FANDOM


30px-Rockstar_Leeds_logo.svg.png45px-HistoriasH.png


Policías de Liberty City

El Asesino Serial

Los policías lo declararon entre ellos: Un asesino serial estaba suelto por Liberty City. Este “tipo” era probablemente el culpable de la muerte de 17 personas, la mayoría mujeres. Hace medio año fue registrado el primer asesinato con las características que tenían las víctimas: Eran torturadas y apuñaladas 3 veces. Las torturas iban desde atropellar a la víctima hasta golpearla con un mazo.

Sam Knight

Sam Knight

Samuel “Sam” Knight era el agente policial encargado del asesino. Trabajaba en el LCPD desde los 22 años, y ahora tenía 32, hace una decada que trabajaba en lo mismo.

-Agente Cusack – dijo Sam – haga un reporte del asesinato y descubra quien era la víctima.

-Ya me le adelante señor. – El agente Cusack le enseño una foto desde su teléfono móvil. Era de una joven con rasgos italianos y algo guapa. – La chica se llamaba Carla Tindross, de padre italiano y madre americana, vivía en Pequeña Italia, aquí cerca.

La escena del crimen era un callejón en Suffolk. Los policías disfrazaron el suceso como un “accidente de un yonki” y que seguramente no tendría más importancia.

-Me llevare el reporte, Cusack – le informo Sam. – Usted ayude a los demás a encontrar pistas. Debo ir hacer el informe para el capitán.

Sam se alejo de la escena. Subío a su Blista Compact y condujo a Playa de Hove, a la central de policía. Puso la estación San Juan Sounds para escuchar algo mientras llegaba a su destino.

-‘’¿Agente Knight?’’ – se escucho por la radio de policía.

-Diga. – contesto Sam.

-‘’Soy el Agente Stewart, de la NOOSE’’.

-¿Qué pasa, agente?

-‘’Le tenemos una mala noticia. Su hermana esta muerta.’’

Sam sintió como la felicidad le desaparecía, y su mundo se iba al carajo.

-‘’Agente Knight, una balacera en el Hospital Central de Holland dejo varios muertos, entre ellos se encuentra s hermana. Los tipos escaparon, excepto uno que murío en el acto, un mafioso de los Pegorino.’’

-Voy para allá.

-‘’No es necesario, la situación esta controlada y un Anhilator ha encontrado el escondite.’’

-Quiero ser parte del ataque, agente Stewart. ¿Dónde es el escondite?

-‘’No me lo puedo permitir que usted venga por su propia cuenta. Los atacantes será encarcelados, y le prometo que usted sabrá quien asesino a su hermana, pero por ahora dejenos hacer nuestro trabajo, corto.’’

-¡Agente… - El agente Stewart le había colgado permanentemente. - ¡Hijo de perra!

Sam no fue al Hospital, decidió ir a hacer su informé de la situación a la comisaría. Cruzo de isla y llegó a Playa de Hove, donde comenzó a escribirlo. Duro unas 3 horas para completar el informé de las 17 víctimas y se lo entrego al capitán.

Sam ya iba a entrar a su Blista Compact cuando llegó su antiguo compañero, Edgar Leon, un agente del FIB. Llevaban tiempo sin hablarse por la causa de que Edgar prefirió irse al FIB en lugar de permanecer en el LCPD.

-Hola Sam, quería darte el pésame por lo que paso con tu hermana.

-Gracias, Edgar, llevábamos tiempo sin hablarnos, al menos ya rompiste esa barrera mental ¿no?

-Bueno, de cierta forma ya no volvemos hablar. ¿No quieres venir a tomar un trago al Comrades Bar?

Sam miró su reloj de pulsera: Las 9: 47 de la noche. Aún tenía tiempo de tomarse una copa e irse a su casa a darse un baño y cenar.

-Vamos a tomarnos unas copas.

Sam dejo estacionado su auto afuera de la estación y cruzo la calle para llegar al Comrades Bar. Adentro, 2 borrachos estaban sentados en la barra, y una pareja estaba en uno de los asientos del fondo. Sam y Edgar se sentaron en la barra.

-¿Qué les sirvo? – pregunto Mickey.

-Una cerveza sin alcohol. – dijo Edgar.

-Una cerveza, sírvemela en un tarro, por favor.

El cantinero se alejo para servir lo que pidieron.

-¿Desde cuando bebes cerveza sin alcohol, Edgar

-Desde que tengo que manejar, y desde que tengo que investigar. Sobre todo este asesino del que ustedes también investigan.

-¿Estas a cargo de esa investigación en el FIB?

-Si. Quien me pasó la información me dijo que un tal agente Knight estaba trabajando en lo mismo, y por eso he decidido invitarte a tomar un trago.

-¿Quién te la pasó?

-Un agente de la NOOSE, y también me informo lo de tu hermana, Viridiana. Recuerdo a esa chica ¿recuerdas que la quería?

-Jaja, y que nunca te hizo casó.

Mickey llegó con las cervezas de ambos. La cerveza de Edgar venía en su envase normal, y la de Sam en un tarro helado, como la había pedido. Ambos platicaron durante un rato sobre el asesino en serie, y la coincidencia de que los 2 fueran los encargados de la investigación en su respectiva división. En total, Sam se bebío 3 cervezas y Edgar solamente una.

-¡Mickey! ¿Cuánto es por todas las cervezas de esos 2 tipos? – pregunto el hombre que estaba sentado en el fondo, y se podía escuchar que estaba ebrio.

-$6 dólares.

-Agrégalos a mi cuenta. – el tipo los miró a los 2. – Si se toman otra, díganle a Mickey que me los cobre a mí ¿de acuerdo?

-Gracias, señor, pero creo que ya nos estábamos retirando. – dijo Edgar.

-De nada, solo quería agradarle a alguien es esta pocilga.

La mujer se sorprendió al escuchar al tipo decir algo así y le reprendío.

-¡¿Qué has dicho Niko Bellic?!

-Pocilga. P-O-C-I-L-G-A.

-Veo que ya estas demasiado ebrio, lo mejor será que le pidas a tu primo que nos mande un taxi.

-Si, que les mande un taxi. – agregó Sam. – O lo arrestare por conducir ebrio.

Sam y Edgar se fueron del bar. Sam miró el reloj, y se fijo que marcaba que eran las 10:56, casi las 11.

-Edgar, te agradezco esta charla, pero necesíto retirarme a mi casa, creo que solo podre bañarme y dormir, hoy no cenare, ya es tarde.

-Al menos puedes dormir, yo tengo que hacer el informé del asesino en serie. Nos vemos luego Sam.

Sam subío a su Blista Compact y condujo Steinway, a un apartamento que era propiedad de él. Llegó y entro como cualquier otra vez a su apartamento, solo que comenzó a llorar por la muerte de Viridiana, su hermana, la uníca hermana que tuvo alguna vez.

Robo de Armamento

Sam se despertó en la mañana. Se fue a bañar y de camino al trabajo compro su almuerzo en el

Burger Shot. Llegó a la comisaría y fue a su despacho. Adentro estaba el oficial Cusack.

-Cusack ¿Qué haces aquí dentro?

-Te estaba esperando. Ha surgido algo importante.

-¿Qué cosa?

-Sam ¿Recuerdas el encargo que hizo esta ciudad de armamento a Vice City?

-Si lo recuerdo. Inclusive dijeron que llegaría esta semana.

-Pues hubo un gran problema. Venía en un barco que fue asaltado.

-¿Asaltado en el mar?

-Exactamente. Los guardias grabaron el ataque, y la grabación la ligaron aquí – Cusack señalo la computadora de Sam. – El capitán ya la vio, al igual que los del NOOSE, pues son los encargados del terrorismo.

-Debo ver el vídeo.

Sam quito a Cusack de su silla y se sentó. El vídeo era un archivo recibido, y estaba detenido. Sam lo reprodujo desde el inicio.

Empezaba con una imagen de 2 guardias, uno ajustando la cámara y otro protegiendo al mencionado. De fondo se escuchaba un tiroteo, y varios gritos de apoyo.

-‘’Policías de Liberty City, estoy grabando este vídeo para que tengan una prueba de un ataque que nos hicieron.’’

Los 2 policías salieron de la cabina, y apenas con bajar las escaleras una ráfaga impacto con el policía de adelante. El que llevaba la cámara se cubrió en una pared. El policía disparó unas balas a ciegas, y después saco la cámara para filmar a lo que disparaba: Varios tipos con máscara de motociclista y Chaleco antibalas, que portaban una AK-47 se dirigían al guardia. Un Annihilator sobrevolaba, y en disparaba a lo que parecía los guardias restantes.

Uno de los asaltantes disparo contra la cámara…y le atinó. La imagen dejaba de existir desde ese momento. Sam miró de nuevo los ultimos segundos pudo comprobar que mientras el Annihilator disparaba a los guardias, otro igual pasaba detrás de este.

-Cusack ¿ya enviaron a alguien?

-Si. Alrededor de cien policías, FIB’s y NOOSE llegarón al barco hace una media hora. Contactamos con Fort Baxter y estos nos dijeron el envío original, y sacamos la conclusión de que todos los vehículos policiales fueron destruidos por los asaltantes, se robarón un mínimo de 200 armas y se robarón un Hunter.

-¿Un Hunter?

-Si. Ya que nuestra ciudad no tiene ninguno de estos, solo Annihilators, decidieron enviarnos uno. Por desgracia fue robado.

-Hablando de otro asunto ¿alguna pista fue encontrada sobre el asesino serial?

-Apenas, gracias al asalto. Los guardias que defendían el barco, todos muertos ya, fueron apuñalados 3 veces. En eso deducimos que no es un asesino, sino varios. Y además los Pegorino que atacarón ayer el hospital solo eran personas vestidas como tal, no eran de la familia. Creemos que ese ataque fue para despistar los medios y dirigirlos a los Pegorino, en lugar de ese grupo de asaltantes.

-Debo hacer el informe sobre esto al capitán. Creo que te daré libre el día – en palabras de Sam, significaba que se iría de patrullero, pero a esconderse a algún lugar. – por el trabajo que has hecho.

Sam duró otro rato haciendo el informe para el capitán. Cuando terminó, estaba a punto de salir de su oficina cuando entro una mujer vestida con pams blanco con una raya vertical café. Además tenía un sello distintivo: Las puntas de su pelo eran azules.

Megan Lenee

Agente Megan

-¿Usted es el oficial Knight? – preguntó la mujer al momento que se sentaba.

-Si, lo soy. ¿Quién desea saberlo?

La mujer sacó una placa policial de su bolsillo y se lo mostró al tiempo que decía:

-Soy la agente Megan Lenee. Trabajo en la comisaría de Algonquin por lo que probablemente no me reconozca.

-Es verdad, no la reconozco. – Ambos permanecieron callados unos segundos, un tiempo que desagrado a Sam. - ¿Venía a decirme algo?

-En efecto. La comisaría de Algonquin me ha mandado a respaldarlo en su investigación. También debemos platicar algo, pero debe ser en otra parte. Dígame ¿Vamos al Superstar Café a discutirlo?

-Bueno, solo debo entregar este informe al capitán.

Sam se levantó de su silla y agarró el informe, y se lo entrego a la secretaría del capitán. Después salío a la calle, donde estaba Megan esperandolo.

-¿Vamos en su carro, oficial Knight? ¿O en el mío?

-En el suyo si promete traerme de regreso.

Megan pareció sería, pero entonces dejo escapar una pequeña risa que tomo por sorpresa a Sam. Megan se calmó y pudo responderle.

-Lo traeré de regreso, no se preocupe.

Sam siguió a Megan al carro de esta. Un Oracle color azul oscuro. Megan abrió de lejos los seguros, y Sam se subío al asiento de acompañante. En cuanto Megan prendío el carro, arrancarón al Superstar Café de Cruce Estrella.

-¿Y de que me quería hablar? – preguntó después de un momento Sam.

-Sobre su investigación. Usted ha tomado el caso de ese asesino en serie, y el FIB también lo quiere. Inclusive tienen a varios de los suyos investigando el caso.

-Si, lo se porque ayer me lo comento un antiguo colega mío.

-Usted le dio una información, y el la ha puesto en su informe, y su informe lo tiene la NOOSE, se lo han dado a ellos y hay un inconveniente.

-¿Ah si?

-Si, el FIB se beneficio con su trabajo, con el de usted. Los informes que usted haga ya no valen nada, lo uníco que queda en el caso es que atrapen a la banda criminal que lo ha hecho.

-¿Cómo sabe que es una banda criminal?

-El informe de Cusack. El capitán de su comisaría enseguida comunico a todas las comisarías del informe. Y entonces me mandaron a respaldarlo a usted, también mandarán a alguien más, nos vera en el Café.

En unos minutos llegaron al Superstar Café. Megan estaciono su carro cerca, casi en la entrada. Entraron juntos al café y se sentaron en una mesa donde ya había otro tipo, un agente tomándose una cerveza.

-¿Es el agente Demko? – pregunto Megan.

-Si, ustedes deben ser los otros 2 agentes que se reunirían conmigo. Sientense, no se los estoy impidiendo. – el agente Demko sonrío en tono burlón.

Una mesera llego enseguida con otra cerveza, que le dio a Demko y le retíro la anterior. La mesera les pregunto a Sam y a Megan si deseaban tomar algo, y Megan dijo que un eCola mientras que Sam pidió una cerveza.

Durante una hora y media los 3 oficiales discutieron sobre la banda criminal nueva. Los 3 oficiales, encargados de la investigación de la banda criminal, estaban tan concentrados que no se dieron cuenta del tipo motero que venía hacia ellos, con una Colt .45 escondida.

Tiroteo en Star Junction

El motero se acercaba rápidamente hacía los oficiales. Antes de llegar con ellos se detuvo un poco, giro un poco y siguió caminando para que pareciera que iba a otra parte en lugar de ellos. Estaba casi junto a la cabeza de Demko, cuando empuño el arma y la sacó.

Sam al verla empezó a desenfundar la suya, y Megan se arrojaba a un lado, mientras que Demko era sujetado de la cabeza por el motero. El motero, agarrando a Demko por el cuello, le puso el cañon en la nuca y disparó.

Sam sacó enseguida su Desert Tagle y disparó al motero 3 veces, matandolo en el tercer tiro. Megan se levanto empuñando una Colt .45 y al ver al motero muerto, miro enseguida a Sam, y sus ojos se desvíaron afuera, donde otro motero les apuntaba con una SMG.

-¡Gira hacía mi Megan! – grito Sam, y en el mismo momento volteaba la mesa para usarla como escudo contra el otro motero. Megan llegó junto a Sam, agachada y disparó unas cuantas veces a ciegas.

-¡muere infeliz! – grito Megan.

-¿Estas loca? ¡Puedes darle a un civil! – dijo Sam alarmado. – Procura apuntar.

Sam se asomo un poco y vio que el motero estaba a cubierto en el Oracle de Megan. Sam salío corriendo hacía otra mesa que estaba tirada por culpa de la corretisa de la gente. Sam sacó el cargador de su arma e intentó sacar 3 balas para esta, pero al estar tan nervioso tiro todo el paquete, 12 balas.

-¡Cúbreme Megan! – le gritó Sam y este agarró las balas con un puño e intento volver a acomodarlas. El motero aprovecho para tirotearlo, pero Sam se alcanzó a poner a cubierto antes de recibir los tiros. Sam metió las 3 balas en el cargador, y este a la pistola y amartillo el arma (prepararla para disparar)

-¡El motero esta cargando! – grito Megan.

Sam se levanto y disparó a la ventana, haciéndola añicos a los 3 disparos. Sam salio por el escaparate del Superstar Café y le dio un culatazo al motero, tumbándolo de espaldas. Sam pateó la SMG echándola en dirección a Megan, quien estaba saliendo a apoyarlo en ese instante.

-¡Levantate y no intentes nada! ¡Estas bajo arresto por intento de homicidio!

El motero se levantó con las manos en alto. Megan se coloco detrás de Sam pero igual le apuntaba al motero. Sam comenzó a sacar las esposas que portaba siempre, por algún caso como este y comenzó a decir la frase común a los arrestados.

-Esta usted arrestado, tiene derecho a guardar silencio o todo lo que diga será usado en su contra.

El motero no pronuncio ni una sola palabra. Además, Sam y Megan notaron que la chaqueta del motero no era de The Lost ni The Angels of Death, era un logo que nunca habían visto: Un triangulo con una imagen de Jano, el dios romano de la dualidad, la juventud y la vejez.

Megan no aguanto la curiosidad y le pregunto al motero que si cual banda criminal era esa.

-¿De que banda criminal eres? ¿Están asociados con otros moteros?

El motero no pronuncio ni una palabra, pero arriba del triángulo podía leerse “Devil’s Skull’’. El cráneo del diablo.

El motero los tomó por sorpresa. Dio un cabezazo a Sam, que lo aturdio. El motero le dio una patada a Sam, que lo hizo girar hacía Megan, entonces el motero le atrapó con las esposas, ahorcandolo con ellas. Megan no podía dispararle, pues estaba usando de escudo a Sam.

-‘’Dispara’’ – dijo con voz rasposa Sam.

Megan se negó, era un tiro muy peligroso. Y el motero ya se estaba liberando de la esposas. Giro la llave en las esposas y se liberó, y se giró paa agarrar a Sam.

Sam se alcanzó a agachar, y Megan le disparó al motero, pero el proyectil le dio en el hombro, y la pistola se había quedado vacía de cargador. Sam intentó dispararle, pero al disparar sintió solo el impulso de disparar, aunque no lanzó nada: El motero le había quitado el cargador de alguna forma.

El motero corrió por la calle ahsta llegar a la esquina, donde se paró y volteo a ver a Sam y Megan. De la esquina aparecieron 3 Hellfury, 2 de ellas con un conductor nomás, y otra con conductor y “artillero”.

Sam disparó contra ellos y de pura casualidad le impacto al conductor de una, por lo que la moto se descontrolo y fue a dar a un Taxi que estaba estacionado. Sam se cubrió con el Oracle de Megan, y esta tambien. Las 2 motos restantes venían hacía ellos.

-Megan, encargate de una moto y yo de otra.

-¿Ah si? ¿Y quien se va encargar de la tercera? Mira al otro tipo.

Megan tenía razón, el motero que casi arrestaban se había montado en la Hellfury restante, la que choco con el taxi. Además, una moto llevaba a un artillero con una Pistola automática 9mm. Sam miró estaba condenado junto a Megan si ese motero los alcanzaba.

-¡Llama a refuerzos! ¡Rápido! – dijo Sam. - yo los distraigo mientras tanto.

Megan comenzó a marcar al 911. Sam se levantó y corrió hacía adelante, apuntando a los moteros. Sam comenzó a disparar contra el artillero, y este contra él. Una bala le rozo la oreja a Sam, así que este para evadir las demás brinco hacía delante, tipo clavado.

El tiempo se le estaba haciendo una eternidad a Sam: Estaba literalmente volando, pues sentía que el piso estaba a kilómetros de él a causa de la adrenalina y el miedo. Sam disparó su última bala, que impacto en un ojo del artillero, tumbandolo de la moto. Sam cayó al piso y giró hacía adelante lo más rapido que pudo y se cubrió con un buzón.

Sa recargó el arma lo más rápido que pudo, sus últimas 9 balas. Megan, que acababa de pedir refuerzos, comenzó a disparar a los moteros, pero ninguna bala les impactaba. Sam se levantó un poco y apunto a uno de ellos, peo enseguida se percato de algo: Solo había 2 motos ¿Dónde estaba el otro?

Sam acababa de hacerce esa pregunta, cando escucho el rugir de una moto a su lado: El tercer motero estaba sobre la acera, dirigiéndose hacía él, y apuntándole con una Glock 17. Sam giró rápido la esquina del buzón y se puso a cubierto de los tiros del motero. Sam sacó el arma y disparó a ciegas, pero ningún tiro afecto al motero.

El motero pasó de largo por donde estaba Sam, pero dejo caer algo: Una Granada. Sam giro a si derecha, hacía la calle. Estaba alejándose de la granada, pero un automóvil estaba escapando del lugar, por lo que se dirigia sin querer hacía Sam. Sam se percató de esto y brincó hacía delante, en el momento que la granada explotaba.

El ruido fue ensordecedor, pero el automóvil había protegido a Sam de la onda de choque de la explosión. Sam se levantó a duras penas y corrió a ver a Megan, quien estaba a suficiente distancia como para haber recibido daño, además de que su Oracle la había protegido.

-Megan ¿estas bien? – preguntó Sam.

-Si, solo un poco sorda.

-Con que no te haya pasado nada. Además, los malditos refuerzos no han llegado.

-Es cierto, pero hay que esperarlos, además los moteros se escaparon.

El despido de Sam

El Cruce Estrella se llenó de policías, FIB y NOOSE. El capitán de Sam, al que solamente se referían como capitán Shepherd estaba furioso, no por que los moteros no estaban entre las rejas, sino por más cosas.

-¡Que negligentes fueron! – bufó el capitán, un tipo alto y musculoso pero entrado de edad. - ¿Cómo fue tan tonta usted señorita, como para disparar a ciegas? ¿Sabe que ocasiono eso? ¡¿Lo sabe?! ¡Un civil fue herido en la panza!

-Capitán Shepherd, se lo puedo… - comenzó a decir Sam, pero Shepherd lo calló al instante.

-No quiero excusas, los daños además son gigantescos, el Superstar Café tendrá que ser cerrado una temporada para la recuperación ¿Y quien pagara los daños? ¡Nosotros! ¡Los impuestos, a menos que la cadena nos demande!

El oficial Cusack llegó corriendo, despidiéndose de alguien por el celular.

-Capitán, he hablado a la base y dicen que el nombre Devil’s Skull nunca lo había visto nadie, inclusive hubiera podido ser el adorno de la chaqueta ¿no lo crees Sam? – pregunto Cusack refiriéndose a él.

-No, no lo creo, todos la llevaban, sigo pensando que es una banda criminal nueva.

-Oficial Cusack – comenzó a decirle el capitán – ¿El hospital ya le dijo los daños a las víctimas de la Granada?

-Si, y son lamentables. Una persona murío en la ambulancia, una persona esta en grave estado y 3 personas con raspones profundos. Además, a una persona se le quebró el brazo al ser lanzado por la onda.

Shepherd, todavía más irritado por lo que acababa de escuchar, giro a ver a Megan y a sam, casi estallando de la rabia, hasta que lo hizo.

-¡¿Escucharon?! Un muerto, un hobmre grave y varios más daños ¿Se sienten a gusto por su negligencia?

-¡Escúchenos capitán! – Gritó Sam – Nosotros nos defendimos, no somos tan estúpidos como usted como para dejarnos morir, y además la granada la lanzaron ellos, no nosotros. No se queje con nosotros ¿de acuerdo?

El capitán se quedo perplejo por la forma en que le hablo. Cusack también estaba allí, esperando a que el capitán explotará, e igualmente Megan, quien se había tapado la boca con ambas manos.

Pero Sam no. El estaba en pose de seguridad, mirando directamente a Shepherd a los ojos, esperando a que reventara y lo despidiera de la policía.

-Agente Knight – comenzó a decir con voz entrecortada Shepherd – hazme el…favor…de darme tu…maldita placa… ¡y largarte de aquí!

Sam sacó la placa de su bolsillo y se lo entrego violentamente a Shepherd, casi tumbándosela de la mano. Megan se acercó a Shepherd tendiéndole la placa de ella.

-¿Qué a usted también se la pedí? – pregunto Shepherd.

-No, pero no quiero ayudarle a la policía si el capitán es un malagradecido. – lo terminó de decir al darle la placa a Shepherd, mucho menos violentamente que Sam, pero con coraje también.

Megan alcanzó a Sam, que se alejaba a pasos rápidos. De repente, en la esquina Sam se paró, volteo a verla y le hizo la seña de que se acercará, al mismo momento que marcaba un número en s celular.

-También entregue mi placa, Sam.

-Que noble de tu parte. Además era lo mejor, prefiero investigarlo por mi cuenta que con ellos. Espero que vengas conmigo, te llevare a tu casa.

-Pero tu carro no esta aquí.

-Pues llame a los taxis, a los del tipo de apellido Bellic.

Devil’s Skull MC

Lo 3 moteros llegaron al cuartel de los Devil’s Skull. Afuera no había ninguno de ellos, para no levantar sospechas, pero dentro era toda una cantina llena de moteros de mala muerte, y criminales reclutados en la banda.
Devil logo

Logo de Devil's Skull MC

-¡Abran! – gritó uno de los moteros, al que le habían encargado eliminar a los agentes policíacos que estaban investigando acerca del robo de armamento y los sucesos recientes, todos ligados a la banda.

De la puerta de acero, se abrió una puertecita que solo dejaba ver parte de la cara del que estaba dentro y fuera del lugar.

-¡Oh! Eres tú Xander.

La puerta se abrió por completo, dejando entrar a los 3 moteros que habían sobrevivido al ataque. Dentro era una cantina en reparación, con una música heavy metal a todo volumen. Había desde moteros borrachos, hasta intoxicados y desmallados.

Xander era el segundo al mando en la banda de moteros. Su jefe estaba en un cuarto bajando por el sótano, su propia oficina, donde coordinaa los ataques y demás cosas. Xander bajó a ver al jefe, que como siempre estaba custodiado por 2 primos de él, ambos gemelos: Fluido y Fuego, apodos de los gemelos.

-Xander – comenzó a decirle su jefe, quien el mismo se apodaba Carrey. - ¿Cómo te fue en el trabajo?

-Carrey, no se pudo completar. Matamos a uno de ellos, pero los otros dos se defendieron, murieron 3 de los nuestros, entre ellos estaba Gun.

Carrey se paró, furioso, y agarró un Cuchillo sin que Xander se diera cuenta. Xander no se inmutó, para no parecer un débil comparado con su jefe.

-Me has fallado nuevamente Xander. Te diré algo, si para mañana no están muertos los que nos estorban, te mandare arrancar la piel.

-Gracias por tu comprensión, Carrey, no te fallare esta vez.

Xander comenzó a alejarse, y cuando abrío la puerta, sintió un horrible dolor en la espalda baja, de la parte derecha. Era la sensación de cuando le encajaban algo. Un cuchillo.

-¡Pero no dije que te lo perdonaba! – dijo Carrey, agarrándolo fuertemente del cuello, y todavía con el cuchillo dentro, lo lanzó, tumbandolo fuera de la habitación.

Antiguos compañeros de Sam

El taxi los dejo afuera de la comisaría en Playa de Hove, donde Sam agarró su carro y condujo a Northern Gardens, llevando a Megan, pues en palabras de Sam “le iba a interesar a donde iban”

-Oye Megan ¿te puedo preguntar algo? – preguntó Sam para romper el silencio sepulcral.

-Mmm, si.

-¿Por qué tienes las puntas de tu pelo teñido?

-Bueno, pues porque mi especialidad en mi trabajo es infiltrarme. En mi ultimo caso, tuve que infiltrarme en Honkers, para investigar unos negocios extraoficiales que se estaban haciendo en ese lugar.

-¿Y pidieron que te tiñeras el cabello?

-No, pero yo lo hice para verme más atractiva, para esa gente que le gustan las mujeres tatuadas y eso, tu sabes.

Sam asintió.

-Después de medio año de trabajar allí de infiltrada, pudimos atrapar a los tipos que hacían los tratos: Unos de la Familia Pegorino. El negocio era una venta de drogas con un tipo de Vice City, llamado Toni Vercitte o no recuerdo muy bien, pero es un magnante de la droga y en su juventud fue encerrado 15 años, en la otra Liberty. Por desgracia, no pudimos tener pruebas seguras de que ese tipo estuviera traficando con los Pegorino.

-Fue interesante tu historia, Megan. Te dire que a pesar de que nos hecharon de la investigación, seguire en el caso, extraoficialmente claro, porque esos tipos matarón a mi hermana.

-¿En serio? Lo siento mucho agente Knight.

-Es bueno saberlo. Mis padres le harán su funeral, pero no creo que pueda ir porque ninguno de mi familia me quiere, solo ella me quería, inclusive viviamos juntos. Megan, debiste haberla visto, era hermosa, recuerdo que en la escuela siempre la protegia de todos los abusivos y demás pretendientes.

-Ya creo que era hermosa, si tu eres guapo.

-Jajajaja – rió Sam. – Llevaba tiempo sin que me lo dijeran, la última persona que me lo dijo fue ella.

Sam llegó a Northern Gardens y estaciono su coche en uno de los lugares solos. Bajo y fue a unos apartamentos que estaban muy al norte. Subío hasta el último piso y toco una puerta, de donde salía una música techno.

-‘’¿Si? ¿Quién es?’’ – pregunto una mujer desde dentro.

-Soy Sam, buscó a John.

La puerta se abrío, y una mujer de unos 30 años se le quedo mirando a Sam, vestido con su blazer pizarra Perseus y camisa roja. La mujer estaba vestida con un pantalón café hasta las rodillas, una camisa roja y lentes de contacto, pero aún así guapa.

-¡Alice! – Saludo Sam – Es un milagro verte Alice.

-¿Si? Pues no más que visites a John. – la mujer abrazó a Sam, y este recibío el saludo. La mujer lo invito a pasar, junto a Megan. – Solo que tengan cuidado con John, murío alguien muy especial para él, hace rato lo dijeron.

Los 3 fueron a la pequeña sala del lugar, adornada con muebles de cuero verde. John, un tipo delgado y de cabello negro, pintado de verde arriba, estaba en el sillón central, con los ojos rozados y mirando la tele.

-John – saludo Sam con voz baja. – me dijeron que murío alguien especial para ti, espero que no te moleste que venga a verte.

-No, no me molesta. – dijo John, mirandolo y mirando a Megan, pero más que mirarla parecía que la inspeccionaba de pies a cabeza. – Es Michael Jackson, murió hoy.

-¿Michael Jackson? ¡Vamos John! Mucha gente esta triste, pero no creo que se merezca tus lágrimas, el no hubiera llorado si hubieras muerto. Es más, para que te recuperes un poco te voy a contar un chiste ¿está bien?

-Esta bien – contesto John.

-Bueno, pues estaba Michael Jackson y un niño, y el niño le dice a Michael ‘’¿oye que es depravado?’’ y Michael le contesta ‘’Calláte y sigue mamando’’.

Los presentes, inclusive John, comenzarón a reír con mucha fuerza. Sam fue el prímero en calmarse y rompío con el carcajeo de los demás.

-Bueno John, estoy aquí con mi compañera Megan – Sam la señalo con la barbilla. Y Megan saludo de lejos a John. – para que nos ayudes a identificar a un tipo, uno que intento asesinarnos.

-¿Ah si? ¿Tu pasado te persigue Samuel?

-¡No! – Sam le dio una cachetada, para que se callara y no siguiera con lo que estaba contando. – Es un tipo que esta involucrado con el asesinato de muchas personas, entre ellas mi hermana Viridiana.

-¿Viri esta muerta? Sam, no quice ofenderte con lo que dije, además te quiero dar mi más sentido pesame y saber donde sera su…

-No habrá funeral aquí ¿ok? Ahora escucha, le tome una foto en secreto con mi celular, y necesito que sepás quien es.

-De acuerdo, dame tu celular.

Todos se quedarñon en la sala, viendo I’m Rich mientras John hackeaba la base de datos del LCPD para saber quien era el motero que los ataco.

-Megan ¿no te presente a mi amiga verdad? – pregunto Sam

-He, la verdad no.

-Bueno, mega ella es Alice Gunther. Alice, ella es Megan…¿Megan que?

-Megan Lenee, mucho gusto – saludo Megan a Alice.

John salío de su cuarto, con una hoja de información y una fotografía del motero, pero mucho más joven y con cabello, a diferencia del cuello cabelludo herido por las peleas y cortadas.

-Bueno Sam, lo que encontré es bueno, pero el tipo es peligroso, su nombre es Xander Maximilian. En 1990 entro a la Milicia de Vice City, y fue buen soldado, inclusive fue pasado a un grupo elite llamado TAURO V en el 1992. En 1994 lo intentaron asesinar a él y a otros 39 soldados, cayeron 10 soldados en el ataque, hecho por sus compañeros corruptos. Ese mismo año contacto rápido con el gobierno de San Andreas avisándoles de un golpe de estado protagonizado por sus excompañeros.

>>Después del primer día de batalla, el fue el único sobreviviente del extinto TAURO V. En 1997 fue dado de alta del ejército, y recibió varias medallas, entre ellas un corazón púrpura por varias heridas que tuvo en su carrera, hubo otro tipo llamado Gary Chelios que lo ayudó, y recibió las mismas medallas, además de la medalla de los actos heroicos.

>>Ese mismo año se mudó a esta ciudad, y al no encontrar trabajo y haber racismo en su contra, alegándole que el era también un traidor, el antiguo soldado entró a trabajar como mercenario. Durante 7 años estuvo 2 veces en la cárcel, la primera por pegarle una paliza a un bombero, y la segunda por posesión de sustancias ilegales. – John sacó 2 hojas, una con una gran fotografía y otra con varias.

-¿Es este el tipo? – Preguntó John – No lo pude conseguir actual su rstro, mirando de frente.

Sam agarró la fotografía grande y examino al tipo: Era el mismo, pero más joven y con un cabello largo agarrado.

-Es este. – señalo - ¿En donde esta?

Debajo de la foto decía: ‘’Xander Maximilian, un héroe de guerra de la Operación Golpe de San Andreas, en el funeral de otro heroe de guerra que murío de una hemorragia interna la semana pasada’’: ‘’Gary Chelios. Ente

-Joihn, te agradezco mucho la información – dijo Sam. - ¿Cómo carajo la sacastes?

-En la Internet. Además, creó que esos moteros son más viejos de lo que crees. Encontré que antes estaban en otra ciudad, en Vice City. Fueron peligrosos y se caracterizaban porque estaban “encubiertos”, se disfrazaban de otros grupos enemigos, como la Organización Criminal Vercetti. Su logo tiene significado: Jano era un dios romano, caracterizado por la dualidad. Ellos, los moteros, siempre tenían otra cara.

>>La pandilla no desapareció del todo, pues en realidad entraron al ejército, y la mayoría fue ascendida al programa TAURO V, lo que explica que intentarón tomar el control de San andreas. Un dato que les interesara es que el jefe de la pandilla, llamado Gabriel, murio en un accidente de un Shamal, pues este exploto y lo mató. – John los volteo al ver – En otra página dicen que no hubo tal accidente, que el tipo intento escapar de un soldado que lo mato. No se cual creer.

-¿Cómo encontraste todo eso? – preguntó Megan.

-¡Jaja! ¿Parezco raro por eso? Es que soy un “Cazador de música”

-Y eso ¿Qué significa?

-Que encuentro, de cualquier forma, música e inclusive documentos. Por ejemplo ¿Te gusta una canción que no sabes como se llama?

-Mmm, si. ¿Has visto la película Donni Darko? Es una canción que aparece allí, además aparece en el tráiler de un videojuego de…

-Se cual es. – la interrumpió John. – Se llama ‘’Mad World’’. ¿Traes tu celular? Te la puedo pasar, como quieras.

-No, se daño en el ataque. Pero después puedo bajarla por la computadora.

La plática fue interrumpida por el golpeteo de la puerta. Alice fue a ver quien era. Todos se quedarñon callados, y entonces Alice regreso a la sala, acompañada de un policía, del oficial Cusack.

-¿Qué haces aquí Harry? – preguntó Sam. -¿No estan investigando el tiroteo?

-Se acabó la jornada. No hemos averiguado nada, los cadáveres llevan la chaqueta de The Angels of Death pero estos han dicen no ser ellos, además de que tienen demasiado tiempo perdido peleando con The Lost.

-¿Investigaron a los Devil’s Skull? – preguntaron Megan y John al mismo tiempo.

-¿Qué? ¿Quiénes? No, no lo hicimos. Las huellas digitales de los cadáveres solo dirigen a gente que aparece como fallecida. Además, las huellas de uno dicen ser de un superviviente de guerra llamado Xander Maximilian, pero su paradero es desconocido.

-Tal vez le interese esto oficial. – John le estiro las hojas que imprimió sobre Xander y la banda de moteros.

-Además, amigos – Harry Cusack avanzó hacia la televisión. – Creo que deberían ver las noticias. – la encendió.

Cambío el canal a Weazel News y la imagén mostraba a un reportero, y del fondo Cruce Estrella.

-‘’Como acabó de decirlo, el incidente a causado varías muertes y muchos heridos. Uno de las víctimas de fatalidad era un agente de Alderney llamado Carl Demko. Tambíen, fue la primera víctima.’’ ‘’Otros agentes policiales, el oficial Knight y la oficial Lenee sobrevivieron al ataque y causaron 3 bajas en los atacantes, pero no lograrón arrestar a ninguno.’’

>>’’El capitán de la comisaria de Playa de Hove nos acaba de informar que ambos fueron suspendidos de la investigación como precaución, para evitar represalias de los atacantes. ’’

-¿Qué? – Rezongó Sam - ¡Nos echaron por “negligentes”!

-‘’El FIB y la NOOSE están también en el caso, e inclusive este ataque se relaciona con el asalto que hicieron al barco de transporte de armamento.’’ ‘’Este asalto fue perpetrado en la mañana de este día, y fueron robados muchas armas, e inclusive fue robado en helicóptero Hunter que enviaron al NOOSE. ’’

La noticia se acababa allí. John, con el control remoto apagó el televisor y volvió a tenderle la información a Cusack y ahora si la tomo. Cusack se despidió y fue a llevarle la información al capitán.

Buscadores

Edgar Leon estaba en su FIB Buffalo, acompañado de otro compañero llamado Larry Cullen. Ambos se devolvían de la comisaría que se encontraba en Playa de Hove para proporcionar ayuda a la investigación. Ambos habían sido enviados por el capitán Shepherd para llevar las armas y comprobar las huellas digitales, y las huellas digitales junto con los culpables ya fueron enviadas a la investigación.

-Larry, dime algo ¿Por qué le hacemos caso a un corrupto capitán de la policia y venimos hasta acá?

-No lo se, será ¿para trabajar? Yo creo que si ¿no Edgar?

-Si, pero no entiendo como el es el capitán y si es bien sabido por el FIB que es un corrupto y un esposo desleal. Se la pasa en el Triangle Club e inclusive fue sometido a investigación.

-O bueno, eso no lo sabía, soy nuevo en el FIB. ¿Entonces porque sigue siendo capitán?

-No lo sabemos, no lo se yo, pero otros agentes si lo saben, no es mi caso.

Larry asintió y miró al frente, pero enseguida dejo de estar tranquilo y sacó una Desert Eagle. Larry le hizo una seña a Edgar, quien no se había percatado de lo que lo altero: Un par de motos, con 2 pasajeros cada una, los perseguían y ahora se había posicionado una en cada lado.

-¿Conocen a Sam Knight? – preguntó uno de los conductores, el del lado de Larry.

-Si ¿para que quieres saber?

-¡No imbecil! – le reprendió Edgar, en el momento que giraba el carro, de forma que tumbaba a los moteros. Aunque solo tumbo a los de su lado, los otros se descontrolaron. - ¡Apuntales Larry!

Larry se bajo rápido, con el carro todavía andando y corrio para apuntarle a los moteros tumbados. Ambos estaban en el suelo, uno retorciéndose de dolor y el otro bajo la Hellfury. Larry apunto con su pistola al que estaba debajo de la moto, y le quito esta de encima.

Edgar detuvo el carro por completo y con una increíble velocidad sacó del maletero una Escopeta, con la que corrío a apoyar a Larry.

-Muy bien Larry, esta es la situación: Una pareja de moteros se nos han ido, y tenemos a 2 que arrestaras. Cuidare tus espaldas por si vuelven los otros moteros.

Larry sacó una esposas y esposo al tipo adolorido, mientras que Edgar le apuntaba al otro para evitar que escapara. Larry metió al auto al arrestado y regreso por el otro. Edgar, al ver que los moteros no regresaban, apunto a la cabeza del tipo y se le acercó, para propinarle un golpe en la cara, que lo tumbo.

-Dime ¿Quiénes son ustedes?

El motero, a pesar de la escopeta apuntándole, se levanto y le escupió una revoltura entre saliva y sangre a Edgar. Este, asqueado, le tiro otro golpe, que le quebró la nariz al motero.

-¿Para que quieres saber? Estas a punto de morir.

-¿Qué demo… - Edgar no completo la frase. Un tiro de Rifle de Francotirador le atravesó la cabeza, matándolo instantáneamente.

Larry brincó y se cubrío en el auto. El motero se agacho para agarrar la escopeta, pero Larry le disparó en una rodilla, haciéndolo llorar y distrayendolo un momento. El motero se dejo caer de espaldas, e intento agarrar la escopeta, pero Larry le alcanzó con otra bala, matandolo.

Larry corrio para comprobar si Edgar seguía vivo, ya que no vio como este moría. Con todas sus energías salio disparado hacía el lugar donde el cuerpo de Edgar estaba manando sangre. Cuando estaba a punto de llegar, una bala le alcanzo justo en la sien, lanzando s cuerpo hacía una pared, donde dejo embarrada algo de sangre.

El tirador había sido Xander, el más experto de los moteros. Este subío con su compañero a la moto y fueron a donde estaba el FIB Buffalo. Xander se subio a este y entro al ordenador de la policía. Busco por Samuel Knight, y le dio la ubicación: Residía en Steinway.

-Bueno, creo que ya se donde encontrarlo. – dijo Xander antes de subir a su moto.

La Casa de Sam

Sam llegó a su casa. Unos segundos después llego John, conduciendo su Emperor. Sam bajó de su carro junto a Megan y entrarón a la casa del primero. John y Alice entraron casi junto a ellos.

-Bueno, John y Alice pueden sentarse a descansar, yo y Megan tenemos que arreglar algo.

John y Alice se fueron, posiblemente a la sala de Sam. Este y Megan subieron al segundo piso, donde Sam tenía un cuarto conectado a la policía. Entrarón, el segundo cuarto a la derecha, y por dentro solo estaba amueblado con un escritorio y una silla, junto a una radio policial y un teléfono.

-Megan, te lo explicare: Tengo esta casa conectada a la policía, así que estamos seguros en este lugar, si uno de nosotros esta aquí y otro vigila que no lleguen los moteros. Cusack fue a llevar la información, así que tenemos que esperar a que nos contacte por aquí – señalo la radio policíaca - ¿Quién vigilara primero, tú o yo?

-Tú – Megan contesto casi al tiempo que Sam preguntaba. – Soy mejor para vigilar, además Cusack es amigo tuyo, no mío.

-¡Espera1 – A Sam se le ocurrio algo. – Tengo una solución ¿tienes a alguien de confianza que puedas contactar?

Megan se quedo pensativa, y después de una decena de segundos respondió:

-Si, un tipo llamado Mike Fishburne.

-De acuerdo. Contactare con él y yo te aviso. Oye ¿no te quieres cambiar de ropa? Esa que llevas esta sucia y además un poco rota por lo de Cruce Estrella.

-¿En serio? ¿No importa la que escoja?

-No importa, tu solo cambiate, veo que tienes la misma talla que mi hermana. Es el cuarto contiguo a este.

-De acuerdo.

Megan salio del lugar y cerró la puerta. Después, entro al cuarto contiguo: Dentro, había una cama matrimonial arreglada, junto a un gran espejo, varios peluches en la cama y el armario. Megan abrío la puerta del armario y miró que dentro había varios cajones en el suelo, que eran zapatos, tambien una parte estaba dedicada a faldas y pantalone,s otra a camisas, blusas y abrigos y la ultima a unos pocos sombreros.

Megan se puso un pantalón corto (hasta las rodillas) color café, una blusa blanca y unos zapatos de tacon. Salio de la habitación de Viridiana y fue abajo, a donde John y Alice. Estos estaban mirando los discos de música de Sam, entre los que con facilidad había unos 50.

-¿Quién es este tipo? ¿OG Loc? Seguramente se lo regalaron a Sa o estaba ebrio. – dijo John.

-Mira esto John – Alice le paso un disco. – Parece que tiene un albúm de Michael Jackson.

-Si, ya lo veo. Estos para mañana se venderán como pan caliente.

-¿Mirando la música eh? – pregunto Megan, ya que ambo son se habían percatado de que estaba allí. – No los culpo, yo tambien hacía eso. – dijo mientras avanzaba hacia ellos.

-¡Wow! – John se sorprendio. – Si que se ve guapa oficial.

-Gracias. – dijo sonrojada Megan. - ¿Tiene de reggaeton?

-Si, de Wisin y Yandel, y de Daddy Yankee. – contesto Alice.

-A ver, pasamelo para verlos. – dijo Megan antes de mirar un sencillo de vinilio que estaba junto a varios más en una vitrina. - ¿Le gusta Phil Collns? Miren, tiene el sencillo de In The Air Tonight.

John lo sacó y detrás estaba otro sencillo del mismo cantante: Another Day in Paradise. Entre otros sencillos, estaban un par de Queen: We Hill Rock You y Another One Bites the Dust.

-¿Ven ese sencillo? – pregunto John. – Era la canción favorita de mi prima, la que murio en esa matazón en San Fierro ¿la conociste Alice?

-No, pero fui a su funeral y el de su esposo ¿no recuerdas?

-Ah si, si, lo olvide.

Sam llegó con ellos, y se quedo un poco parado al ver que sus discos estaban desacomodados, e inclusive que la vitrina de los Sencillos estaba abierta, pero enseguida sonrío y camino junto a los demás.

-Veo que están curoseando, no me importa, solo venía a decirte algo Megan. – dijo Sam refiriendo a la citada.

-¿Ah? ¿Qué?

-Ya contacte con Mike, dice que viene en camino para ponernos en custodia, ya que aproximadamente hace una hora asesinaron a unos agentes del FIB. No me dijo cuales por desgracia, solo espero que no sea Edgar, mi antiguo colega.

-Bueno Sam, hay que esperarlo. ¿Qué se puede hacer en tu casa además de manosear tus discos?

-Pues varias cosas más, como… - Sam fue interrumpido por un disparó de escopeta, que los sobresalto a todos. Unas luces los cegaron, pues de la ventana se filtraba una fuerte luz, junto a un grito penetrante.

-¡Oficial Knight! ¡Salga, tengo algo que hablar con usted! – grito alguien desde afuera. - ¡Tiene un minuto para salir, o tiraremos abajo su casa!

Sam se giró y corriendo fue a abrir la puerta, pero alguien lo detuvo, fuerte ya que casi lo tumbaba para atrás. Sam miró sobre su hombro y vio una Megan angustiada.

-¿Qué pasa Megan?

-¡Estas loco ¿cierto?! Si sales te matan.

-Y si no salgo igual, y a ustedes.

-¿Quién te asegura que después de matarte no nos mataran?

-¿Te digo que? ¡Tengo varias armas en mi cuarto, el del fondo del pasillo de arriba! Ve por ellas, ustedes me van a cubrir! – dijo antes de salir disparado, dejando a Megan paralizada, pero enseguida corrío hacia arriba.

Sam abrío la puerta, afuera había 2 moteros sobre una sola moto, el de atrás llevaba una Escopeta y el conductor nada, pero lo reconocío: Era el que lo atacó en Star Junction.

-Vaya, si que tienes pelotas hombre. – dijo el conductor.

-Ya se que eres Xander Maximilian. – respondío con una sonrisa Sam. -¿De que querias hablar?

-¿Qué que? ¡Sabes mi maldito nombre! – el motero se rio con fuerza - ¡No te sirve de nada! Aparezco como fallecido en el 2008.

El rugido de varias motos se acrecentó, y Sam pronto vio que llegaron más moteros, 3 motos y un total de 6 moteros. Ahora era el contra los 8.

-¿Te sigues sintiendo con suerte oficial? – pregunto Xander al momento que el tipo de la escopeta le apuntaba a Sam. – Creo que deberías despedirte.

Sam evadió al tipo, girando hacía un árbol grueso, que le tapo del disparo. Sam se agacho y apunto por el lado izquierdo a Xander, pero este se dio cuenta y esquivo la bala por un poco. La bala le impacto al motero de la escopeta, matándolo.

-¡Maten al puto! – grito Xander en cuanto encendia la moto y se alejaba. Los demás moteros comenzaron a disparar contra Sam, pero este seguía escondido en el árbol. Tenía 2 opciones: Quedarse y ser rescatado por Megan, o arriesgarse a correr hacia la casa.

Sam se asomo un poco, pero el impacto de una AK-47 pegó a unos centímetros de su cabeza. Seguramente eran esas armas que robaron del barco. Sam disparó a ciegas todo el cargador, sin esperanzas de haberle dado a uno de sus enemigos. Sam sacó el cargador, y metio las 3 balas restantes, estaba a punto de disparar cuando la puerta de su casa se abrío, y Megan se azomó disparando con una M4.

-¡Corre Sam! – gritó.

Sam no lo dudo, corrío enseguida, y las balas empezaron a llover a sus lados, impactando junto a él, rozándole la cabeza y todo el cuerpo, ue un tiempo que se le hizo eterno a Sam, pero fue cuestion de unos 5 segundos. En cuanto llegó, pateo la puerta y la cerró, y cayó al suelo. Su pistola se le solto de las manos y no supo donde quedo.

-¿Estas bien? – preguntó Megan con los ojos llorosos.

-¡Si! ¡Gracias! ¿Tu que tienes?

-Recibi un tiro. – Megan se soltó el costado izquierdo de su abdomen, y una mancha de sangre. Sam se quedó mirando horrorizado el momento, pero enseguida se paró y le grito a Alice.

Alice llegó corríendo junto a John. Ambos se asustarón al ver la herida de Megan.

-¡Alice, ayudala! Tu sabes algo de medicina.

-Bien – comenzó a decir Alice mientras chasqueaba sus dedos para calmarse. – Alice tu puedes, t sabes algo de esto. Megan, sígueme a un cuarto, necesito que te recuestes.

-¡John, tu me ayudaras1 – dijo Sam apurado mientras le daba una M4, otra que seguramente Megan había bajado para darsela a alguíen.

-¡¿Qué?1 ¡No se disparar! – dijo John austado.

-¡No importa! Solo debemos resistir aquí hasta que llegue un tal Fishburne. – Sam tumbo la mesa que estaba en el recibidor y se pudo detrás de ella, de forma que se escondía. John se puso detrás de una pared. – Ya amartille esa arma John, solo dispara pocas balas, no tenemos demasiada munición.

Sam estaba a punto de abrír la puerta, cuando la ventana de su casa romío y entraron algunos enemigos. Sam se levantó rapido, pero el motero le apunto con una AK-47. Sam no tenía oportunidad, pero John disparó varias balas contra el motero, matándolo.

Sam se levantó y se asomó a su sala. 2 moteros ya habían entrado y se cubrían con sus muebles, y otros estaban entrando. Sam disparó unas balas, pero comprobó que sus enemigos estaban protegidos, solo había una opción muy arriesgada de vencerlos: Una explosión.

-Soportalos aquí John. – grito Sam mientras se iba a la cocina.

John no tuvo chance de contestarle: Sam ya no estaba. John se adelantó a la pared donde Sam se protegía, y comenzó a dispararle a los moteros, para evitar que se movieran. Los 5 moteros que restaban ya se encontraban dentro de la sala.

-¡Quedense allí infelices! – grito John en el momento que se azomaba por completo y disparaba todas las balas: Las balas pegarón en toda la pared, en la televisión, en los sillones, matando a un motero, hasta que su cargador se quedo vacío. Un motero se dio cuenta de eso y le disparó un escopetaso, tumbandolo de espaldas.

Sam volvió corriendo, con un cóctel molotov. Prendío la mecha y lo lanzo contra los oponentes. El cóctel exploto, lanzando gasolina incandescente a todas partes, prendiendo los muebles, haciendo explotar algunos sistemas eléctricos. Sam agarró a John, malherido, y lo sacó de la casa, que comenzaba a incendiarse.

Sam entro de nuevo, esquivando las crecientes llamas, y el humo tóxico por el plástico y los electrodomésticos. Subió al cuarto donde estaban Megan y Alice.

-¡Vamonos, el lugar esta siendo consumido por el fuego! – Sam agarró con delicadeza a Megan y corrío a la salida, junto a Alice. El primer piso estaba casi por completo en llamas. Sam agarró a Alice de la muñeca para evitar que corriera al primer piso y se quemara. - ¡Por mi cuarto!

Alice corrío y entró al cuarto de Sam, pero cuando este iba a entrar, parte del piso se desplomó, dejando sobresalir unas llamas altas. Sam estaba atrapado, pues las llamas crecían con rapidez, y necesitaba por lo menos saltar metro y medio cargando a Megan.

-Bájame Sam. – dijo Megan con voz débil. – Tengo fuerza para saltar.

Sam obedecío y la bajo. Megan al ponerse en pie se quejo un segundo del dolor por la herida, pero agarró fuerza y saltó, logro cruzar la caída a ese horno. Megan se agarró de la pared, adolorida por haber hecho ese esfuerzo. Sam agarró fuerza y brincó, pero al caer cerca del marco de la puerta, otro segmento del suelo se desplomó, y Sam muy apenás se pudo agarrar de los lados de la puerta, pero las llamas comenzaban a lamerle las piernas.

-¡Ayuda! – le grito Megan a Alice en cuanto corría para socorrer a Sam. Este hacía fuerza para que las llamas no quemaran su pantalón, pero este ya estaba humeando. Alice y megan lo agarraron y tiraron de él, haciendo que se elevara y quedará parado en su cuarto. Sam corrió contra la ventana y la rompió, cayendo de una altura de unos 3 metros (porque su jardín delantero era más elevado que el primer piso)

Alice y Megan se bajarón de la misma forma, pero Megan lo hizo más delicadamente para evitar lastimarse. Cuando se levantaron, miraron que Sam estaba tirado en el pasto, con el pantalón humeando y completamente arruinado, John estaba herido por los perdigones de un disparó, pero la ayuda estaba llegando: Varios policías llegaron, junto a los bomberos.

Masacre en la cárcel de Hove

Sam despertó. Estaba en una sala de emergencias que reconocía: La de la comisaría donde trabajaba. Tenía vendajes en sus piernas, y lo único que le habían dejado de su ropa anterior era el reloj: Marcaba las 4: 12 a.m. En la camilla de al lado escuchaba una respiración relajada. La vista de Sam apenás se estaba adecuando para la oscuridad, cuando miro que se trataba de Megan.

-Tuvieron suerte Sam. – dijo una voz que le sacó un susto al mencionado. – Las llamas en tu casa…no se como explícarlo, lo consumieron todo tan rápido que unos minutos más allí dentro, los hubiera calcinado por completo.

-¿Y John? – preguntó Sam.

-En otro hospital, el no podía ser atendido por nosotros, pero no te preocupes, esta bien custodiado.

-¿Y quien eres tú? – preguntó Sam.

-Soy Mike Fishburne, jefe de la STOP.

-¿La STOP? No recuerdo haber escuchado de ustedes.

-Porque nuestro trabajo es que nadie sepá de nosotros, solo los indicados. No crea que somos como el U.L. Paper, nosotros estamos tras la busqueda de pandillas encubiertas. ¿Alguna vez escucho de los FIRE?

-Algo. Estuvieron en Vice City en 1987, y no recuerdo la demás historia.

-Fueron de los mayores peligros, por estar encubiertos. Después de esos sucesos, fuimos creados los STOP, que significa Special Tactics of Police. Hemos estado por todo el país acabando con las pandillas encubiertas. Nosotros hemos seguido a los Devil’s Skull por varios estados, pero siempre se nos escapan.

-¿Y eso a que viene conmigo? – preguntó Sam algo confundido.

-Te necesitamos. Ellos te han intentado asesinar en 2 ocasiones en el mismo día. Saben que no estas muerto, así que lo intentarán, de esa forma los atraparemos, los hemos debilitado al borde de su desaparición.

-Oiga oficial, no se si ya se dio cuenta, pero robaron armamento, y un Hunter, ellos estarán preparados, más que The Lost o que la otra banda, que no recuerdo su nombre.

-Eso no nos detendrá oficial. Usted esta bien, las vendas que lleva puestas solo le ayudán a sanar unos rasguños y un evitar un ardor. Lo necesitamos, tenemos el permiso de enlistar a cualquier policía para nuestros fines.

-Significa que ustedes son otra agencia bastarda que hace lo que quiere porque tiene el poder.

-¡Usted no entiende! – se le abalanzó Fishburne. – No correrá usted ningún peligro, no importa que armas lleven los enemigos, nosotros somos la STOP, y si quiere ayudar a su ciudad de esta pandilla, deberá ayudarnos.

Sam se quedó pensativo, y se acostó en la cama.

-Entonces ¿Cuándo me van a necesitar?

-Hemos planeado que como hora será a las 600 horas.

-¿6:00 a.m.? Esta bien, solo dejeme descansar un poco.

-De acuerdo, y no tema, aquí no corre peligro.

Sam se recosto y escuchaba como Fishburne salía del lugar. Cerró los ojo para dormír otro rato, cuando la voz de Megan le hablo desde la oscuridad.

-Sam ¿puedo preguntarte algo?

-Si.

-Cuandó fuimos a la casa de John, y este te preguntó por tu pasado ¿Por qué lo callaste?

Sam abrío los ojos y se resigno a contarle a Megan porque lo calló tan rápidamente y tan bruscamente.

-Pues, en mi pasado, yo fui un pandillero. Era de los Families que exísten en Los Santos. No tenía un trabajo como policía, era un repartidor de comida chatarra, del Burguer Shot. Mi hermana y yo no teníamos una vida placentera, yo de vez en cuando estaba en peleas, mi hermana vivía casi todo el día sola en la casa, con miedo de que yo muríera.

>>Hasta que conocimos a John y a Alice, ambos eran novios en ese entonces. Nos dijerón que querían mudarse, que su relación no era la apropiada en Los Santos, y querían venirse a viví para acá. Viridiana me pidió que nos vinieramos a vivir al igual que ellos, y necesito pedirmelo mucho tiempo hasta que accedi.

>>En el aeropuerto me despidieron varios amigos, pero no solo ellos. Unos Ballas nos habían seguido e hicieron Drive-By, me hirieron y a otros amigos, pero ellos los acabarón. Viri se vinó con Alice y John a esta ciudad, mientras que yo me quedaba para vengarme de los pandilleros. Así que un día, junto a mis 3 mejores amigos de esa ciudad, fuimos a territorio Balla y comenzamos una pelea, que termino con la muerte de mis amigos.

>>La policía me siguió, pero alcanze a largarme de esa ciudad y llegar acá. Aquí, comenze a trabajar en la policía, pues yo sentía el remordimiento de las bajas civiles que cause estando allá, y yo era un mounstro, totalmente diferente. – Sam cerró de nuevo los ojos – con el tiempo nos acostumbramos a estar aquí.

-¿Extrañas a Viridiana? – pregunto Megan. – Me hubiera gustado conocerla.

-Si, la extraño, pero no puedo hacer nada, esta muerta. Fueron los Devil’s Skull, me lo confirmarón. Fue porque yo los estaba investigando. Por eso ayudare al STOP, para vengarme.

-No deberías vengarte Sam, ¿nunca has escuchado la expresión “El que con mounstros lucha cuidese de convertirse en uno”?

-No.

-Pues, tu estas luchando contra esos mounstros, no te vuelvas como ellos, la STOP trabaja para el bien de la comunidad, no para vengarse, así deberías hacerlo tu.

-Tienes razón Megan, no voy a volver a ser un mounstro. Ayudare al STOP y ya, no buscaré la venganza.

-Ya lo dijiste Sam, no me traiciones.

Megan y Sam se volvieron a acostar. Megan pronto sucumbio al sueño, mientras que Sam por los nervios no lo podía hacer: Simplemente estaba despierto, sin sueño. Evitaba hacer ruido para no despertar a Megan, ella y él habían tenido un día difícil y exhaustivo.

Sam comenzaba a tener sueño, cuneado entrarón 4 personas al lugar. Solo uno lo saludo enseguida.

-Agente Knight, nos ayudo mucho en la investigación. – dijo el capitán Shepherd.

-Hola capitán. Gracias a que me hecho de la investigación, pude hacer eso con ayuda de varia gente.

-Si…Harry Cusack nos dio buena información. Y ahorita todas las fuerzas policiales estan buscando a los Devil’s Skull. Solo que no los encontrarán.

-¿Ah no? ¿Y eso? – preguntó Sam.

-Porque la información la hemso alterado. Ellos nos han pagado bien y lo seguíran haciendo para que nosotros nos callemos. Y me han contratado para eliminar al agjero en su costal: Tú. – Shepherd sacó su Glock 17. – Tuviste buena vida Sam, diremos que te suicidaste por este estrés post-traumático.

Sam agarró rápido el cañon del arma, pero los amigos de Shepherd se avalanzarón a él para evitar que se defendiera. Sam estaba tan concentrado que no notó que el sonido de emergencia lo activo Megan para que vinieran a ayudar a Sam. 2 compañeros de Shepherd agarrarón de un brazo a Sam y los demás del otro. Shepherd le puso la pistola en la sien, cuando llego Mike Fishburne.

-¡¿Qué demonios?! – gritó Fishburne al momento que empezaba a dispararle a Shepherd, y a los demás. No tuvieron chance de esquivar ni de contraatacarle, y Sam quedó manchado de la sangre de sus atacantes. - ¿Cómo entraron?

-Trabajaban aquí, conocen bien este lugar.

-Eso no lo cuidamos. – Mike hablo por la radio que llevaba en el pecho. – Tenemos una infiltración. Que todos los protectores de testigos revicen la comisará de Hove y el Hospital.

-¿Y ahora que harán? – pregunto Sam.

-Parece que los enemigos estan bien concentrados en acabarte, tendremos que adelantar el ataque a los enemigos.

Primera fase del ataque

Sam y Megan estaban en el Francis Internacional Airport juntó a los operativos del STOP que iban a realizar el asalto contra los Devil’s Skull. Megan, a pesar de que no era recomendable, participaría en el asalto pues ella estaba en la investigación desde el inicio. Mike accedió a que si lo hiciera, pero solo como defensa (apoyar a que no lleguen enemigos) y no como asalto (como si lo haría Sam).

-¿Y como me veo Megam? – pregunto Sam haciendo una broma de su atuendo.

-Bien ¿no crees que es parecido al mio? – bromeo Megan.

-Si, es el mismo. Jajaja. – Rieron juntos.

El traje que llevaban era un uniformé táctico color negro, Chaleco antibalas, casco, rodilleras y coderas de kevlar y gafas para evitar el Gas lacrimógeno y el polvo. Además de ellos, había 14 personas vestidas así, incluyendo a Mike. Solo había 4 personas vestidas diferentes: Los 2 pilotos y los 2 copilotos de los Cargobob que los transportarían. Mike se acercó a ellos.

-Bueno, Sam y Megan, ustedes no irán juntos. Ya que Megan solo será Defensa, irá en el helicóptero ‘’Egipto’’. Tú Sam, vendrás conmigo en el ‘’QML 47’’. Ven Sam, prontó.

Mike se alejo, pero Sam se quedo con Megan para decírle algo.

-Megan, no estaremos juntos en esto. No te di las gracias por salvarme la vida, así que quiero decirte que te agradezco. – Megan sonrío y estiro las manos enguantadas, Sam las agarró. – Tambien, lo más importante: No llevamos ni un día de conocernos, pero quiero estar contigo, por eso me dan nervios dejarte ir en otro helicóptero. Te quiero Megan.

-Sam, a mi también me da miedo dejarte ir. Pero como he visto que actuas, se que no pereceras en la pelea. Yo siento más preocupación que tú, yo solo estare de apoyo, mientras que ustedes estarán en e corazón de la pelea. Sam, cuidate mucho, cuando esto acabe estaremos juntos ¿de acuerdo?

-De acuerdo Megan. – Sam se agacho un poco y acercó sus labios a los de Megan. Esta le correspondío y le dio un beso pequeño pero significativo. – Te veré del otro lago Megan.

Sam se puso las gafas tácticas y el caso y corrío hacía el helicóptero ‘’Egipto’’. Dentró se sento en una fila donde había 3 asientos, enfrente otros 3 y los pilotos sumaban 8 soldados.

-¡Soldados! – grito Mike. – Hemos seguido a esta pandilla ¡y por fin sabemos donde estan! Estan refugiados en Acter. Les daremos caza, pelearemos hasta que caigamos en el campo de batalla ¡Porque al STOP no le dicen Alto!

Todos vitorearon por el discurso de Mike, el pequeño discurso. El helicóptero estaba sobrevolando los edificios, pues no tenía chance de dejar que lo descubríeran. Inclusive, Sam pudo observar como los edificios pasaban a su lado por no haberse elevado tanto.

Mientras tanto, en Acter, Xander Maximilian se preparaba para la defensa de su base, pues un chivo expiatorio en el STOP le había dado la información del ataque. En los alrededores del club habían puesto Towtrucks viejas de forma de barrera, e iban a usar todo el armamento. Según el chivo expiatorio, solo había 16 STOP que actuarían, y de los Devil’s Skull erán alrededor del doble.

Todos estaban listos, excepto Carrey, que estaba molesto de que los hayán descubierto, y le hechaba la culpa a Xander.

-¡Es tu puta culpa imbecil! ¡Tu los atrajiste! – le estaba gritando Carrey. - ¿Por qué no te he matado ya? – Carrey quizo sacar algo de su chaqueta, pero Xander le dio un disparo en la cabeza.

-Eso es por las veces que abusaste de mi hospitalidad, y por el cuchillaso.

El Cargobob se estaba acercando. Estaba casi al ras del suelo, cuando los STOP comenzarón a descender. Todos llevaban una M4 como arma principal, una Desert Eagle como arma de apoyo y un Cuchillo para ataques cuerpo a cuerpo.

Todos conrrían en formación. El helicóptero se volvío a elevar, y el copiloto comenzó a disparar una ametralladora montada en este. El cargobob ya no solo servía de transporte, sino también de ataque. Mike iba adelante, e hizo la seña de que se detuvieran. Este se azomo un poco y lanzó una granada, que provoco una polvadera. Sam, y los demás pusieron la visión termica, pues el polvo y la granada de humo no los dejaban ver a simple vista.

Sam avanzó junto a su compañero. Los enemigos estsaban detrás de unas barricadas de vehículos, pero estaban disparando a ciegas. Sam y su compañero se acercarón corriendo, y pasarón erca del lugar disparando a varios enemigos, y mataron a 2. Sam estaba escapando cuando sintio el golpe de una bala en el chaleco. Por lo que se veía, el bote de humo estaba perdiendo su capacidad.

Sam se escondío detrás de un automóvil estacionado. Su compañero ya no estaba con él, estaba reagrupandose. El cargobob, que sobrevolaba, bao un poco más para eliminar por completo a la primera defensa enemiga. Los STOP los ‘’bombardeaban’’ con granadas, y de esa forma la primera defensa se acabó.

Todos se reunieron para sincronizar el ataque dentro de la base.

-¡Bien hecho equipo! – grito Mike. – Recojan munición, debemos esperar al otro Cargobob. ¡Chad y Kenneth, ustedes vigilen la puerta para evitar que salgan los enemigos! ¡Bruce y Sam, recojan la munición posible! ¡Yo y Lance esperaremos a los compañeros!

Sam y Bruce, y Chad y Kenneth se saltarón la barricada de los enemigos, y los primeros comenzarón a buscar municiones mientras que la otra pareja ponía una Towtruck en al puerta, formando un tipo de torreta. Sam y Bruce no perdán tiempo, llevaban muchos cartuchos de munición que se los quitaban a los enemigos, y en total habían acabado con 14 enemigos.

-Mira. – Señalo Bruce a Sam, y este vio que el Cargobob ‘’QML 47’’ se acercaba a toda velocidad. El ruido de las helices se iba acrecentando, pero no parecía solo de un helicóptero, parecía que otro helicóptero tambien viniera…

-¡Santo cielo! – grito Kenneth. - ¿No es nuestro verdad? – dijo señalando algo en el cielo.

Sam miró más arriba, y vio que un Hunter de nueva generación (La cabina estaba bien protegida, y dentro solo había un asiento para pilotear, pero el sistema de armas ya lanzaba cartuchos antipersonales sobrecalentados, además los misiles estaban teledirigidos al objetivo que se haya apuntado por un momento)

El Hunter disparó un misil contra el Cargobob. El Cargobob apenas pudo disparar contra el Hunter, pero le daño muy poco, solo provoco una pequeña explosión en la cola de atrás. El misil se estrello de frente al Cargobob, y la cabina explotó, lanzando pedazos incandescentes. Sam miró horrorizado, al igual que los demás, como el helicóptero aliado se venía abajo, directamente hacía ellos.

-¡¡CORRAN!! – grito uno de sus compañeros al momento que pasaba corriendo a su lado. Bruce empezaba a correr, cuando un pedazo del Cargobob le pegaba de lleno en el pecho, lanzándolo de espalda. Sam se dio cuenta de esto, y se devolvió para ayudar a Bruce.

Sam se agacho y lo levanto, le paso un brazo por el hombro y corrío con él a la cabina de una Towtruck. Brincarón detrás, en la aprte al aire libre, en el momento que el Cargobob se estrellaba en el piso. Sam (que subio antes) elevo la cabeza y todo su suerpo para ayudar a Bruce, y lo empujo en el momento que pasaba una helice pequeña, seguida de escombros. La cola se despego del helicóptero y pego de lleno en el Towtruck done se encontraban.

El impacto fue tan fuerte, que movio a la camioneta de lugar, casi volcandola. Sam se agarró fuerte pero aún así sintio una fuerza tremenda que lo despegaba del suelo. El Towtruck choco contra la fachada del escondite de los Devil’s Skull. Sam se aturdío del golpe, y se levanto enseguida. Delante de él, estaba el Cargobob en llamas, y la Towtruck donde se encontraba comenzaba a lanzar humo oscuro. La barricada había sido destruida, algunas camionetas estaban volcadas, y una estaba incrustada en el Cargobob.

-¡Megan! – gritó Sam al momento que se bajaba de un brinco de la camioneta y corría al Cargobob destruido.

El hombre contra la maquina

Sam llegó al Cargobob. Fue a la parte trasera de este, y con ayuda de su M4 bajo la puerta trasera. Sam agarró fuerza y brinco dentro, cayendo en unos escombros. Dentro, había los 6 tipos del STOP inconscientes o muertos. Sam comenzo a hablarle a Megan.

-¿Megan? – comenzo Sam. ¡Donde estas Megan? ¡Megan! – gritaba cada vez más desesperado Sam.

Sam hablo por la radio de su uniforme.

-¡Aquí el oficial Samuel Knight! ¡Necesito apoyo, estoy dentro del Cargobob ‘’QML 47’’.

-‘’Oficial Knight’’ – hablo una voz atravez de su radio. – ‘’¡Pida apoyo a Bruce, nosotros estamos ocupados con el Hunter’’

Sam habló por radio a la radio de Bruce.

-¡Bruce, Bruce! ¿Me captas? – grito Sam.

-‘’Si… ¡Si! ¿Qué necesitas? ¿Dónde estas?’’

-Estoy en el Cargobob derribado, ayudame a sacar a los heridos.

Bruce llegó corriendo enseguida y se quedó allí. Sam comenzó a pasarle a los STOP, 6 en total (los pilotos no sobrevivieron). Y ya afuera, les comenzaron a quitar los cascos para evitar que se asfixiaran por un sofocamiento u otra cosa. De los 6, uno estaba muerto por que un tubo le atravesó un pulmón, y otro caído fue por la explosión, que le afecto mucho y murió en el impacto con el suelo.

-¿Megan? – comenzó hablarle Sam a esta, a pesar de que estaba desmayada. - ¡Despierta! ¡Hay un Hunter! Pronto volverá y nos matara si estamos aquí.

Megan comenzó a reaccionar, abrió uno de los ojos un poco, y al ver a Sam le dedicó una sonrisa. Sam la agarró y la levanto del suelo. Megan abrió el otro ojo, y se toco en el abdomen, donde tenía la herida de la bala.

-Me golpee aquí Sam. – dijo Megan.

-Espera, debo llevarte a un lugar seguro. – Pero no había ninguno. El Cargobob y sus pedazos formaban una barrera de fuego, además de que la barricada enemiga estaba rodeandolos, y parte de un edificio se había desmoronado. Además, el Hunter estaba disparando contra los otro STOP.

-Bruce, despierta a los demás y que se preparen para entrar. – dijo Sam.

Sam corrío a una Towtruck, abrío la cabina del conductor y metio a Megan. Sam se empezaba a ir, cuando Megan lo agarró del codo, atrayendolo a ella.

-¿No crees que es una locura? ¡Solo son cindo los que entraran a ese lugar! ¡Dentro deben estar armados hasta los dientes!

-No es una locura, el Cargobob destruyo parte de la fortaleza, así que dentro ya hay muchos muertos y pocos enemigos. Inclusive, no nos han atacado.

Sam sacó el cargador, metió cartuchos y amartillo el arma. La tenía lista. Sus 4 compañeros estaban preparados, cuando el Hunter comenzo a sobrevolarlos.

-¡Hunter! – grito uno de ellos, en el momento que el Hunter comenzaa a dispararles. La ráfaga choco cerca de ellos, y ellos además de correr le disparaban al hunter, pero no parecía que le afectaran. El Hunter lanzo un misil, que hizo explotar un Towtruck y mandó a volar a 2 compañeros.

Sam disparó hasta su última bala, y quito el cargador, para meter otro cargador nuevo. Sam comenzó a disparar a la cabina, cuando recordo que el Cargobob daño al Hunter disparandole en la cola.

-¡Disparen a la cola del Hunter! – gritó Sam a Bruce y al otro tipo. Los 3 dispararón a la cola de este, y comenzarón a dañarlo. El Hunter evadío los disparós, y se elevo más, a una altura que era difícil de atinarle. - ¿Alguien puede pedir apoyo aéreo?

-Yo. – dijo el otro sobreviviente. – Un ataque con Hydra bastara para derribarlo, pero deben protegerme.

-De acuerdo.

Sam y Bruce dispararón de vez en cuando contra el Hunter. Sam no se dío cuenta de que Megan estaa debajo de la camioneta, disparado tambien contra el Hunter, que peleaba contra el otro Cargobob.

-¿Me escuchan? – gritaba el STOP que pedía apoyo aéreo. - ¡Necesitamos apoyo aéreo inmediato! ¡Derribarón a la nave ‘’QML 47’’! ¡Solicito un ataque de aviones de caza!

-‘’Soldado, hemos recibido el mensaje’’. ‘’Aguante en su posición, un Hydra se prepara para salir’’.

El Hunter estaba peleando contra el Cargobob y los STOP sobrevivientes (aproximadamente 8) pero no parecía que tuviera problema alguno, pues el Cargobob estaba más dañado y no tenía los misiles del Hunter. Los Devil’s Skull sobrevivientes salieron del local y comenzarón a pelear contra Sam, Megan, Bruce y el otro soldado (llamado Norman).

Sam se escondió detrás de una pared dañada, y lanzó un bote de humo para evitar que sus enemigos lo víeran. Se azomo con la vista térmica, pero los Devil’s Skull habían hecho algo que anulaba la utilidad de esta visión: Su local lo estaban incendiando. Sam quito rápido la vista termica y la cambío a la vista infrarroja. El láser infrarrojo de su arma se perdía en el polvo y el humo. Un humo oscuro se elevaba, acompañado por el humo de las camionetas.

El Hunter y el Cargobob fueron rodeados por el humo, y lo uníco que se escuchaba era el tiroteo entre estos. Sam se agacho y camino con delñicadeza para evitar ser descubierto por sus enemigos. Avanzados unos metros, se encontró con 2 enemigos que disparaban a ciegas contra un aliado. Sam les disparó de la forma más rapida que pudo para evitar que lo descubrieran.

En cuanto los fulmino, una lluvia de balas le rozo el casco, Sam se cubrió en la barra del barman y levanto un poco la cabeza, para dispararle a 2 enemigos. Sam quito la vista infrarroja, pues el humo se estaba dispersando. Sam lanzó una granada de fragmentación, y en cuando exploto, aprovecho la confusión para correr y escapar del lugar.

El Hydra pasó a toda velocidad encima de ellos, pero pasó de largo el Hunter que estaba oculto en el humo oscuro.

-‘’Aquí Caza’’ Omega – dijo el piloto a Norman. – ‘’Solicito que marquen al objetivo, no lo he visto’’.

-¡De acuerdo! – grito Norman, y entonces llamaba a las radios de todos. - ¡El Hydra no puede atacar, marquen con el infrarrojo al Hunter enemigo! – Norman cambio de nuevo de sintonia, ahora al Cargobob ‘’Egipto’’. - ¡Salgan del humo, un avión de caza dispara a ustedes!

Sam, al igual que todos, empezó a apuntar al Hunter con el rayo infrarrojo. El Cargobob salio, dañado, del humo. El caza que ya estaba casi en el mar, hizo una pirueta para devolverse, y lanzó 2 cohetes a una velocidad sorprendente. El Hunter recibío el primero directamenteen la cola, lo que lo partío casi a la mitad y lo lanzó dando vueltas horizontalmente. El segundo impacto pego de lleno entre la helice grande y la parte destruida, e hizo explotar al Hunter, lanzando la carcasa en llamas directamente al suelo, pero lejos de los STOP.

El Hydra pasó de largo, hacia el aeropuerto. Sam, que estaba alejado de los demás, escuchaba como todos vitoreaban. Pero alguien le estaba mirando.

Sam comenzó a caminar hacia ellos cuando alguien se le abalanzó, tumbándolo. Sam se giró, y miro que era Xander. Este levantó un cuchillo y le intento clavarselo en la cara, pero Sam se quito en el momento que lo hacía. Sam le dio un puñetazo en la cara, le dio una patada que lo levanto y sacó su arma de apoyo. Una Desert Eagle.

Sam disparó a Xander varias veces, unas 5, pero Xander a pesar de estar herido continuo caminando, y se lanzó contra Sam. Este disparó al verlo en el aire, cayendo a él. Xander cayó, y el cuchillo se clavo en el hombro, pero no le hizo daño. Sam se quito de encima el cadáver de Xander. Sam se levanto, se quito el cuchillo y corrío hacá los demás STOP.

Todos estaban juntos, eran 7, incluyendo a Megan. Sam llegó, agarró a Megan de la espalda, la giro y le plantó un largo y apasionado beso en la boca, no le importaba lo que los STOP dijeran por eso, Sam estaba vivo y Megan tambien, eso era lo que importaba.

Santa Maria Beach

Las vacaciones de Sam y Megan eran buenas. Después de recibir la paga, y la reparación de la casa de Sam, se fueron de vacaciones a San Andreas. La paga era enorme, y juntando las de Sam y Megan pudieron rentar una casa en Santa Maria Beach para vacacionar.

Megan estaba nadando en el mar y Sam tomando el sol, tirado en la playa. El celular de Sam empezó a sonar, así que contesto.

-Diga. – dijo sam.

-‘’¿Sam? Soy Alice, quería decirte que John ya esta mejor, pronto dejara de usar el vendaje que lleva’’. ‘’Tambien quería preguntarte ¿Cuál carro prefieres que te compre?’’ ‘’¡No me dijiste al irte!’’.

-Un Feroci. Y creo que Megan quiere otro Oracle.

-No. – dijo Megan que comenzaba a llegar. – Quiero un Futo. Ese carro siempre me ha llamado la atención.

-‘’De acuerdo’’ – dijo Alice antes de colgar.

-¿Y…?

-¿Y que? – contesto Megan.

-Bueno, quería decirte que aparte un lugar para hoy cenar. Será en Las Venturas, no te defraudaras. – dijo Sam antes de agarrarla y besarla apasionadamente.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar