Wikia

Grand Theft Encyclopedia

Historias:Grand Theft Auto: Vice City Returns "File 5"

Discusión0
12.046páginas
en el wiki
30px-Rockstar_Leeds_logo.svg.png45px-HistoriasH.png
Grand Theft Auto: Vice City Returns "File 3"
{{{imagen}}}
Creador TOTO.INC
Web Grand Theft Encyclopedia
Saga {{{saga}}}
Anterior Historias: Grand Theft Auto: Vice City Returns "File 4"
Siguiente Historias: Grand Theft Auto: Vice City Returns "Final File"
Datos Más datos

Chapter XXVIII: Next destination, San Andreas.

Entra Mary-Jo al cuarto.

— Oye Louise, que diga, Lylian, tienes una llamada.

— ¿Quién es?

— Tommy.

— Voy enseguida. Por cierto ¿Por qué me llamaste Louise?

— Es que te pareces mucho a ella.

— Que raro, Phil me dijo lo mismo... Bueno en un momento regreso Damián.

Lylian baja y toma el teléfono.

— ¿Hola?

— Hola Lylian. ¿Cómo están las cosas por allá?

— Pues bien, todo tranquilo. ¿Y tú donde andas?

— Arreglando unos asuntos con unos tipos. ¿Creíste que estaba con otra? jaja, tranquila, estoy solito.

— Ay, cállate.

— Supongo que no quieres hablar sobre lo que paso entre Bruno y tú, pero descuida te entiendo, es privado. Así que me hare de la vista gorda y no me entrometeré. Bueno, al grano. Prepárate porque tendrás unas vacaciones obligatorias.

— ¿A qué te refieres?

— Te reserve un vuelo a Las Venturas en primera clase y una habitación en el casino The Visage. Uno de mis contactos se encargara de llevarte hasta allá. No te faltara nada así que no habrá problema. Mientras tú estás allá yo me encargo de esto.

— Pero no me quiero ir…

— Si, ya sé, tú quieres ayudar hasta el final, pero tienes que hacerlo.

— Volvemos a lo mismo, te estás preocupando mucho por mí. ¿Creo que tu no entiendes?

— No lo estaría si no fuera por ese mareo que tuviste. Estoy pensando en que tal vez…

— ¿Estoy embarazada? Jaja, solo fue un simple mareo, no es para tanto. Ya deja de ser dramático.

— Mira quién habla de dramas. Bueno, haremos una cosa. Ve a una clínica, hazte unos estudios y si lo estas, te irás y si no, pues te quedas.

— Esta bien, me parece justo. Pero si lo estoy, quiero que Pete y los demás vayan conmigo, no quiero estar sola.

— OK, pero que ellos paguen su viaje.

— Oye ¿No puedes ser caritativo con tus amigos?

— ... Está bien, solo porque necesito alguien de confianza que este contigo, pero ellos irán en asientos de turista, ni creas que en primera clase. Bueno, entonces ya sabes que hacer. Te llamo en la noche para saber los resultados. Hasta entonces.

— Si, adiós. — corta la llamada.

Lylian cuelga, despierta a Pete y a Phil y les informa lo acordado. Lylian se viste con un atuendo que le regalo Mary-Jo y que era de su hermana. Ya listos, se dirigen a la clínica más cercana. Horas después, Lylian, Phil y otros intentan hacer volver en sí a Pete, quien estaba tirado en el suelo dentro de la clínica. Cuando reacciona, voltea a todos lados.

— ¡Ah, ¿Qué me paso?!

— Te desmayaste al ver esto. — dijo Lylian al mostrarle una hoja.

— ¿Eh?... — toma la hoja. — Resultado de prueba de embarazo, POSITIVO. Ay, no jodan… — se vuelve a desmayar.

Regresan a casa de Mary-Jo. Lylian toma el teléfono, Pete sube con Damián y Phil saca una cerveza de la nevera.

— ¡Jaja, nos vamos de viaje! ¡Tendremos cervezas, putas y diversión sin descansar! — grito Phil.

— ¡¿Quieres callarte?! — grito Pete.

— Silencio, no me dejan escuchar… ¿Tommy?

— Si. ¿Qué paso?

— ¿Qué crees? ¡Vas a ser papá!

— ¡Sabia que mis sospechas eran ciertas! Rayos, es muy pronto, pero que va, es bueno oír eso. Entonces tendrás que irte.

— Lo sé, no me lo restriegues. Con solo saber que vamos a ser padres, quiero que el tiempo pase rápido. Estoy feliz, pero a la vez nerviosa, imagínate, no llevamos mucho tiempo de conocernos y ya encargamos niño.

— Jeje, todo por querer salir a divertirte. Bueno me tengo que ir, mañana nos vemos a las siete de la mañana en el aeropuerto. No lleguen tarde. Adiós.

— Si, hasta mañana. — corta la llamada.

25 de Septiembre de 1987. Día 32

03:18 am. En el Hotel Ocean View Tommy pasaba la noche. Suena su teléfono y lo busca sobre la mesa que estaba contigua a su cama.

— ¿Hola?...

— ¡Tommy tenemos un problema! — respondió Robert.

— ¿Ahora qué?...

— ¡Bruno escapo!

— ¡¿Qué?!

— Después de que lo trasladamos a su celda hizo mensos a los guardias y llego al cuarto de armas. Tomo algunas, tiroteo el lugar y soltó a los FIRE que habíamos agarrado y a otros reos. ¡No sé como carajo le hizo para salirse de su celda! Será mejor que te cuides las espaldas. Mis hombres y yo ya comenzamos a buscarlo. Estamos en contacto. — corta la llamada.

— ¡Maldita sea! — arroja el teléfono al piso.

En una de las calles de Little Haiti una alcantarilla se abre y de ella salen varios hombres vestidos con Traje de Cárcel.

— ¡Libertad! — grito uno de ellos.

— Dispérsense. Nos vemos en las bodegas abandonadas de Viceport en una hora. — dijo Bruno

— Oye amigo, no quiero volver a la cárcel por obedecerte. Sabes, creo que cada quién tomaremos nuestro camino y aquí no ha pasado nada. Ahora somos libres.

— ¿Eso crees? Te di tú libertad a cambio del trabajo, así que estas bajo mi mando.

— Jaja, ¿Bajo tú mando? ¿Quién te crees? ¿Mi papá? Vamos, ¿Quién no iba a fingir lealtad ante una fuga? Ya, déjanos en paz si no quieres que te partamos tú madre hijo de puta.

— Que mal agradecidos son. Será mejor que se arrepientan de lo que dicen y obedezcan. — dijo un FIRE.

— Bah, somos de lo grande, ni crean que nos asustan. Así que aunque no les guste nos largaremos a donde queramos, pero antes les patearemos el trasero.

— Inténtelo... — dijo Bruno.

Un tipo ataca a Bruno con un cuchillo. Él le quita el arma, le raja todo el estomago e incrusta el cuchillo en la cabeza de otro sujeto. Los demás le disparan, pero se salva por el chaleco antibalas. Bruno toma a un tipo y le rompe el cuello mientras que los otros seguían disparando. Bruno le arrebata el arma a uno y lo asesina. Después golpea al otro sujeto y este tira del gatillo, pero su arma no dispara.

— ¡¿Qué coño?! — revisa la pistola.

— ¿Buscas esto? — dijo Bruno con el cargador del arma en mano.

— ¡¿Como hizo eso?!

Se escuchan varios disparos alrededor. Un señor se asoma por su ventana y al ver los cuerpos, llama a la policía. Mientras tanto, los 7 FIRE junto con Bruno se alejan.

— Te dije que era mala idea sacarlos. — dijo uno y Bruno lo mira de una manera tan fría. — Eh, mejor cierro la boca, no quiero terminar como ellos.

— Muevan sus traseros, tenemos que llegar al lugar como está planeado.

07:03 am. Lylian y los demás llegan al aeropuerto. 10 minutos después llega Tommy.

— Llegas tarde ¿A qué se debe? — dijo Lylian.

— No tengo que alarmarla. — pensó Tommy y luego dijo. — Ah tuve un contratiempo, jeje...

— Pasajeros con destino a Las Venturas, por favor abordar por la puerta 6. — dijo una mujer por el altavoz.

— Aquí están los boletos. Allá los estará esperando una camioneta roja y los llevara al hotel. Todo lo que pidan lo pagara el hombre que maneja el coche, será como su guardaespaldas.

— Gracias. Suban ustedes ahorita los alcanzo. — dijo Lylian.

Pete y los demas abordan el avion.

— ¿Y tú qué esperas Phil?

— Pensándolo bien, mejor me quedo. Podrías necesitar del mejor tirador de la ciudad. Pete puede hacerse cargo de ellas mientras nosotros andamos por acá. Además, se me olvido empacar.

— Bueno, pero después no te quejes. Adiós Lylian, cuídate. En la noche te hablo.

— Está bien. Tú también te cuidas. No quiero que te pase algo. — se dan un beso.

— Vamos date prisa, el avión esta por despegar.

— Adiós. Cuídense y Phil, no dejes que le pateen el trasero. — se dirige a la puerta y se despide con un ademán.

Minutos después el avión despega.

— ¡Las Venturas, allá vamos! — grito Pete.

— ¡Sí! Jaja — contestó Damián.

Chapter XXIX: Save or die

Tommy y Phil suben a un Infernus.

— ¿Sucede algo Tommy?

— ¿Recuerdas al tipo que destruyo mi mansión e intento matarnos? Pues escapo hace unas horas.

— ¡Por la puta! ¡Y lo más probable es que ande buscandote!

— O tal vez poniendo en marcha el siguiente paso de su estúpido plan.

— Que bueno que los demás ya están a salvo. ¿No hay ningún otro problema?

— No, lo demás lo tengo todo controlado.

— Así que lo único que te cabrea es la presencia de esos tipos.

— Sí.

9:23 pm. Tommy llama a Lylian, pero no contesta. Intenta con el numero de Pete y Mary-Jo, pero sucede lo mismo.

— Esto no me gusta... ¡Respondan el maldito teléfono! — arroja el teléfono sobre la cama y empieza a caminar de un lado a otro.

Enciende el televisor y toma una cerveza. Suena el teléfono así que deja caer la cerveza y contesta.

— ¡¿Lylian?!

— ¡No seas idiota, soy yo Phil!

— ¿Qué quieres?

— ¿Ya pudiste contactar con ellos?

— No.

— ¡Maldición! Yo también ya lo intente, pero no contestan... ¡¿Qué?!

— ¿Qué pasa?

— ¡Enciende el maldito televisor en el canal 15!

De inmediato lo hace. Era el canal de noticias.

— ... dos horas después de la fuga, los reos fueron encontrados muertos en las calles de Little Haiti. Pero entre los cuerpos faltan 8 hombres y la policía ha empezado a movilizarse para encontrarlos lo antes posible. En otras noticias, el avión 48292 con destino a Las Venturas sigue desaparecido. Por los informes, a una hora de su despegue este cambio de trayectoria y despareció del radar. Uno de los pilotos se puso en contacto con la torre de control de San Andreas, de la que se obtuvo esta grabación: ¡Torre de control, aquí HGT-48292. Necesitamos ayuda, hay pasajeros armados abordo. — se oyen disparos. — ¡Ah, no! — se corta la grabación. — El ejército ya ha enviado dos aviones de combate para revisar el área donde se tuvo última comunicación con la tripulación. Los mantendremos informados.

— ¡MALDITA SEA! — dijo Tommy y golpea la pared con un puñetazo.

— ¡Tenemos que hacer algo!

— ¡Tratare de investigar a donde pudieron llevarlos y tú prepara la artillería necesaria! — cuelga y sale del hotel.

Robert en su oficina estaba reunido con varios policías y agentes del FBI. Tommy entra.

— Disculpe Sr. Vercetti pero no puede estar aquí, esto es asunto gubernamental. — dijo uno de los agentes.

— Mire, no me venga con esas estupideces.

— Basta. Tommy es de confiar, no hará público lo que digamos aquí, además es de suma importancia que él nos acompañe. — pone un mapa sobre la mesa. — Bien, analizando, el cambio de trayectoria fue aproximadamente por esta área. Ya se busco por aquí y aquí así que... — es interrumpido por una llamada que recibe Tommy.

— Creo que ya estas enterado así que iré directo al grano. Si quieres volver a ver tus queridos amigos con vida tendrás que venir a buscarlos. Coordenadas 50, 30. Si vemos a alguien mas acercarse, los encontraras pero con un disparo en la sien. Así que ven solo. — corta la llamada el tipo.

Tommy sale rápido de ahí. Sube a su Infernus y llama a Phil.

— Phil, te espero en el hangar 8 del aeropuerto en una hora. Lleva todas las armas que puedas. Yo tengo que hacer otras cosas. — cuelga.

Una hora después el Infernus llega al aeropuerto y se detiene a un lado del Patriot de Phil.

— ¿Averiguaste algo? — pregunto Phil.

— Si. Los tienen retenidos en estas coordenadas. — le muestra una nota. — No quieren ver a nadie más que a mí por esos alrededores así que tendré que arreglármelas solo.

— ¡Pero yo tengo que ir!

— ¡Entiende que si ven a alguien más los mataran! No te preocupes, traeré a todos a salvo.

— Oye, mira eso.

Llega una patrulla y baja Robert.

— Me entere de la situación.

— ¡¿Pero cómo?!

— Eh... hace un momento el sargento de la milicia dio a conocerla a través de un informe por televisión. Tú eres el rescate para que dejen ir a los pasajeros. Hay una revuelta de los familiares de esas personas y andan exigiendo que te entregues. El sargento está dispuesto a cumplir con esas exigencias.

— ¿Qué?

— Pero si tú no le has dicho a nadie ¿Como cojones se entero?

— Un momento... — comienza a recordar lo que dijo Damián. — Lo último que supe fue que estaban haciendo tratos con el sargento de la milicia, pero no tengo idea de que clase... ¡Eso es, ese maldito es su cómplice!

— ¿De qué estás hablando? — pregunto Robert.

— Ese sargento trabaja para Bayno. ¡Ellos planearon todo!

— Pero si te advirtieran que fueras solo ¿Porqué ese sujeto te quiere entregar?

— No lo sé.

— Tendrás que irte ahora. En cuanto llegues a tu destino veremos qué podemos hacer.

— Tommy, dentro del Patriot están las armas. Escoge las que creas necesarias.

Sube en la parte trasera del coche y toma la Spectre M4 con silenciador, el rifle C7, la clásica Colt .357 y 4 Granadas. Se coloca un chaleco antibalas mejorado y se dirige al hangar, pero se detiene cuando 4 Barracks OL y algunos coches civiles arriban el lugar. Bajan los militares y de los demás coches, varios civiles.

— Tommy, veo que estas dispuesto a ir, pero sabes, estas personas están furiosas y quieren que yo te entregue personalmente a los secuestradores. Hay mayor probabilidad de que nos entreguen a los rehenes si a ti te entregamos muerto. ¿No es así?

— ¡SI! — gritaron la mayoría de las personas.

— Epa, espera, antes quiero saber si ya les contaste que tú y Bayno planearon el secuestro ¿No? Jaja Vaya, vaya.

— ¡¿De qué carajo estás hablando?!

— ¡Si es así, tiene pruebas para demostrarlo! — grito un hombre.

— Claro. La llamada de rescate solo me llego a mí, nadie se entero de ello, pero él misteriosamente se entero de todo. Aunque hubieran intervenido las líneas, el FBI y la policía hubieran sido los primeros en enterarse, pero no fue así.

— Tiene razón. Además, David, no tienes autorización para hacer esto.

— ¡¿Entonces él es culpable?! — dijo una señora.

— Veo que el maldito escuincle ha cantado, pero vaya, no te saldrás con la tuya. ¡No dejen ir a nadie, ya saben demasiado y no permitiré que esto salga a la luz! ¡Es una orden!

— ¡No lo hagas! — grito Robert.

Los soldados acribillan a las personas. Robert intenta subir a su patrulla para pedir refuerzos, pero los disparos se lo impiden por lo que se cubre a un lado del Patriot y Tommy le arroja un rifle y un chaleco antibalas.

— ¡Sube al coche y yo despejo el camino con esta belleza! — dijo Tommy al tomar el mando de la Minigun. — ¡Rápido!

Tommy dispara y lanza una granada. Un soldado ataca con una Superbazuca, el Patriot da un giro de 45° y el misil impacta en el Jet.

— ¡Hijo de puta, ahora en que me iré!

— ¡Tommy ahí hay otro Jet!

El Patriot avanza. Tommy dispara, destruye un camión y otro se detiene al perder al conductor. Después Tommy baja y Robert toma la Minigun.

— Aquí nos encargamos nosotros. — dijo Robert.

— Si. Tengan cuidado, los necesito vivos. Phil, te prometo traer a todos sanos y salvos.

El Jet avanza hacia la pista. Un Barracks OL lo sigue y lo ataca por lo que el Patriot va tras el. Robert abre fuego, pero se le agota la munición mientras que otro camión choca contra el Patriot. Robert lo tirotea y Phil pisa el acelerador a fondo. David toma la Superbazuca.

— ¡Lo va a hacer mierda! Toma el Lanzagranadas y destrúyelo.

— ¡Trágate esto! — dijo Robert al tomar e arma, ponerla en alto y tirar del gatillo.

La granada cae sobre el camión y lo vuela en pedazos antes de que David pudiese disparar la Superbazuca.

— ¡Bien hecho! Ahora todo está en tus manos Tommy... — dijo mientras el Jet despega y se aleja.

Chapter XXX: Bloodline

El Jet sobrevuela mar abierto y la radio suena.

— Tommy, soy Robert. Te hablo desde la torre de control de Vice City. No podremos tener comunicación todo el tiempo así que solo podre guiarte por las próximas 5 millas.

— Será más que suficiente.

— Tu destino está al suroeste. Checa el radar, ahí te podrás guiar con más exactitud. En caso de que puedas establecer comunicación conmigo desde tu destino, la frecuencia de la torre es 103.15.

26 de Septiembre de 1987. Día 33

00:11 am. Bruno y otros hombres se encontraban en la cámara de control de un buque. Bruno se dirige al cuarto de seguridad.

— Jefe, el radar indica que se aproxima un avión no identificado.

— Denle la bienvenida...

En el Jet.

— Que raro, tu destino sigue siendo en mar abierto...

— Puedo ver algo... parecer ser un acorazado. — suena el radar. — ¿Ahora qué?

— ¿Que sucede?

— ¡Mierda! — el avión vira bruscamente para esquivar un misil. — ¡Lo que me faltaba!

El buque lanza otros dos misiles. El avión desciende y antes de tocar agua vuelve a ascender, por lo que el primer misil choca contra el mar. Enseguida el jet da varios giros y se mueve por todos lados para evadir los otros misiles. De repente uno detona en el.

— ¡¡TOMMY!! ¡Maldita sea! — grito Robert.

Los restos del avión caen al agua. Tommy quien se había lanzado antes de que el jet estallara, sale a la superficie y nada. Sube por unas escaleras del buque y sin ser visto avanza y entra por una puerta. Revisa todos los cuartos y encuentra un mapa del buque, un botiquín de primeros auxilios y un arma. Luego sube las escaleras, llega a la cámara de control y sigilosamente tirotea el cuarto, dejando a uno vivo.

— ¡Habla, ¿Donde están?!

— Ja, si hablo el jefe me mata y si no lo hago tú lo haces, así que da la misma mierda.

Asesina al tipo e inspecciona el cuarto. Después baja dos pisos. Llega al cuarto de seguridad y asesina discretamente a los guardias. Enciende la radio y llama a la torre de control de Vice City.

— Robe---- me---cuchas----

— ¡¿Tommy?! — toma la bocina. — ¡Es un jodido milagro, cabron siempre te sales con la tuya jeje!

— Olvi---eso. Tien-----mandar el equ------cate.

— Hay interferencia, no te escucho claramente, anivela la frecuencia.

— ... ¿Qué tal ahora?

— Mucho mejor.

— Te decía, manda a tú equipo de rescate mientras yo facilito las cosas por acá.

— De acuerdo. Si no hay trafico llegaremos en 30 minutos así que solo tienes ese tiempo para encontrarlos. También desactiva las armas anti-aéreas y los radares.

— OK. — corta la llamada.

Da varios cliqueos en los paneles de control. En pantalla aparece “Estado del sistema de seguridad - Desactivado”. Por las cámaras de vigilancia observa que Lylian estaba en la habitación E-10 de la cubierta 4 y los demás en una bodega de la última cubierta. Luego destruye todo para que no volvieran a activar el sistema. De repente alguien le dispara por la espalda.

— ¡Ah! — voltea. — ¡Maldito bastardo!

Tommy abre fuego. Bruno logra llegar hasta él y lo tira con un golpe. Le pone el pie encima e iba a dispararle, pero Tommy detona una granada de flash y escapa. Bruno a duras penas va tras él. Tommy baja a la siguiente cubierta y entra a un cuarto. Una explosión destruye la puerta y Bruno dispara alrededor. Las balas pegan en los fusiles de energía eléctrica y la luz se esfuma en todo el lugar. Bruno se coloca unas Gafas de visión nocturna y revisa el lugar. Lo único que encuentra es un ducto de ventilación abierto porque al parecer Tommy escapo por ahí.

— ¡Maldita sea! — saca una radio. — Código rojo, el enemigo está escapando por la ventilación, encuéntrenlo y entréguenmelo vivo o muerto. Vigilen bien a los prisioneros y mantengan la alerta en todo el perímetro.

— Entendido.

Por otro ducto Tommy baja de un brinco y sale al pasillo con cuidado. Un FIRE lo golpea de sorpresa y Tommy en un movimiento rápido le quita el arma y le dispara en la sien. Antes de meterlo en un casillero se viste con la ropa del tipo. 6 hombres llegan al escuchar el disparo.

— ¡¿Qué paso?! — pregunto uno de los tipos.

— Eh… Creí haber visto al tipo que andamos cazando, pero fue solo mi imaginación. — contesto Tommy con una voz fingida.

— ¡Pues presta más atención la próxima vez y no vuelvas a disparar como loco! Bruno te habría matado por hacer semejante estupidez.

— No volverá a pasar. Mejor hay que volver a nuestras posiciones, puede que ese sujeto este cerca.

— Tienes razón. Rápido, retomen posiciones.

— Pero que idiotas son. — murmuro Tommy.

— ¿Qué dijiste?

— Que ya me voy. Yo inspeccionare por allá. — se marcha.

Llega a la cubierta 4. Encuentra el cuarto E-10 al final del pasillo vigilado por dos tipos.

— Tú qué haces aquí, tu zona es arriba.

— Vengo a apoyarlos. Puede que ese tipo aparezca sin que ustedes se den cuenta y los haga mierda.

— Sí, claro.

Llega Bruno y sin decir nada, abre la puerta y saca a Lylian.

— ¡Suéltame maldito! — lo patea. — ¡Pagaras muy caro lo que estás haciendo, te lo juro!

— ¡Cállate! — la golpea.

— ¿A dónde la lleva? — pregunto uno de los hombres.

— No pregunten y lárguense a vigilar a otra parte.

Bruno se marcha y Tommy sigilosamente lo sigue. Iba a dispararle, pero Bruno voltea. Tommy se oculta y se asoma, pero él ya no estaba y 4 FIRE se acercan. Entra a un cuarto y se esconde en un casillero. En la bodega de la última cubierta, entra Bruno y tira a Lylian. Él observa alrededor y le da un puñetazo a un FIRE.

— ¡¿Por qué no los has amarrado?!

— Jefe, no creí que fuera necesario, solo son civiles indefensos. ¿Qué pueden hacer?

Una multitud de hombres se arroja contra ellos y los golpean. Bruno les dispara con su M60 y le da un tiro en la cabeza al tipo con el que hablo. Después suelta varios disparos al aire.

— ¿Querían pasarse de listos, eh? Pues bien, esa será su recompensa. ¿Alguien más quiere intentarlo? — de repente se encienden las luces, suena su radio y contesta.

— Bruno, ya restablecimos la energía eléctrica.

— Bien, ahora encuentren a ese bastardo. — corta.

Guarda su radio y se quita las gafas. Lylian se reúne con los demás. Damián fija su mirada en Bruno y viceversa.

— Vaya, vaya. No me había dado cuenta de que estabas aquí Damián.

— Si ¿Y qué? ¿Vienes a matarme como lo hiciste con esas pobres personas?

— Me leíste la mente. Tal vez si me hubieras obedecido y si no hubieras metido las narices en este asunto, no estarías aquí, pero ni modo, preferiste el camino difícil.

— ¡Si, prefiero estar aquí ha haberte soportado por más tiempo y haberme convertido en tu maldito cómplice! ¡No pensaba seguirte el juego después de lo que me has hecho!

Bruno le da una bofetada y lo patea varias veces en el estomago hasta hacerlo sangrar por la boca.

— ¿Con que prefieres esto, eh? ¡Pues espero que lo estés disfrutando!

Algunas personas sujetan a Pete.

— ¡Damián! ¡Basta, suéltenme, tengo que hacer algo! — se zafa. — ¡Me las vas a pagar maldito!

Pete lo golpea y Bruno pone en alto su arma.

— ¡Vamos, pelea limpio o acaso eres marica!

Bruno suelta su arma y lo golpea. Lylian intenta interferir pero Mary-Jo la detiene.

— ¡No hagas eso, estas embarazada!

Bruno voltea soprendido.

— Así que estas esperando un hijo de ese infeliz. Bien, ahora mismo me encargare de que no nazca… — saca un cuchillo.

— ¡Eso ni en tus sueños! — grito Pete.

Lo empuja y le cede varios puñetazos, pero Bruno se los devuelve con más fuerza. Después lo ataca con el cuchillo y Pete lo esquiva, pero de momento se complica su respiración y cae agotado. Bruno le quita algo de su bolsillo.

— Veo que ya se te acabo la energía, que lastima. Supongo que necesitas esto. — le muestra el inhalador.

Arroja el inhalador, levanta a Pete y le da dos puñaladas en el estomago. De repente alguien entra a la bodega.

— Bruno, deja de matar a nuestros invitados. Se paciente, podrás hacerlo en cuanto se presente nuestro invitado de honor.

— Interrumpes mi diversión Bayno…

— Ven, tenemos que arreglar algunos asuntos, después juegas con ellos…

Ellos se marchan. Mientras Lylian y Damián socorraban a Pete, se escucha un ruido en el techo. Los guardias miran este con duda. De repente Tommy se asoma por un ducto y elimina a los guardias con una SPAS 12. Luego baja y cierra la puerta con llave.

— ¡¿Tommy?!

— ¡Lylian! ¡¿Estás bien?!

— Si, no te preocupes. Tenemos que salir de aquí, Pete necesita atención medica cuanto antes.

— ¡Rayos, ¿Qué le paso?!

— No hay tiempo para explicarte.

— Ten, sabía que podría hacer falta. — le entrega el botiquín de primeros auxilios. — Mientras llega el equipo de rescate, esperaremos aquí.

Minutos después se escuchan disparos, explosiones y hombres movilizándose en las demás cubiertas. Luego la puerta de la bodega es derribada y entran varios SWAT con armas en alto.

— Los encontramos. — dijo un SWAT al sacar su radio.

— Bien, esperen a que despejemos el campo y en cuanto demos la orden llévenlos a la cubierta de aterrizaje.

— Entendido.

Alguien arroja una granada de humo y tirotea el cuarto. Las ráfagas pegan en 4 SWAT y en varias personas. Entran 8 FIRE y continúan disparando. Los SWAT restantes abren fuego mientras que los civiles huyen de ahí. Tommy levanta a Pete y abre una de las puertas con una patada.

— ¡Rápido, por aquí!

Salen y Tommy se deshace de los FIRE del camino. Mientras pasaban por la cubierta 2, las puertas se cierran automáticamente por lo que Mary-Jo junto con Mary-Beth y Damián quedan atrapados del otro lado del pasillo.

— ¡Ábrete estúpida puerta! — grito Tommy y la patea varias veces.

— ¡Ah, dios mío, ahí vienen esos tipos! ¡Vámonos! — grito Mary-Jo.

— ¡¿Qué?! ¡Ah!

Se oye una puerta cerrarse del otro lado.

— ¡Damián! — grito Pete a duras penas.

— Al parecer no todas las puertas tienen cierres electrónicos así que podemos llegar hasta ellos. Yo iré a buscarlos y ustedes pónganse a salvo.

— Está bien.

Tommy se aleja mientras que Lylian y Pete suben las escaleras. Llegan a la cubierta de aterrizaje y se ocultan detrás de un contenedor. Los SWAT suben a los civiles a los botes de rescate, pero desde el puente de observación Bruno y otros tres tipos armados con superbazucas los destruyen y derriban dos helicópteros. Bruno salta sobre una caja y con una Minigun abre fuego alrededor. Llega otro helicóptero, ataca a los FIRE y desciende. De este bajan Phil y Robert y encuentran a Lylian y a Pete.

— Qué bueno que llegaron.

— ¡¿Dónde está mi hermana y mi sobrina?!

—Tommy fue a buscarlas.

Phil los encamina al helicóptero y Robert los cubre. Por otro lado, Damián pasa por un corredor con Mary-Beth en brazos y Tommy lo encuentra.

— ¡Damián! ¡¿Están bien?! ¡¿Dónde está la hermana de Phil!

— Está muerta… Unos desgraciados le dispararon y lo único que pude hacer fue tomar a la bebé y escapar… — dijo y comienza a llorar.

— Tranquilo, hiciste lo correcto. No te preocupes, haremos pagar a esos malditos por esto. Vámonos...

Llegan a la cubierta de aterrizaje y se topan con el helicóptero. Robert les indica que suban y obedecen.

— ¡¿Dónde está Mary-Jo?! ¡¿Dónde está?! — grito Phil.

— Está muerta, pero Damián logro salvar a tu sobrina…

— ¡¿QUE?! ¡NO PUEDE SER!

De repente se encienden las alarmas y por los altavoces del buque se escucha “Autodestrucción activada, detonación en 3 minutos.” Los SWAT y los FIRE escuchan atentamente, bajan sus armas y se movilizan para abandonar el buque.

— ¡¿Quién activo la autodestrucción?! — grito Bruno.

— ¡Los únicos que tienen la contraseña para eso son Bayno y tú, así que fue él! — contesto un FIRE.

— Tienes razón, fui yo…

Un hombre estaba a sus espaldas y les dispara. Mientras tanto, Robert toma el mando del helicóptero.

— ¡Tenemos que salir de aquí!

— ¡Tommy, mire, ese es Bayno! ¡Está escapando!

— ¡Ni crea que se va a salir con la suya! — dijo Tommy y baja del helicóptero.

— ¡¿Qué carajos haces?! ¡Sube tu trasero ahora mismo! — grito Lylian.

— ¡No, tengo que ponerle fin a esto! No te preocupes, estaré bien. Nos vemos en Vice City. ¡Vamos Robert despega!

El helicóptero asciende y se aleja. Bayno y 3 hombres más suben a un Maverick. Bruno a duras penas se levanta y se topa con Tommy por lo que pone arma en alto y viceversa.

— ¡Matarme no solucionara nada! — grito Tommy.

— ¡Tal vez… pero… no quiero que nadie intervenga cuando encuentre al traidor de Bayno!

— ¡¿Y tú crees que en esas condiciones podrás hacer algo?!

Se escucha “Autodestrucción activada, dos minutos para la detonación.” Bruno baja el arma y se dirige a un helicóptero del SWAT. Acribilla a los tripulantes y toma el control. Tommy se toma de la aeronave en vuelo y escala. Bruno le suelta varios disparos, por lo que Tommy se agacha y le baja el arma. El helicóptero se aleja y el buque poco después estalla.

— ¡Te dije que no interfirieras! — grito Bruno.

— ¡Desgraciadamente ambos estamos del mismo bando! Yo tampoco estoy conforme, pero no hay opción. ¡Así que déjate de estupideces y contribuye! Se lo que se siente que alguien te traicione, ¡es por eso que no te he matado y te doy la oportunidad de trabajar en equipo!

— ¡Esta bien… pero en cuanto acabemos con esto te matare!

— Lo mismo digo. ¿Hacia dónde se dirige el bastardo?

San Fierro… El plan era refugiarse ahí y… esperar a que pasaran los días…

Minutos después de vieje...

— ¿Exactamente a que parte de San Fierro nos dirigimos?

— Cállate y prepárate.

Se visualiza el Maverick de Bayno y Bruno lo ataca con las metralletas del helicóptero. Un tipo se asoma desde el Maverick y dispara con un Lanzacohetes. El helicóptero continúa disparando y Tommy ataca con una M16. Otro tipo se asoma y dispara con una M60. Varios tiros pegan cerca y Tommy se oculta.

— ¡Disparas como niña! — grito Bruno.

Tommy vuelve a disparar y hace caer a un sujeto.

— ¿Decías?

— … Sigue disparando…

Arriban San Andreas. Un cohete estalla en la parte trasera del helicóptero.

— ¡Demonios!... ¡Ah, espera ¿Qué haces?! — grito Tommy.

— ¡Si nos hemos de estrellar… que sea junto con ellos!

— ¡Espera, no!

Los helicópteros chocan. Pegados uno con otro, sobrevuelan Flint County y Whetstone. Cuando llegan a Shady Creeks, caen sobre tierra firme y arrasan con el pastizal. Uno se estampa contra un pino y minutos después explota, mientras que el otro queda inmóvil más adelante. Tommy queda tendido en el césped y el impacto lo dejo lesionado y sin armamento. Se levanta y registra el helicóptero y los alrededores. Al no encontrar rastro de Bruno se dirige al otro helicóptero. Este estaba calcinándose y creyó que entre los cuerpos se encontraba el de Bayno, así que toma un respiro. De repente se escuchan tres disparos. Llega al lugar y encuentra a Bruno tirado sobre un charco de sangre. Después voltea al escuchar que alguien se acercaba.

— Tommy, al fin nos vemos las caras.

— Tú debes ser Bayno.

— ¡Correcto, un punto para el hijo de Blake jaja!

— ¿Eh?... ¡¿Cómo sabes el nombre de mi padre?!

— Simple. YO FUI QUIEN LO ASESINO.

Tommy se queda pasmado y recuerda esa noche en la que un hombre le dio el tiro de gracia a su padre.

— ¡MALDITO, PAGARAS POR ESO!

— Quieto.

Bayno le dispara en la pierna y Tommy se queda cesante.

— ¡Agh! Porque… ¡¿POR QUÉ LO MATASTE?! ¡Él solo era el dueño de una imprenta!

— Veo que ni él mismo te lo conto. Blake fue uno de los mejores matones de los Forelli hace más de 20 años. En ese entonces le encargaron multitud de trabajos para jodernos mientras que a mí me encargaron detenerlo, pero él siempre se salía con la suya. Es por eso que perdí el respeto de los Sindacco y dejaron el problema en manos de mi hermano. Pasaron los años y no se volvió a saber nada de él así que le dieron el merito a Paulie. Tiempo después, Frank Miller me dio la localización de Blake y no tuve más opción que eliminarlo.

— ¿Miller? ¡Ese apellido… — mira a Bruno.

— Exacto. Su padre vendió al tuyo, pero no te angusties, también me deshice de él. Ahora entiendes porque me involucre en esto.

— ¡Entonces a esta conexión se refería Damián! — pensó y después dijo. — ¡Y si es así ¿Por qué mandaste a todos esos estúpidos y no diste la cara desde un principio?!

— Simplemente te puse a prueba y deje que Lance jugara contigo un rato. ¿Creíste que en verdad me importaban él y Bruno? Por eso me deshice de ellos, no pienso compartir el dinero y el poder con otros. ¡Bueno basta de charla! — pone en alto su revólver.

Chapter XXXI: Mission failed

Tommy se escabulle de un disparo, golpea a Bayno y le quita su revólver. Tira del gatillo, pero el arma no tenia munición. Bayno lo ataca con una pistola teaser y recibe la máxima descarga eléctrica. Mientras estaba aturdido, Bayno le da un puñetazo y le arrebata el revólver.

— Eres bueno, pero no lo suficiente. — dijo mientras abastecía el arma. — ¡Muere!

Tommy recibe un disparo tras otro y Bayno lo empuja. Dándose brutales golpes y giros, cae por una vereda del campo hasta llegar rio abajo y su cuerpo es arrastrado por la intensa corriente. Bayno desparece del lugar. Mientras tanto en Vice City, el helicóptero aterriza en el helipuerto del Schuman Healthcare Center. Mientras Pete era atendido, los demás estaban en la sala de espera.

— Lamento mucho lo de su hermana. — dijo Damián.

— Yo también. Primero Louise, después Mary-Jo, ahora solo me queda mi sobrina.

— Tommy ¿Dónde estás? — dijo Lylian mientras caminaba de un lado a otro.

— … informen a la dirección de San Andreas y Liberty City. Si, es un helicóptero HT-345 procedente de Vice City. Si llegan a encontrarlo díganles que me avisen cuanto antes. — dijo Robert y corta la llamada que hacía.

Horas después, la policía rodea Shady Creeks. Llega una camioneta negra y bajan tres hombres vestidos de civil y uno de traje de gala militar. Este último se acerca a un policía.

— Soy el General Adam Peterson. ¿Cuál es la situación?

— Estos helicópteros fueron derribados, pero aun no sabemos la causa. Por los informes que nos llegaron desde Vice City, uno de ellos es el que fue hurtado durante el rescate al buque que hubo cerca de esa ciudad.

— ¿Sobrevivientes?

— Solo uno. No trae ninguna identificación así que no sabemos de quien se trata.

— ¿Y cuántos cuerpos encontraron?

— 3. Los médicos forenses están checándolos.

— Gracias.

Sigue su camino y revisa los cuerpos.

— Todos menos ellos. — llama a uno de los médicos. — Disculpe ¿Dónde está el sobreviviente?

— En la ambulancia.

Corre hacia esta. Sube en la parte trasera y hace a un lado a los paramédicos.

— ¡Oiga ¿Qué hace?!

— ¡Demonios! Si Bruno esta aquí…

Baja de la ambulancia y se dirige de nuevo con el policía.

— ¿No encontraron a nadie más?

— No, son los únicos.

Se aleja un poco y llama a sus tres hombres.

— Revisen el lugar. Rodeen un área de 200 metros. Cualquier cosa avísenme discretamente.

— Si señor.

Los tres hombres se dispersan por el lugar. Uno camina siguiendo el rio y saca unos binoculares. Sin novedades, toma dirección hacia Angel Pine. Al ver algo, enseguida regresa.

— General, encontré algo.

Llegan a uno de los pasos de tierra que conlleva al otro lado del rio. El General se exalta al ver que Tommy estaba tendido ahí. Uno de los hombres lo revisa.

— Está muy grave. Tenemos que llevarlo a un hospital.

— No, traigan la camioneta y súbanlo.

4:17 am. En Vice City.

— ¡Ya paso mucho tiempo! ¡¿Dónde estás Tommy?! — dijo Lylian.

— Tranquila, tarde o temprano tiene que regresar.

— Familiares de Pete Vance. — dijo un doctor.

— ¡Aquí! ¿Cómo se encuentra?

— Esta muy débil. Logramos detener la hemorragia, pero su problema de asma es lo que realmente nos preocupa…

— ¡Pero se pondrá bien, ¿verdad?! — pregunto Damián.

— No lo sabemos hijo. Las primeras horas son críticas. No te preocupes, haremos todo lo posible para salvarlo.

— ¿Podemos pasar a verlo?

— Por el momento no.

— Esta bien…

Chapter XXXII: Never say goodbye

12:09 pm. Damián les entrega un café a Lylian y a Phil. Minutos después llega Robert.

— Tenemos que irnos.

— ¿Que sucede?

— Afuera les explico. Vámonos.

Llegan al estacionamiento. Ahí los esperaba el General.

— Aquí los tiene.

— Gracias Robert. Puedes irte, yo me encargo del resto.

— De acuerdo. Adiós y cuídense.

— ¡Espera! ¡¿Qué rayos sucede?! ¡¿Y quién es usted?!

— Soy el General Adam Peterson. Vengo a sacarlos de aquí.

— ¡¿A qué se refiere con eso?!

— Me refiero a que deben abandonar la ciudad lo antes posible.

— ¡¿Pero, porque?!

— Tommy esta muerto y Bayno anda tras ustedes.

— ¡¿QUÉ?! — dijeron Phil y Damián mientras Lylian se quedo pasmada.

— No… ¡NO! ¡ÉL NO PUEDE ESTAR MUERTO! ¡NO! — grito Lylian y comienza a llorar.

— Lamentablemente así son las cosas.

— ¡Pero ¿Qué le paso?! — pregunto exaltado Phil.

— El helicóptero en donde iba fue derribado. Su cuerpo fue hallado en la orilla de un rio con 5 disparos y varios golpes. No se pudo hacer nada para salvarlo.

— ¡Debe ser un error! — dijo Lylian.

— ¡Pero ¿Cómo es posible?!

— No lo sabemos, por eso estamos buscando a Bayno.

— ¡¿Y Bruno?! — grito Damián.

— Está vivo, pero muy grave.

— ¡Maldita sea!

— Por lo que ha sucedido, esto ya es asunto gubernamental. Ustedes tendrán que rendir su declaración, pero él no permitirá que lo hagan. Principalmente le importa silenciar a Damián.

— ¿Por qué está enfocado en él?

— Mi declaración lo llevara directo a la cárcel…

— Exacto. No recomiendo dejarlo bajo el sistema de protección de testigos que otorga la policía porque no es muy eficaz. Por eso mi equipo, el FBI y yo nos encargaremos de ustedes y de hacer pagar a todos los culpables de este desastre.

— ¡Yo no me pienso ir! ¡Primero ese maldito manda a matar a mi padre, ahora me quita a Tommy! ¡No puedo dejar las cosas así! ¡Tengo que matar yo misma a ese desgraciado!

— Entiende, estas embarazada, no compliques más la situación. Nosotros no nos quedaremos de brazos cruzados. Encontraremos a Bayno y a Lance, esperaremos a que Bruno se recupere y los meteremos en la cárcel de alta seguridad. Ahí tendrán una larga y dolorosa condena.

— Lylian, él tiene razón, ya no hay nada que hacer. — dijo Damián.

— ¡Pero su muerte no puede quedar impune!

— Te prometo que nada quedara impune. Es hora de ponerle un fin a esto. Tommy intento hacerlo, pero desgraciadamente no pudo. Así que no hagas que su esfuerzo sea en vano y cuida de su hijo. Ese bebé es lo único que te queda de él.

— Es verdad…

— ¡Espere, nos olvidamos de Pete, no podemos dejarlo aquí! — dijo Damián.

— Él está siendo trasladado al hospital de Santa Flora en esa Ambulancia aérea — dijo el General y los demás fijan su atención a un helicóptero que se alejaba del hospital.

El General recibe una llamada.

— Señor, hemos visualizado a 3 Rancher acercándose al hospital. Al parecer son FIRE.

— Mierda, no creí que lo hiciera tan pronto… — pensó y después dijo. — Preparen el coche señuelo y que esté listo en el lugar señalado.

— Entendido.

— No hay tiempo que perder. Los hombres de Bayno vienen para acá.

— ¿Y cuál es el plan?

— Hacerles creer que ustedes están muertos. Hay un Sentinel XS frente al hospital. Hagan que esos tipos los vean y suban rápido al coche.

— De acuerdo.

Ellos siguen las instrucciones. Al abordar el vehículo, este quema llanta y acelera con dirección a Little Haiti. Las 3 Rancher van tras ellos.

— ¡Ah, nos disparan!

— Tranquilos, el coche es blindado.

El vehículo toma delantera, pasa frente a Moist Palms Hotel y da vuelta por la próxima calle. Enseguida gira por otra calle de la izquierda y de inmediato entra por el callejón de la derecha. En cuanto llego, otro Sentinel XS sale y el primer coche se oculta. El otro coche es confundido por los FIRE y van tras este. Se prolonga la persecución hasta Washington Beach. Los FIRE disparan y el Sentinel XS choca en la estación de gasolina. El General recibe una llamada.

— Señor, todo salió conforme al plan.

— Enterado. Ahora preparen lo demás.

— A la orden.

— ¡¿Qué fue lo que paso?!

— Usamos un coche señuelo.

— ¿Coche señuelo? ¡¿Hizo que asesinaran a otras personas para salvarnos?!

— Los tripulantes eran kamikazes. No les importaba morir. Bien, hay que irnos.

Arriban el aeropuerto y se dirigen a la pista de aterrizaje. Ahí había dos hombres esperando.

— Suban. Se refugiaran en San Fierro mientras se recupera su amigo. Tendrán disponible un Piso Franco y mis hombres se encargaran de ustedes durante su estancia. Después esperen mis instrucciones y rehagan sus vidas a su modo. Lylian, tu espera aquí.

— ¿Por qué?

— Unos amigos te llevaran a la casa de tu madre. Es el lugar más seguro para ti y tu hijo.

— ¡¿Qué?! ¿Entonces ya no la volveremos a ver? — pregunto triste Damián.

— Probablemente… Tienen 5 minutos para despedirse.

— Adiós hija, fue un enorme placer haberte conocido. Cuídate y espero que algún día nos volvamos a ver. — dijo Phil y la abraza.

— Usted también cuídese mucho y cuide de su sobrina. Gracias por todo, lo extrañare.

Damián se avienta a los brazos de Lylian.

— No llores Damián, esto no es un adiós, sino un hasta pronto.

— ¿Y si pasa lo contrario? No quiero que te vayas.

— Damián, mírame. Te prometo que nos volveremos a ver, no pronto, pero lo haremos. Pase lo que pase, cumpliré con mi promesa.

— Está bien. Hasta pronto Lylian, cuídate y gracias por todo lo que has hecho.

—Me despides de Pete. Dile que me disculpe por no haberlo hecho personalmente y que le mando un fuerte abrazo y un beso. Procura que no haga estupideces por esto.

— Lo hare.

— Bueno, entonces hasta la vista, les deseo suerte.

— Si, lo mismo para ti…

Abordan el Jet. Después este comienza a avanzar sobre la pista y despega.

— Tu avión esta por aquí.

— General ¿Por qué actúa hasta ahora? Si lo hubiera hecho desde antes…

— Creí que Tommy podría controlar la situación y que no pasaría a mayores.

— Todos creímos lo mismo. Y… ¿Usted lo conoció?

— No, pero si a su padre. Blake fue el mejor amigo que tuve y como no pude pagarle todo lo que hizo por mí, decidí ayudar a su hijo.

— Entiendo…

— El hijo que estas esperando significa mucho para mí, así que no dejes que nada le pase. Oculta quien es su padre, nunca le platiques sobre esto y mantenlo lejos de Vice City.

— De acuerdo.

— Es hora de que te vayas. Puedes irte tranquila, yo me hare cargo de esto.

— Lo sé. Adiós y gracias.

Lylian sube a otro Jet y toma asiento.

— Si hubiera hecho esto desde un principio… Perdóname Tommy.

El avión despega y se aleja de la ciudad...

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio