FANDOM


30px-Rockstar_Leeds_logo.svg.png45px-HistoriasH.png


Omerta


Mc Cornik se puso en marcha, llegó a casa de Cipriani, Vinnie estaba también allí hablando con Cipriani.

Cipriani: Bien, Mc Cornik, verás, necesitamos que te encargues de un tipo.

Le enseño a Mc Cornik una foto de un tipo blanco, de pelo negro, que llevaba una cazadora de cuero.

Cipriani: Este es, mato a Don Salvatore, el padre de Joey, anduvo un tiempo por aquí, pero no pudimos cogerle porque los jefes de la Yakuza le protegían, pero en cuanto sus amiguitos murieron, se largó de la ciudad, no si antes completar su venganza, y a partir de ahí le perdimos la pista. Pero ahora sabemos que está en San Andreas, no hay nada como el dulce hogar ¿Verdad? El Don quiere que se encarguen de él y he pensado que lo vas a hacer tú. Te comento el plan, mañana cogerás un vuelo a Las Venturas, allí te esperará Bruno Andolini, nuestro hombre en Las Venturas, él te explicará todo. Y otra cosa, es muy importante que no la cagues, esto es algo más que venganza, los carteles de Cali también quieren la cabeza de este tío, así que nos pagarán muy bien si nos encargamos de él.

Mc Cornik: Pero ¿Por qué lo quieren los colombianos?

Cipriani: Te he dicho que completo su venganza ¿No? Pues su venganza era contra una célula del cartel aquí en Liberty, los mató a todos.

Mc Cornik: ¿El solo?

Cipriani: Sí, el solo. Así que, ten cuidado con este tío, es el ejército en un solo hombre, se de lo que hablo.

Mc Cornik: Lo cierto es que parece bastante duro, pero no imaginaba que tanto. Me andaré con ojo.

Cipriani: Vale. Toma, tu billete de avión, el vuelo sale a las once. Y tú Vinnie, ya has entendido lo tuyo ¿No? Pues largaros, quiero que me traigáis buenas noticias cuando vuelva a veros.

Los dos salieron de allí.

Vinnie: Tío vaya marrón que te han mandado ¿Será tan duro ese tío?

Mc Cornik: Pues no lo sé Vinnie, no lo sé, pero será mejor ir con cuidado.

Vinnie: ¿Sabes lo que me han mandado a mí? Dar una paliza a un jurado, destrozar el coche de otro, jajajajaja, seguro que en este momento estás deseando cambiarme el puesto ¿Eh? Jajajajaja.

Mc Cornik: Que va Vinnie ¿De verdad piensas que prefiero destrozar coches y pegar palizas, a enfrentarme un tipo que se cargó a un cartel el solo?

Vinnie: Jajajajajajaja. No claro que no, en que estaría pensando ¡Eh! ¿Te vienes a Woody’s?

Mc Cornik: ¿Pero no habían abierto ya el Sex Club Seven?

Vinnie: No, ya lo han arreglado, pero faltan por llegar las nuevas chicas, dicen que abrirán en unos días.

Mc Cornik: Ah. Bueno de todas formas tengo que ir a dormir, mañana tengo que coger un avión.

Vinnie: Vale como quieras, buena suerte, ya nos veremos cuando vuelvas.

Los dos siguieron su camino. Mc Cornik llegó a su casa y guardó algo de ropa para el viaje.

Al día siguiente cogió su vuelo hacía Las Venturas. A las doce y media aterrizó en el aeropuerto de Las Venturas, cuando salía del avión sonó su móvil, colgaron, entonces se acercó hasta él un hombre y le preguntó –Mc Cornik-, -Eh… Sí- contestó, -Soy Andolini-.

Una vez terminaron en el aeropuerto salieron, Andolini se fue hacia su coche y Mc Cornik lo siguió, llegaron al coche y se pusieron en marcha.

Andolini: Bien, el tipo está en San Fierro, pero todavía no sabemos donde exactamente, así que mientras lo averiguamos, tú te vas a alojar en un motel.

Mc Cornik: Pero...

Andolini: Te vas a alojar en un motel y vas a esperar ¿De acuerdo?

Mc Cornik: No voy a estar esperando por ti en una sucia habitación de motel.

Andolini: ¡Mira! ¡Me juego mucho con esto! ¡¿Vale?! ¡Ahora no estamos en Liberty, aquí yo soy tu jefe! ¿Queda claro?

-Si, claro, por supuesto, jefe- replicó Mc Cornik con un tono bastante irónico, –Más te vale que lo hayas entendido-. Llegaron al motel, Andolini le dijo a Mc Cornik que se registrara con el nombre de Allan Trump, también le dijo que no se preocupara, que mañana como mucho ya tendrían al tipo, Mc Cornik se registró y se pasó el día en la habitación como le había dicho Andolini, llegó la noche y se durmió, hasta que a las ocho de la mañana, llamaron a su puerta.

Andolini: ¡Eh! ¡Mc Cornik! Levántate, tenemos trabajo.

Mc Cornik abrió la puerta.

Mc Cornik: ¿Tenías que venir tan temprano?

Andolini: Tenemos que hacerlo ya, si sospecha algo, se esfumará. No pierdas más tiempo, vístete y vámonos.

Se pusieron en marcha, llegaron a San Fierro, el tipo vivía en un apartamento en Doherty, Andolini paró cerca.

Andolini: Bien hay que entrar a por él, apartamento 2F

Subieron e irrumpieron en el apartamento, el tipo les estaba esperando y les recibió disparando con un subfusil, Mc Cornik y Andolini entraron a cubrirse con los muebles del apartamento, lo que el tipo aprovecho para salir de allí, bajaron tras él, echaron a correr por la calle, pero aquel hombre robó un coche que pasaba por la calle, por lo que volvieron a su coche, que no estaba lejos, y comenzaron la persecución, la cual se desarrollo desde Doherty hasta una cabaña en Mount Chiliad, donde el tipo se refugió y empezó a disparar, Mc Cornik y Andolini se cubrieron detrás de los árboles, el tiroteo se siguió hasta que Andolini le gritó a Mc Cornik -Mc Cornik, en el maletero, yo te cubro-, Mc Cornik corrió hacia el coche y miró en el maletero, había una caja con granadas, Mc Cornik cogió un y sin pensárselo dos veces la lanzó contra la cabaña, cesaron los disparos durante dos segundos, fue en ese instante cuando la granada explotó, todo acabó ardiendo, Mc Cornik y Andolini se acercaron un poco a los restos ardiendo.

Andolini: Bueno, misión cumplida.

Mc Cornik: Sí, maldito maricón, que jodido ha sido matarlo.

Andolini: Pues sí, pero ahora mejor vámonos.

Se pusieron rumbo a Las Venturas.

Andolini: Pues al final salió bien. Dime chico ¿Te marchas hoy, o te quedas a conocer la ciudad?

Mc Cornik: Pues la verdad, nunca había estado aquí, quizá me quede hasta mañana.

Andolini: Claro que sí, vente conmigo esta noche, te llevaré a los mejores sitios de la ciudad.

Mc Cornik: Bueno ¿Por qué no?

Andolini: Lo has hecho bien hoy, verás, llevo en Las Venturas, ya casi diez años, y la verdad, no hay mucho que hacer aquí, a parte de dejarte la pasta, pero parece que el Don tiene planes para la ciudad, pero necesitaba que saliera bien este trabajo, por eso estaba tan nervioso, porque si salía bien, como ha salido, me ha prometido que yo me dirigiré todo.

Mc Cornik: ¿Qué planes serán esos?

Andolini: No lo sé, pero parece algo muy bueno.

Siguieron hablando hasta que llegaron al motel de Mc Cornik, Andolini le dijo que lo recogería a las nueve, y así fue, Mc Cornik salió por ahí con Andolini y unos amigos de éste último, fueron a los casinos, a los clubs, por el centro, etc. Mc Cornik llegó a su habitación a las nueve de la mañana, se levantó a las cinco, recogió y se fue al aeropuerto para volver a Liberty, cogió el vuelo de las ocho y media, llegó al Francis a las diez y se fue para casa de Cipriani, cuando llegó se lo encontró a él solo.

Cipriani: ¡Ey! Mc Cornik, Andolini ha llamado al Don, todo fue bien al parecer.

Mc Cornik: Sí, al final quedó frito.

Cipriani: Me alegra oír eso. Hoy es la fiesta de reapertura del Sex Club Seven, exactamente en tres cuartos de hora.

Mc Cornik: Que casualidad, me pasaré por allí.

Mc Cornik fue hacia su casa y después bajo al club, había muchísima gente, Vinnie y 8-Ball estaban allí, también Joey, Cipriani, Spolleto y mucha más gente, incluso Marvin estaba allí, por lo que Mc Cornik se echó unas buenas risas, todos estuvieron allí hasta altas horas, celebrando la reapertura del club.

Pasaron tres semanas, después de que Mc Cornik se ocupara de aquel tipo en San Andreas, los carteles quedaron en deuda con la familia Leone, así que les cedieron una maltrecha compañía de construcción llamada Panlantic, la cual Joey renombró Salvatore Constructions, en honor a su padre, la compañía se encargaba de la reconstrucción de Fort Staunton, pero la obra llevaba ya paralizada varios meses, además la zona se había devaluado mucho debido a una guerra de bandas, así que Joey decidió reconstruir el antiguo sector de Little Italy en Fort Staunton, así le saldría más rentable que construir viviendas de propiedad a alto coste y bajo precio. Mc Cornik estaba una tarde en el restaurante de Cipriani, esperando por él. Cipriani llegó con otro tipo.

Cipriani: Bien, Mc Cornik. Éste es Peter Mallon, quiero que le deis una buena paliza a un tipo, está en un bar de Torrington, se llama O'Brian.

Mc Cornik: ¿Qué ha hecho?

Cipriani: Nada de tu incumbencia, ir allí y atizarle fuerte, al fin y al cabo eso es lo que hacéis los irlandeses ¿No? Emborracharos y pegar palizas. Así que en marcha.

Se dirigieron al bar en el coche de Mallon.

Mallon: Y bien Mc Cornik ¿De dónde provienes?

Mc Cornik: No lo sé, mi padre se marchó cuando yo tenía tres años, así que no se mucho de mis raíces irlandesas.

Mallon: Ya veo. Dime ¿Eres de St. Mark's? No te había visto antes.

Mc Cornik: Eso es porque llegue a la ciudad hace tres meses, vengo de Vice City.

Mallon: ¿Vice City? No he ido allí desde el 88.

Mc Cornik: Ha cambiado bastante desde los 80.

Mallon: Yo soy de Liberty de toda la vida, me crié aquí en St. Mark’s ¿De que parte de Vice City eres?

Mc Cornik: Pues llegué allí con tres años con mi madre, me crié en la portería de un edificio en Vice Beach hasta los doce años, que echaron a mi madre, entonces nos fuimos a vivir al Lowside del centro, un mal sitio, sobretodo si no eres mexicano.

Siguieron hablando hasta que llegaron al bar, entraron y preguntaron por O'Brian, el cuál se levantó y dijo –Soy yo ¿Qué pasa?-, Mc Cornik le dijo –Traemos un mensaje del señor Cipriani-, sin mediar palabra el tipo fue contra ellos, la verdad es que era enorme, pero entre los dos pudieron con él. Volvieron a casa de Cipriani y le dieron la noticia.

Cipriani: Muy bien, espero que haya aprendido la lección, podéis iros.

Se fueron.

Mallon: Bueno Mc Cornik, quizá nos volvamos a ver.

Mc Cornik: Sí, quizás.

Y siguieron cada uno su camino.

Al día siguiente alguien llamó a la puerta de Mc Cornik, -Mc Cornik abre, soy Frankie “Puños”-. Mc Cornik abrió la puerta.

Mc Cornik: ¿Frankie “Puños”? ¿Qué cojones quieres?

Frankie: Don Forelli quiere hablar contigo.

Mc Cornik: ¿Forelli? Anda y que te den, trabajo para los Leone.

Frankie: Venga Mc Cornik, he venido hasta aquí, al menos oye lo que te tiene que decir, no me obligues a usar los puños.

Mc Cornik: Lárgate de aquí.

Frankie: Mira, vas, oyes lo que te tiene que decir, y si te parece bien aceptas y si no, pues no. Pero no me obligues a usar los puños.

Mc Cornik: Vale, oiré lo que me tiene que decir tu jefe.

Frankie: Vale, te espero abajo.

Mc Cornik se vistió y fue con Frankie al St. Mark’s Bistro, allí lo esperaba Don Forelli.

Forelli: Así que tu eres Mc Cornik.

Mc Cornik: Sí, que quiere, trabajo para los Leone, no se para que me quiere aquí.

Forelli: Sí, lo sé, pero tengo una propuesta de la que nos podríamos beneficiar ambos.

Mc Cornik: Quiere que haga algo en contra de la familia, porque se equivoca de hombre.

Forelli: No, no, lo que quiero es que te encargues de unos de mis hombres, tú eres un asociado de la familia Leone, pero eso no te impide hacerme este trabajo, esto no perjudicará a los Leone, no te preocupes.

Mc Cornik: ¿Y por que he de fiarme?

Forelli: Tan solo escúchame. Verás hay un pacto muy antiguo entre nuestra gente, es un pacto de silencio entre hombres de honor, la omerta, si alguien la rompe, el castigo es el máximo, no importa cuanto tiempo pase o donde se esconda, lo pagará. Pues bien, Scalasie rompió ese pacto, el FBI lo pilló y ha hecho un trato con ellos, si testifica, estoy acabado.

Mc Cornik: ¿Quiere que me encargue de eso? ¿Eso no debería hacerlo alguien de su familia? ¿Un italiano?

Forelli: Debería, pero estamos en guerra con una de las triadas que quiere una parte del puerto, así que no tengo muchos hombres disponibles y esto me urge, además se que tienes una cuenta pendiente con Scalasie, por eso te he elegido a ti. Bueno que me dices, esto no perjudicara a tu familia, y si alguien pregunta yo le diré que simplemente te di mi permiso para matar a Scalasie, no puedo jugártela, no puedo recriminar que hayas matado a un traidor, solo diré eso si alguien pregunta, no diré que te he pagado, y nada más después de esto, te doy mi palabra.

Mc Cornik no se fiaba para nada de la palabra de Forelli, pero tenía tantas ganas de saldar su cuenta con Scalasie que acepto. Le dieron una recortada y la dirección, también le dijeron que se diera prisa, que estaba en esa casa de forma temporal, en breves iban a trasladarlo a algún sitio y entonces le perderían la pista.

Mc Cornik llegó a la casa, estaba a las afueras de la ciudad, en el condado, estaba protegida por unos cuantos federales, así que Mc Cornik tuvo que eliminarlos para poder entrar, no sin un largo tiroteo claro, por fin llegó a la habitación donde estaba Scalasie, el cual empezó a disparar, Mc Cornik se cubrió tras una mesa mientras Scalasie gritaba -Ahora si te toca caer a ti Mc Cornik, ahora si te toca- entre otras cosas, pero lo cierto es que se equivocaba, se le acabaron las balas y Mc Cornik fue a por él.

Scalasie: ¡Mierda! Ni siquiera mandan a un hombre a matarme, mandan a esta escoria irlandesa.

Mc Cornik: Ya ves, parece que tus amigos, bueno ex amigos Forelli, están ocupados, así que hemos llegado a un acuerdo.

Scalasie: ¿Sabes lo que lamento Mc Cornik? No haberte matado en el motel con el marica de tu amigo.

Mc Cornik apretó el gatillo de su pistola, sonó una recámara vacía, Scalasie empezó a reírse, y dijo –Parece que soy muy afortunado-, Mc Cornik tiró su pistola y contestó –No creas-, a Scalasie le cambió la cara de sopetón, -Esto es por Sam- dijo Mc Cornik, -¡Ah! Por cierto- añadió mientras sacaba la recortada de debajo de su chaqueta, -Don Forelli te manda saludos-, y disparó a Scalasie en el estómago, el cuál se desplomó hacia atrás, Mc Cornik se quedó unos segundos mirándolo y salió de allí, volvió al St Mark’s Bistro a cobrar.

A la tarde siguiente Mc Cornik se dirigió a casa de 8-Ball a por unas cosas, cuando llegó salieron 8-Ball y un chico.

8-Ball: ¡Ey! ¿Qué hay Mac? Este es mi primo, Fresh-T, ha venido de visita desde Los Santos, tiene que entregar una cosa en Wichita, nos puedes llevar en tú coche.

Mc Cornik: Claro, subir.

Se dirigieron a Wichita Gardens, el primo de 8-Ball mandó a Mc Cornik parar en el aparcamiento del bloque de arriba, donde había un grupo jugando a baloncesto, Fresh-T silbó por la ventanilla y uno de ellos se acercó al coche, iba casi entero vestido de rojo, Fresh-T le dio algo envuelto en papel y le dijo a Mc Cornik que ya podían irse. Se fueron al Sex Club Seven y así acabaron el día.

Pasó un mes, Mc Cornik se dirigía al restaurante de Cipriani, cuando llegó se lo encontró allí, parecía que le estaba esperando.

Cipriani: Ah, Mc Cornik, estaba a punto de llamarte, el Don quiere hablar contigo en persona. Será mejor que vayas para allá.

Mc Cornik subió hacia la casa de Joey, pasó la rutina de seguridad y llegó al despacho de Joey.

Joey: ¡Ey! Así que tú eres el que se encargo del asesino de mi padre ¿Eh?

Mc Cornik: Glen Mc Cornik, Don Leone.

Joey: Encantado Glen Mc Cornik, me has hecho un gran favor ocupándote de aquel tipo, quería que supieras lo agradecido que te estoy. Dime ¿Qué eres muchacho? ¿Irlandés?

Mc Cornik: Por parte de mi padre, mi madre era italiana.

Joey: ¡Fantástico! ¡Así que eres casi uno de los nuestros! Pero bueno no te he hecho llamar para que hablemos de nuestras raíces, quería agradecerte que te encargaras de aquel asunto, y también encargarte un trabajo.

Mc Cornik: De acuerdo, de que se trata Don Leone.

Joey: Verás, hay cierto concejal de urbanismo que está impidiendo que la obra avance por no se qué tecnicismos legales, intente sobornarle, pero el cabrón va de honrado, quiero que te encargues de él, mátalo cuando salga del ayuntamiento, en una hora o dos, que todo el mundo vea lo que pasa si se desafía a la familia Leone. Está asustado, así que lleva guardaespaldas, ten cuidado, llévate a tu amigo Vinnie, Toni me ha dicho que trabajáis muy bien juntos, bien Mc Cornik, no la cagues en esto y serás un asociado oficial de la familia. Puedes irte.

Mc Cornik se fue, al salir de casa de Joey llamó a Vinnie, y los dos fueron al ayuntamiento, esperaron hasta que el concejal salió del ayuntamiento, salió acompañado de un guardaespaldas en dirección a su coche, el cuál estaba bajando las escaleras, donde le esperaba otro guardaespaldas, que era el conductor. Mc Cornik y Vinnie salieron, Vinnie fue a encargarse del conductor, mientras que Mc Cornik dispararía al concejal y al otro guardaespaldas, pero cuando Mc Cornik subía, el guardaespaldas vio la pistola de Mc Cornik y sacó la suya, Mc Cornik se quedó mirándole, el guardaespaldas iba a apretar el gatillo, pero dos impactos de bala en el pecho se lo impidieron, Vinnie lo había visto y muy rápidamente disparó, Mc Cornik se aseguro de que el guardaespaldas estuviera muerto disparándole dos veces más, el concejal se metió corriendo en el ayuntamiento, Vinnie y Mc Cornik corrieron detrás de él y lograron dispararle en el vestíbulo, fue por la espalda, mientras corría, pero entonces uno de los guardias del ayuntamiento los vio y comenzó un nuevo tiroteo, así que Vinnie y Mc Cornik salieron a tiros de allí, llegaron al coche y se marcharon quemando rueda.

Dos semanas después de aquello, se sustituyó al concejal de urbanismo, el nuevo concejal permitió que las obras en el fuerte continuaran, no quería acabar igual que su antecesor, Mc Cornik y Vinnie ya eran asociados oficiales de la familia. Mc Cornik se acababa de levantar cuando recibió un mensaje de Cipriani pidiéndole que fuera al restaurante, cuando llegó estaban Vinnie y Cipriani.

Cipriani: Bien, voy a explicaros este asunto. Hemos entablado una relación de negocios con un empresario boliviano, también se dedica a negocios no muy legales, y obviamente eso es lo que nos interesa, nos va a proporcionar mercancía de calidad y va a tener la gentileza de mandar a unos de sus hombres aquí con una prueba, vendrán al Francis en un jet privado, hemos organizado un intercambio en el puerto de Callahan esta noche a las doce, ir vosotros dos, e ir armados, nunca se sabe.

Al llegar las doce Mc Cornik y Vinnie llegaban al puerto, los otros dos hombres estaban ya esperándolos. Los bolivianos les enseñaron la coca, ellos el dinero, y ambos realizaron el intercambio, pero en ese mismo instante empezaron a salir hombres de la oscuridad al grito de –FBI, las manos en alto-, Mc Cornik sacó su pistola, pero los dos cañones de escopeta que sintió a cada lado de la sien le convencieron para soltarla al instante. Aquello se lleno de coches negros, se los llevaron a todos a la comisaría de Staunton, Mc Cornik estaba en la sala de interrogatorios, entró un tipo, dijo ser el agente especial Smith.

Smith: Bien... Glen Mc Cornik ¿Sabes que en Vice City llevan buscándote cuatro meses?

Mc Cornik: ¿Si? ¿Y por qué?

En ese momento la cabeza de Mc Cornik se llenó de malos recuerdos.

Smith: Por tu amigo José Morales ¿Sabes a cuanta gente se cargó?

Mc Cornik: No me importa, Pepe era un jodido loco.

Smith: Te buscaban por complicidad. No fuiste el único que dejo la ciudad después de aquello, pero si el único que dejó rastro viajando en avión.

Mc Cornik: Sí bueno, lo vi por la tele y me asusté. No quería que me relacionaran.

Smith: El que sí que se asustó fue Carlos Morales, dejó la ciudad también ese mismo día, lo encontraron en un motel hasta las cejas, no les costó mucho hacer que confesar que el fue el cómplice, al parecer acabó ahorcandose en la celda de la comisaría ese mismo día.

Mc Cornik no parecía sorprendido, Carlos era uno de los cuatro hermanos de Pepe, ninguno de ellos estaba muy bien de la cabeza, pero Carlos era el más psicótico de los cuatro, lo llamaban el jinete porque fumaba heroína desde los quince años, probablemente les habría dicho que había sido él porque le habían prometido un pico, -Malditos maderos estúpidos- pensó Mc Cornik.

Mc Cornik: Pues claro que habría sido él, ese estaba aún peor que Pepe.

Smith: Pero ese no es el tema que nos ocupa ahora, te hemos pillado con un kilo de cocaína amigo, pensamos que íbamos a conseguir más, pero es suficiente para encerrarte por un tiempo, con tus antecedentes no será difícil.

Mc Cornik: ¿Qué quiere que haga un trato? Olvídese.

Smith: Vamos, te merece la pena ir a la cárcel por un kilo de coca, con tus antecedentes te caerá un buena condena, por que no me hablas de tu familia.

Mc Cornik: ¿Qué familia?

Smith: Ya veo ¿Sabes qué? Por mi púdrete, quizás tu amiguito si quiera colaborar.

En ese momento entró un policía y le dijo algo a Smith.

Smith: Está bien Mc Cornik, puedes irte.

Mc Cornik: ¿Qué puedo irme?

Smith: Sí coño ¿Hablo en chino? Pero nos volveremos a ver, no lo dudes.

Mc Cornik: Seguro, agente especial.

Mc Cornik salió de la comisaría, Vinnie estaba allí, les de volvieron su coche, y regresaron al restaurante de Cipriani.

Cipriani: ¿Cómo se habrán enterado?

Mc Cornik: No lo sé, pero lo que tampoco sé es por que nos han soltado.

Cipriani: Ah sí, fue una suerte que os llevaran a la comisaría y no a las oficinas del FBI, así nuestro hombre del departamento pudo cambiar las pruebas.

Mc Cornik: ¿Entonces...?

Cipriani: Cambió la cocaína por maravillosa harina.

Vinnie: Que suerte.

Cipriani: No lo sabéis bien chavales, ahora largaros de aquí, tengo cosas que hacer.

Pasaron dos meses, Mc Cornik y 8-Ball estaban en el Sex Club Seven celebrando que iban a hacer a Vinnie de la familia, aquello era algo especial, de los tres, Vinnie era el único que podía entrar en la familia, Mc Cornik no podía por ser medio irlandés, y 8-Ball desde luego no tenía nada de italiano, pero Vinnie, Vinnie era italiano de pura cepa. Estaban esperando en el bar que Vinnie volviera de casa de Joey para celebrarlo, Cipriani estaba allí, había ido a hablar con Rosseti, el que dirigía el club, así que se acercó a hablar con ellos.

Cipriani: ¡Eh! Ya me he enterado de lo de Vinnie, me alegro por ese chaval, se lo merece la verdad.

Mc Cornik: Sí señor Cipriani, se lo merece, a ver cuando vuelve.

Al final Vinnie volvió, ya era de la familia, todos lo celebraron en el club hasta altas horas.

Pasaron cuatro meses, todo seguía más o menos igual, excepto por la obra de Fort Staunton, que ya casi estaba terminada, pero algo iba a cambiar, Mc Cornik se dirigía al restaurante de Cipriani, que le había llamado para que fuera, Cipriani iba muy arreglado, le pidió a Mc Cornik que lo llevara a casa de Joey, por el camino empezaron a hablar.

Cipriani: Verás Mc Cornik, el Don me va a dar hoy mi propia familia.

Mc Cornik: Enhorabuena señor Cipriani.

Era algo bastante insólito, Cipriani iba a tener su propia familia, le iban a dar su propia familia, era algo no muy frecuente, sin embargo, Cipriani no parecía muy entusiasmado.

Llegaron a casa de Joey, allí había una reunión de jefes que se reunieron en privado para reconocer al nuevo Don Cipriani, hubo una gran ceremonia, Joey le cedió a Cipriani los territorios del Fuerte, lo de hacer a Cipriani Don debía ser una estrategia de Joey para mantener a raya a los Forelli, pero fuera como fuera Cipriani ya era Don, sin embargo seguía sin parecer ilusionado. Mc Cornik lo llevó de vuelta a casa después de la fiesta.

Cipriani: Bueno muchacho, buena suerte.

Mc Cornik: ¿Qué va a hacer ahora, se va a irá a vivir al fuerte?

Cipriani: Sí, supongo que sí, mi madre y yo vamos a trasladar el restaurante allí. Supongo que ahora recibirás órdenes de otro. Hasta la vista chico.

Esa fue una de las últimas veces que Mc Cornik vio a Cipriani, éste trasladó el restaurante a Fort Staunton, allí dirigió su nueva organización, se llevó a sus hombres de más confianza y así fue como volvió a haber tres familias en Liberty City. Después de esto hubo una reestructuración en la familia Leone, el nuevo capo pasó a ser Vito Basciani, uno de los guardaespaldas de Joey, mientras que el otro guardaespaldas, Emilio Morello, pasó a ser subjefe.

Y pasó el tiempo, Joey cumplió sus proyecto en Las Venturas de los que había hablado Andolini meses atrás, compró el casino The High Roller, el cuál fue renombrado como Coliseum, Joey le dejó la dirección a Moe Red, un tipo de Las Venturas de toda la vida, mientras que Andolini se ocupaba de la seguridad y protegía los intereses de la familia en Las Venturas. Mc Cornik recibió un mensaje de Basciani, así que fue a su "oficina", en Atlantic Quays.

Mc Cornik: ¿Y bien?

Basciani: Vale, Mc Cornik, quiero que entregues esa mercancía en esta dirección.

Mc Cornik se puso en marcha, llegó al sitio indicado, era un almacén abandonado a las afueras de la ciudad, Mc Cornik entró. Al entrar se encontró a Vinnie.

Mc Cornik: ¿Vinnie? ¿Qué haces aquí?

Vinnie: Verás, me han mandado a solucionar un asunto, Don Leone quiere saber quien se está llevando parte de la mercancía, cortándola más de la cuenta.

Mc Cornik: Ah ¿Y quién es?

Vinnie: Pues pensándolo bien, creo que si han sido tus entregas, tú has debido ser la rata ¿No, Mc Cornik?

Mc Cornik: ¿Qué? Venga Vinnie, no te quedes conmigo.

Vinnie: No me quedo contigo Mc Cornik ¡¡Muchachos!!

Aparecieron dos tipos por cada lado de Mc Cornik apuntándolo.

Mc Cornik: Pero Vinnie ¿Qué es esto?

Vinnie: Nada Mc Cornik, es tu final, simplemente.

Mc Cornik: Pero, hijo de puta ¿Vas ha hacerme esto? Yo no he robado nada, te doy mi palabra.

Vinnie: Tu palabra no vale una mierda, esto son ordenes del Don, nada personal solo negocios.

Mc Cornik: Ya veo, ahora eres de la familia ¿Eh? Un sucio macarroni traidor.

Vinnie: Sí, si, lo que sea. Ahora me voy, estos caballeros te atenderán gustosamente. Muchachos, no seáis muy duros con él, es mi amigo.

Vinnie salió por la puerta de atrás del almacén, Mc Cornik le dio un puñetazo a uno de los tipos, sacó su pistola y mató al otro, luego disparó al que estaba en el suelo, salió en busca de Vinnie, Vinnie estaba a punto de coger el coche, había otros dos con él, se enzarzaron en un tiroteo, pero Mc Cornik consiguió darles a los tres, Vinnie estaba aún vivo en el suelo.

Mc Cornik: Maldita rata, yo no he robado nada.

Vinnie: ¿Entonces quién? Tú eras el que transportaba la mierda, no puede haber sido otro. Mátame si quieres, te encontraran de todos modos.

Mc Cornik disparó a Vinnie cinco veces en el pecho. Volvió a por su coche y salió de allí. Se quedó pensando, él no había robado nada, pero si él no había sido, solo podía haber sido Basciani, pero ya no podía hacer nada, si se lo decía a Joey no le creería, posiblemente aunque lo creyera también lo mataría, entonces se dirigió a por Basciani a Atlantic Quays, se lo encontró solo, –Mierda, Mc Cornik- gritó Basciani sorprendido, Mc Cornik le apuntó.

Mc Cornik: ¿Te sorprende verme vivo?

Basciani: ¿Has ido? ¿Cómo saliste de allí?

Mc Cornik: Matándolos a todos. Dime ¿Eres tú quien corta la droga y se queda una parte, verdad?

Basciani: ¿Y que importa eso? He hecho que parezca que has sido tú, nadie te creerá, y aunque lo hagan, nos matarán a los dos, te has cargado a hombres de la familia.

Mc Cornik: Lo sé, así que, si me van a matar por cargarme a cinco Leones, que me maten por cargarme a seis ¿No?

Y Mc Cornik disparó hasta vaciar el cargador. Salió de allí, Basciani tenía razón, iban a ir a por él, y le encontrarían al igual que encontraron al tipo de San Andreas. Entonces solo había una cosa que podía hacer, se dirigió a las oficinas del FBI y habló con el agente Smith, el agente Smith llevaba tiempo detrás de la familia Leone así que escuchó a Mc Cornik a pesar de todo, a cambió de la información, le prometieron protección y una nueva vida, Mc Cornik pasó un tiempo aislado escribiendo su declaración, llevaba bastante tiempo trabajando para la familia Leone así que sabía lo suficiente para que cayera un montón de gente. Y así fue, Joey fue condenado a cincuenta años, muchos de sus hombres a cadena perpetua, la menor condena fue de diez años.

A Mc Cornik le dieron una nueva identidad y una nueva vida en el norte del país, pasaron nueve años, Mc Cornik estaba en su casa sentado en el jardín, llegaron tres hombres en un Sentinel negro, se acercaron a él, le preguntaron –El señor Mc Cornik-, -Eh...Sí-, -Don Leone le manda saludos-, el tipo sacó una recortada de debajo de su chaqueta y disparó a Mc Cornik.

En la cabeza de Mc Cornik solo rondaba una palabra, Omerta, todo aquello que le dijo Forelli fueron sus últimos pensamientos antes de morir.

FIN

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar