FANDOM


45px-HistoriasH.png30px-Rockstar_Leeds_logo.svg.png


Los muertos vivientes: El comienzo de una nueva era es una historia escrita por KentPaul5000. Muestra como Carl, Sweet, Cam y el resto del grupo tratan de sobrevivir a una horda de zombis.

Capítulo 1: El comienzo

06 de Febrero de 1993

Todo comienza cuando Carl Johnson despierta de un estado de coma en el Hospital General County. CJ observa el cuarto y se da con la sorpresa que todo estaba en un desorden total. Se levanta y se dirige a la puerta para poder salir pero no puede ya que estaba con llave, por lo consiguiente decide darle una patada para poder abrirla. Ya abierta la puerta, éste decide preguntar a una enfermera lo que paso en su habitación, pero se sorprende al ver que el pasillo también se encontraba desordenado.

  • Carl: ¿Qué diablos ha sucedido aquí?
  • Carl: Lo último que recuerdo es que me disparó un balla.

CJ escucha un ruido que venía al final del pasillo y decide investigar.

  • Carl: ¿Qué coño es ese ruido?
  • Carl: Parece provenir de ese puerta de al fondo.

CJ coge un silla y se acerca lentamente a la puerta y de repente se asusta al ver a unos zombis.

  • Carl: Pero, que son esas criaturas. Si mis ojos no me engañan, parecen ser un par de zombis.
  • Zombis: Aaarrggh...
  • Carl: Por suerte que la puerta está cerrada con llave. Será mejor que me retire de aquí.

CJ empieza a buscar la puerta de salida. En el camino, se empieza a preguntar de como habrá ocurrido todo esto y también si toda su familia, amigos y a todos los que conocía se habrán convertido en zombis. Ya encontrada la puerta, CJ la abre y observa a la ciudad en un total caos.

  • Carl: ¡Pero que diantres!

Al ver que la ciudad estaba infectada de zombis, CJ decide coger el arma de un policía muerto que se encontraba por ahí para poder protegerse de los zombis. CJ decide ir a Grove Street, su barrio, para saber si al menos su familia se encontraba con vida. Así que empieza a caminar por Idlewood, cerca de la autopista. Un par de zombis que se encontraban caminando por ahí observan a CJ y deciden atacarlo, pero éste se da cuenta y los elimina rápidamente.

  • Carl: ¡Uff!, estuvo cerca.

A causa de los disparos, CJ atrajo a los zombis que se encontraban cerca del lugar.

  • Carl: ¡Rayos!, malditos zombis.

Así que empezó a correr con todas sus fuerzas para no ser alcanzado, pero sus energías se le agotaron y no pudo más.

  • Carl: Estoy demasiado cansado, ya no puedo más.
  • Carl: Hasta aquí llegue.

Pero de repente, alguien le llama.

  • ?: Hey tú, ven para acá.
  • Carl: ¿Dónde estás?, no te veo.
  • ?: Solo sigue mi voz y me ubicarás, no te queda mucho tiempo.

CJ sigue la voz del hombre desconocido en donde finalmente llega a una casa. El sujeto le hace entrar y rápidamente cierra la puerta.

  • Carl: Gracias por salvarme pero me gustaría saber tu nombre.
  • Cam: Mi nombre es Cam Jones. ¿Y él tuyo?
  • Carl: Carl Johnson.
  • Cam: Mucho gusto Carl.
  • Carl: ¿Cuánto tiempo llevas aquí?
  • Cam: Hace unos 6 meses. ¿Qué hacías halla afuera?
  • Carl: Estaba dirigiéndome a Grove Street, es el lugar en donde vivo.
  • Cam: ¿Estás loco?, no puedes ir a Grove Street, está infectado de zombis al igual que todo la ciudad.
  • Carl: ¿En serio?, crees que mi familia se encuentre aún con vida.
  • Cam: La verdad, no. Pero puede que haya una posibilidad
  • Carl: Entonces me voy a buscarla ahora mismo.
  • Cam: Nooo, ¿te has visto cómo estás? No puedes irte, descansa en mi casa y mañana por la mañana te acompaño a ver a tu familia.
  • Carl: Pero...
  • Cam: Pero nada. Debes recuperar tus fuerzas ya que si te vas, serás presa fácil para los zombis.

Cam resguarda a CJ en su casa para que recupere sus fuerzas. A la mañana siguiente, Cam decide acompañar a CJ a Grove Street para verificar si su familia seguía con vida.

  • Cam: ¿Listo Carl?
  • Carl: Por supuesto.
  • Cam: Una cosa más Carl, te sugiero que uses el bate para que te protejas contra los zombis. La pistola solo úsalo en caso de emergencia.
  • Carl: Entiendo.

Cam cierra la puerta de su casa con llave y le indica a Carl mediante un mapa en que dirección se van a ir. Ambos pasan por un callejón, luego cuidadosamente por Jefferson y finalmente llegan a East Los Santos.

  • Cam: Carl, cuéntame más de ti.
  • Carl: Yo era un gánster, tenía mi propia banda llamada Grove Street Families que se ubicaba en Grove Street.
  • Cam: Si he oído hablar de la banda, es muy conocido por todo Los Santos. Una cosa más Carl, ¿en serio que no sabías que la ciudad se encontraba infectada de zombis?
  • Carl: No.

De pronto, ambos observan a un par de zombis cerca del puente que conectaba a East Los Santos junto a Ganton.

  • Cam: Carl, ya sabes lo que tienes que hacer. Yo me acercaré y tú me cubrirás por la parte de atrás en caso de que se acerquen por ahí.
  • Carl: Entendido.

Cam se acerca a los zombis y empieza a eliminarlos, mientras que Carl eliminaba a los zombis por la parte de atrás.

  • Cam: Te veré en el infierno, zombi.
  • Zombi: Aaarrggh...
  • Carl: Empiezan a venir más.
  • Cam: ¡Rayos!
  • Carl: Son muchos, no voy a poder contra ellos.
  • Cam: Vamos Carl, no te rindas. Hazlo por tu familia, por tus amigos que tal vez te están esperando en casa.

Luego de un terrible enfrentamiento, ambos logran acabar con los zombis. Acto seguido, deciden retornar su rumbo hacia Grove Street. Ya cruzando el puente, CJ observa a lo lejos su barrio. Con un gran entusiasmo para verificar si su familia se encuentra con vida, CJ se apresura para llegar a su casa pero observa de cerca a un miembro de su banda y decide pasarle la voz.

  • Carl: ¡Hola!, cuanto tiempo sin verte, colega.

Cam intenta detener a CJ, pero llega demasiado tarde.

  • Cam: ¡Carl!, noooooo, es un zombi.
  • Colega Zombi: Aaarrggh...
  • Carl: ¡Joder!

A causa del grito de Cam, éste atrae a los caminantes que se encontraban merodeando por ahí.

  • Cam: Se están acercando, así que Carl prepárate.

Carl y Cam empezaron a atacar a los zombis pero eran demasiado para ellos.

  • Carl: Cam, son demasiados.
  • Cam: Hasta aquí hemos llegado, fue un gusto conocerte CJ.

Pero de pronto, un par de personas aparecen y empiezan a eliminar a los caminantes. Carl se sorprende al ver que las personas eran de su propia banda.

  • Miembro 1: Vamos, por aquí.
  • Miembro 2: Síganlo, yo los cubro.
  • Carl: No lo puedo creer, acaso son de Grove Street Families.
  • Miembro 1: Sí, pero ahora sígueme.

Los dos miembros llevan a Cam y a CJ a la casa de éste último. Ya adentro, cierran la puerta con llave.

  • Carl: Cam, esta es mi casa.
  • Cam: ¿Tú casa?, se encuentra más ordenada que la mía.
  • Miembro 1: Jefe, ya hemos venido con los alimentos y de paso hemos traído a unos sujetos.

De pronto, hace su aparición Sweet Johnson, hermano de Carl Johnson, el cual se sorprende al ver a su hermano vivo.

  • Sweet: ¡Carl!, estas vivo.
  • Carl: ¡Sweet!, cuanto tiempo sin verte.
  • Sweet: Pero como, pensé que estabas muerto.
  • Carl: No, estaba en el hospital.

De ahí aparece Kendl Johnson, el cual se sorprende al ver de regreso a Carl.

  • Kendl: Oh Carl, que alegría de verte.
  • Carl: Lo mismo digo hermanita.
  • Sweet: ¿Y quién es éste?
  • Carl: Él es Cam Jones, el cual me protegió de los zombis.
  • Sweet: Mucho gusto Cam.
  • Cam: Igual para ti, Sweet.

Luego de un encuentro familiar, Sweet se asegura si trajeron todas las provisiones que les había encomendado a sus colegas.

  • Sweet: ¿Han traído todo lo que les dije?
  • Miembro 1: Por supuesto, incluso hemos traído de más.

Acto seguido, Carl llama a Sweet para conversar sobre un tema importante.

  • Carl: Hey, Sweet, puedes venir un momento.
  • Sweet: Por supuesto.

Sweet le pregunta de que desea conversar pero Carl le pide que desea hacerlo en privado, así que ambos se dirigen al segundo piso.

  • Sweet: Ahora sí, ¿de que deseas conversar?
  • Carl: Sweet, ¿quisiera saber que diantres sucedió aquí?
  • Sweet: Carl, no sé cómo explicarte. Todo paso muy rápido.
  • Carl: ¿Rápido?
  • Sweet: Escucha Carl, después de que supimos que habías muerto, toda la banda se vino abajo. Los ballas empezaron a ganarnos, incluso perdimos algunos territorios. Tuvimos que vender algunas de nuestras cosas para poder recuperarnos de las bandas rivales.
  • Carl: No me refiero a eso, sino a los zombis.
  • Sweet: Bueno, la verdad nos sorprendió a todos. Estaba en mi casa a punto de cenar y de repente escuche algunos gritos. Decidí investigar y me di con la sorpresa de que los zombis estaban atacando a las personas. Así que decidí llamar a nuestra hermana para que se resguardara.
  • Carl: ¿Y qué pasó?
  • Sweet: Al día siguiente, la calle había amanecido con varios muertos. Los vecinos decidieron llamar a la funeraria pero en ese instante, un muerto se levantó y atacó a un miembro de la banda. Decidí ayudarlo pero ya era demasiado tarde ya que lo había mordido.
  • Carl: Diablos, me hubiera gustado estar allí para ayudarlos. Sweet, ¿y el resto de nuestros amigos dónde están?
  • Sweet: Deben estar en la casa de Madd Dogg.
  • Carl: ¿Y por qué no vamos a verlos?
  • Sweet: Es muy peligroso. Todos Los Santos se encuentra infectado, además Carl, recién acabas de llegar. Tómate un descanso ya que debes estar agotado por todo lo que has pasado.
  • Carl: Tienes razón Sweet, además ya hace varias horas que no he comido.
  • Sweet: Le diré a Kendl que te prepare algo.

Sweet le avisa a Kendl que prepare la cena, mientras que los demás esperan en la sala. Luego de un rato de conversación, Kendl avisa a los muchachos de que la cena esta lista y estos se sientan en sus respectivos asientos. Durante la cena, Carl le cuenta al grupo de cómo había conocido a Cam Jones y de cómo sobrevivieron al ataque de los zombis durante su trayecto hasta llegar a Grove Street. Después de la cena, Sweet le indica al grupo con quien dormirá cada uno.

  • Sweet: Carl, tú dormirás con Kendl; mientras que tú, Cam, dormirás junto a los 2 miembros de la banda.
  • Carl: ¿Y tú Sweet, en qué habitación vas a dormir? Recuerda que solo hay dos.
  • Sweet: Ya lo sé Carl. Yo dormiré en el sofá, la cual se encuentra en la sala.
  • Carl: ¿Y por qué en el sofá?
  • Sweet: Ya que tengo que vigilar la puerta y las ventanas en caso de que los zombis se acerquen.
  • Carl: Entiendo, pero, ¿no puedo ir contigo?
  • Sweet: No CJ, estas demasiado cansado y tienes que recuperar fuerzas para mañana. Ahora vete a dormir.

CJ y el resto del grupo se van a su habitación, mientras que Sweet se queda en el sofá con una revista de Candy Suxxx. Al día siguiente, el grupo se prepara para ir a la mansión de Madd Dogg.

  • Sweet: ¿Están llevando todas las cosas?
  • Cam: Claro Sweet.
  • Sweet: Cam, tú te irás conmigo en mi vehículo; Sam, tú te irás con Carl en tu vehículo y Kendl, tú con Dutch en el otro vehículo.

Antes de partir, Sweet decide mirar la casa por un rato.

  • Sweet: Voy a extrañar la casa, me trae tantos recuerdos.
  • Carl: Claro Sweet, aquí pasamos nuestra infancia.
  • Sweet: Estoy de acuerdo contigo Carl, incluso extrañaré el barrio ya que aquí fue...

Pero es interrumpido por Cam.

  • Cam: Sweet, tenemos que partir ya que empezamos a llamar la atención de los caminantes.

Capítulo 2: Viejos amigos

Así que el grupo parte de Grove Street y toman rumbo hacia la mansión de Madd Dogg. En el camino, Carl pregunta a Sweet si pueden pasar por la casa de Denise para verificar si se encuentra con vida, cosa que Sweet acepta. Ya en la casa de Denise, Carl decide ir con Sam.

  • Sweet: Carl, no te demores mucho ya que recuerda que debemos ir a la mansión de Dogg cuanto antes.
  • Carl: Vamos Sam.

Carl abre la puerta con una patada y junto con Sam deciden entrar. Ya adentro, Carl empieza a buscar a Denise.

  • Carl: ¡Denissssssse!¡Denissssssse!

Pero a pesar de los gritos, no encuentran ningún resultado. De modo que Carl y Sam deciden retirarse pero de repente, Carl logra escuchar una voz.

  • Denise: ¿Carl, eres tú?
  • Carl: ¿Denise?

Carl escucho que la voz provenía del armario, así que decide abrir la puerta.

  • Carl: ¡Denisssssse!, que gusto verte con vida.
  • Denise: ¡Ohhh!, Carl, lo mismo digo yo. Pensé que estabas muerto.
  • Carl: Claro que no. Ahora vamos Denise, tenemos que irnos de aquí.

Carl, Sam y Denise salen de la casa de esta última y se reúnen con el grupo.

  • Sweet: Vamos Denise, tenemos que largarnos de aquí.
  • Denise: ¿Y a dónde nos vamos?
  • Sweet: En el camino te lo cuento, ahora sube al vehículo de Dutch.
  • Denise: Sweet, ¿podemos pasar por la pizzería de Idlewood? Es que hace mucho que no he comido nada.
  • Sweet: Tienes razón Denise, además ya no queda mucha comida.

El grupo decide hacer caso a Denise y hacen una parada en su ruta para ir a The Well Stacked Pizza. Ya en la pizzería; Carl, Sweet y Dutch deciden entrar a la pizzería mientras que el resto del grupo se queda esperando. Mientras que una parte del grupo estaba adentro de la pizzería, Denise decide preguntarle a Kendl algo sobre Carl.

  • Denise: Kendl, ¿Carl no había muerto?
  • Kendl: Igual pensé lo mismo, pero al parecer, alguien llevó a mi hermano al hospital.
  • Denise: Me da gusto de que siga con vida.
  • Kendl: ¿Aún le sigues queriendo?
  • Denise: Sí, aunque al parecer...

Pero en ese preciso momento, Denise es interrumpido por alguien.

  • Viejo Reece: ¿Quién anda ahí?
  • Kendl: ¿Reece?, ¿Viejo Reece?
  • Viejo Reece: ¿Kendl?

Reece, al no identificar la voz, decide asomarse y se da cuenta de que era Kendl.

  • Viejo Reece: ¡Kendl!, gracias a Dios que te encuentras con vida.
  • Kendl: Reece, que suerte que hallas sobrevivido.

Inmediatamente, alguien interrumpe.

  • Lenny: Reece, ¿qué sucede?
  • Viejo Reece: Es Kendl y un grupo está con ella.
  • Lenny: ¿Grupo?, al fin nos vinieron a rescatar.
  • Cam: ¿Qué hacen allí?, bajen de ahí y suban al auto.

De pronto, Leny observa a lo lejos que varios caminantes se estaban acercando.

  • Lenny: Oigan, se están acercando los zombis.
  • Kendl: No queda mucho tiempo, bajen de ahí. ¿Por qué se demora tanto el grupo?

De una manera desesperada, Carl y Sweet salen de la pizzería avisándoles a los demás que suban a los vehículos rápidamente.

  • Carl: Suban al vehículo.
  • Denise: Oigan, ¿y Dutch?
  • Sweet: Le dije que no se demorara tanto en el baño. Iré a avisarle mientras que ustedes coloquen estas cajas de pizza en el auto.
  • Carl: Iré contigo Sweet.
  • Sweet: No Carl, tú quédate aquí.

Mientras que Sweet retorna a la pizzería, los caminantes empezaban a acercarse cada vez más.

  • Cam: Ya no queda mucho tiempo, tenemos que irnos.
  • Carl: No, además Sweet y Dutch aún se encuentran en la pizzería.
  • Cam: Escucha Carl, si nos quedamos más tiempo, los zombis nos atacarán y nos comerán. Aparte, no debemos arriesgar la vida de todo el grupo.
  • Carl: Sweet es mi hermano y tengo que ir a ayudarlo.

Carl decide arriesgarse e ingresa al The Well Stacked Pizza, mientras que el grupo decide irse sin ellos pero Kendl se niega a retirarse.

  • Kendl: No podemos irnos sin ellos.
  • Denise: Kendl, ellos estarán bien.
  • Lenny: Tenemos que irnos cuanto antes.
  • Cam: Escucha Kendl, ya no queda mucho tiempo. No podemos arriesgar la vida del resto del grupo. Te prometo que cuando lleguemos a la casa de Madd Dogg, regresaré personalmente para ir a rescatarlos, ahora sube al vehículo.

Kendl obedece y decide dejar a Carl y al resto en el The Well Stacked Pizza. Mientras que el grupo se alejaba, Carl empezaba a buscar a Sweet y a Dutch para avisarles de la llegada de los zombis.

  • Carl: ¡Sweet! ¡Dutch!, los zombis se están acercando.

Mientras tanto, Dutch ya había terminado y se preparaba para salir del baño pero es sorprendido por un caminante.

  • Dutch: ¡Un zombi!

Como Dutch no tenía una arma, decide acabarlo con un bate que se encontraba en el suelo. Ya muerto el zombi, llega Sweet el cual le avisa de la situación.

  • Sweet: Dutch, nos tenemos que ir.

De ahí, llega Carl.

  • Sweet: ¡Carl!, te dije que te quedaras con el resto del grupo.
  • Carl: Disculpa Sweet, pero se estaban demorando.
  • Dutch: Porque tanto apresuramiento, ya me disponía a salir.
  • Carl: Los caminantes se están acercando, nos tenemos que retirar cuanto antes.
  • Dutch: ¡Rayos!, ¿y qué estamos esperando?, larguémonos ya.

Carl, Sweet y Dutch se disponían a salir pero Carl se da cuenta de que los caminantes ya estaban afuera.

  • Carl: Los zombis ya llegaron.
  • Sweet: ¿Y el grupo?
  • Carl: Supongo que se habrán ido.
  • Dutch: ¿Nos dejaron? ¿Ahora que hacemos?
  • Sweet: Tenemos que buscar otra salida.
  • Dutch: He visto una puerta cerca del baño, podemos irnos por ahí.
  • Sweet: Pero antes, tenemos que estar juntos y protegernos mutuamente cuando estemos allá afuera.

Los tres salen y deciden ocultarse para que los zombis no los descubra.

  • Carl: ¿Ahora? ¿Cómo nos vamos sin que se den cuenta?

Pero para la suerte de ellos, Dutch se da cuenta de que había un vehículo estacionado cerca de una casa.

  • Dutch: Oigan, miran hacia allá.
  • Sweet: Es el vehículo de Big Smoke.
  • Carl: Podemos utilizarlo para escarpar de aquí.
  • Sweet: Tienes razón Carl, pero que hay de los zombis.
  • Dutch: No se preocupen de ellos, yo los distraigo mientras que ustedes van por él.
  • Carl: Pero...
  • Dutch: Es la única forma de salir de aquí.
  • Sweet: Ten cuidado con ellos Dutch y toma esta pistola, lo necesitarás.

De esa manera, Dutch sale del lugar y empieza a distraer a los caminantes mientras que Carl y Sweet iban por el vehículo. Dutch empieza a llamar la atención disparando a los caminantes con la pistola que le había entregado Sweet.

  • Dutch: Oigan, por aquí zombis.

Los caminantes se habían dado cuenta de la presencia de Dutch y deciden ir por él, mientras que Carl y Sweet aprovechan y se dirigen cautelosamente hacia el vehículo de Smoke. Ya en él, Sweet intenta abrir la puerta pero no puede, así que decide romper la vitrina para poder abrirla. Luego de ahí, Carl y Sweet entrar al vehículo e intentan encenderlo.

  • Sweet: Enciende vehículo chatarra.
  • Carl: Smoke debió haberse comprado un vehículo moderno.

De tanto insistir, el vehículo enciende y deciden ir en busca de Dutch. Por otro lado, a Dutch se le había acabado las municiones.

  • Dutch: ¡Maldición!

Para la sorpresa de Dutch, éste observa que venía a lo lejos Carl y Sweet para salvarlo de los caminantes. Sweet detiene el vehículo, mientras que Carl empezaba a disparar a los caminantes.

  • Sweet: Vamos Dutch, sube al vehículo.

Dutch logra subir al vehículo y Sweet empieza a arrancar mientras que Carl seguía disparando desde la parte trasera.

  • Dutch: Gracias por salvarme, pensé que ya no la contaba.
  • Sweet: Como vas a pensar eso, eres mi amigo y nunca te abandonaré.
  • Carl: Oye Sweet, ¿a dónde vamos ahora?
  • Sweet: A la casa de Madd Dogg.
  • Dutch: Pero necesitaremos municiones para protegernos ya que la casa queda muy lejos.
  • Carl: Dutch tiene razón.
  • Sweet: Tienen razón, entonces iremos a visitar a un viejo amigo.

De esta manera, Sweet detiene la ruta para ir a visitar a Emmet a pedir algunas municiones. Mientras que por otro lado, el otro grupo había llegado a la mansión de Madd Dogg.

  • Cam: ¿Ésta es la casa del tal Madd Dogg?
  • Kendl: Sí.
  • Cam: Es muy grande y muy lujosa.

Capítulo 3: Decisiones

Al ver que la entrada estaba cerrada, Kendl observa que cerca de allí se encontraba una cámara de vigilancia y por lo tanto, decide hablarle a Madd mediante ella.

  • Kendl: ¿Hola? ¿Madd Dogg?, si me escuchas, soy Kendl, hermana de Carl Johnson.
  • Kendl: Estoy con un grupo, necesitamos tu ayuda.
  • Cam: Madd, abre la puerta.
  • Lenny: Por favor Madd Dogg, no quiero ser devorado por los zombis.

A pesar de los ruegos, la puerta no se abría. Así que el grupo decidió retirarse pero de repente, Kendl observa que la puerta empezaba a abrirse.

  • Kendl: Oigan, la puerta se está abriendo.
  • Lenny: Al fin, sabía que Madd Dogg no nos abandonaría.

Al estar la puerta abierta, el grupo decide entrar y siguen el camino en donde los lleva al garaje de la mansión.

  • Lenny: Me siento más seguro aquí.
  • Viejo Reece: Opino lo mismo.
  • Sam: Hay que sacar las cosas de los vehículos.

En ese instante sale Madd Dogg el cual saluda al grupo.

  • Madd Dogg: Me da gusto que se encuentren con vida. Oigan, ¿y Sweet?
  • Madd Dogg: No me digan que no sobrevivió.
  • Kendl: Él se encuentra bien, pero esta con Carl y con Dutch en el The Well Stacked Pizza.
  • Lenny: Sí, sí, sí. Cambiando de tema, gracias por dejarnos entrar.
  • Madd Dogg: Disculpen por la demora, es que me encontraba almorzando con unos amigos.
  • Viejo Reece: ¿Amigos?, ¿hay otros que se encuentran contigo?
  • Madd Dogg: Sí, y te tengo una sorpresa Kendl. Dejen sus cosas allí y entren a la mansión. Deben de tener hambre.
  • Lenny: Por supuesto.

Ya adentro, Madd Dogg iba mostrando al grupo el camino hacia el comedor.

  • Cam: Es un lugar muy lujoso.
  • Denise: Es mejor que mí casa.

Durante el camino, Madd Dogg iba mostrando al grupo el cuarto de gimnasia.

  • Sam: Es un lugar estupendo, perfecto para realizar ejercicios.
  • Viejo Reece: A pesar de que este lugar se encuentre en perfecto estado, allá afuera es un lugar muy peligroso.

Al llegar al bar, Lenny se queda sorprendido al verlo.

  • Lenny: Que lujoso bar. Es el mejor bar en que he estado.
  • Madd Dogg: Gracias, y eso que no han visto todo el lugar.
  • Madd Dogg: Sigamos con la ruta.

Después del bar, Madd Dogg les enseña al grupo la sala de grabación.

  • Madd Dogg: Aquí es donde hago las grabaciones.
  • Lenny: Estupendo.
  • Madd Dogg: Sigamos.

Y así sigue hasta llegar al comedor. Ya allí, Kendl se sorprende al ver que César Vialpando, su novio, seguía con vida.

  • Kendl: ¡César!, amor.
  • César: Mí linda Kendl, que gusto verte.
  • Madd Dogg: Esta era la sorpresa que te tenía Kendl.
  • Kendl: Gracias Madd, es una gran sorpresa.

Junto a César, se encontraba Ringo, el cual César les presenta al grupo.

  • César: Se me olvidaba, él es Ringo, un viejo amigo mío.
  • Cam: Mucho gusto, Ringo.
  • Ringo: Igual para ti y al grupo.i
  • Madd Dogg: Siéntense, les prepararé el almuerzo.
  • Kendl: No se si podría ayudarlo.
  • Denise: Igual yo. Es lo mínimo que podemos hacer por habernos recibido.
  • Madd Dogg: Claro, no hay ningún inconveniente.

Mientras tanto; César, Sam y Ringo deciden ir a la sala para conversar.

  • César: Oye Sam, ¿sabes dónde se encuentra Sweet?
  • Sam: Sí, se encuentra en The Well Stacked Pizza junto con Carl y Dutch.
  • César: ¿Carl?, ¿se encuentra con vida?
  • Sam: Claro, ¿no lo sabías?
  • César: No, me sorprende que se encuentre con vida.
  • Ringo: ¿Y por qué lo dejaron ahí?
  • Sam: Es que Dutch se estaba demorando mucho en el...

Pero antes de terminar, Sam es interrumpido por Lenny el cual hace un grito de felicidad por haber ganado en un juego de maquinitas.

  • Lenny: ¡Uuuuuuurra!, al fin pude pasar este estúpido juego.
  • Sam: ¡Lenny!
  • Lenny: ¡¿Qué?! Acaso uno no puede gritar de felicidad.

Por otro lado; Sweet, Carl y Dutch habían llegado al pequeño local de Emmet.

  • Sweet: Emmmmmmeeeeeeeet, ¿dónde te encuentras?
  • Carl: Emmet, queremos charlar contigo.

Acto seguido, los tres observan que uno de los garajes se estaba abriendo y observan que Emmet se encontraba ahí el cual se había escondido de los caminantes.

  • Emmet: No hagan demasiado ruido ya que podrían llamar la atención y aparte, ¿qué desean?
  • Carl: Queremos pedirte que nos des algunas municiones
  • Emmet: ¿Municiones?
  • Sweet: Claro Emmet.
  • Emmet: Yo no les daré nada, esos son mis municiones y además tengo que guardarlos para poder protegerme de los "come cerebros".
  • Dutch: ¿Come cerebros?
  • Emmet: Sí, así es como los llamo.
  • Carl: Pues nosotros les decimos caminantes o zombis. Eso no importa, ¿nos puedes prestar al menos algunas municiones?
  • Emmet: Mmmmm, ¿para qué lo desean?
  • Carl: Es que lo necesitamos para poder protegernos de los zombis mientras nos dirigimos hacia la mansión de Madd Dogg.
  • Emmet: ¿Mansión?, ¿por qué no lo dijeron antes?, claro que les prestaré con la condición de que me lleven hacia allí.
  • Sweet: Claro Emmet.

A pesar de que Emmet no quería prestarles las municiones, al final lo logran. Luego de ahí, los cuatro se suben al vehículo en donde siguen su camino hacia la casa de Madd.

  • Emmet: Ahora, ¿hacia dónde nos dirigimos?
  • Sweet: A la casa de Madd Dogg, no queda muy lejos.

Mientras tanto en la residencia, Kendl empieza a charlar con el grupo durante el almuerzo.

  • Kendl: Oigan, después de almorzar, no se olviden que hay que ir a recoger al otro grupo.
  • Cam: Claro Kendl, como nos vamos a olvidar de ellos.
  • Viejo Reece: Pero no vamos a ir todos, ¿verdad?
  • Sam: Claro que no, ya que pondríamos en riesgo a todos allá afuera.
  • Lenny: Entonces, ¿quiénes van a ir?
  • César: Pues yo si voy a ir, tengo que ir a rescatar a Carl.
  • Cam: Yo también iré, ya que le prometí a Kendl que volvería por ellos.
  • Sam: Yo me apunto.
  • Ringo: A pesar de que no los conozco, iré con ustedes.

De esta manera, una parte del grupo decide asistir a la búsqueda, mientras que el otro se queda en la mansión. Afuera de la mansión, el grupo se estaba alistando para la búsqueda.

  • César: Yo me voy en mí Savanna.
  • Cam: Yo iré en el vehículo de Sweet junto con Sam.
  • Lenny: ¿Y tú Ringo?
  • Ringo: Yo en mí motocicleta.
  • Viejo Reece: Les deseo suerte muchachos.
  • Madd Dogg: Les abriré la puerta para que salgan.
  • Kendl: Suerte mi amor.
  • César: Traeré a tu hermano con vida.

Capítulo 4: Supervivencia

El grupo se dirige al The Well Stacked Pizza en donde dejaron a Carl, Sweet y a Dutch. Mientras que por otro lado, Carl y el resto deciden hacer una parada en el Cluckin' Bell, ubicado en Market.

  • Emmet: Oigan, ¿por qué nos detenemos?
  • Sweet: Vamos a sacar un poco de comida del Cluckin' Bell. Además, no podemos seguir con el estómago vacío.
  • Emmet: Tienes razón, no he probado nada desde ayer.
  • Sweet: Dutch, quédate junto con Emmet mientras que nosotros iremos por algo de comida.

Carl y Sweet ingresan al Cluckin' Bell. Luego de haber sacado algo de comida, Sweet decide hablar con Carl sobre Emmet.

  • Sweet: Oye Carl, me da mala espina Emmet.
  • Carl: ¿En serio?
  • Sweet: Sí, creo que trama algo.
  • Carl: Pues creo que tienes razón, ¿qué sugieres que hagamos con él?
  • Sweet: Habrá que cuidarse de él y estar alerta. Salgamos de aquí ya que dentro de unas horas va a anochecer.

Los dos salen y se reparten la comida que habían conseguido del Cluckin' Bell.

  • Emmet: Hace tiempo que no probaba este delicioso pollo.
  • Sweet: Apresúrense en terminar ya que no nos queda mucho tiempo.

Ya satisfechos, el grupo retorna su camino hacia la mansión de Madd Dogg. En el trayecto, el grupo vuelve a realizar otra parada.

  • Emmet: Y ahora, ¿por qué nos detenemos?
  • Sweet: Al parecer, se ha malogrado el motor.
  • Carl: Justamente ahora.
  • Sweet: Habrá que seguir a pie.

De esta manera, el grupo continúa su camino a pie hasta la mansión. El equipo logra pasar Market y llegan a Temple.

  • Emmet: ¿Falta mucho para llegar a la casa de ese tal Madd Dogg?
  • Carl: No, solo falta unos cuan...

Pero antes de terminar, Carl observa que más adelante había 5 caminantes que se estaban devorando a una persona.

  • Carl: Miren, hay 5 caminantes.
  • Sweet: Habrá que eliminarlos para seguir nuestro trayecto.
  • Emmet: Déjamelo a mí, yo me encargo de ellos.

Emmet se acerca y decide eliminarlos con una pistola, pero lo que no sabía Emmet es que a los zombis les atraía el ruido. Sweet decide detenerlo, pero no lo logra.

  • Sweet: Emmet, ¿qué has hecho?
  • Emmet: Lo que se debía de hacer, matar a los zombis.
  • Carl: Pero sabías que a los zombis les atrae los ruidos.
  • Emmet: Jo pu**, ¿por qué no me avisaron?
  • Dutch: Tenemos que irnos antes de que lleguen los zombis.
  • Sweet: Escondámonos en una de esas casas.
  • Carl: Los zombis se están acercando.
  • Sweet: No hay que perder más tiempo, entremos en esa casa.

De esta manera, el grupo entra a la casa para ocultarse de los caminantes.

  • Dutch: Habrá que esperar a que los zombis se alejen.
  • Sweet: Mientras tanto, yo iré a inspeccionar el lugar para ver si encuentro algo que nos sirva.
  • Emmet: Claro, aquí te esperamos.

Sweet decide comenzar por el segundo piso, mientras tanto, Carl veía por la ventana como los zombis se comían a los zombis que Emmet había matado.

  • Carl: Que repugnante.
  • Emmet: ¿Qué pasa Carl?
  • Carl: Los zombis se están comiendo a uno de los suyos.
  • Emmet: Cambiando de tema, ¿cuánto tiempo crees que los zombis permanezcan allí?
  • Carl: No lo sé, pero espero que sea antes de que anochezca.

De ahí, Sweet baja apresurado para informarle a los muchachos que había encontrado algo que les sería muy útil.

  • Sweet: Oigan, acabo de encontrar algo que nos servirá.

El grupo acompaña a Sweet en donde los lleva a un dormitorio.

  • Sweet: Observen.
  • Carl: Que coño, son armas de calidad.
  • Emmet: Son mejores que mis armas.
  • Carl: Por favor Emmet, lo que tú tienes son armas para niños.
  • Emmet: Si mis armas son para niños, entonces, ¿por qué coño me pediste una junto con Smoke?
  • Carl: No teníamos otra opción.
  • Sweet: Dejen de discutir, ¿acaso no saben en qué situación nos encontramos?
  • Carl: Sweet tiene razón.
  • Emmet: Solo por esta vez te haré caso, ya que deseo llegar a la mansión de Madd Dogg.
  • Sweet: Escojan algunas de esas armas y el resto habrá que guardarlas en esas dos maleteras.
  • Dutch: Oye Sweet, parece que va a anochecer dentro de poco.
  • Sweet: ¡Maldición!, tenemos que largarnos de aquí cuanto antes.
  • Carl: Listo hermano, ya están guardadas las armas.
  • Sweet: Excelente, ahora que alguien las lleve.
  • Dutch: Yo me encargo.
  • Sweet: Bien, ahora vámonos de aquí.

El grupo baja de las escaleras y se dirigen a la puerta para salir, pero para mala suerte de ellos, los caminantes aún seguían allí.

  • Sweet: ¡Joder!, esos zombis todavía siguen allí.
  • Sweet: Tendremos que pasar la noche aquí.
  • Emmet: ¿La noche?
  • Sweet: Claro, no queda de otra.

De esta manera, el grupo se queda en la casa a pasar la noche. Mientras por otro lado, César y el grupo habían llegado al The Well Stacked Pizza.

  • César: Llegamos.

Al llegar, el grupo sale de los vehículos y empiezan a prepararse para el rescate.

  • César: Escuchen, yo y Ringo iremos adelante mientras que Cam y Sam irán atrás.
  • Cam: Oye, ¿y quién irá a verificar los vehículos?
  • César: No lo había pensado. Alguien tendría que quedarse para que los proteja y que nos llame en caso de que vengan los zombis.
  • Ringo: Yo me quedo a cuidarlos.
  • César: Oh, gracias Ringo. Bueno, no hay que perder más tiempo y entremos.

El grupo entra a la pizzería y empieza a buscar a Carl, Sweet y a Dutch. Luego de un rato, se dan cuenta de que ya no se encontraban.

  • César: Se han ido.
  • Cam: Tal vez decidieron continuar al igual que nosotros y se hallan ido a la mansión.
  • Sam: Tienes razón.
  • César: Ya no hay nada que hacer aquí, larguémonos.

Pero de repente, se oyen balazos el cual alerto al grupo.

  • César: Algo debe de haber ocurrido allá afuera.

El grupo sale y observa que los zombis se habían dado cuenta de su parecencia y empezaban a acercarse.

  • César: ¡Oh! ¡Diantres! Debemos irnos de inmediato.
  • Cam: Ayudemos a Ringo ya que no podrá con todos.
  • Ringo: ¿Y los encontraron?
  • César: No, al parecer se marcharon para continuar con la ruta.
  • Cam: Son muchos, no vamos a poder con todos.
  • Ringo: No queda de otra, tenemos que largarnos de aquí. Ustedes suban a los vehículos mientras que yo los cubro.

Pero sin darse cuenta, un zombi se lanza sobre Sam y le hace caer el arma.

  • Sam: ¡Mierda! ¡Auxilio!

Para su suerte, Cam le ayuda el cual acaba con el zombi.

  • Sam: Gracias.
  • Cam: Ten más cuidado, ahora subamos al auto.

El grupo consigue salir del lugar y empiezan a alejarse de la emboscada zombi. Luego de un rato, deciden hacer una parada para descansar de la emboscada que habían pasado.

  • César: ¿Se encuentran bien?
  • Ringo: Yo sí.
  • Cam: Yo igual.
  • Sam: Yo también.

Cam detecta algo en la polera de Sam el cual le pregunta lo que le sucedió.

  • Cam: Oye, ¿y eso?
  • Sam: Nada.
  • Cam: Como que nada, déjame ver.
  • Sam: Solo es un poco de sangre de algún caminante.

A pesar de lo que le había dicho Sam, Cam no le cree y decide verificarlo el cual se sorprende que era una pequeña herida.

  • Cam: ¿Qué te paso?
  • Sam: Solo es un pequeño rasguño que me hizo el zombi cuando se lanzó sobre mí.
  • Sam: Por favor, no le digas a nadie.

Pero a pesar del ruego, Cam decidió avisarle al grupo.

  • Cam: César, a Sam le han hecho un pequeño rasguño.
  • César: ¿En serio?
  • Cam: Sí.
  • César: Sam, debemos llevarte a la mansión para que te cures de la herida.
  • Sam: No es para tanto, solo es un pequeño rasguño.
  • César: De todas maneras, hay que curar esa herida. Ringo, puedes ir adelante para que nos protejas desde tu moto.
  • Ringo: Claro.
  • César: No hay que perder más tiempo.

Capítulo 5: El reencuentro

El grupo regresa a la mansión para que curen a Sam del rasguño que le había ocasionado el caminante. El sol se estaba ocultando para dar paso a la luna. En el camino, hubo algunos obstáculos pero el grupo supo resolverlo en donde finalmente llegaron a su destino.

  • César: Llegamos y justamente a tiempo.

Madd Dogg observa al grupo desde la cámara y decide abrirles. El grupo sigue la ruta y llegan al lugar del garaje en donde el resto del grupo los estaba esperando.

  • Lenny: Llegaron, por fin.
  • Kendl: Ya deseo ver a mi hermano.
  • Viejo Reece: Oigan, ¿y el grupo?
  • César: No pudimos encontrarlo, al parecer se fueron para dirigirse hacia aquí.
  • Cam: Hablando de eso, a Sam le han hecho una herida.
  • Madd Dogg: Hay que llevarlo a uno de los cuartos para que le curen la herida.
  • Sam: No es necesario, me siento bien.
  • Viejo Reece: Así dijo un amigo mío y no quería que le curaran. Pasaron los días y finalmente murió. No voy a correr el mismo riesgo, así que llévenlo.

El grupo entra a la mansión para cenar, mientras que a Sam lo llevaron a uno de los cuartos para que le curaran la herida. Denise se hizo cargo del cuidado de Sam hasta que se recuperara.

  • Sam: No es necesario.
  • Denise: Claro que sí.
  • Sam: Pero...
  • Denise: Tienes que descansar y recuperar fuerzas. Ahora quédate aquí mientras te traigo la cena.
  • Sam: Gracias Denise.

Mientras que en el comedor, el grupo charlaba lo que iban a hacer mañana.

  • César: Mañana volveremos a retornar la búsqueda.
  • Cam: Pero recuerda que esta vez seremos tres ya que Sam se encuentra herido.
  • Kendl: Mi hermanito, ¿en dónde se encontrará?
  • César: No te preocupes Kendl, debe de estar bien. Aparte de que lo conozco lo suficientemente bien, debe de estar refugiado en un lugar seguro.
  • Madd Dogg: Oigan, creen que Sam se convierta en un caminante.
  • Kendl: Espero que no.
  • Cam: Denise, ¿cómo se encuentra Sam?
  • Denise: Bien. Le he vendado la herida para que no se le infecte.

Acabada la cena, cada uno se retiró para irse a los dormitorios. Cam vio que Madd Dogg se estaba yendo a otro lugar y decidió preguntarle a donde se dirigía.

  • Cam: Madd Dogg, ¿a dónde vas?
  • Madd Doog: Voy a asegurarme de que todo se encuentre perfectamente cerrado.
  • Cam: ¿Para qué?
  • Madd Dogg: Para que los zombis no traten de entrar y no nos sorprenda durante la noche.

Cam se marcha y se va a su dormitorio, mientras que Madd Dogg iba a dar una chequeada a la mansión. Acabado su deber, Madd Dogg se va a su dormitorio al igual que el resto.

En la mañana siguiente, el grupo se dirige al comedor a tomar el desayuno. Mientras que Madd Dogg lo iba preparando con la ayuda de Kendl, Lenny decide jugar otra vez a las maquinitas.

  • Lenny: Esta vez romperé mi récord.
  • Viejo Reece: Lenny, otra vez vas a jugar ese juego.
  • Lenny: Claro Reece, hay que disfrutar la vida al máximo como si fuera el último. Qué pasa si muero hoy o tú, o cualquier miembro del grupo. Ahora déjame pasar este juego.

Reece se retira y decide ir a ver a Sam pasa saber cómo iba en su recuperación.

  • Sam: ¡Reece!, que gusto volver a verte.
  • Viejo Reece: ¿Cómo vas en tu recuperación?
  • Sam: Bien y aquí Denise cuidándome, mucho mejor.
  • Viejo Reece: Que bien, espero que te recuperes cuanto antes.

Acto seguido, Ringo llega para avisarle que el desayuno estaba listo. Reece se retira mientras que Denise iba por el desayuno de Sam. Por otro lado, Sweet despierta al grupo para continuar con el camino.

  • Sweet: ¡Carl! ¡Carl! ¡Carl!, despierta negro.
  • Carl: ¿Qué pasa?
  • Sweet: Hora de levantarse y ayúdame a despertar al resto.
  • Carl: Déjame dormir unos minutos más.
  • Sweet: Cuando lleguemos a la mansión, podrás dormir todo lo que desees.
  • Sweet: Despierta Dutch, ya llego la hora de partir.
  • Sweet: Levántate Emmet.

A pesar de que nadie se levantaba, Sweet decide dar un balazo al aire para que el grupo se levante.

  • Emmet: Que coño fue eso.
  • Sweet: Era la única forma de que reaccionaran.
  • Carl: No lo vuelvas a ser ya que casi me orino del susto.
  • Dutch: ¿Los zombis ya se retiraron?
  • Sweet: Claro, hace como media hora que se fueron.
  • Emmet: Entonces que esperamos, hay que marcharnos de aquí de inmediato.
  • Sweet: Sí, pero no se olviden de llevar las armas.
  • Emmet: Sí, sí, sí; ahora vámonos.

El grupo abandona la casa y retoman su camino. En el transcurso, el grupo empieza a derrotar a algunos zombis y así continuaron hasta llegar al cartel de Vinewood.

  • Emmet: ¿Cuánto falta?
  • Sweet: Falta poco, solo tenemos que subir esa colina.
  • Emmet: ¿Esa colina?, entonces falta mucho.
  • Sweet: Hay que estar precavido ya que debe de haber varios zombis merodeando por ahí.
  • Dutch: Suena muy peligroso.

Sweet y el resto suben a la colina el cual afrontan a varios caminantes que se encontraba allí. Luego de un duro camino, llegan a la mansión cansados y hambrientos.

  • Emmet: ¿Ese es la casa de Madd Dogg?
  • Carl: Por supuesto.
  • Emmet: Es muy lujosa y enorme.
  • Dutch: Si, pero la entrada se encuentra cerrada.

Sweet observa que cerca de la entrada había una cámara por el cual decide llamar a Madd Doog por ahí.

  • Sweet: Observen, podemos llamar a Madd Dogg por ahí.
  • Carl: ¿Crees que funcione?
  • Sweet: No queda de otra.

De esa forma, Sweet junto con el resto deciden llamar a Madd Dogg. Luego de un rato, la entrada aún continuaba cerrada pero el grupo no se dieron por vencido y siguieron llamándolo. Dentro de la hacienda, Madd Dogg decide verificar como iba afuera, así que se dirige al centro de vigilancia y se da con la sorpresa de que afuera se encontraba Carl junto con el grupo.

  • Madd Dogg: ¡Es Carl y está vivo!

Madd Dogg abre la puerta y acto seguido, le avisa a los demás el regreso de Carl.

  • Madd Dogg: Carl ha vuelto.
  • Kendl: ¿Mí hermano?, que maravilla.
  • César: Sabía que iba a llegar aquí con vida.
  • Kendl: Y que estamos esperando, dirijámonos allá afuera para saludarlos.

Todo el grupo salieron para saludar a Carl y al resto, excepto Sam y Denise ya que esta última estaba cuidando de Sam.

  • Kendl: ¡Carl! ¡Hermanito!
  • Carl: Que gusto volver a verte Kendl.
  • Sweet: ¿No te da gusta volver a verme?
  • Kendl: Disculpa Sweet, también me da gusto verte.
  • Madd Dogg: Bienvenido Carl, y disculpa por haberme demorado en abrir la puerta.
  • Sweet: Se me olvidaba, él es Emmet.
  • Madd Dogg: Mucho gusto Emmet.
  • Emmet: Igual para ti.
  • César: Brother, sabía que ibas a llegar.
  • Madd Dogg: Deben de tener hambre, ¿por qué no pasan y comen algo?
  • Carl: Tienes razón, no he probado nada desde ayer.

El grupo ingresa a la mansión, luego ahí, Madd junto con Kendl deciden prepararle algo a los recién llegados, mientras que Carl le contaba a César lo que tuvo que pasar para llegar.

  • Carl: Fue un camino muy riesgoso. Cuando nos dejaron, tuve que enfrentarme a los zombis para poder salir. Y cambiando de tema, no he visto a Denise ni a Sam en ningún lado. ¿A caso no lograron sobrevivir?
  • César: Sí sobrevivieron, pero a Sam lo hirieron y Denise lo está cuidando.
  • Carl: ¿Hirieron a Sam?
  • César: Sí. Lo que paso fue que fuimos a buscarlos y en el camino los zombis nos atacaron, y fue en ese momento en que hirieron a Sam.

Carl y César siguieron charlando hasta que éste último le informo a Carl que pensaba proponerla matrimonio a Kendl. A Carl le pareció una bonita noticia ya que haría muy feliz a Kendl. Luego de ahí, César es interrumpido por una llamada desde su teléfono móvil.

  • César: ¿Hola?
  • ?: César, necesito que me saques de aquí.
  • César: ¿José? ¿Eres tú?
  • José: Claro. Estoy atrapado en el Corona. Los zombis nos han rodeado y no podemos escapar de ellos. Apúrate ya que se nos está acabando las municiones.

Acabada la llamada, César no lo piensa y decide ir a rescatar a su primo. César le informa al grupo sobre la situación y con la ayuda de Carl, Sweet, Ringo, Dutch y Emmet emprende su camino hasta el Corona.

Capítulo 6: El rescate

Luego de un par de horas, el grupo llega a su destino y deciden estacionarse en el Nude & XXX Shop. Ya ahí, el grupo empieza a prepararse para el rescate ya que saben que es una misión muy riesgosa y peligrosa.

  • César: ¿Preparados muchachos?
  • Emmet: ¿Por qué tenemos que hacer esto? Es muy peligroso lo que vamos a ser. Mejor larguémonos y hay que dejarlos a su suerte.
  • César: Escucha Emmet, son los únicos compañeros de mi banda que se encuentran vivos y si no quieres ir, pues lárguete de aquí pedazo de escoria.
  • Emmet: (Amenazando con su pistola) Quieres bronca, ¿no? Pues lo tendrás.
  • Carl: Basta muchachos, dejen de pelear. Escucha Emmet, hemos venido a rescatar a la familia de César y si no deseas ir a arriesgarte, puedes ir yéndote ya que nadie te va a detener.
  • Emmet: Ok, ok, ok. Yo solo no más decía.

Acabado el pleito, Sweet se pone al frente de los demás.

  • Sweet: Tenemos que organizarnos ya que tal vez deben de haber varios zombis.
  • César: Tienes razón Sweet, pero no podremos ir todos ya que alguien debe vigilar los vehículos.
  • Sweet: Claro. Entonces, ¿quién se queda a cuidarlos?
  • Dutch: Yo me ofresco a quedarme.
  • Sweet: Gracias Dutch.
  • César: Ya no hay que perder más tiempo ya que de seguro mis compañeros deben de estar en peligro.

Con Dutch cuidando los transportes, el resto empiezan a dirigirse al lugar en que se encontraba José y el resto de la banda. Luego de acabar con algunos cuantos zombis, Carl y el resto llegan a un par de casas en donde se encontraba los compañeros de César.

  • César: Ese es el lugar en donde vive José.
  • Sweet: Es un lugar grande y de seguro deben de haber zombis caminando por ahí.
  • Ringo: Tendremos que tener mucho cuidado y asegurarnos de que no nos muerdan.
  • César: Sí pero tenemos que ir de enseguida.

El grupo sale del lugar y se dirigen hacia el barrio. Ya ahí, empiezan a matar a los zombis que se encontraba en ese lugar. César apresuradamente empieza a dirigirse a la casa de José mientras eliminaba a los zombis que le impedían llegar a su objetivo. Ya ahí, César ve el vehículo de José y detrás de él, se encontraba José junto a sus tres compañeros el cual se encontraban agotados luego de haber eliminado a varios zombis.

  • Sunny: José, ¿ese no es César?
  • José: ¿César?, llegaste justo a tiempo.
  • César: Como no iba a llegar José, eres mí único familiar que se encuentra vivo y ustedes los únicos de la banda.

En ese instante, el resto del grupo llegan para ayudar a los compañeros de César.

  • Sweet: Tenemos que irnos de aquí ya que no es un lugar seguro.
  • Hazer: Sí pero primero déjame ir a mi casa para recoger algunas cosas.
  • Sweet: No hay tiempo Hazer, en cualquier momento deben de llegar más caminantes.
  • Emmet: Si desean pueden quedarse aquí pero yo me regreso al auto.

Hazer decide ir a su casa y al solo dar la vuelta, éste es atacado por un caminante y acto seguido, empieza a pedir ayudar al grupo.

  • Hazer: ¡Auxilio!
  • César: ¡Hazer!
  • Sweet: Le dije que no fuera.

El grupo se dirige al lugar y ya ahí, observan a Hazer siendo devorado por varios zombis.

  • Sweet: Mierda, mierda, mierda; le dije que no fuera.

A causa del palabreo de Sweet, los zombis se dan cuenta de la presencia del grupo y deciden ir a atacarlos.

  • Sweet: Se han dado cuenta, de regreso a los vehículos.

El grupo empieza a correr para luego dirigirse a los vehículos. En el camino, se toparon con algunos zombis el cual acaban muertos por el grupo. A algunos cuantos metros de salir del barrio, encuentran a Emmet y sin darse cuenta de su presencia, Carl lo empuja.

  • Emmet: ¡¿Qué te pasa?!
  • Carl: Lo siento Emmet, no me di cuenta.
  • Emmet: Crees que con una disculpa lo vas a solucionar.
  • Carl: Es que...
  • Emmet: (Amenazando con su pistola) Ya me hartastes Carl, hasta aquí llegaste.

Antes de que Emmet le disparará a Carl, Sweet hiere a Emmet luego de haberle disparado en la pierna, dejándolo cojo. A causa del disparo realizado por Sweet, éste atrae a todos los zombis que se encontraban por el barrio.

  • Carl: ¿Qué has hecho Sweet?
  • Sweet: Lo que tenía que hacer Carl.
  • Emmet: Maldito Sweet, lo pagarás muy caro.

En ese preciso instante, los zombis empezaban a acercarse al grupo.

  • Ringo: ¡Caminantes!
  • Sweet: Son muchos, de regreso a los autos.
  • Carl: No podemos dejar a Emmet en este lugar.
  • Sweet: Debió de haber pensado mejor antes de meterse con mi familia.

El grupo empieza a retirarse del barrio, dejando a Emmet a su suerte. Emmet mira con odio a Sweet luego de haberle dejado herido

  • Emmet: Lo pagarás muy caro Sweet, muy caro.

Emmet empieza a caminar cojamente y se dirige a un rumbo desconocido para huir de los zombis. Acabo de un rato, el grupo finalmente logra llegar a los vehículos luego de haber dejado a Emmet atrás.

  • Sweet: Dutch sube al vehículo al igual que al resto.
  • Dutch: ¿Qué pasa Sweet? ¿Por qué el apuro?
  • Sweet: Caminantes, los caminantes nos están siguiendo.
  • Dutch: ¿Y Emmet? ¿Dónde está Emmet?
  • Carl: Sweet lo dejó herido luego de intentar matarme.
  • Dutch: Oh, pobre Emmet, pero supongo que se lo merecía.

Dutch se sube al vehículo de Sweet y junto al grupo, toman rumbo a la residencia de Madd Dogg. Luego de un camino largo, el grupo hace una parada al Cluckin' Bell ubicado en Market.

  • Sweet: Solo tenemos un minutos para comer.

El resto entra al Cluckin' Bell y cuando se disponía a entrar Sweet, Dutch le llama para conversar sobre Emmet.

  • Dutch: Oye Sweet, ¿por qué lo hiciste?
  • Sweet: No tuve otra opción Dutch, iba a matar a Carl.
  • Dutch: Pero no pudiste haberlo solucionado de otra manera
  • Sweet: No lo había, estaba fuera de control.
  • Dutch: Espero que hayas hecho lo correcto Sweet, aunque siento lástima por Emmet. Y otra pregunta, ¿acaso no eran cuatro los compañeros de César?
  • Sweet: Sí pero uno murió luego de haber sido devorado por los zombis.
  • Dutch: Pobre hombre, debió de haber sufrido.
  • Sweet: Sí. Creo que ya tenemos que irnos. Avisaré al grupo mientras te encargas de cuidar los vehículos.

Sweet entra al Cluckin' Bell en donde le avisa al grupo sobre la partida. El grupo retoma su camino y luego de un tiempo, logran llegar a la mansión de Madd Dogg.

  • Gal: ¿Aquí es donde has estado César? Un lugar muy grande, ¿no?
  • César: Sí, por ahora estaremos en este lugar.
  • Sunny: ¿Por ahora? Yo no pienso irme de aquí.
  • José: Basta de palabreo y avísale a ese tal Madd Dogg de que nos abra.

Mientras en la mansión, Madd Dogg ya había visto al grupo mediante la cámara de seguridad. Madd Dogg no duda en abrirles y luego de eso, se dirige rápidamente a los miembros del grupo para avisarle de la llegada del resto. Ya afuera, Kendl estaba emocionada en ver otra vez a César. El grupo llega al lugar y es recibido por el resto con los brazos abiertos.

  • Kendl: ¡César! Te estaba esperando.
  • César: Oh, Kendl. Ven acá para abrazarte.
  • Viejo Reece: Oigan, ¿y Emmet? ¿Dónde está?
  • Carl: No pudo sobrevivir.
  • Viejo Reece: Que lástima.
  • Madd Dogg: Basta de lamentos y pasen a mi hogar. Supongo que tendrán hambre, especialmente los nuevos invitados.

Capítulo 7: El gran ataque

El grupo entra a la mansión para tomar un descanso luego de haber pasado lo ocurrido. Los nuevos integrantes empiezan a comer lo que había preparado Denise y Kendl, mientras que Madd Dogg se acerca a CJ y a Sweet para contarles un asunto delicado.

  • Carl: Bueno Madd, ¿qué ocurre?
  • Madd Dogg: Es sobre Sam, se encuentra muy delicado de salud.
  • Sweet: ¿Sam?, pobre de él. ¿Crees que lo logre?
  • Madd Dogg: No lo creo pero puede haber una posibilidad.
  • Carl: ¿Y Denise, lo sigue cuidando?
  • Madd Dogg: Sí, ella no se ha apartado de Sam en ningún momento.
  • Sweet: Espero que lo logre ya que nos sería muy útil en el equipo.
  • Madd Dogg: Bueno muchachos, supongo que tendrán sed. ¿Por qué no vamos al bar a tomar algo?
  • Sweet: Tienes razón, ya me estoy hartando de solo comer.

Carl, Sweet y Madd Dogg se dirigen al bar a tomar un par de bebidas. Mientras por otro lado, Reece decide visitar a Sam. En el camino, se encuentra con Lenny el cual se encontraba jugando en las máquinas.

  • Viejo Reece: Lenny, ¿no te cansas de jugar?
  • Lenny: Pues no.
  • Viejo Reece: Lenny, Lenny, Lenny, espero que no te arrepientas de no haber hecho otra cosa más que jugar.

Reece se retira pero es detenido por Lenny

  • Lenny: ¡Espera! ¿a dónde te diriges?
  • Viejo Reece: Voy a visitar a Sam.
  • Lenny: Pensándolo bien, creo que debo tomar un descanso. Iré contigo.

Finalmente Lenny decide dejar el juego y va con Reece a visitar a Sam. Ya en el cuarto, Reece y Lenny se acercan a Denise para preguntarle sobre la salud de Sam.

  • Viejo Reece: Denise, ¿cómo se encuentra Sam?
  • Denise: Un poco delicado.
  • Viejo Reece: Espero que se recupere.
  • Denise: Todos esperamos su recuperación.
  • Viejo Reece: Sí. ¿Te enteraste lo que le paso a Emmet?
  • Denise: Pues no, ¿qué le paso?
  • Viejo Reece: Lamentablemente no pudo sobrevivir.
  • Denise: Que lástima. Espero que Sam no nos deje.
  • Viejo Reece: Bueno Reece, me retiro ya que estoy un poco cansado. Me iré a mi cuarto.
  • Denise: Vale. Te mantendré al tanto sobre Sam.
  • Viejo Reece: Lenny, voy a dejar la puerta junta en caso de que desees entrar.

Reece se retira para posteriormente irse a su habitación a descansar, dejando a Lenny con Denise y con Sam. Ya en la noche, Kendl se dispone a preparar la cena mientras que Lenny decide ir a su habitación a descansar con Reece. Por otro lado, los nuevos integrantes se encontraban con César jugando un partido de basketball mientras que Carl, Sweet y Madd se encontraban bebiendo en el bar.

  • Madd Dogg: ¿No creen que ya bebimos mucho?
  • Sweet: Tienes razón, incluso me empieza a doler un poco la cabeza.
  • Carl: Ya no doy más.
  • Sweet: Yo me retiro, me voy a mi cuarto a descansar. ¿Me acompañas Carl?
  • Carl: Anda avanzando Sweet.
  • Madd Dogg: Yo beberé un poco más.
  • Carl: Te dejo Madd. Al igual que Sweet, me está empezando a doler un poco la cabeza.
  • Madd Dogg: Te veré luego.

Carl y Sweet se van a su habitación, dejando solo a Madd en el bar. Luego de unos minutos, Kendl se dispone a llamar al grupo para la cena. Al ver que el grupo no estaba completo, le pide a Ringo que le ayude a llamar al resto. Ringo se dirige al cuarto de gimnasia para avisarle a César y a sus compañeros sobre la cena.

  • Ringo: ¡César, José, Sunny y Gal!, la cena se encuentra lista.
  • César: Gracias Ringo. Muchachos, continuaremos mañana.
  • Gal: Que lástima, ya te iba a ganar, César.

Ringo empieza a buscar a Madd y luego de unos minutos, llega a encontrarlo sentado en el bar.

  • Ringo: ¡Madd! ¿Qué paso? Nunca te he visto de esa forma.
  • Madd Dogg: Solo bebí un par de copas. No es para tanto.
  • Ringo: Será mejor llevarte a tu cuarto para que descanses.
  • Madd Dogg: Déjame, yo puede ir solo.
  • Ringo: No Madd, de seguro te vas a caer en el camino. No resistas y deja que te ayude.

Ringo deja a Madd en su cuarto y acto seguido, se dirige al comedor para cenar con el resto del grupo. Durante la cena, José empieza contarle al resto sobre su supervivencia ante el ataque zombi.

  • José: Como les seguía diciendo, la banda fue esparciéndose ante el ataque de los zombis. Perdimos a muchos de nuestros amigos.
  • Gal: Incluso hoy perdimos a Hazer.
  • Kenld: Lamento lo de tu amigo.
  • José: Hazer era un gran amigo, incluso salvo Sunny de ser devorado por unos zombis.
  • Sunny: Cuando me salvo, le prometí que le iba a devolver el favor. Como me hubiera gustado estar con él en el momento del ataque.
  • Gal: Sweet, si lo hubieras detenido, ahora Hazer no estaría muerto.
  • César: Por favor Gal, fue la decisión de Hazer irse a su casa. Sweet le advirtió pero él no le hizo caso.
  • Kendl: Y hablando de muertes, ¿me podrían decir como murió Emmet?
  • Gal: Este...
  • César: La verdad, Emmet no murió, lo dejamos.
  • Kendl: Pero, ¿por qué?
  • César: Quiso matar a tu hermano Carl.
  • Kendl: ¿Emmet? No lo creo.
  • César: Pues aunque no lo creas, es cierto.
  • Ringo: Había amenazado a Carl con una pistola pero Sweet lo detuvo, hiriéndole en la pierna.
  • Sweet: Tuvo que hacerlo ya que estaba fuera de control. Además, hubiera podido herir a cualquiera de nosotros.
  • Cam: Si crees que fue la mejor para todos, lo aceptare.
  • Lenny: Oigan, ¿saben dónde se encuentra Madd?
  • Ringo: Lo deje en su cuarto descanso ya que había bebido demasiado.
  • Carl: La última vez que lo vi así, fue en Las Venturas.

Acabada la cena, cada miembro del grupo se fue retirando del comedor para luego dirigirse a su habitación. Mientras que Kendl, lleva los servicios para lavarlo. Cerca de las 01:30, Reece se dirige donde Lenny el cual se encontraba jugando a las maquinitas.

  • Viejo Reece: Lenny, ¿vas a ir al cuarto?
  • Lenny: Si pero primero voy a terminar este juego.
  • Viejo Reece: No te cansas de jugar. ¿Acaso no sabes la hora que es?
  • Lenny: Pues no.
  • Viejo Reece: En caso de que entres al dormitorio, no te olvides de cerrar la puerta con llave.

Reece se va a su cuarto, dejando a Lenny en las maquinitas. Acabo de un rato, Lenny recuerda las palabras de su amigo Reece y empieza a reflexionarlo.

  • Lenny: Y si Reece tiene razón, si he desperdiciado mi vida en los juegos. Será mejor que camine un rato para reflexionarlo mejor.

Lenny se aleja de las máquinas y empieza a caminar por toda la mansión. Por otro lado, Madd despierta luego de un sueño profundo.

  • Madd Dogg: Nunca había bebido tanto.
  • Cam: Hola dormilón.
  • Madd Dogg: ¿Sabes qué hora es?
  • Cam: Creo que son las 1:40.
  • Madd Dogg: ¿1:40? Tengo que asegurarme de que la mansión se encuentre perfectamente seguro.
  • Cam: ¿Seguro?
  • Madd Dogg: Claro, ya que cada noche me encargo de verificar que las puertas y ventanas se encuentren con llave. Aparte, siempre activo la alarma de seguridad en caso de que entre algún intruso.
  • Cam: No te preocupes de ello, yo me encargaré de hacerlo. Así que sigue durmiendo.
  • Madd Dogg: Bueno, confió en ti Cam.

Cam sale de la habitación y de casualidad se tropieza con Lenny el cual lo ve un poco pensativo.

  • Cam: Lenny, ¿te ocurre algo?
  • Lenny: Estaba pensando en lo que me había dicho Reece.
  • Cam: ¿Y qué te dijo?
  • Lenny: De que estoy desperdiciando mi vida en los juegos.
  • Cam: Creo que Reece tiene razón ya que para mucho en ellos. Bueno Lenny, te dejo ya que tengo que hacer algo.

Cam se va mientras que Lenny sigue su camino. En la habitación César, Gal le pide a la pandilla a ir a jugar otro partido de basketball pero sus amigos no desean ir a jugar.

  • Gal: Vamos muchachos, juguemos otro partido de basketball. Acaso tienen miedo de perder.
  • José: Claro que no, pero es un poco tarde.
  • Gal: Vamos muchachos, otro partido y les prometo que será el último.
  • César: Bueno Gal pero al menos déjanos levantarnos.
  • Gal: Vale. Los voy a estar esperando en la sala de gimnasia.

Al cabo de un rato, los muchachos se alistan y se dirigen al lugar. Ya ahí, empiezan a jugar pero al parecer Sunny se le olvido algo.

  • Sunny: César, José y Gal, ya regreso ya que se me olvido de traer algo.
  • José: No te demores mucho Sunny.

Sunny se dirige a su habitación a sacar algo mientras que por otro lado, Lenny se encontraba cerca de la puerta de la salida de la mansión. Lenny seguía pensando en lo que le había dicho su viejo amigo Reece y acto seguido, observa algo que se movía en los arbustos.

  • Lenny: ¿Quién anda ahí? Si es alguien pues le aviso que no me asusta.

Lenny se acerca lentamente al lugar y acto seguido, un zombi se lanza a él y le muerde a Lenny en el brazo. A pesar de que Lenny intentaba defenderse, dos zombis más aparecen y se lanza sobre éste. Lenny ve a varios zombis entrar por la puerta de salida el cual habían destruido. Ante el dolor, Lenny da un agrito y a causa de esto, hace levantar a la mayoría del grupo.

  • Denise: Me parece a ver oído la voz de Lenny.
  • Sam: ¿Qué pasa Denise?
  • Denise: Creo que he oído la voz de Lenny. Iré a averiguar.

Denise sale del dormitorio y contempla a varios caminantes el cual estaban atacando al desafortunado Lenny. Con sus últimos segundos de vida, Lenny le empieza a hablar a Denise.

  • Lenny: Denise, ayúdame por favor.
  • Denise: ¡Zooooommmmbbiiiissss!
  • Lenny: ¡Arrrgh!

Denise se dirige rápidamente a su habitación para avisarle lo sucedido a Sam, mientras que Lenny seguía sufriendo ante el ataque de los zombis.

  • Denise: Sam, tenemos que irnos de aquí
  • Sam: ¿Qué ocurre?
  • Denise: Caminantes, los caminantes han logrado entrar a la residencia.
  • Sam: ¡Maldición! Busca mi arma.
  • Denise: De acuerdo.

Mientras que en la habitación de frente, Carl y Sweet salen de sus cuartos al oír el grito de Lenny. Ya afuera, ambos se quedan sorprendidos al ver a los zombis y por lo consiguiente, los dos se regresan para sacar sus respectivas armas.

  • Carl: No encuentro mi arma.
  • Sweet: Sigue buscándolo negro, sigue buscándolo.

Carl y Sweet encuentran sus armas y se disponen a dispararles a los caminantes. A causa de los disparos, alerta al resto del grupo.

  • Viejo Reece: Ahora que sucede. Me levantan de mi cómoda cama. ¿Y Lenny? Ese vicioso, de seguro que aún sigue en las maquinitas.

Reece sale del cuarto y mira como los caminantes terminan de comerse a su amigo Lenny.

  • Viejo Reece: ¡Lenny! No, no, no, no. Esto no puede estar pasando.
  • Carl: Reece, avísale a los demás que salgan de sus habitaciones y se dirijan a los vehículos.

Reece empieza a avisarle al resto del grupo, mientras que en la sala de gimnasia, César junto a sus compañeros empiezan a escuchar los disparos.

  • César: ¿Han oído eso? Parecen ser disparos y creo que provienen del comedor.
  • José: Debe de haber sucedido algo.
  • César: ¡Kendl! Espero que no le haya pasado nada.
  • José: Te acompaño César.
  • Gal: ¿Y el partido de basketball?
  • César: Supongo que lo tendremos que postergarlo para otro día.

César, José y Gal se dirigen al lugar de los hechos. Mientras tanto, Reece le avisa al grupo del ataque de los zombis.

  • Viejo Reece: Vamos Madd, levántate.
  • Madd Dogg: Después, ahora estoy durmiendo.
  • Viejo Reece: Los zombis han entrado a la mansión y nos están atacando.
  • Madd Dogg: ¿Los zombis? Pe, pe, pe, pero deje a Cam a cargo de la seguridad.
  • Viejo Reece: Pues creo que no lo ha hecho.

Madd empieza a sacar sus casos y Reece sigue con el trabajo. En la habitación de Denise, unos caminantes logran entrar ante los disparos de Carl y Sweet.

  • Sam: ¡Denise! Cuidado con los caminantes.

A pesar de que Denise no reacciona de enseguida, Sam la protege y recibe la mordedura del zombi en su brazo.

  • Denise: ¡Sam!
  • Sam: Huye Denise, yo me encargaré de ellos.
  • Denise: No puedo dejarte.
  • Sam: Te debo mucho Denise y te agradezco por haberme cuidado. Vamos Denise, huye de aquí.
  • Denise: Oh, Sam.
  • Sam: ¡Cuidado!

Sam saca fuerzas y empuja al zombi que se disponía a atacar a Denise.

  • Sam: Vamos Denise, vete de aquí. Nunca te olvidaré. ¡Argghh!

Denise sale del cuarto y deja a Sam quien era mordido por los dos atacantes. Al salir, Carl salva a Denise de ser mordida nuevamente por otro zombi luego de que éste le diera un disparo en la cabeza.

  • Carl: ¡Denise! Suerte que te salve. ¿Y Sam?
  • Denise: (Llorando) Lo deje solo a su suerte. Me dijo que me fuera.
  • Sweet: Tenemos que irnos de aquí ya que no me queda muchas municiones.

Carl y Sweet empiezan a retroceder mientras que Denise empezaba a correr junto al resto del grupo hacia dirección de la puerta de entrada. Para mala suerte, a Carl y a Sweet se le acaban las municiones obligándoles a correr por sus vidas. César junto a sus compañeros llegan al lugar y observan al resto del grupo huir desesperadamente.

  • César: ¿Qué ocurre Reece?
  • Viejo Reece: Caminantes, eso es lo que pasa.
  • José: ¿Los caminantes lograron entrar a la mansión? ¡Diablos!
  • César: Muchachos, saquen sus armas y ayudemos a nuestros amigos.

El grupo baja de las escaleras y de ahí se dirigen hacia la puerta de entrada. Detrás de ellos, se encontraban César, José y Gal el cual estaban disparando a los caminantes que intentaban acercarse a ellos. Por otro lado, Sam ya no podía más con los zombis y de ahí, se unen varios de ellos hacia Sam dispuesto a devorarlo. Con sus últimas fuerzas, Sam intenta protegerse pero no lo logra y acto seguido, éste empieza a recordar los gratos momentos que paso con Denise.

  • Sam: (Pensamiento) Nunca te olvidare Denise.

Finalmente, Sam acaba muerto y devorado por varios caminantes que se encontraban en el lugar. A pesar de los disparos de César, José y Gal, los zombis eran cada vez más y de repente, en el intento de huir, Sunny se cae y termina doblándose el tobillo.

  • Sunny: ¡Ayúdenme! ¡No puedo caminar! Creo que tengo una fractura.

César se dispone a auxiliarlo pero a la gran multitud de los zombis, no lo logra y Sunny acaba muerto a causa de ellos. Por otra parte, Cam acababa de cerrar la puerta de la entrada con llave y de ahí, el grupo llega desesperadamente.

  • Kendl: Cam, abre la puerta.
  • Cam: ¿Qué ocurre y por qué se encuentran despiertos estas horas?
  • Madd Dogg: Los zombis lograron entrar a la mansión y ahora nos están siguiendo. Te pedí que asegures la casa.

Cam se apresura y abre la puerta logrando que el grupo salga de la residencia para luego subirse a los vehículos y escapar del lugar. Ya a lo lejos, Madd Dogg ve por última vez su mansión.

  • Madd Dogg: Mi hogar. Lo tenía todo, un bello bar, una sala de gimnasia, una cocina y mi estudio de grabación.

Los cuatro vehículos se alejaban cada vez más del lugar de los hechos y se dirigen hacia Red County. La escena se oscurece y da por finalizada la historia.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar