habló para animarlo)
  • Kenzo: Puedes acompañarnos, Cletus...

Cletus entró corriendo en la casucha, y luego salió, armado con una escopeta.

  • Kenzo: ¡Jo, amigo! Hubieras empezado por decir "escopeta" eso te habría dado un boleto de ida con nosotros...

Carl, Kenzo, Cletus y Takato se subieron al coche, conducía Carl, al lado suyo estaba Takato, y detrás Cletus y Kenzo.

  • Carl: (a Takato) Tienes buena cara, me caes bien ¿Cómo te llamabas, amigo?
  • Takato: Watashi wa Supeingo, oroka amerikan o hanasanai. (No hablo español, estúpido americano)
  • Carl: Kenzo, este sujeto me divierte, pregúntale si le caigo bien...
  • Kenzo: Takato ¿Kāru wa, anata wa kare o sukidesuka? (Takato ¿Te cae bien Carl?)
  • Takato: Īe, sore wa tan'ni betsu Idoma o hanasu sugure shinji orokana gyangu to omowa reru... Jitsuwa watashi jishin wa kare no te o furu tame ni ōku no mono o konomu, watashi wa sō baka to munō to omou... Igainimo, yatotta jōshi wa, watashi wa atama ga nō o motte ita koto o omotta... Ima watashi wa watashi ga machigatte ita sanshō shite kudasai. (No, me parece un estúpido pandillero que se cree superior por el simple hecho de hablar otro idoma... La verdad yo mismo preferiría muchas cosas a darle la mano, me parece un total idiota y un incompetente... sorprende que el jefe lo haya contratado, yo creí que el jefe tenía cerebro... Ahora veo que me equivocaba.)
  • Carl: ¡Me confunde tu puto idioma oriental! ¡Cállate! Además, me pareció un discurso bastante largo para ser un cumplido.
  • Takato: Watashi wa seikō ga itte iru no ka wakaranai ga, watashi wa watashi o bujoku shite iru kare no tōn kara atsumaru. ¡Watashi wa tawagoto o kuso muchi, gyangude wa nai nda yo! (No sé que mierda está diciendo, pero deduzco por su tono que me está insultando. ¡No soy ningún ignorante, puto pandillero de mierda!)
  • Kenzo: Lo siento, Carl, Takato necesita tomar clases de control de la ira... Takato, kurasu wa ikari kanri o hitsuyō to suru... Anata wa, bujoku-tekina hito no mawari ni iku koto ga dekinai... To i~tsu te kantan'na hōhō. ¡¡¡Damare!!! (Takato, necesitas clases de control de la ira... no puedes ir por ahí insultando a la gente... una forma más simple de decir. ¡¡¡Cállate!!!)

Takato se calló, y Carl continuó conduciendo hasta el Arco del Oeste.

  • Carl: Ya llegamos, dile a Takato que ya llegamos por si no comprende...
  • Kenzo: Takato, kāru wa, wareware ga tōchaku shita to iu. (Takato, dice Carl que ya hemos llegado)
  • Takato: (sarcásmo) Ā, watashi wa kidzuite inakatta. (Oh, no me había dado cuenta).
  • Kenzo: Takato... (le advirtió con una mirada que se callara)
  • Carl: Muy bien, terminemos con esto... Cletus, tú y Takato vigilarán la zona, Kenzo se encargará de señalarme cuando venga la ocasión, y yo tomaré las fotos ¡Vamos ya!

Kenzo dio las órdenes a Takato y este sacó una Desert Eagle de su bolsillo.

  • Cletus: Eh, amigo... ¡Bonito jugete!
  • Kenzo: (traduciendo) Nē, badi... ¡Nīsu no omocha!
  • Takato: Cletus-san, arigatōgozaimasu (Gracias, señor Cletus)
  • Kenzo: Dice que le da las gracias por el cumplido.

Llegaron al sitio donde había dos pequeñas y herrumbrosas casuchas de madera. Cletus y Takato se apostaron a los costados de las estructuras y apuntaron con sus armas hacia abajo, Kenzo hizo lo mismo y miró con un rifle de francotirador que había en el Yakuza Stinger. Asimismo, Carl usó el zoom de la cámara para observar el pueblo.

  • Carl: Revisemos.

El pueblo de Las Brujas estaba en esta ocasión repleto, lo habían cercado con siniestras vallas, y las casas habían sido pintadas y reforzadas. Vivían allí ahora un grupo de gente. Había miles, montones de hombres vestidos con trajes negros, y mujeres con vestidos de oficina muy bonitos y sugerentes. No había niños, pero eso es muy obvio, en una base secreta.

  • Kenzo: Son los hombres con traje... ahí veo algo raro.
  • Carl: ¿Qué?

Los hombres de negro llevaban, en camillas de tela, unas bolsas negras muy grandes, que sacaban de una fosa cercana. Eran grandes y pesadas bolsas en las que sin ningún problema cabría.

  • Cletus: ¡Cadáveres!

Efectivamente, un sujeto que parecía viejo, vestido con el mismo traje negro que los demás hombres del grupo, abrió el cierre de una de las bolsas, dejando al descubierto su contenido: el cuerpo fallecido de un sujeto rubio con bigote y con unos pantalones y camiseta negros, manchados de sangre... ...el agente Pendelbury. Carl le tomó una foto.

  • Carl: Son las víctimas de Tenpenny...
  • Kenzo: Sí, ese oficial corrupto tenía fama por Liberty City. Oí de él cuando estuve allí. Tenía amigos que le enviaban la droga.

Otro cadáver, era de un latino, con el cabello negro, y una expresión en su rostro muerto que revelaba miedo o dolor... ...Jimmy Hernández. Carl tomó otra foto

  • Carl: ¡Mierda, ese me salvó la vida!

Eran muchos cadáveres, el periodista y el confidente, el testigo protegido, el agente de la DEA. Eran todas las personas que Tenpenny le obligó a Carl a matar. Ahora, Carl fotografió los cuerpos.

  • Carl: Yo maté a todos esos, Tenpenny me obligó... O eso o mi hermano no saldría de prisión jamás.
  • Kenzo: Un sacrificio necesario y honorable.

De pronto, uno de los vestidos de traje miró hacia arriba.

  • ?: ¿Quién carajo son? ¡Ahí! ¡Arriba!
  • Kenzo: ¡Fuimos detectados! Debemos huir...

Carl sacó una última foto de los hombres mirando hacia arriba y disparando. Luego corrió hacia el Yakuza Stinger y comenzaron una persecución. Un coche negro los seguía desde cerca, pero Cletus se dio vuelta, apuntó certeramente con la escopeta, calculó distancia y de un solo disparo le dio en el tanque de combustible, el coche estalló y todos pudieron huir.

  • Carl: ¡De puta mierda! ¡Eso ha sido horrible!
  • Kenzo: Cletus, en verdad, no sé que decirte, nos has salvado la vida... (le dio al viejo granjero unas palmadas en el hombro) Debemos irnos.

Llegaron a la granja de serpientes, donde Cletus y Kenzo conversaron un momento. Luego, Kenzo habló con Carl.

  • Kenzo: Carl, Takato y yo nos quedamos, preferimos estar con Cletus y vamos a ir a una taberna en Las Barracas, a festejar el trabajo bien hecho ¿Vienes?
  • Carl: Okay, nos vemos allá, primero iré a entregarle la cámara a Kazuki.
  • Kenzo: Te esperamos.

Carl condujo hacia la torre de control y entregó la cámara a Hiroshi.

  • Hiroshi: Bien hecho, colega.

Carl se fue.

Capítulo seis: Wu Zi Mu

Kenji y Asuka se detuvieron ante aquel apartamento con adornos chinos, era el barrio de Chinatown, y aquella era la casa del jefe. Kenji golpeó la puerta. Un oriental, no como ellos sino chino, gordo y con un poco de cabello negro, abrió repentinamente la puerta y los apuntó con un arma.

  • ?: Identifíquense...
  • Kenji: Soy Kenji Kasen, japonés, y exigo hablar con su jef... (portazo)
  • Asuka: Así no, hermano, tienes que hacerlo así... (golpeó la puerta, el chino abrió de nuevo)
  • Asuka: Disculpe, amigo... (sonrió seductoramente) ¿Sabrá usted donde puedo hablar con el jefe de esta triada?
  • ?: Ya mismo los llevo, señorita y señor...
  • Kenji: Kasen, Kenji Kasen, ya lo especifiqué.
  • ?: Me llamo Gu Pi Mu, mis amigos me llaman Guppy.
  • Kenji: Okay, Guppy...
  • Guppy: (frunciendo el seño) Dije mis amigos.
  • Kenji: (con gesto de superación) Okay, señor Gu Pi Mu ¿Nos llevaría con el líder de esta triada?
  • Guppy: Por supuesto señor...
  • Kenji: ¡¡¡KASEN!!! ¡Déjame pasar, estúpido bodoque!
  • Asuka: Disculpe a mi hermano, me llamo Asuka... Asuka Kasen.
  • Guppy: Acompáñenme, señores.

Kenji, enojado, pasó detrás de Asuka y junto a Guppy subieron las escaleras hasta la planta alta, donde atravesaron un pequeño pasillo, hasta una puerta.

  • Guppy: Aquí es donde vive mi jefe, Wu Zi Mu...

Guppy abrió la puerta y los dos Kasen entraron al lugar. Era una habitación decorada al mejor estilo chino, con hermosas espadas clavadas en la pared, montones de decoraciones chinas, sillones rojos, videojuegos, un televisor y un comedor y cocina detrás. Sonó una voz.

  • Voz: Idiota, te dije que no contrataras a ese enano, lo dije específicamente... Es obvio que iban a querer algo más atractivo, fue lo que yo le dije hace seis años... ¡¡¡ES MUY OBVIO!!! Ni siquiera sé que fue lo que motivó al tipo a regresar... Pásame al enano... ¿Hola? Mire amigo, no sé que hace en mí casino, no se ponga a hacer chistes... ¿Maldito qué...? ¿Cómo se atreve? Ja, ja, ja, que gracioso, los enanos tienen tanta gracia como yo de vista... ¡Jódete!

Entro un tipo alto, con el cabello negro, traje negro, y anteojos oscuros, hablando por teléfono. Era Wu Zi Mu.

  • Wu Zi Mu: Tengo que colgar... (colgó) Bueno Guppy, pasaron por encima tuyo, o sea, no son enemigos... o son muy buenos mintiendo, es difícil engañar a Guppy...
  • Kenji: (sarcástico) No tengo ninguna duda de eso. Señor Wu Zi Mu, necesitamos hablar.
  • Woozie: Llámeme Woozie, todos lo hacen.
  • Asuka: Somos los hermanos Asuka y Kenji Kasen...
  • Kenji: (molesto) ¿Por qué tu nombre primero?
  • Asuka: Porque fue idea mía venir aquí en primer lugar.

Sonrió seductoramente a Woozie, pero este permaneció impasible.

  • Woozie: ¿No va a decir nada, señorita Asuka?

Asuka pareció avergonzada.

  • Asuka: ¿No le gusta la sonrisa de Asuka?
  • Woozie: No sé si me guste, señorita, soy ciego, para su información.

Kenji se rió de su hermana. Ella lo miró, molesta.

  • Kenji: Lástima que no es sordo también, estaría aún más protegido.

Asuka le dio un zape.

  • Kenji: En fin, somos de la Yakuza de Liberty City, y venimos en son de paz, para pedirle ayuda. Nuestro hermano, Kazuki Kasen, tratará de matarnos en cuento se entere de que tuve una aventura con su esposa, y que soy el padre de su hija...

Woozie rió fuertemente.

  • Woozie: ¿Qué más hizo? ¿Condujo su coche, durmió en su cama y se sentó en su silla? No me sorprende que trate de matarlo, se ha robado su vida.
  • Kenji: ¿Qué vida? No ve a su hija en largo tiempo, y se casó por conveniencia.
  • Woozie: Parece más a la telenovela de las once, que a la vida real, pero supongo que los ayudaré. Tengo un par de amigos que nos ayudarán. El Red Gecko Tong...
  • Kenji: (sorprendido) ¿El Tong más poderoso de la costa oeste?
  • Woozie: El mismo.
  • Asuka: Entonces, ¿tenemos un trato, señor Woozie?
  • Woozie: ¿Tendremos que matar al tal Kazuki?
  • Asuka: (Horrorizada) Por supuesto que no.
  • Woozie: Genial, porque no voy a matar a su hermano.
  • Kenji: Es un trato.

Kenji y Woozie se dieron la mano.

Capítulo siete: La trampa

YakuzaGTALCS

Kenzo Kobayashi.

Carl fue a la taberna de Las Barracas donde lo citó Kenzo. Era un establecimiento de madera, con varias botellas en la pared.

  • Carl: Ey, Kenzo.

Kenzo, Cletus y Takato se giraron en su mesa para verlo.

  • Kenzo: Carl, siéntate aquí... (le hizo espacio) Te esperábamos.
  • Takato: Kon'nichiwa, mōshiwakearimasenga tatakai, Johnson-shi. (Hola, lamento las peleas, señor Johnson)
  • Carl: No lo entiendo, pero el tono me calló bien. (Takato y Carl se dieron la mano)
  • Cletus: Hola, Carl.
  • Carl: Ey, colega...

Se les acercó un tabernero.

  • Kenzo: Excelente, vamos a ordenar.
  • Tabernero: Les ofreceré la especialidad de la casa... ¡Señal!

Todos, hasta el último parroquiano del bar, se puso de pie y sacó un arma. Había desde 9mm hasta un sujeto con una motosierra.

  • Tabernero: Que esto les enseñe a no meterse con el Gobierno Antes que Libertad... O G.A.L. como yo lo llamo.

Todos los parroquianos dejaron caer sus trajes, para dejar al descubierto smokings negros. Eran los tipos de traje.

  • Hombre de traje (antes tabernero): ¿Dónde tienen el Proyecto Negro?
  • Carl: No lo tengo...
  • Hombre de traje: ¿Dónde está Joseph "The Truth" Bradshaw?
  • Carl: Está muerto... Creemos que lo mató uno de ustedes.
  • Hombre de traje: No, nosotros no lo matamos, encontramos su cuerpo antes de la llegada del japonés. Cogimos el Cieno Verde y nos fuimos. Eso sí, el Cieno ya había hecho lo suyo, estaba tieso y cubierto de la cápsula verde. Debimos usar guantes protectores, ya que podríamos haber muerto por la radiación... Aunque presentaba ciertas heridas que solo un miembro del G.A.L. podría causar con una electro arma especial... Hay un sujeto que se desligó de la organización.
  • Carl: Dime quién es y tal vez recuperes el Proyecto Negro.
  • Kenzo: No pienso caer sin luchar, así que al menos me llevo tu vida conmigo, si me matas, así que habla.
  • Hombre de traje: Está bien, está bien, el agente renegado es Mike Toreno.

Carl abrió los ojos como plato.

  • Carl: ¿Toreno?
  • Hombre de traje: Sí, me habló de ti... un joven tonto que hace todas sus tareas... Toreno fue seguramente quien asesinó a Bradshaw, y luego se llevó el Proyecto Negro.
  • Carl: ¡Gracias! (disparo, el supuesto tabernero murió, los hombres de traje reaccionaron, pero Takato, Cletus y Kenzo los liquidaron a todos, uno por uno) Pienso que deberíamos ir a ver a Kazuki.

Afuera, Takato, Cletus, Kenzo y Carl se suben al Yakuza Stinger de Kenzo.

  • Kenzo: Mejor nos vamos a la torre de control, rápido.

Carl conduce hasta allí y sale Kazuki.

  • Kazuki: ¿Qué pasa aquí?
  • Kenzo: Kaz, amigo, tuvimos un encuentro con los hombres de traje, pero los matamos a todos y logramos extraerle información.
  • Kazuki: Bien, te escucho.
  • Kenzo: El asesino del hippie fue un tal Mike Toreno, un ex-agente traidor de ellos... los matamos a todos porque intentaron atacarnos.
  • Kazuki: Entiendo... ¿Dónde está ese Mike Toreno?
  • Carl: La última vez que lo vi fue hace mucho tiempo, y luego no lo he vuelto a ver más. Puedo darle una descripción física, para ver si le sirve.
  • Kazuki: Creo que me sirve.
  • Carl: Algo envejecido, gringo, ropa elegante y siempre tranquilo.
  • Kazuki: Esperaba algo más, descriptivo, revisaré hasta el último de mis contactos, a ver si encuentro a alguien que sepa algo del tal Toreno.
  • Kenzo: Okay, yo, Takato y Cletus los esperaremos en la granja, Carl, no te tardes... y tú tampoco Kaz.
  • Kazuki: Te he dicho diez mil veces que no me llames Kaz... Y yo mando, así que nos reuniremos aquí.

Carl, riendo, salió del lugar.

Capítulo ocho: Red Gecko Tong

Asuka, Kenji y Woozie llegaron. Woozie golpeó la puerta de la mansión de Ran Fa Li, una construcción inmensa en Los Santos, tenía una extraña forma de O.V.N.I. En cuanto golpeó la puerta, la abrió el asistente personal de Farlie, Su Xi Mu.

  • Woozie: Suzie, hola, ¿Cómo va el Tong?
  • Suzie: Es Red-Gecko Tong, se dice el nombre completo... ...señor Woozie. (agregó lo último casi arrastrándolo) ¿Cómo está su amigo, el negro que se vestía de verde?
  • Woozie: El señor Johnson está perfectamente... Como sea, el señor...
  • Kenji: ...Kasen, Kenji Kasen, y ella es mi hermana, Asuka.

Asuka saludó alegremente con la mano. Suzie recorrió con la mirada a Kenji.

  • Suzie: Japonés...
  • Kenji: (sarcasmo) No, ¿En serio?
  • Asuka: Disculpe a mi hermano, está algo enfadado porque mi otro hermano lo echó de casa.
  • Suzie: (riendo) ¿Vivía con su hermano?
  • Kenji: Al menos no le lamo los pies a un chino gordo. (Kenji miraba a Farlie, sentado detrás en el sillón)
  • Woozie: (los interrumpió) Esto no nos lleva a ninguna parte. Necesitamos la ayuda del Sr. Ran Fa Li, para proteger a los señores Kasen.
  • Suzie: No son orientales...
  • Woozie: No todo el oriente es china, dijo K'ung-fu-tzu.
  • Asuka: (mirando a Kenji) Ja, te lo dije, era un dicho conocido.
  • Kenji: (facepalm) Sólo déjenos entrar.

Suzie se apartó y Woozie y los Kasen pasaron. Era una habitación enorme, con adornos chinos en todas partes, un inmenso tapiz de dragón cubría todas las paredes de la estancia y había lámparas rojas con letras chinas colgando del techo. Sentado en un sillón de terciopelo rojo, vestido con un traje gris y corbata roja, se hallaba un chino gordo, con algo de cabello grisáceo a los costados de las orejas, y con un lunar en la mejilla. Era el Sr. Ran Fa Li.

  • Ran Fa Li: Señor Woozie, ¿A quienes traes?
  • Woozie y Suzie: (WTF) ¡¡¡HABLA ESPAÑOL!!!
  • Woozie: ¿Me tuvo hablando con gestos durante dos semanas?
  • Suzie: ¿Me tuvo repitiendo todo lo que usted decía como un pendejo los últimos seis años?
  • Ran Fa Li: Bueno, ha sido muy divertido, pero dadas las circunstancias... dicen que han ocurrido sucesos extraños... Desapareció Ah Ah Kung.
  • Suzie: Y a último momento, tenía los ojos verdes y el cabello se le estaba encaneciendo.
  • Kenji: Es inesperado...
  • Ran Fa Li: (sin prestarle atención) También se dice que los Da Nang Boys volverán, muy pronto, debemos tomar su barco y matarlos... Resulta que su amigo el negro mató a su jefe, el Cabeza de Serpiente, y ahora están enojados. Su nuevo líder Bang Bang...
  • Kenji: (ji-ji) ¿Bang Bang? (nota las miradas de todos) Lo siento, señor.
  • Ran Fa Li: Como sea. Bang Bang, viene a liquidarme en persona. Necesitamos a alguien que pueda luchar contra él.
  • Asuka: ¿No puede usted mismo?
  • Ran Fa Li: Ya estoy viejo, pero en alguna ocasión fui llamado "el rey de la katana" la manejo como un dios. Y tú Woozie, se que tienes puntería para disparar pero...
  • Woozie: Entiendo.
  • Ran Fa Li: Suzie, si te dijera lo que pienso de ti en lo que se refiere al combate, te haría llorar. (señalando a Kenji) Tú pareces un joven bastante fuerte y habilidoso... tú lucharas contra Bang Bang (risa de Kenji) y lo matarás.
  • Kenji: Seamos piadosos, no puedo matar a un hombre cuyo nombre es Bang Bang, inténtelo... además, soy pésimo usando la katana. Mi hermano dice, o decía que me tropiezo con mis propios pies.
  • Ran Fa Li: Tenemos tiempo, yo te voy a entrenar. Suzie, mi traje de lucha.
  • Suzie: Sigo enfadado, vístase usted, o tampoco sabe ponerse los pantalones.
  • Ran Fa Li: Respondería, si tuviéramos tiempo.

Ran Fa Li se levantó.

  • Ran Fa Li: Primero veamos que es lo que tienes... Salgamos afuera.

Kenji sigue a Ran Fa Li.'

Capítulo nueve: El regreso de Toreno

Carl Johnson caminó con Sweet, Paul y Maccer hacia la torre de control abandonada, donde se reunirían los cuatro con Kazuki y Kenzo.

  • Sweet: ¿Seguro que podemos confiar en el tal Kasen, y en ese otro Kobayashi?
  • Carl: Kazuki es un buen hombre y Kenzo es un amigo.
  • Paul: Yo deseo encontrar al que asesinó a mi amigo Truth.
  • Maccer: Yo deseo conocer una japonesa con ENORMES tetas...
  • Paul, Carl y Sweet: ¡Cállate!
  • Carl: Probablemente encontremos lo que buscamos, posiblemente el asesino sea Mike Toreno.
  • Paul: ¿El agente ese que se apareció en la mansión de Madd Dogg?
  • Carl: El mismo.
  • Paul: Nadie se mete con mi equipo de sonido, y nadie se meterá con mis amigos, vamos para allá Carl. El maldito Toreno ya me la metió dos veces.

Carl, Paul, Maccer y Sweet llegaron a la torre de control abandonada. Kazuki y Kenzo los esperaban sentados en unos sillones japoneses.

  • Kazuki: Carl, y este debe de ser tu hermano (Sweet) y estos son...
  • Paul: Soy Paul, y el es Maccer (al oído de Kazuki) No le haga ninguna pregunta y no le presenta a ninguna mujer...
  • Kazuki: (asiente lentamente) Entiendo.
  • Kenzo: Carl, los hombres de traje se aparecieron anoche, buscando pelea, pues tuvieron pelea, logramos capturar a uno y logramos extraerle donde se encuentra Mike Toreno.
  • Carl: Fantástico ¿Dónde está?
  • Kazuki: Mike Toreno se encuentra en su rancho, decidimos que irán tú y Takato, él está esperándote afuera, en el Yakuza Stinger.
  • Carl: De acuerdo, pero no me aguantaré sus comentarios japoneses.

Carl salió, dejando a Kenzo, Kazuki, Maccer, Paul y Sweet solos. Estos se pusieron a tomar té y comer sushi.

  • Takato: Hijō ni yoku, bokujō o kika sete. (Muy bien, vamos a ese rancho)
  • Carl: No te entiendo, pero vamos para allá.

Carl arrancó el Yakuza Stinger y comenzaron a conducir por el desierto, cada tanto, Takato lanzaba un comentario en japonés, pero Carl no le prestaba atención porque no lo entendía. Finalmente, llegaron a la casa de Toreno, el enorme y lujoso rancho de Mike Toreno.

  • Carl: Llegamos... (le dio la espalda a Takato, sin darse cuenta que este estaba sacando dos cosas de su chaqueta, una era una placa, y la otra una Desert Eagle)
  • Takato: ¡Los Santos Police Department! ¡Al suelo, estúpido americano!
  • Carl: ¿Dominas el español?
  • Takato: No es lo único que domino, si no quieres acabar con un hueco en la cabeza, estúpido pandillero, agáchate y pon las manos en la nuca.

Carl hizo lo que le ordenaba Takato.

  • Carl: Así que... ¿Policía?
  • Takato: Por ahora, cuando lleve a comisaría al gran Carl Johnson que tantos problemas a causado, seré recompensado con un excelente cargo en el ayuntamiento. Quizá dejen de tener prejuicios raciales.
  • Carl: ¿No eras japonés?
  • Takato: Soy japonés... pero me pidieron que me infiltrara con el inútil de Kenzo Kobayashi y me hiciera pasar por un tarado que no habla español. Sabía que el idioma enseñado por mi padre era algo que me sería útil en el futuro...
  • Carl: ¿Vas a entregarme a la policía?
  • Takato: ¿Para que algún rubio gringo de mierda se lleve el crédito en la televisión? ¡Ni loco! ¡Seré directo y me desharé de ti! Luego diré que fue el tal Toreno y mataré a Kobayashi... Dos pájaros de un tiro, éxito absoluto, el gran Charlie P. Takato, alcalde de Los Santos. Soy un genio, soy excelente, y soy...
  • ?: ...historia. (disparo)

Takato cayó muerto al instante, con un balazo en la nuca. El sujeto se acercó detrás de Carl.

  • ?: Levántate, muchacho, ya estás a salvo.
  • Carl: ¿Que caraj...? ¡Toreno!
  • Mike Toreno: Exacto, soy yo... escuché gran parte de las cosas que piensas y te juro que yo no maté al hippie.
  • Carl: ¿Y si no te creo?
  • Toreno: Perderás la oportunidad de saber la verdad...
  • Carl: Está bien, supongo que debería deshacerme del cuerpo de Takato...
  • Toreno: Yo me encargo. Te diré la verdad. Un alienígena... (Carl lo mira ecéptico) Carl, apareció el cuerpo de Truth envuelto en luz verde ¿Puede haber algo imposible?
  • Carl: Ya, tienes razón.
  • Toreno: El empresario Joseph Albert "The Truth" Bradshaw era el director de una compañía que se dedicaba a la fabricación de armas y a la tecnología nuclear, era muy rico, vivía en una inmensa mansión y todo. Sin embargo, en 1962, Bradshaw fue secuestrado pro un alienígena llamado Argus llegó de un planeta desconocido y lo secuestró. En cuanto volvió, estaba todo sucio, con la barba crecida y diciendo tonterías sobre la paz y el amor... y el resto lo conoces.
  • Carl: Entonces, Truth nunca estuvo loco.
  • Toreno: Quien sabe, tiene tanto cerebro como yo, pero quizás su cabeza no aguante tan bien como yo... Carl, Truth no está muerto, solo dejó su cuerpo, en realidad, se ha transformado en un extraterreste.

Carl abrió los ojos como platos.

  • Carl: Eso es imposible.
  • Toreno: ¿No te han sucedido demasiadas cosas inusuales, para que ahora vengas a decirle a un ex-agente de trabajos gubernamentales "es imposible algo"? The Truth te ha traicionado, Carl, ha vendido a la tierra a los extraterrestres. El destino del mundo está en las manos mías, tuyas y, anteriormente, suyas. (señaló el cuerpo del policía) El muy idiota quería matarnos para luego decir que fueron los aliens.
  • Carl: ¿Qué hay que hacer?
  • Toreno: Argus se ha disfrazado de humano y ha pactado con el general Arthur Mills para destruirte, los militares están planeando volar todas tus propiedades, con el propósito de que estés en una de ellas y mueras.
  • Carl: ¿Y que pasa con la gente desaparecida?
  • Toreno (sacó un papel de su bolsillo) Aquí hay una lista de lo que desaparecieron por los aliens este año: El primero fue César Vialpando, es el novio de tu hermana, luego tu hermana, luego un chino, Ah Ah Kung que se encontraba de vacaciones, luego son cadáveres que desaparecieron, los del reportero Guy Allen, el latino Héctor González, que colaboraba con Allen, el testigo Deadth Black, el agente López, el agente Pendelbury y el agente Hernández...
  • Carl: Son las personas que maté, menos Pendelbury y Hernández.
  • Toreno: El cieno verde venía en la nave de Argus y los militares lo robaron, cuando tú lo robaste, te convertiste en el blanco principal de Argus, ahora que Truth ha pactado con ellos, los aliens quieren venganza. El cieno verde trajo a la vida a los cadáveres porque tiene esos poderes, pero no los trae como antes, los controla, eso explica los ojos verdes de The Truth. Resulto ser que Argus intentó controlarlo hace treinta años, pero no le salió bien y Truth volvió medio loco.
  • Carl: Estoy confundido.
  • Toreno: Los aliens tratarán de matarte, Carl, y por eso debemos matarlos, para salvar a tu hermana, a tu cuñado, al chino, y hacer que esos muertos vuelvan a descansar en paz. Debo irme, tu ve con Kasen y Kobayashi y diles que me mataste...
  • Carl: ¿Por qué Takato era parte de la salvación?
  • Toreno: Porque Takato fue posesor del cieno verde, hace mucho tiempo, pero lo entregó a las fuerzas armadas. Ni los aliens se enteraron de ese intercambio, sólo yo y el general Arthur Mills.

Toreno se fue, dejando a Carl miles de dudas. Carl se acercó al Yakuza Stinger y se marchó a buscar a Kazuki. Ya en la torre de control.

  • Hiroshi: Señor Carl, ¿Dónde está Takato?
  • Carl: Debo hablar con Kazuki, ya le dirá él. (Kazuki sale) ¡Kazuki, tenemos un problema!
  • Kazuki: ¿Qué sucede Carl?
  • Carl: Encontré a Toreno, pero Takato intentó matarme...

Kazuki abrió los ojos como platos.

  • Kazuki: ¿Por qué?
  • Carl: Era un poli encubierto, Toreno lo mató, y me dijo que no mató a The Truth, además, dijo que hay alienígenas y todo eso.
  • Kazuki: En circunstancias normales no te creería, pero dadas como están las cosas, te acompañaré a ver al tal Toreno.
  • Carl: No creo que quiera, pero supongo que tampoco quería que te contara todo esto.

Capítulo diez: Práctica y revelación

Ran Fa Li estaba vestido con un traje de artes marciales negro, con una cinta dorada.

  • Ran Fa Li: Es la cinta máxima, dorada. Pero no haremos cuerpo a cuerpo, haremos lucha con katana.
  • Kenji: Su... pongo.

Ran Fa Li y Kenji se tiraron con sus katanas (alcolchonadas con goma espuma para que no se hagan daño, claro) Ran Fa Li dio un golpe a Kenji en el pie y lo derribó fácilmente. Asuka rió por lo bajo, lo mismo que Suzie.

  • Ran Fa Li: Tu deber moverse así (hizo movimientos que Kenji observó desde el suelo)

Tras un par de movimientos, Kenji se movía de puta madre, era un experto. Ran Fa Li quedó tendido tres veces en el suelo.

  • Ran Fa Li: Tú ya has aprendido, ahora yo poder dejar de hablar así... (pausa) ¡Yo invito a las copas!
  • Kenji, Asuka, Suzie: ¡Vamos!

Todos se metieron en la casa de Farlie. Mientras, en la torre de control eran las doce de la noche, cuando algo de pronto despertó a Kazuki de su sueño. Kanbu había regresado.

  • Kanbu: Primo, he vuelto...
  • Kazuki: Casi me matas de un infarto, Kanbu ¿A dónde mierda te habías ido? Kenzo y Hiroshi tuvieron que vigilar el sitio solos, y yo he tenido que dormir en esta cama de mierda para esperarte.
  • Kanbu: Créeme, te dará un infarto cuando sepas la siguiente información.
  • Kazuki: ¿Qué me traes?
  • Kanbu: Seguí al coche de Kenji, y Asuka se reunió con él en el Hotel Vank Hoff, en San Fierro.
  • Kazuki: ¿Los espiaste?
  • Kanbu: Sí, y he sacado unas noticias que no te serán gratas.
  • Kazuki: Habla ya, o te decapito con la katana.
  • Kanbu: Planean una alianza con la triada local de San Fierro...
  • Kazuki: ¿QUÉ? ¿CHINOS?
  • Kanbu: Sí, los chinos dicen que no somos orientales?
  • Kazuki: No todo el oriente es China...

En la casa de Ran Fa Li.

  • Kenji: (facepalm)

De vuelta en la torre.

  • Kanbu: No solo eso, primo, Kenji es el padre de Yuka y... y tuvo una aventura con Toshiko, y además... y además...

Eso fue todo, los ojos de Kazuki se volvieron negros del todo, sus labios se volvieron azules. Su cara se contorsionó de ira.

  • Kazuki: Vete, estoy tan enojado que te podría decapitar.

Kanbu se marchó.

  • Kazuki: ¡¡¡Keeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeennnnnnnnnnjiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii...!!!

Capítulo once: Búsqueda de Truth

Carl y Kazuki, aún rabioso, se dirigieron al rancho de Mike Toreno. Kazuki estaba tan molesto que no dijo nada.

  • Kazuki: Me robó mi vida... ese puto desgraciado me robó MI vida. Se ha mangado mi casa, mi esposa mi... ojalá fuera mi hija...
  • Carl: Calma, amigo... y cuenta todo por partes que sino no comprendo nada...
  • Kazuki: Preciso que me hagas un favor.
  • Carl: ¿Sí?
  • Kazuki: Mata a mi hermano...
  • Carl: (WTF) ¿QUÉ?
  • Kazuki: Me la ha metido. Ha tenido un amorío con mi esposa, ha sido el padre de quien yo creía mi hija... He sido un mal esposo y un pésimo padre, y ahora que me entero de esto, sé que nunca fueron mías, ni Toshiko ni Yuka. Todo es dolor, todo es muerte... ¡¡¡DECAPITARÉ A KENJI!!!
  • Carl: Primero, salvemos al mundo de los extraterrestres, luego, resolvemos tus asuntos familiares ¿Te parece?
  • Kazuki: De acuerdo...
  • Carl: Llegamos.

Kazuki y Carl bajaron del coche, y comenzaron a caminar hacia el rancho. De ahí salió Toreno, apuntando a Kazuki con una 9mm.

  • Toreno: Kazuki Kasen, si no me equivoco...
  • Kazuki: Mikel Toreno, si no me equivoco...
  • Toreno: Llámeme Mike o Toreno, nadie me dice Mikel...
  • Carl: La información, Toreno.
  • Toreno: Sí, sí, se donde se esconde el maldito hippie.
  • Kazuki: ¿Dónde?
  • Toreno: Está en The Big Ear, la antena gigante conectada con el Área Restringida. Pueden ir a por él estúpidamente, con bobas espadas orientales como armamento, o venir conmigo y averiguar que sucede.
  • Kazuki: Explíquese...
  • Toreno: Bien, Truth se refugió en esa cápsula verde como protección al cieno verde, y a su cuerpo. Los Hombres de Traje, en Las Brujas, utilizaron su poder para controlar a la gente, y resucitar a los muertos.
  • Kazuki: Entonces...
  • Toreno: Iremos a Las Brujas, conseguiremos el cieno verde, y luego vamos a The Big Ear, a por Truth...
  • Carl: Me parece bien ¿Vamos ya?
  • Toreno: Ahora.
  • Kazuki: De acuerdo.

Toreno, Carl y Kazuki se subieron al Yakuza Stinger.

  • Kazuki: ¿Vamos por Kenzo y Cletus? Ellos podrían ayudar.
  • Carl: De acuerdo, vamos.
  • Toreno: No tengo problema, si quieres enviar a hombres tuyos, para que mueran en una misión suicida, y cargar con esa culpa toda tu vida, de acuerdo...

Kazuki no dijo nda y llegaron a la granja de serpientes.

  • Cletus: Oh, Tammy volvieron.

Una mujer gorda apareció y los miró.

  • Tammy: Hola...
  • Kazuki: Cletus, busca a Kenzo, los necesitamos.

Kenzo y Cletus se suben al coche.

  • Kenzo: ¿Y bien, quien es el gringo?
  • Toreno: Me llamo Mike Toreno, y no me gusta que me digan gringo, maldito adicto al sushi...
  • Kenzo: Y yo tengo manía con los que insultan a los japoneses... Toreno.
  • Cletus: ¿A dónde vamos?
  • Carl: A buscar a Truth, sigue vivo, verán...

Minutos de historia y viaje más tarde.

  • Carl: ...y por eso debemos matarlo, antes de que vuelva a la torre de control y busque su cuerpo.
  • Cletus: Me llevan los diablos, que historia.
  • Kenzo: Así que Takato era un puto poli, no me sorprende casi nada...
  • Kazuki: Se portaba raro.
  • Kenzo: ¿Y su nombre de pila era "Charlie"? ¡Que locura!

Llegaron a Las Brujas. Encontraron el sitio cercado como siempre y había allí un montón de personas reunidas, el viejo vestido de traje negro que los había descubierto a Carl y a Kenzo la vez anterior estaba hablando con un militar vestido de general.

  • Toreno: El general Arthur Mills... es un imbécil que ha pactado con Truth para matarte, Carl.
  • Carl: Kenzo, quiero que mates a los guardias, Cletus, ve con él, yo y Kazuki nos quedamos con Toreno.
  • Kenzo y Cletus: De acuerdo.

Kenzo y Cletus se metieron por la valla y comenzaron a disparar tiros salvajemente dejando solo al hombre viejo y a Mills con vida. En eso, entraron Kazuki, Toreno y Carl.

  • Mills: ¿Qué significa...? ¡Carl Johnson... y Mike Toreno! ¡Otros tres que no conozco!
  • Carl: Escucha Mills, eres un idiota por confiar en T... en Bradshaw. Él te ha estado engañando.
  • Mills: Él me ha dado un boleto de ida hasta ti... eres mío, Carl Johnson.
  • Carl: No lo creo. (disparo)

Mills cayó muerto.

  • Carl: Ahora debemos ir a The Big Ear.

Cletus halló el cieno verde en uno de los garajes, y lo llevaron hasta el Yakuza Stinger. Todos se subieron al coche.

  • Cletus: Esto es raro, nunca pensé que iban a existir extraterrestres, y ahora tenemos esta cosa verde.
  • Toreno: Carl, de seguro en The Big Ear tienen a tu hermana, al chino y a César.
  • Kazuki: Sí vamos.

Llegan a Big Ear.

Capítulo doce: Pelea Bang Bang

En casa de Ran Fa Li. Todos están sentados en el sillón de Farlie, comiendo, habla Woozie.

  • Woozie: Me llamó un contacto, dice que tu hermano Kazuki está en el desierto, Kenji.
  • Kenji: Mira tú...
  • Woozie: Se llama Cletus, y es el dueño de una granja de serpientes local, dijo que vamos a tener que ir a The Big Ear. Ahí podrás confrontarlo.
  • Asuka: Pero no matarlo, yo se que Kazuki lo quiere... a su manera.
  • Kenji: Lo siento Asuka, pero Woozie tiene razón, y tú te equivocas. Kazuki me odia, me ha odiado desde que somos niños... estoy harto de Kazuki. Lo siento de verdad Asuka, debo matarlo.

Asuka se puso pálida.

  • Asuka: Pero, Kenji...
  • Kenji: Woozie, debemos partir hacia The Big Ear.
  • Ran Fa Li: No se irán sin mí. A donde vayan yo estaré (señala a Suzie) y haré que él esté también.
  • Suzie: Oiga.

Kenji y Asuka, junto a Woozie, Farlie y Suzie, salen de la habitación. Los cinco se subieron a un camper, pero notaron que eran seguidos por una Stretch negra.

  • Ran Fa Li: ¡No puede ser! ¡Es Bang Bang! (risita de Kenji) ¡Hay que detenernos!

Suzie detuvo el camper.

  • Bang Bang: Ran Fa Li, ahora mismo deberás luchar o morir, o morir y luchar... lo que sea.
  • Kenji: (WTF)

Aquel vietnamita de tamaño descomunal con traje negro, que estaba parado ante ellos, era el tipo de nombre chistoso, Bang Bang.

  • Bang Bang: ¿Listo para luchar, Farlie?
  • Ran Fa Li: Mi pupilo luchará contra ti... Bang Bang. (risita de Kenji)
  • Bang Bang: Vengo desde el oriente a luchar contra ti, Farlie.
  • Suzie: ¿Vienes desde China?
  • Bang Bang: No, de Mongolia, no todo el oriente es China...
  • Kenji: (facepalm)
  • Bang Bang: Como sea, al menos tu pupilo me dará algo de diversión.
  • Ran Fa Li, Asuka, Woozie y Suzie: ¡Kenji! ¡Kenji! ¡Kenji!
  • Kenji: (tomó la katana y dio un salto sobre Bang Bang) ¡Wwwwwwwweeeeaaaaaaaaaa!
  • Bang Bang: (feo sonido, contenido no apto para niños) Ugh... mis... pe-lo-TAAAAAAASSS! ¡DUELE, DUEEEEEEEEEELEEEEEE!

Bang Bang murió desangrado.

  • Ran Fa Li: Has castrado y has terminado con Bang Bang (risita de Kenji) ahora los Da Nang Boys están muertos, podemos ir a por tu hermano.
  • Suzie: Mi renuncia, señor Ran Fa Li, nos vemos... (Suzie se va)
  • Ran Fa Li: Esa no me la esperaba, pero bueno.

Woozie, Farlie, Asuka y Kenji se suben al camper y se fueron.

Capítulo trece: Reencuentro con The Truth

El grupo llegó a la Gran Antena y se ponen a recorrerla, había dos militares vigilando la puerta.

  • Carl: Buen día señores ¿Cómo es que ustedes se unieron a esto?
  • Militar: El viejo nos dijo que algún día nos preguntaría eso un negro, un gringo o un japonés... y nos pidió que lo matáramos.
  • Kenzo: Definitivamente hoy no es un buen día para el viejo. (disparo, el militar al lado del que habló cayó muerto)
  • Militar: ¿Que caraj...?

Carl, Kazuki y Cletus comenzaron a forcejear contra el tipo, siendo observados por Kenzo y Toreno, que buscaban armas en el traje del muerto. Por fin, Cletus desarmó al militar y lo dejó en el suelo, debían extraerle información.

  • Kazuki: (apuntando al tipo con su pistola) ¿Dónde está Joseph Bradshaw?
  • Militar: A huido... a Verdant Meadows...
  • Carl: ¡Debemos llegar antes que él!

Kazuki ejecutó al militar y todos corrieron hacia el coche. Cuando se subieron comenzaron a bajar la montaña hasta llegar a Verdant Meadows. Era un camino bastante largo. Vislumbraron un Sentinel que rápidamente huía de ellos. Era The Truth. Se veía mucho más joven, sin barba y vestido con un traje de etiqueta.

  • Truth: Lo siento, Carl, debo recuperar lo que es mío. Ese cuerpo será horrible pero me pertenece, y así podré controlar al mundo.
  • Carl: No lo creo, Truth, no lo creo.

Finalmente, llegaron a Verdant Meadows. Sin embargo, el Sentinel estaba vacío.

  • Kazuki: Bueno, creo que perdimos... Cletus, será mejor que vayas con tu esposa, a despedirse de todo.
  • Cletus: No hasta averiguar que sucede...
  • Kenzo: Yo te informaré, tu vete.

Cletus se marchó. Un potente estallido lo inundó todo. La torre de control había explotado. Hiroshi estaba en ella.

  • Kazuki y Kenzo: ¡Hiroshi!
  • Toreno: Es una pena...

Algo se movía, entre los escombros. Salió The Truth. Seguía vestido con el traje, permanecía con su aspecto más joven, pero sin los ojos verdes, sino azules.

  • Truth: Ahora tengo el control sobre mi mismo... Yo controlo todo.
  • Toreno: No lo creo, Bradshaw.
  • Truth: Joseph... Bradshaw... hace tanto que no oía ese nombre. Ahora soy la verdad...
  • Carl: ¿Por qué Truth? ¿No he aguantado ya demasiadas traiciones? ¡Me vendiste!
  • Truth: Argus me dará muy buen poder en la tierra, a la mierda el sistema, a la mierda todo... y no te vendí, no te creas importante ¡Los vendí a todos! (soltó una carcajada terrible, Kenzo levantó su arma)
  • Kenzo: Manos arriba, viejo.
  • Truth: Okay... (levantó las manos, un rayo verde salió despedido de sus dos palmas y dieron justo en el pecho de Kenzo, este cayó, dolorido)
  • Kazuki, Carl y Toreno: ¡Kenzo!
  • Truth: Te dejé un regalito, Carl, yo me voy a terminar mi plan, en el área restringida.

Truth dio una palmada y se esfumó en un haz de luz verde. Todos corrieron hacia el coche, pero en el maletero no estaba el Cieno verde.

  • Carl: Se fue, se fue con el Cieno verde.
  • Toreno: Eso no es lo peor...

Kenzo estaba convulsionándose, con espuma saliéndole por la boca y los ojos bizcos.

  • Kazuki: Amigo, por favor, no mueras, no mueras.
  • Kenzo: (con voz ahogada) ¡No me moriré! ¡Mátame ahora o viviré sufriendo!
  • Kazuki: ¿Qué?
  • Kenzo: Hazlo, o te odiaré hasta que me muera... ¡HAZLO!
  • Kazuki: (tomando la pistola) Te vengaré... amigo... (disparo, Kazuki llora)

Se acercaba un coche.

  • Carl: ¿Pero qué...? ¡Woozie! (Woozie baja del coche y lo abraza)
  • Woozie: Carl... ¿Cómo estás? Te presento a mis amigos... Asuka... y Kenji...
  • Kazuki: (se levantó) ¡¡¡Kenji!!!
  • Kenji: (bajando con Asuka y Ran Fa Li del coche) Hermano, yo...
  • Kazuki: Me has robado la vida...
  • Carl: ¡Basta! Kazuki, ahora no, primero debemos encargarnos...
  • Asuka: El tal Carl tiene razón, luego hablamos...
  • Woozie: Tengo un plan, Asuka, Farlie, vengan conmigo, iremos a limpiar el área restringida. Carl, Toreno, vayan por la otra entrada a buscar a Truth. Kenji, Kazuki, irán solos y hablarán de sus problemas...
  • Kazuki: ¿Ya qué...?
  • Carl: Espera, Truth dijo algo sobre un... ...regalito.

Se acercaron tres personas, Kendl, César y Ah Ah Kung, sumidos en un trance.

  • Ran Fa Li: Es Ah Ah Kung.
  • Woozie: Entonces esto es lo que les sucede a las personas.

También venía una serpiente gigante.

  • Carl: Esa debe ser Zerafina... la serpiente de Cletus.
  • Woozie: ¿Cletus?
  • Carl: Larga historia. Mejor nos vamos, quizá matando a The Truth recuperen su forma original. Woozie, tú y Asuka vigilenlos que no hagan nada, enciérrenlos en aquella bomba petrolera de ahí atrás (señaló el lugar)
  • Kazuki: Vamos... Kenji...

Los dos se subieron a un Yakuza Stinger estacionado allí y se fueron.

Capítulo catorce: Batalla final

La batalla final es muy difícil de explicar, lo haremos de forma simple. Carl, Toreno y Ran Fa Li se dirigieron hacia la entrada del área restringida. Destruyeron la valla con el coche, y siguieron atropellando militares hasta llegar a la base, Carl y Toreno bajaron, pero Ran Fa Li se escondió en la ventilación, con una minigun que encontraron en el baúl del camper de Farlie. Cada vez que un militar se acercaba, Ran Fa Li le disparaba y lo mataba. Kenji y Kazuki recorrieron, por su parte, por afuera del área.

  • Kenji: La primera vez que vi a Toshiko, ella me dijo que no te quería, fue luego de su boda... Y entonces me besó y se me tiró encima. Concebimos a Yuka, pero te juro que fue por única vez.
  • Kazuki: Supongo que fui un pésimo esposo. Lo importante es decirle a Yuka lo más pronto posible lo que está pasando. Antes de que yo decidiera venir, un loco intaloamericanense se robó un cargamento importantísimo de armas. Espero que no esté haciéndo nada más.
  • Kenji: Mundo primero, negocios después...
  • Kazuki: Te quiero, Kenji.

Los hermanos se abrazaron. Mientras, Asuka y Woozie detuvieron a Kendl, César y Kung, y los deshipnotizaron a golpes, para luego dejarlos recostados en el suelo. Carl y Toreno se metieron en el área restringida y recorrieron los pasillo, llegando hasta los laboratorios, donde se hallaba The Truth.

  • Toreno: Hasta aquí llegué Carl, ahora es tu turno...
  • Carl: Truth, ya se acabó, te atrapamos.

Truth apareció, y detrás de él un ser espantoso, era todo verde, con la piel de aspecto escamoso y en carne viva, sus ojos eran amarillos y la cabeza totalmente calva, vestía un traje violeta con bordes de oro y una corona. Era Argus.

  • Truth: ¿Me atraparon, o yo los atrapé a ustedes? Argus... ¿Todo bien?
  • Argus: Truth, debes matarlos, no jugar con ellos...
  • Truth: (Dudando) No lo sé, sería demasiado terrible, no podemos esperar a dominar al mundo...
  • Argus: ¿Eres idiota? Son los únicos elegidos, los únicos capaces de controlar el Cieno verde... Recuerda para que te envié, Bradshaw.
  • Truth: ¡MI NOMBRE NO ES BRADSHAW!

Acto seguido, Truth agarró el Cieno verde y le lanzó un rayo a Argus. Argus se convulsionó de la misma forma que lo hiciera Kenzo. Truth sacó una pistola y le disparó al alien, matándolo.

  • Truth: El rey aquí soy yo, Argus...
  • Carl: Eso si yo lo permito...

Carl saltó encima de Truth y comenzó a dispararle con su pistola, pero parecía muy potente debido a la cantidad de Radiación del Cieno verde. Carl logró finalmente derrotar a Truth y quitarle el Cieno verde. Luego lo utilizó para matarlo.

  • Carl y Toreno: (apuntando a Truth con el Cieno verde) Buenas noches... señor Truth. (rayo verde)

Kazuki, Kenji, Toshiko y Yuka se sentaron en la cama a conversar. Decidieron hacerlo uno por uno. Primero lo hizo Toshiko.

  • Toshiko: Hija, tengo algo que confesarte...
  • Yuka: ¿Sí, ma...?
  • Toshiko: Tu padre... él, no es tu padre... Es tu tío Kenji... (lagrimearon sus ojos)
  • Yuka: Lo sé, ma...
  • Toshiko: ¿Qué?
  • Yuka: Los oí hablar a ti y al tío hace tiempo.
  • Toshiko: En verdad lo siento.
  • Yuka: Es mejor así, al menos sé que mi padre es un hombre que sí ama a mi madre...

Kazuki, oyendo tras la puerta, se largó a llorar. Kenji le dio palmadas en la espalda.

  • Kenji: Todo va a estar bien...

Así conversaron del tema. Luego de eso, Kenji y Asuka partieron hacia japón, y hubo más problemas en los negocios de Kazuki. Hasta que recibió una llamada.

  • Kazuki: ¿Sí?
  • Kanbu: Soy yo primo, con información...
  • Kazuki: ¿Qué pasa?
  • Kanbu: Sé quien ha estado arruinando tus negocios, se llama Toni Cipriani, y trabaja para tu esposa.

Conocemos lo que pasa después, pasemos a la tumba.

  • Kenji: Juro, hermano, que me vengaré de los Leone por esto... ¡Lo juro!

FIN

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar