FANDOM


45px-HistoriasH.png30px-Rockstar_Leeds_logo.svg.png


Capítulo Ocho: Paul es rescatado

Paul despertó. Miró a su alrededor. Estaba recostado en una camilla. Las paredes de la habitación eran blancas. Entonces recordó lo que había pasado y miró su pierna. Estaba cubierta por alguna especie de venda. Miró la puerta. Había dos personas tras ella.

-¿Cómo se encuentra el paciente?- Preguntó uno. Parecía que tenía un micrófono. Claro, era un reportero que le hacía preguntas al médico.

-Aún no puede levantarse.

-¿Puede aclararnos bien que es lo que sucedió?

-Si. Parece que hubo un tiroteo entre personal de gobierno y chinos. Los chinos solo han dejado dos muertos y han escapado, mientras que el personal perdió más de la mitad de estos. El paciente es uno del grupo de los chinos. Luego de su recuperación será trasladado a la penitenciaría de Liberty City. Su nombre es Paul Wilson, de edad veintiseis años.

Al escuchar esto a Paul se le puso la piel de gallina. Sería llevado a una cárcel. ¿Cómo estaría su hermano? Había dos chinos muertos, pero él había visto solo uno. Eso no podía estar pasando. Paul miró por la ventana. Veía unas paredes amarillas. Eran iguales a las del hospital por el cuál había pasado con CJ y su hermano aquella vez hacía pocos días. Cerró los ojos y se puso a descansar. No podía hacer nada en esas condiciones. No podía encontrar a su hermano. No podía encontrar a los asesinos de su padre. No podía escapar.

Paul abrió los ojos cinco horas más tarde, cuando escuchó gritos. Toda la gente corría y gritaba.

-¡Manos en alto!- ¡Era la voz de su hermano!

Paul escuchó. Las puertas se abrían. Miró el reloj. Era la 1:23 AM. Las puertas abriéndose se escuchaban cada vez más cerca. Se abrió la suya. El vaso de agua en la mesa cayó al suelo. Paul vio a su hermano en la puerta.

-¡Paul! Ven con nosotros.

-¡Sácame de aquí! Pero cuidado con la pierna, me duele.

Jack y alguien más con un guante que le tapaba la cabeza lo levantaron. Lo llevaron por el largo pasillo. Cuando iban a doblar, un policía se les acercó.

-¡Manos en alto!

-¡Jack, llévatelo!- Ordenó el misterioso hombre. A Paul esa voz le sonó familiar. Jack se lo llevó arrastrándolo por el nuevo pasillo. Miró al revés, ya que en su posición la cabeza estaba girada hacia abajo. Giró y vio que se acercaba a la puerta. Jack lo sacó afuera, afuera del horrendo hospital. Se escuchó un disparo. El hombre con el guante apareció por la puerta y lo ayudó a Jack a meter el cuerpo de Paul en la parte de atrás de una ambulancia. Dentro del vehículo, el misterioso se quitó el guante. Era CJ.

-¡CJ!

-Jack, déjame conducir, y tú toma el arma.

El coche comenzó a andar.

-Paul, agárrate, este atajo te hará saltar.- Dijo CJ.

Paul se tomó de la silla y miró hacia delante. Entonces la ambulancia cayó hacia abajo y aterrizó en la autopista. Paul dio un respingo. CJ condujo hasta la vía de trenes de Ganton. Luego bajó y con Jack metieron a Paul en otro coche. Luego ellos se subieron a él.

-Ahora a distraer a los polis- Dijo CJ. -. Conocerán el método Pay 'n' Spray. Paul, cuando los polis se acerquen, tú les haces caretas.


CJ esperó a que unos policías pasaran. Entonces se agachó para que no lo vieran y Paul se puso a hacerles caretas para atraer su atención. Cuando lo vieron se pusieron a correr hacia el coche. CJ se levantó, pero con el guante puesto. Empezó a conducir a velocidad media. A unas cuadras se metió por un callejón en el preciso momento en el que perdían de vista a los policías. Se metió en un garaje.

Paul se levantó. CJ hablaba con alguien. Bajó del coche. Ya podía caminar bastante bien. Un rato después salió. El coche estaba cambiado en color, patente y carrocería. Al salir afuera, vieron a los policías, pero estos solo vieron a CJ. Los hermanos estaban agachados en el coche. Afortunadamente no lo reconocieron, ya que CJ había llevado un guante en el rescate.

CJ los condujo a Grove Street.

-Mañana vuelvan aquí a las diez de la mañana- Dijo CJ. -.Adiós.

-Adiós.

Los hermanos fueron con el coche a su Tropic, en San Fierro. Al día siguiente, Paul ya podía mover perfectamente la pierna. Fue con Jack a la casa de CJ. Éste estaba desayunando en la mesa.

Capítulo nueve: Fast Car

-Hola.

-¡Hola!- Dijeron los hermanos.

-Vengan. Tenía pensado enseñarles esto de las guerras de bandas. Pero ahora tenemos pensado dar una, así que se los explicaré brevemente. Vas a un barrio enemigo, comienzas una guerra, la ganas y obtienes el territorio. También debes proteger tus barrios. Hoy tenemos pensado darle un golpe a Los Santos Vagos, otra banda, en su barrio raíz. Vamos a pasar por un Ammu-Nation. Sweet también viene

-¿Perdón?

-Un Ammu-Nation, un local de armas.

-Ah.

Los tres salieron de la casa, acompañados por Sweet, el hermano de CJ.

-CJ, déjame conducir- Dijo Sweet. -. Me sé un atajo al Ammu-Nation.

Sweet subió al asiento del conductor y los llevo a los demás al local de armas. Al llegar, un hombre les atendió.

-¿Se les ofrece algo?

-Si. Buscamos cuatro armas tipo fusil de asalto.

-A ver... Tengo solo AK-47. Todos los M4 han sido vendidos.

-De acuerdo. También cuatro chalecos antibalas.

-¿Eso es todo?

-Si.

-Son $1400.

CJ sacó una enorme billetera y contó catorce billetes de cien dólares.

-Tome, adiós.

Una vez afuera, Paul preguntó.

-¿Tanto dinero tienes?

-Con tantas guerras de bandas se acumulan billetes.

Los cuatro abrieron sus respectivos paquetes. En el encontraron su arma y su chaleco, junto con dos cartas. Una con instrucciones y otra con una publicidad del campo de tiro de Ammu-Nation.

Esta vez CJ condujo. Comenzaron a andar tranquilamente por Los Santos durante un rato. A eso de diez minutos de viaje, CJ dijo.

-Ahora prepárense. La guerra de bandas ya ha comenzado. Llegaremos al ojo de la tormenta. Si pueden matar a Fast Car, el líder, mejor. Lleva una cruz y las siglas LS en el pecho.

-¡Jack, igual que el que mató a papá!

Bajaron del coche y corrieron a cubrirse. La guerra había comenzado. Los Grove Street Families ya estaban luchando con Los Santos Vagos.

-¡Jack! ¡Míralos! ¡Son iguales a los asesinos de papá! Encontremos a uno que tenga un tatuaje de Los Santos y otro de una cruz.

Jack y Paul salieron de su escondite y dispararon a los de cinta amarilla, Los Santos Vagos. Le dieron a uno, dos, tres... los enemigos caían de a montones, gracias a CJ, Paul, Jack y Sweet. Paul y Jack se internaron más en la zona de batalla. La lucha era peor. Pero los Families empezaban a caer, igual que los Santos Vagos.

-Papá estaría orgulloso de vernos matar a sus ases...

Jack cayó al suelo, por una bala de escopeta. Su cuerpo no se movía. Jack estaba muerto. Paul miró al frente. A no más de veinte metros de distancia, parado con una escopeta en la mano, quedaba el último Santo Vago. En la cabeza llevaba una cinta amarilla, y en el pecho dos tatuajes. Una cruz y dos letras, LS de Los Santos... Fast Car había asesinado a su padre, y finalmente a su hermano. En su cara se dibujó una sonrisa. Fast Car empezó a correr. Paul lo persiguió. Iba a acabar con él. Su hermano había muerto por su culpa. No lo iba a dejar escapar. Corrió hacia él. Fast Car se metió en un callejón.

-¡Maldito! ¡Te voy a despedazar!

-¡Te quiero ver en el intento!- Lo desafió Fast.

Paul tiró al suelo su AK-47 y sacó su M4. Fast no iba a escapar de él. Apretó el gatillo. Fast cayó. Estaba vivo, ya que un chaleco le protegía. Fast se metió en un coche. Paul corrió y tomó la bicicleta más próxima, estacionada en la acera. Anduvo en ella lo más rápido posible y persiguió a Fast. Este bajó de su coche y corrió. Paul también bajó y lo persiguió. Entonces Fast se metió en un alto edificio. Los Santos Jump Base. Era el edificio en el cuál al llegar arriba había un paracaídas para practicar paracaidismo. Paul lo siguió y subió las escaleras. Allí arriba se lo encontró a Fast. Ambos se apuntaron con el arma.

-¿Por qué matase a mi padre?

-¿No sabes? Pues, tu papacito me debía 2000 billetes verdes. Y tu hermano, por diversión.

Fast disparó. Paul cayó, pero su chaleco evitó una muerte segura. Se levantó. Fast tomó el único paracaídas que había y se lanzó. No, no iba a escaparse. Paul se tiró del edificio. Se acercaba a Fast en su descenso, el cual estaba sentado en el espacio que los paracaídas tienen para sentarse. Paul se acercaba más, y más. Caía a gran velocidad, de modo que lo alcanzaba. Cuando estuvo a la misma altura que Fast. Le disparó por detrás. Fast se soltó y cayó, al mismo tiempo que Paul tomaba espacio en el paracaídas. Lentamente descendió. En el suelo. Observó el inerte cuerpo de su enemigo. Fast Car había muerto. Paul manejó a la zona de batalla. La guerra había terminado, y los Grove Street Families habían ganado la guerra.

Paul lo encontró a CJ.

-Siento lo de tu hermano, Paul.

-Maté a Fast. El lo había matado a mi padre, y también a Jack.

-Paul, ven conmigo.

Paul lo siguió. Encontró a su hermano muerto en el suelo. La bala le había dado en una parte que el chaleco no cubría. Jack estaba en el suelo, muerto, pero su cara mostraba una sonrisa, como el fantasma del que alguna vez fue su hermano. Paul volvió a su Tropic. Esa noche durmió y soñó nuevamente.

Paul despertó. Nuevamente lo recibió la sonrisa de su padre.

-Ahora si que me vengaste. Lo hiciste bien.

De detrás de su padre salió Jack. Estaba sonriendo.

-Adiós Paul, no te veré más. Gracias por vengarme a mi y a papá. Te reunirás con nosotros algún día. Pero ahora es tu tiempo de vida. Tú sigue viviendo, te queda mucho por delante.

-Gracias Jack. Los veré cuando yo también muera. Los extrañaré.

-¡Adiós!- Le gritaban su hermano y su padre, mientras se alejaban por la calle. Una oscura calle de San Andreas.


Fin

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar