FANDOM


30px-Rockstar_Leeds_logo.svg.png45px-HistoriasH.png



Chapter XI: Fire in view

3 de Septiembre de 1987. Día 10.

6:00 am. En la mansión, Mike se encargaba de monitorear las cámaras de seguridad. Mientras echaba una siesta se escuchan varios disparos, por lo que desenfunda su pistola y apunta alrededor, pero el lugar seguía seguro. Con el arma se rasca la cabeza y se percata de que el tiroteo venia de la grabación de las cámaras. 5 propiedades eran atacadas por los FIRE y los Sharks. Enseguida le informa a Tommy.

— ¡Mike, manda refuerzos y no permitan que se salgan con la suya!

— Enseguida jefe.

Mike y Mario se dirigen a una bodega y toman suficiente del armamento que había almacenado. En el patio 18 hombres los esperaban. Mario entrega las armas y después abordan 5 coches Sentinel XS. En compañía de 2 Maverickse dirigen a Vice City Mainland. Los 5 lugares atacados eran: La Imprenta de Little Haiti, Kaufman Cabs, Cherry Popper, Sunshine Autos y el Astillero de Holocausto.

— ¡Malditos bastardos! ¡¿Es que acaso no pueden dejarme en paz por un momento?!

— ¿Puedo ayudarle en algo?

— No, tengo todo bajo control y no creo que esto pueda empeorar.

En pantalla había un intenso tiroteo. Los FIRE y Sharks iban ganando hasta que llegaron los refuerzos al Astillero, Sunshine Autos y la heladería Cherry Popper, pero nadie llegaba a la Imprenta de Little Haiti y al Kaufman Cabs. Tommy contacta con los refuerzos aéreos.

— ¡Jefe, estos desgraciados nos tendieron una trampa... — se escuchan varios disparos. — Necesitamos apo... — se oye una explosión y se corta la llamada.

— ¡Mierda!

Tommy se dirige a la bodega de armas. Prepara una M4 y se coloca un Chaleco antibalas. Lylian toma una AK-47 y un Lanzagranadas. Después sale apresurada y se monta en una PCJ-600.

— ¡Lylian ¿Qué diablos haces?! Bájate de mi moto, ahora.

— Tal vez luego nene. Primero tengo que patear unos cuantos traseros en el Kaufman Cabs. Bye.

— ¡Espera!... ¡Ah, mierda! ¡Ustedes! — señala a tres Vercetti Gang. — Síganla y cuiden que no le pase nada.

— Esta bien jefe.

Tommy se marcha en su Infernus en compañía de otro Sentinel XS y se dirigen a la Imprenta de Little Haiti. Lylian por el retrovisor observa un Sentinel XS siguiéndola. Cerca de Kaufman Cabs 4 furgonetas Burrito obstruían la calle y detrás de ellas había 10 Sharks. Estos los reciben con un disparo de Lanzacohetes, así que Lylian derrapa la moto y el Sentinel XS gira. El cohete estalla sobre un coche civil mientras el Sentinel XS choca contra una pared y Lylian cae de la moto. Ella enseguida se pone pecho tierra para disparar con la AK-47 y los Vercetti Gang salen del coche para cubrirla. Ella se oculta en una pared y con el Lanzagranadas destruye las furgonetas.

Más al fondo, 15 FIRE combatían a los Vercetti Gang que restaban. De repente 8 de ellos se separan y atacan a Lylian y a sus acompañantes. Ella dispara a ciegas, luego con un giro sale al descubierto y dispara de nuevo. Lanza una granada y al estallar, se observa la misma acción en la imprenta. Tommy recarga su arma y continúa disparando.

— ¡¡Vamos mamon, es todo lo que puedes hacer!! — le dispara en la cabeza a un FIRE. — ¡Jaja, tragate esto!

— ¡Jefe, ahí viene un helicóptero!

— ¡Yo lo derribo y ustedes encárguense de los otros!

Tommy con una MP5 que tomo del suelo y con su M4 tirotea el helicóptero. Desde este un FIRE lo ataca con una M16, pero recibe varios disparos y cae. Tras agotar las balas de la MP5, la guarda y dispara solo con la M4. Toma la munición de los FIRE eliminados y abastece el rifle. El helicóptero asciende y un tipo se asoma con un Lanzacohetes en manos.

— ¡Mierda!

Lylian tras liquidar a dos FIRE alguien la encañona por la espalda con una M16. Deja caer su arma, cierra los ojos y se oyen varios disparos.

— ¿Ya me morí?... ¡No, aún sigo viva! ¿Pero...

A sus pies estaba el tipo muerto. Voltea y Mario y Mike estaban frente a ella.

— ¿Se encuentra bien señorita? — dijo Mario.

— Sí, estoy bien. Gracias, les debo una.

Lylian toma su arma y junto con ellos abren fuego, dándole en la nuca a un FIRE y en todo el pecho a otros. Los restantes se agachan detrás de un coche y atacan a ciegas. Después de un tiroteo, logran eliminar a los FIRE. Enseguida Mike auxilia al único Vercetti Gang que sobrevivio, Mario lo cubre y Lylian camina hacia el local. Alguien por dentro grita: "¡Retirada!" y dos taxis atraviesan la pared del Kaufman Cabs. Lylian cae por el impacto del choque y se cubre.

— ¡Nos encantaría seguir jugando con ustedes pero ya tenemos que irnos! ¡Adiós preciosa! — dijo a carcajadas uno de los FIRE.

— ¡Malditos cretinos, ni crean que se saldrán con la suya! — dijo Lylian mientras pone arma en alto.

Lylian dispara pero se queda sin munición, así que los FIRE aprovechan para atacar con el Drive-By. Lylian se escabulle y Mario recibe algunos disparos. Los taxis se alejan y Lylian equipada con el Lanzagranadas y solo con 3 proyectiles, va tras ellos a bordo de la PCJ-600. Varias ráfagas caen cerca y la moto las evade al cambia de carril varias veces. Los coches pasan a prisa frente a Phil's Place y dan vuelta por la siguiente calle. Lylian dispara, pero la granada estalla en un vehículo estacionado. Con diligencia recarga y de nuevo dispara, pero la granada destruye un Comet que se atravesó. Los taxis aumentan la velocidad y ella tira del manubrio con más fuerza. Cerca de Downtown, Lylian dispara la última granada, impactando en medio de ambos vehículos. El segundo Taxi estalla al instante mientras que el otro pierde el control y se estrella contra una patrulla. Los tripulantes salen expulsados del vehículo y quedan tendidos sobre el pavimento. Lylian se aleja de la zona y recibe una llamada.

— ¡Señorita ¿Se encuentra bien?!

— Si, no se preocupe... ¡Oiga ¿Cómo consiguió mi número?!

— El jefe me lo dio.

— Se supone que nadie debe tenerlo. Por cierto ¿Cómo se encuentran los demás?

Mario aún tiene remedio, pero el otro está muy grave.

— Hay que llevarlos al hospital.

Se oye una explosión a lo lejos. El humo y fuego provenían de la imprenta.

— ¡Pero ¿Qué carajo?!

— ¡¿Qué fue eso?!... — grito Mike

— ¡Mike tú encárgate de ellos, yo iré a ver si Tommy se encuentra bien!

— OK.

Lylian cuelga y se dirige otra vez a Little Haiti.

Chapter XII: Forbidden action

Un helicóptero sobrevolaba la explosion. De repente un cohete impacta en el y se prende en llamas. Lylian metros antes detiene la moto pues el Maverick bloquea la calle y estalla. Baja y llega a pie a su destino. Ahi Tommy sale de la imprenta, ayudando a Earnest Kelly.

— ... gracias hijo por... haberme salvado de esos desgraciados.

— No se preocupe, para eso estoy. ¿Cree que iba a permitir que esos malditos le hicieran daño a mi viejo? jeje.

— ¡Tommy!

— ¡Lylian! ¿Qué haces aquí? Bueno, lo importante es que estas bien.

— Lo mismo digo. — iba a darle un beso pero Tommy voltea la cara.

— No tienes que hacer eso...

— Está bien, usted se lo pierde. Vaya, este lugar quedo como ruinas arqueológicas.

— No me lo restriegues. Tomara algo de tiempo repararlo y bastante pasta. Aprovechando, te presento a Earnest Kelly. Él es el encargado de la imprenta y yo lo considero como mi segundo padre. Earnest ella es Lylian Cortez.

— Mucho gusto hija.

— Hola, encantada de conocerlo. Entonces usted sería mi suegro ¿Verdad?

— ¿Perdón?... Ah ya entiendo, ella es tu prometida.

— Si... ¡Quiero decir no, no, no, nosotros solo somos amigos!

— Jaja no tolera una simple broma.

— Es que se oyó tan enserio... ¿Y dónde están los demás?

— Ah, es que las cosas se pusieron un poco difíciles y tuvieron que ir al hospital. Pero no te preocupes, acabamos con todos. ¡Hubiera visto como me deshice de ellos!

— ¿Oh, enserio?…

— Hijo, no quiero interrumpir tu plática, pero creo que tenemos problemas... Mira ahí vienen más de esos tipos que nos atacaron.

Dos camionetas se acercaban. Lylian cruza la calle, roba un Washington que estaba cerca y toca el claxon para que ambos subieran.

— Yo manejo, usted dispare. — dijo Lylian.

— No tienes que decírmelo. — respondio Tommy y prepara su M4.

El coche quema llanta y se dirige a Little Havana. Con el Drive-By, Tommy revienta los neumáticos de la primera camioneta y aniquila al conductor. Del segundo vehículo, dos FIRE atacan con MP5 y otro por el sunroof saca un Lanzacohetes.

— ¡¿Es que solo saben atacarnos con eso?!

Tommy elimina a un tipo. El coche gira hacia otra calle para evadir un cohete. De repente el Washington frena y gira de reversa. Pasando cerca de Cherry Popper huye por un callejón. Los FIRE los pierden de vista y se marchan.

— Uf, que bonita forma de empezar el día. — dijo Tommy.

— Ahora a llevarlo a un hospital. — dijo Lylian, dirigiéndose a Earnest.

Momentos después de que llegaron, Tommy platicaba con el doctor.

— ¿Puedo pasar a verlo?

— Sí, claro, pase. Esta en el cuarto 103.

— Bien. Lylian espérame aquí, no tardo.

— Ya que…

Tommy camina por los pasillos y entra a la habitación.

— Hola papá ¿Cómo se siente?

— Mucho mejor, gracias. Ay hijo, a veces pienso que debes dejar esto y llevar una vida más tranquila.

— Con estos tiempos, es la única forma de sobresalir y tener respeto. No pienso tirar a la basura todo lo que ya tengo. Además, me gusta la vida salvaje.

— Si y veo que a esa chica también. Me he enterado de lo que ha pasado y porque está aquí.

— Solo será mientras acabamos con esto. Después veré la forma de ayudarla para que rehaga su vida y todo pase a ser un simple recuerdo.

— Eres muy bueno con ella. Además, veo que se llevan muy bien.

— Me agrada...

— ¿Solo te agrada? A mí no me engañas hijo, esa chica te gusta.

— Es natural. Convivir tanto tiempo con ella afecta.

— Sabes, creo que es momento de que me des un nieto jeje.

— Pero papá ¿Qué dice? Aún debo disfrutar mi soltería…

— ¿No estas harto de meter a puras mujerzuelas a tu cama? Mira hijo, solo te digo que si quieres a esa chica, pues hazlo oficial. El tiempo pasa al igual que las oportunidades así que no la desaproveches.

— Pero si hago eso, Storm se enterara e intentara matarla al igual que su padre.

— No hijo. Si eres listo, podrás ser feliz con ella y liquidar a ese tipo al mismo tiempo. Solo piensa con la cabeza y actúa con precaución.

— Lo tomare en cuenta, pero no le aseguro nada. Bueno me tengo que ir. Le dejare suficiente protección para que no haya problemas. Hasta pronto y cuídese.

— Gracias hijo y tú también cuídate.

— No se preocupe, lo hare.

Tommy y Lylian se marchan.

— Es bueno que no le haya pasado nada grave a mi suegro.

— Ni creas que me tienes tan contento.

— Déjeme adivinar, está molesto por lo de hace un momento. Relájese, después de ver como les pateamos el trasero, esos desgraciados no querrán volver a cabrearnos.

— ¡No estoy molesto por eso!

— ¿Entonces?

— ¡Me molesto esa acción tuya de salirte como loca para enfrentarte a unos asesinos psicópatas!

— Ay, por favor, no sea dramático. Para eso me entrenaron 7 años. ¿Usted cree que pienso quedarme de brazos cruzados después de lo que me hizo Storm? Además no se queje, lo único que hice fue ayudarlo a que no jodieran su negocio.

— Para eso tengo hombres que se encargan de ello.

— Hombres que no están muy bien capacitados. Los únicos que saben usar un arma decentemente son Mike y Mario.

— Pero no todos mis hombres son tan estúpidos. Algunos saben usar desde una resortera hasta un arma antitanque.

— Si es así, ¿Por qué no deja que sus “hombres” se encarguen de todo? No veo la necesidad de que usted esté presente en cada tiroteo, asalto, robo, persecución o lo que sea.

— Si quieres que algo salga bien, hazlo tú mismo… Espera, no me cambies de tema.

— OK. Mire, solo quiero ayudar, eso es todo.

— Lo sé, pero puedes hacerlo de una manera menos atrevida.

— Vamos, así soy. ¿Qué puede pasar?

— Oh, nada grave, solo que te llenen de plomo o te vuelen los sesos.

— Jeje, no le tengo miedo a esas cosas, así que tendrá que soportarme por lo menos hasta que me pase algo.

— Te hubieran metido a un convento de monjas y no al ejército. — murmuro Tommy.

— ¡¿Qué dijo?!

— Nada, hablaba conmigo mismo.

Horas después, en la mansión, Lylian veía la televisión mientras tomaba una cerveza. Tommy por su parte, agilizaba el movimiento de su organización para la búsqueda de los escondites de los FIRE y atendía otros asuntos.

Chapter XIII: One wild night

8 de Septiembre de 1987. Día 15.

Tommy además de ir de un lado a otro como hombre de negocios, se libraba de los ataques constantes de los FIRE. Ellos en una alianza con los Sharks y Haitianos aumentaron sus formas de economía para ganarle territorio, por lo que reunificaron lo que una vez fue el Imperio Vance. Esa noche se dio a la tarea de investigar sobre esos imperios que le hacían competencia, ya que desconocía su procedencia original. Tras conseguir la información se apresura a leerla. Lylian entra e interrumpe su lectura.

— ¡Hola! ¿Sigue ocupado?

— Si ¿Por qué?

— Estoy aburrida. ¿Podemos salir a divertirnos un rato?

— No hay tiempo para eso. Recuerda que esta situación es muy delicada y no podemos perder tiempo. Además, tengo mucho trabajo.

— ¡Por favor, solo será un ratito!

— Viendo que no me dejaras en paz, vamos. Tienes 5 minutos para arreglarte.

— Je, está bien.

Lylian se quita la gabardina que traía puesta. Tommy al verla, deja caer los archivos que acomodaba. Quedo cautivado por la vestimenta tan sexy que ella se había puesto sobre su escultural cuerpo. Además estaba maquillada y peinada muy atractiva.

— Por dios, estas más buenísima que Mercedes. Así, si me caso... — murmuro Tommy y después dijo. — ¡Ay ¿Qué rayos estoy diciendo?!

— Lo espero en el coche. — dijo Lylian mientras le hace un guiño y sale del despacho.

— Cabrona...

Lylian sube al Infernus y enciende la radio. Pone la estación Emotion 98.3. Minutos después, Tommy sube al coche.

— ¡Por fin llega!

— Oh perdon. Solo fueron diez minutos, no es para tanto. Ay mujer, entonces ¿A dónde quieres ir? ¿Al Club Pole Position?

— Ay, que chistosito — le da un golpe. — Um, ¿A dónde podremos ir?

— ¿Que te parece al Club Malibú?

— Me parece perfecto.

En las afueras del Club Malibú varias personas pedían entrar. Llega el Infernus y ellos bajan. Como se trataba de Tommy, los guardias los dejan pasar sin problemas. La música clásica de los 80´s se escuchaba a todo volumen y tanto hombres como mujeres bailaban sobre la pista mientras otros simplemente estaban sentados. Tommy al escoger una de las mejores mesas, toman asiento y piden unas bebidas.

— Eh… Linda ropa. — dijo Tommy.

— Je, gracias. Por cierto… ¿Ha logrado averiguar algo más?

— Nada que nos ayude, pero descuida, pronto lograremos algo.

— Eso espero.

Ella voltea. Se percata que Phil estaba frente a la barra así que se dirige a él para saludarlo. Entre la plática, Lylian señala su mesa y ambos se encaminan a esta.

— ¡Hey Tommy! ¿Qué haces por aquí?

— La pregunta es ¿Qué haces tú aquí?

— Ah, solo vine a tomarme unos tragos. Necesito despejar mi mente porque con todo esto me pongo un poco nervioso.

— Si tú lo dices. Al menos toma eso y no Boomshine. Oye Lylian, espérame aquí, no tardo.

— Claro.

— ¿A donde fue Tommy?

— No sé... en lo que regresa platiquemos. Haber dígame ¿Como le ha ido en su negocio de armas?

— Oh, muy bien. ¿Sabes? Se venden como pan caliente.

— ¡Qué bien, lo felicito! Estoy segura que le ira aún mejor.

— No sé porque pero cuando te veo me recuerdas mucho a mi hermana...

— ¿Su hermana? ¿Y donde esta?

— Falleció hace tres años.

— Ay ups... lo siento mucho.

— No te preocupes...

— Ya regresé. — dijo Tommy.

— ¿A dónde fue?

— Al auto por mi teléfono. Qué tal si me hablan y no lo tengo a la mano.

— ¿Y qué onda, aún no son novios? — pregunto Phil.

— No empieces Phil.

— Phil, esa no es la pregunta correcta. — dijo Lylian.

— ¿No? ¿Entonces?

— No, se pregunta: ¿Cuándo se casan?

— Tienes razón, tienes mucha razón. — dijo Phil mientras reía a carcajadas junto con ella.

— Lylian…

— Solo bromeaba. Que aburrido… ¿Bailamos?

— Me encantaría pero hay un pequeñísimo detalle... no sé bailar. — dijo Tommy.

— Pues yo tampoco, pero podemos aprender.

— Que bailen, que bai... — Phil escupe su bebida al sorbo. — Ag, mendigo vino asqueroso.

— ¡Vamos!

— No, espera...

Lylian tira a Tommy sobre la pista de baile.

— Solo vamos a hacer el ridículo.

— Nah, muévase como los demás.

Se escucha la canción “I Wear My Sunglasses At Night” de Corey Hart. Al ritmo, varios comienzan a bailar. Lylian se deja llevar por la música y mueve su cuerpo enérgicamente mientras que Tommy estaba casi inmóvil entre las personas. Voltea y observa a Phil burlándose de él.

— ¡Muévase más! — grito Lylian.

— La próxima vez mejor vamos a un museo.

— Jaja, no sea aguafiestas, disfrute del momento.

En cuanto acabó la canción, varios tomaron a su pareja y otros se sentaron al no tenerla, pues habían puesto una balada romántica. Era la canción “Waiting For A Girl Like You” de Foreigner. Tommy iba a sentarse, pero Lylian lo jala de la camisa.

— ¿A dónde tan rápido?

— Ay no…

Por instinto ambos se acoplaron y bailaron como es debido.

— ¿No que no sabía bailar?

— No me digas a mí, díselo a mis pies. Se mueven por si solos.

— Ajá, claro.

9 de Septiembre de 1987. Día 16

Pasaron 4 horas. Después de bailar, platicar y beber, salen del bar cayéndose de borrachos. Tommy se pone en media carretera y un vehículo frena en seco, haciendo rechinar los neumáticos.

— ¡Quítate del camino imbécil! — grito el conductor al asomarse por la ventanilla.

Tommy saca una Colt .357 y amenazando al sujeto, lo obliga a bajar del coche. Después lo golpea y Lylian y Phil abordan. El coche se aleja a toda prisa, llegando hecho añicos a la mansión.

— Mierda... miren como quedó el auto... bueno al fin y al cabo no es mío. Esperen... ¿Qué no había llevado coche propio? Bah...

— Puta madre, ¿porque me vine pa'cá? — dijo Phil.

— Pues no sé tú... pero si quieres quédate cabrón de mier... — eructa. — no hay pedo... pues para qué tengo mil habitaciones si no las uso.

— ¡Oh ya cállense estúpidos... mejor abran la puerca... puerta, me estoy jodiendo de frío! — rezongó Lylian.

— Oye, no es mi culpa que te vistieras como puta primaveral. Haber espera... ahora mismo abro la puerta... mendiga cerr... cerradura quédate quieta... Ya está... jaja. ¿No que no te habrías cabrona?

— No me muevan el suelo... ay ¿pa´ donde me meto? son un montón de cuartos... ¡A la mierda, duermo en la sala! — dijo Phil.

— Ay, hace mucho frío... Tommy caliénteme.

— ¿Qué mierda? ¿Qué haces Lylian?

Lylian lo besa. Por la calentura se desvisten y se dirigen a una recámara para tener una noche de pasión.

Chapter XIV: Any other day

11:56 am. Phil despierta con una cruda insoportable. Se dirige a la cocina y se prepara un café. Luego camina hacia las habitaciones y baja la mirada.

— ¿Qué coño?... ¿Ropa tirada? Ah, seguramente es día de lavarla jaja...

Abre una puerta.

— Oye Tommy, ¿Estas a... ¡Aaaaa mierda!

— ¡Cállense, estoy durmiendo! — dijo Tommy y le arroja una almohada.

— ¿Por qué tanto escándalo? — dijo Lylian.

— ¡¿Lylian?!

— ¡¿Tommy?!... ¡Oiga, quite su mano de mi...

— ¡No me digan que ustedes ya se comieron la torta antes del receso!

— Oh, vaya, entonces no fue un sueño… — dijo Tommy al ver debajo las sabanas.

— ¡Ah, mi inocencia!

— ¿Aún la tenias? Genial...

— ¡Claro que aun la tenia ¿Me vio cara de Mercedes o qué?!

— No, solo decía. A tu edad es raro que una mujer…

— Podrían dejar de discutir por eso. No puedo creerlo, primero te tiras a la hermana y después a ella.

— Fue casualidad, ni siquiera lo tenía planeado...

— Haber, tranquila, no pasa nada, todo está bien... ¡¿A quién quiero engañar?! Siento mi complejo de culpa. Pero no lo niego, fue maravilloso.

— Basta Lylian... aunque tienes razón.

— ... ¿acaso no conocen la vergüenza?

Lylian con una sabana cubriendola, sale de la habitación.

— ¿Y tú qué esperas? Vamos salte, me voy a vestir.

— De todas maneras ya me iba. — entonces Phil murmura. — Creo que con esto se me quito la mendiga cruda.

Phil cierra la puerta y Lylian recoge su ropa del suelo. Los guardias no dejaban de verla con deseos de que se cayera la sabana que la cubría. Ella voltea y disimuladamente siguen con sus deberes.

— Vaya escena Lylian.

— Ni que lo diga.

— A todo esto y no es que sea de mi incumbencia, pero ¿Estás interesada por Tommy?

— Simplemente me cae bien el tipo.

— Sí, claro y por eso pasaste la noche con él.

— Eso fue por la borrachera, no porque quise. Creo que no volveré a tomar de esa forma.

— Jaja, pero ¿Te gusta o no?

— Tal vez solo un poco.

— Ja, lo sabía. Por eso eres bien coqueta con él ¿Verdad?

— Jeje, no, lo hago porque me gusta bromear con él. Ahora lo que menos quiero es envolverme en una relación amorosa después de que…

— ¿De qué?

— … nada, olvídelo.

— Me tengo que ir, si necesitas algo ya sabes dónde encontrarme. Por ahí me despides de tu "novio" jaja. Ah, y te sugiero que te des un baño.

— Jaja si, lo sé. Adiós, cuídese.

Phil se marcha y ella entra a su recamara. Tommy ya vestido, la busca. Suponiendo que estaba en su cuarto, entra.

— Lylian ¿Estás aquí?

— Si. Me estoy bañando.

— ¿Y el loco de Phil?

— Ya se fue.

— Ok. Vaya, creo que yo también necesito una ducha ¿Puedo bañarme contigo?

— No. Ya tuvo suficiente con lo de anoche.

— Supongo que tienes razón jeje. Hablando de eso…

— Descuide, no le diré a nadie. Esto solo fue una pequeña aventura y no hay que tomarlo tan enserio.

— Eso no me preocupa, sino las consecuencias...

— ¿Consecuencias?

Ella acaba de bañarse, de un cajón toma ropa limpia y la pone sobre la cama.

— ¿Te ayudo a ponértela?

— Mejor salgase.

— Vamos, que quieres ocultar si ya vi todo.

Lylian lo saca del cuarto por la fuerza y cierra de golpe la puerta.

— Esta bien, ya entendí. Mujeres…

Ya arreglada, se dirige a la puerta principal.

— Epa, ¿A dónde vas? — pregunto Tommy.

— A caminar por la ciudad. Puede que en el camino encuentre algo que nos pueda ayudar a encontrar a Storm.

— Oh si, o puede que te maten allá afuera si te topas con los FIRE. Ellos deben estar vigilándonos a cada momento y sin darnos cuenta pueden atacarnos por la espalda, por el frente o por donde sea. Saldrás pero con protección y guardaespaldas. ¡Ustedes, vengan acá! — llama a tres de sus hombres.

— Espere, no quiero que tres gorilas me siguán a todas partes como perros falderos. Estaré bien. — le quita a Tommy una tarjeta de crédito de su bolsillo. — Luego nos vemos.

— No tan rápido. Sin protección, no sales.

— Aquí traigo una 9 mm y en el coche una MP5, así que no necesito más.

— Mira desgraciada, tú no sales. Decidiste quedarte en la ciudad bajo mi resguardo y mientras vivas bajo mi techo vivirás bajo mis reglas ¡¿Entendiste?!

— Ja, si yo no obedecía a mi padre ¿Cree que le obedeceré a usted? Es un exagerado, esos tipos no saben nada de mí, ni siquiera saben quién soy.

— ¡Eso es lo que tú crees!

— ¡Basta! ¿Por qué me protege tanto? ¡No creo que lo haga solo por la ausencia de mi padre!

— ¡No seas estúpida, yo lo hago por esa razón!

— ¡No sea ridículo, si fuera eso, solo me cuidaría cuando fuera necesario y no en todo momento! Mire, ya me fastidio con esto. Adiós.

— ¡Esta bien, haz lo que quieras zorra! ¡Lárgate!

Lylian se marcha y Tommy entra a su despacho para continuar con los deberes que dejo pendientes. Pasaron las horas y él seguía ocupado en sus asuntos y continuamente veía su reloj. 01:09 am. Un coche aparca en el garaje y Lylian baja con varias bolsas en manos. Entra a la mansión y se topa con Tommy. A pesar de que pasaron cerca uno con el otro, no se dirigieron la palabra. Aún molestos se marchan a dormir.

Chapter XV: Still alive?!

10 de Septiembre de 1987. Día 17.

Lylian despierta poco antes del medio día. Ya arreglada se dirige a la cocina para desayunar algo. Luego, al no poder abrir las salidas con su ganzúa, entra al despacho de Tommy. Comienza a fisgonear los cajones y en uno encuentra una cajita. Dentro había una fotografía que a pesar de que era vieja, estaba bien cuidada. La imagen muestra a un señor abrazando a un niño de unos 8 años y al fondo había un pequeño edificio donde en la parte superior de la entrada decía “Imprenta Vercetti”. En el reverso tenía escritos unos números: 5486245. Apunta el código en un papelito y lo guarda. En ese instante llega Tommy.

— ¿Qué haces en mi despacho?

— Ah, este, pues, nada, nada... jeje.

— Aja, claro. Entonces ¿Qué haces con mi foto?

— Eh, pues la encontré y me dio curiosidad verla. Este es usted de pequeño ¿Verdad?

— Si...

— Entonces él es su padre. Se parecen un poco, solo que él estaba mejor.

— ¡¿Qué?!

— Jeje, mire, digamos que comparándolos, usted es la misma perra pero revolcada. Disculpe, sé que no debo preguntar esto, pero ¿Como murió su padre?

— Él... — se queda callado tras recordarlo, poniendo un gesto afligido y furioso a la vez. Después cierra el puño con fuerza.

— ¿Tommy?

— Devuélveme eso. — le arrebata la foto.

— Oiga ¿Qué le pasa? Bueno, supongo que después me lo dirá. A todo esto ¿Qué hora es? — ve su reloj. — ¡Ah, rayos se me hace tarde!

— ¡Hey ¿A dónde vas con tanta prisa?!

— Tengo una cita con Phil…

— ¿Una cita… eh? — pone un gesto de enojo.

— Si. Hoy trae nuevas armas y me invito a ser la primera en estrenarlas. También lo invito a usted, pero veo que el hombre de negocios otra vez estará ocupado. Por cierto, no le importa que tome prestado su Comet nuevo, ¿verdad?

— Ni se te...

— ¡Gracias por prestármelo! ¡Adiós!

— ¡Hey!... Demonios, espero que no lo maltrate.

Tommy guarda la foto y baja al primer piso. Lylian aprovecha que un hombre había abierto la puerta principal y sale al patio. Al tomar el vehículo, lo estampa con otro y le arruina la parte delantera.

— ¡Mierda, mi coche!

El teléfono de su despacho suena por lo que sube y levanta la bocina. El Comet a prisa iba por las calles de Little Haiti. El coche llega a Phil's Place y ella baja.

— Lylian pensé que no vendrías. Sígueme. Estas bellezas te van a encantar.

— Jeje, lo sé. Y discúlpeme, es que tuve un contratiempo.

— No hay problema. ¿Y Tommy?

— Se quedó porque está muy ocupado, ya sabe...

— Ni modo. Seguramente siguen molestos

— Pues más o menos y lo peor es que me matara cuando regrese.

— ¿Por qué?

— Por eso. — señala el Comet destrozado.

— Ay Lylian jaja... Bueno ese idiota que se queja, puede comprarse otro.

Entran al garaje. Había una caja grande de cargamento y un coche cubierto por una gran funda. Paran frente a una mesa que estaba repleta de armas, entre ellas estaban los subfusiles Spectre M4, ARES FMG, Benelli CB M2 y el Colt SMG, los rifles FN_FNC, HK G11, AO-63, SAR-87 y el C7 y la ametralladora Zastava M84.

— Mira, estas son las nuevas bellezas. ¡Varios apartaran docenas de ellas! No son armas pesadas, pero son lo bastante poderosas y eficaces. Algunas no tienen ni siquiera un año de haber salido en producción así que soy el primero en traerlas a Vice City. ¡Esos mexicanos no podrán hacerme más competencia!

— ¿Y cuando las tendrá en venta?

— En pocos días.

— Fantástico. ¿Puedo probarlas?

— Claro. Atrás ya prepare todo para que practiques. Dale a todo, menos a los barriles de Boomshine que están ahí.

— OK. — voltea hacia otra mesa. — No puede ser...

— ¿Qué cosa?

— ¡Un lanzamisiles FIM-92 Stinger! ¡Un arma anti-tanque, exclusiva del ejército y perfecta para hacer mierda cualquier cosa! ¡No veía uno de estos desde hace tiempo! ¡Es hermoso! ¿Cómo lo consiguió?

— Fue un regalito de un amigo de San Andreas. También me obsequio 12 proyectiles.

— ¿Acaso su amigo es terrorista?

— No, simplemente sabe robar. Por cierto, mira también esto

— ¿Chalecos antibalas?

— Exacto, pero estos son los que suelen usar los FIRE, cosa que se me hace extraño porque aquí solo los utiliza el ejército. Tommy me encargo dos, así que tómalos para que se los entregues.

— Está bien. Por curiosidad ¿Cuánto le cobro por esto?

— Exactamente 1050 dólares.

— Lo bueno que él paga todo.

Se dirigen al campo de tiro. Mientras Lylian practicaba, Phil recibe una llamada.

— ¿Si?

— ¿Phil Cassidy?

— Sí, soy yo.

— Necesito hablar con usted urgentemente y en persona.

— Haber chico, en primera ¿Quién eres?

— Mi nombre es...

Lylian se detiene al notar que Phil se quedo congelado mientras hablaba por teléfono.

— ¡¿Se encuentra bien?!

— Eh, si... no te preocupes, tú sigue. Si me necesitas estaré adentro.

Minutos después, Lylian entra al remolque.

— Phil, termine.

— Si, lo sé es por eso que tenemos que detenerlo, oh permíteme... — dijo Phil y hace el teléfono a un lado. — Lylian ¿Te divertiste? Supongo que sí. Debes de estar cansada, vamos siéntate. Hace mucho calor ¿No crees? Si quieres puedes tomar un Sprunk de la nevera para refrescarte. Si me necesitas estaré en el otro cuarto.

Lylian acata lo que dijo. Bebe su refresco y prende el televisor. Luego dirige su atención a las distintas fotografías que adornaban una pared. Le intereso más una donde venia una hermosa chica junto con un hombre de color. Mientras tanto por el televisor daban a conocer una notica.

— Y aquí nos encontramos en El Banco Corrupto Grande, el cual fue asaltado hace apenas unas horas. El informe policial indica que al parecer un comando de 15 sujetos armados bajaron de camionetas negras con placas que aun no han sido identificadas, entraron al lugar y se llevaron un botín de cinco millones de dólares. Pero eso no es todo. Después de haber saqueado, asesinaron a todo el personal entonces... — dijo el reportero por televisión.

— ¿Asaltaron el banco? No creo que haya sido Tommy. A pesar de que él no es una blanca palomita ahora no tiene necesidad de hacer eso. Puede que haya sido uno de sus amigos o tal vez fue... Storm.

Phil a toda prisa y sin soltar el teléfono sale del cuarto.

— Lylian tengo que salir, ¿Me ayudarías a poner las armas en su lugar?

— Sí, claro. ¿A dónde va?

— Lo siento, no tengo tiempo para explicarte.

— Si quiere yo aseguro aquí y usted puede irse porque veo que tiene mucha prisa, al fin y al cabo no tengo muchas cosas que hacer.

— Que gentil eres. Mira solo mételas en el garaje, cierra la puerta y la aseguras con los candados que están sobre la mesa. ¡Adiós, hasta pronto y gracias!

— Gracias a usted. Vaya con cuidado. — Phil se marcha en su Patriot y ella piensa. — Bien, ahora a poner todos esos juguetes en su lugar. ¿A dónde irá con tanta prisa? ¡Es cierto! También debo preguntarle a Tommy sobre el asalto y en caso que haya sido él lo voy a golpear.

Lylian asegura todo y se marcha. Mientras iba de regreso a la mansión, por el otro carril pasan cinco camionetas negras. Se trataban de algunos FIRE. Frena el coche y mira por el retrovisor. El Comet da un giro en 180° y los sigues sin levantar sospechas, pero después los pierde de vista.

— Carajo ¡¿Dónde rayos se metieron esos desgraciados?!

Entre Little Havana y Escobar International ocurre una explosión y ella se dirige al lugar de los hechos. Su destino era la planta eléctrica, la cual había sido destruida por completo y las cinco camionetas huyen del lugar. Tommy desde la ventana de su despacho, vio la explosión. Después recibe una llamada y contesta.

— Tommy tienes que venir a la planta eléctrica...

De repente se corta la llamada. Al mismo tiempo, Tommy y Lylian miran sus teléfonos e intentan hacer una llamada, pero la señal había desaparecido. La ayuda llega a la planta eléctrica y Lylian después de ser interrogada por un policía, vigila el lugar. Voltea y nota que el Infernus blindado de Tommy se aproximaba. Él detiene el coche a un lado del Comet.

— Lylian ¿Estas bien?

— Si, no se preocupe.

— ¿Quién hizo esto?

— ¿Quién más? Los FIRE.

— ¡Hijos de puta! Seguramente ellos también fueron los que cortaron las líneas teléfonicas.

— Pero ¿Por qué lo habrán hecho?

— Sin energía eléctrica no servirá ningún aparato, sobre todo las cámaras de seguridad y sin teléfonos, no habrá comunicación. Nos quieren dejar propensos a un ataque.

— ¡Carajo! Supongo que ellos también fueron los que asaltaron el banco.

— ¿Asalto al banco? ¿Cuándo?

— Hace unas horas. Robaron un botín de cinco millones de dólares y ahora el FBI anda tras de ellos. Debería ver más a menudo las noticias.

— Creo que no es momento para que me digas eso.

— Antes que nada, Phil le manda esto. — le entrega un Chaleco antibalas mejorado. — Póngaselo en caso de que regresen. Yo también me pondré uno.

Dos camionetas llegan y de cada una, tres tipos desde las ventanillas abren fuego con MP5. Las ráfagas caen sobre algunas personas y otras logran huir. Los policías los atacan y Tommy y Lylian suben al Infernus. Los FIRE al liquidar unos cuantos policías, van tras el Infernus, el cual toma camino a Vice Port. De pronto frena en seco ya que el camino estaba bloqueado por dos camionetas y 8 FIRE. El coche recibe decenas de balas, retrocede y con una Vuelta rápida se dirige a Escobar International Airport. Cambian de asiento y Tommy de la guantera saca una Tec-9. Con el Drive-By revienta los neumáticos de una camioneta por lo que esta pierde el control y se estrella en un anuncio. El Infernus a toda velocidad sale de ese barrio. Tommy abastece el arma y continúa disparando. Dos patrullas con la Técnica de detención inmovilizan una camioneta mientras que los demás coches prolongan la persecución.

Esquivando los coches y los poncha llantas, cruzan el puente Small Road Bridge y arriban Washington Beach. Las camionetas se colocan a los costados del Infernus y lo presionan. El Infernus golpea a una camioneta y se queda estática por un momento. De repente la otra camioneta impacta la parte trasera del Infernus y por la inercia se estrella con otro coche. Lylian aturdida al igual que Tommy, gira la llave, pero el motor no encendia. Tommy dispara, pero una bala roza su brazo y suelta la Tec-9.

Por su parte, los FIRE no dejaban de tirotear el Infernus. Tommy y Lylian observan por el retrovisor que un Tanker estaba acercandose a toda velocidad y al parecer no se detendria por nada. Apresurados se quitan el cinturón de seguridad y salen del vehículo. Mientras cruzaban la calle, el Tanker embiste bruscamente la camioneta y el Infernus. El camión choca contra una pared y deja los coches prensados. Tommy y Lylian se alejan a prisa y paran en la playa.

— Uff... ¿Estás bien?

— Sí, estoy bien, pero bien espantada. ¡Casi nos aplasta ese camión!

— Al menos seguimos enteros. Aunque sigo teniendo un mal presentimiento.

— Tal vez esto se lo quite.

Lylian le da un beso. Tommy de repente se la quita de encima y la obliga a correr. Una camioneta les obstruye el paso y al dar media vuelta, otra hace lo mismo. De estas bajan algunos FIRE armados con M4 y los rodean.

— ¡Vamos, tiren sus armas! ¡Ahora! — grito un FIRE.

Dejan caer unas pistolas que habían sacado y un sujeto se acerca a ellos.

— Tommy cuanto tiempo sin vernos...

— No puede ser…

— ¿En verdad creíste que podías acabar conmigo tan fácilmente?

— Vaya, así que eras tú... Lance Vance.

— ¡¿Él es el tipo que lo traiciono hace un año?! ¡Pero usted mismo lo acribillo!

— ¿Traicionar? ¡Él fue quien me traicionó! Yo solo quería que me diera mi lugar en esta ciudad pero solo me hizo a un lado porque quería todo el poder para él solo, además cometió el mismo error que mi hermano… ¿Y por cierto quién eres tú?

— ¡Tu malentendiste las cosas Lance!

— ¡Cállate! — dijo Lance y después mira fijamente a Lylian. — Vaya, vaya. Pero mira, ya me acorde quien eres. Si nada menos que la hija menor del Coronel y veo que se lleva muy bien contigo. Que conmovedor.

— ¡Maldito bastardo, así que tú fuiste el que ordenó que asesinaran a mi padre! ¡Te juro que me las vas a pagar desgraciado!

— Ja, que miedo me das. Pero pensándolo bien, puede que me seas útil.

— ¡Déjala en paz! ¡No la involucres, este asunto solo es entre tú y yo!

— ¿Crees que me interesa? Vaya, cómo tú representas un gran estorbo para mis fines tendrás que ser el primero en morir. Vamos chicos, mátenlo y traigan a esa chiquilla.

— Si se atreven a tocarla les juro que se arrepentirán.

— No me digas. Haber ¿Que tanto podrías hacer tú solo? Pues nada. ¿Lo ves? No tienes escapatoria. ¡Es hora del Lance Vance Dance!

Los FIRE encañonan a Tommy y otros intentan llevarse a Lylian. Tommy le arrebata el arma a un tipo y lo pone como escudo humano. Él abre fuego mientras las ráfagas pegaban en el sujeto. Lylian a golpes se quita de encima a los sujetos y toma una M4. Mientras ella se encargaba de los FIRE, Tommy le pega unos tiros a Lance y viceversa. Lylian acribilla a un tipo que iba a atacarlo por la espalda.

— Gracias, te debo una. ¡Ah, cuidado!

El último FIRE se acerca y golpea a Lylian, dejandola noqueada por un momento. Después le dispara a Tommy, dejando su chaleco en 0. Tommy le dispara y el FIRE pasando sobre la lluvia de ráfagas, lo golpea y lo carga.

— ¡Suéltame! — grito Tommy. — ¡Espérate cabron, no!

El FIRE lo arroja sobre el parabrisas de una de las camionetas, destruyendo el vidrio y casi quedando incrustado en el. El tipo lo levanta para seguir atacandolo hasta dejarlo inconsciente por darle un fuerte golpe en la nuca. Lylian despierta y enseguida acribilla al sujeto. Después intenta despertar a Tommy.

— ¡BRAVO, no estuvo mal, pero lastima, debo acabar con ustedes! Digan buenas noches...

Lance la golpea y los encañona con su Escopeta recortada. De repente una granada de flash cae y un Patriot llega a toda velocidad. De este baja Phil, junto con un tipo encapuchado y con traje de soldado. En ese momento llegan más FIRE y Lance dispara a ciegas. Mientras Phil encamina a Lylian al Patriot, el extraño dispara brevemente y lanza una granada de humo. Después levanta a Tommy y lo sube al coche.

— ¡¿Tu?! — grito Lance al ver a duras penas al tipo encapuchado.

El extraño toma el mando y aleja el Patriot lo antes posible.

— ¡Maldita sea! ¡Vamos no se queden ahí parados como idiotas... atrápenlos! — grito Lance.

Los FIRE se reponen y abordan las camionetas.

— ¡Estuve a punto de lograrlo, pero tuvieron que llegar esas malditas sabandijas! Tendré que deshacerme de ellos para que no interfieran de nuevo. No me importa si él está con ellos.

Las camionetas aceleran, pero los pierden de vista.

— ¡Gracias Phil y... como te llames, por habernos salvado!

— Es lo menos que pude hacer por ustedes. Tendremos que ocultarnos en un lugar seguro mientras esto se tranquiliza.

— Menos mal que se encuentran bien. Pensé que no íbamos a llegar a tiempo. — dijo el extraño.

El Patriot aparca en el garaje del Hyman Condo. Phil revisa el lugar y les indica que pasen. El extraño recuesta a Tommy en el sofá y Lylian toma asiento en el otro.

— Trata que tu amigo despierte, Phil y yo saldremos a buscar algo de armamento y munición, aprovechando también algo de comer, no tardamos.

— Está bien.

Chapter XVI: Pete Vance

Tommy no volvía en sí. Desesperada, le arroja agua fría en la cara.

— Ah ¡¿Que paso?!... ¡Lylian! ¿Estás bien?! ¡¿Dónde estamos?!

— Tranquilo, estamos a salvo. Phil y otro sujeto llegaron a rescatarnos.

— ¿Phil y otro sujeto?

— Si. Phil venía con otro tipo. Creo que es uno de sus amigos, yo tampoco lo sé.

Entran Phil y el extraño.

— Ya llegamos. — tira sobre el sofá una mochila. — Veo que ya despertaste Timmy. — dijo el extraño.

— Es Tommy.

— Perdón es que se oye casi igual. — dijo mofándose.

— Que bueno que sigues vivito y coleando. — dijo Phil

Pete

Pete Vance

El sujeto se quita la capucha.

— Perdónenme por no haberme presentado antes. Mi nombre es Pete Vance.

— ¿Vance? ¡¿Te apellidas Vance?! ¡Vance, como Lance! Mierda, que hasta rimo la frase.

— Sí, soy su hermano menor. Pero descuida, no estoy de su parte.

— ¡Como podría confiar en el hermano de ese hijo de puta!

— ¡Tranquilo hombre! Vine a la ciudad para detenerlo, no para apoyarlo. Si me crees o no pues la verdad no me interesa.

— Vamos Tommy, yo sé que podemos confiar en él. Es leal como un perro.

— Phil, gracias por apoyarme, sabía que podía contar contigo. — dijo Pete sarcástico.

— Tómelo con calma. Sólo dele una oportunidad, además él nos salvo la vida. — dijo Lylian.

— De acuerdo. ¡Pero si se atreve a hacer algo estúpido le volare los sesos!

— Bien Pete, ahora que ya conociste a Tommy Vercetti, te presento a Lylian Cortez.

— Hola, es un placer conocerte Lylian.

— Mucho gusto Pete.

— Te han dicho que eres muy hermosa Lylian...

— Que coqueto eres, pero no digas eso porque alguien se puede poner celoso.

— Oye, oye, ya suéltala. Suficiente de presentaciones. — dijo Tommy.

— Te lo dije.

— Uy, estas celoso, admítelo. — dijo Phil.

— Pero que tonterías estás diciendo.

— Tranquilo no te voy a quitar a tu novia.

— No es mi novia, imbécil.

— No son novios pero bien que ya tienen relaciones. — se mofo Phil.

— ¡¿QUÉ?! Lylian y... ¿Él?

— ¡Phil!... Jaja, no hagas caso a este par de locos. Por cierto, viendo ese atuendo me hace pensar que estuviste en el ejército.

— No, de hecho es el traje de mi hermano mayor, pero él me lo obsequio.

— Vaya, ese traje me trae muchos recuerdos de Vic y Louise... Lástima que ellos ya no estén con nosotros... — dijo Phil.

— ¿Vic y Louise? — pregunto Lylian.

Victor Vance era mi hermano y Louise Cassidy era la hermana de Phil.

— Entonces... — recuerda la fotografía. — ellos son los del cuadro de tú remolque.

— Si...

— Así que tú conociste a ese tal Vic… — dijo Tommy.

— Si. Fue uno de mis mejores amigos.

— ¡Pero por culpa de Lance lo perdimos! Si hubiera impedido ese maldito intercambio… — exclamo Pete.

— Hay cosas que son inevitables. — dijo Phil.

— A todo esto ¿Cómo supieron donde estábamos?

— Pues en cuanto contacte a Phil, lo cite en el aeropuerto. Después de charlar, vimos pasar varios coches en persecución. Al salir nos dimos cuenta que se trataban de ustedes. Ahí comenzamos a seguirlos, pero una camioneta que se había quedado atrás comenzó a atacarnos. La despistamos, pero a ustedes los habíamos perdido de vista. — contesto Pete.

— Minutos después, recibí una llamada. No me dijo quien era, pero me dio la ubicación de ustedes y así los encontramos. — dijo Phil.

— ¿Recibió una llamada? Pero si todos los teléfonos están muertos. — dijo Lylian.

— ¡¿Qué?! ¿Cuándo, cómo, a qué horas?

— Minutos después de que usted se marcho. Esos bastardos cortaron las líneas y bloquearon la señal. Además, han dejado sin energía eléctrica a toda la ciudad.

— Mierda… — dijo Phil.

— Bien, ahora que sabemos que Lance es el que está detrás de esto, tenemos que apresurarnos a eliminarlo antes de que esto pase a mayores. — dijo Tommy.

— Por ahora hay que esperar a que se tranquilicen un poco las cosas. Con lo que acaba de pasar, hay más polis que de costumbre en las calles. No hay que cabrearlos para no tener más problemas.

— Está bien. Ustedes esperen aquí, yo iré a ver si no hay ninguna anomalía en mi mansión.

— Lo acompaño. — dijo Lylian.

— No.

— ¿Pero…

— ¿Qué no entiendes? ¡Quédate aquí!

— Oye idiota no le grites, así no se trata a una dama. — dijo Pete y lo empuja.

— Tú no te metas.

— Pete, no lo hagas enojar. — dijo Phil.

— OK, OK, ya. Déjalo Lylian, aquí tienes muy buena compañía. Mira, podemos platicar, conocernos mejor, no traje mi twister, pero podemos jugar baraja.

— Si me parece bien. Adiós Tommy, que le vaya bien.

— Adiós. — dijo Pete en tono burlón.

— Creo que ya tienes competencia. — dijo Phil.

— Cállate.

Tommy sale y cierra la puerta con fuerza. Phil toma asiento en el sofá y se duerme.

— Que simpático tú amigo jeje. ¿Siempre es así?

— Conmigo, si. Me sobreprotege, pero tengo que soportarlo. Él me ha ayudado mucho.

— ¿Te sobreprotege, eh? En ocasiones no es bueno. Mi hermano Vic hacia lo mismo con Lance y mira lo que paso. Pero supongo que Tommy lo hace para que no le hagan daño a una chica tan linda como tú. Yo haría lo mismo. Por cierto ¿Qué edad tienes?

— 27 años.

— ¡Oye, yo también! Sabía que teníamos algo en común jeje. Espera… ¡Tienes 27 y te acostaste con ese mastodonte!

— Eso fue porque esa noche nos pusimos una borrachera tremenda…

— Ah, eso cambia las cosas. Ya me había espantado jeje.

— Pete ¿Cómo supiste que Lance era quien estaba detrás de todo esto?

— Pues todo se remota hace unos días…

3 de Septiembre de 1987.

Pete cortaba el césped y sale su tía.

— ¡Hijo, te hablan! — le entrega su teléfono.

— Ah, gracias. ¿Hola?

— ¿Pete Vance?

— Sip, soy yo. ¿Quién habla?

— Eso no importa, tiene que venir a Vice City. Su hermano Lance está haciendo de las suyas.

— ¡¿Qué, qué, qué, QUÉ?! ¡¿Lance?! ¡Pero si él…

— Aunque no lo crea, él sigue vivo. Supongo que ya está enterado porque intentaron matarlo así que iré directo al grano.

— ¡¿De qué estás hablando?! ¡¿De qué debo estar enterado?!

— No tengo mucho tiempo, así que seré breve. Lance quiere cobrar venganza hacia Tommy Vercetti, uno de los tipos que sobrevivió al intercambio de hace un año en el que sus hermanos estuvieron presentes. Lance junto con otros dos tipos crearon una banda llamada FIRE, han asesinado a varias personas y planean hacer otras cosas para ver a Tommy muerto. Si logran sus objetivos habrá graves consecuencias y no solo en Vice City. Por favor, tiene que ayudar a detenerlo.

— Pero ¿Por qué debo hacerlo?

— Porque Lance es su hermano así que es su responsabilidad. Si decide hacerlo, localice a Phil Cassidy, uno de los amigos que tuvo Vic aquí en la ciudad.

— No es por ofender, pero tu voz se me hace muy infantil.

— ¡Deje eso a un lado y decida!

— ¡Ah, no lo sé! ¿Qué podría hacer? Yo no soy bueno con las armas ni nada de eso como mis hermanos.

— Inténtelo. Si no lo hace, se arrepentirá.

— Está bien, lo hare.

— Sabía que diría eso. Adiós… — se corta la llamada.

— Con que sigue vivo. ¿Por qué? ¿Por qué él y no Vic? — pensó Pete y entra angustiado.

— ¿Quién era? — pregunto su tía.

— Ah, un amigo, por así decirlo. Por cierto ¿Dónde está la agenda de Vic?

— Guardada en ese cajón. ¿Para que la necesitas?

— Necesito hablar con uno de sus amigos.

10 de Septiembre de 1987.

— Entonces así te enteraste. — dijo Lylian.

— Si. Espero que mi tía no se entere. Ella nos cuido desde pequeños, inclusive la consideramos como nuestra madre y lo que menos quería era que nos volviéramos unos delincuentes, pero no tuvimos elección. Vic lo hizo por una buena causa, pero Lance... Él antes no era así, no sé porque cambio tanto.

— El dinero y el poder cambian a todos. Al menos tu hermano Vic conservo su humildad.

— Si. Él era un tipo genial y siempre preocupado por los demás. Puedes creer que se enlisto en el ejército solo para poder pagar mi tratamiento contra el asma. En aquel entonces paso por varias cosas, algunas agradables, pero creo que la mayoría fueron desgracias.

— ¿Por qué?

— Lo echaron del ejercito por culpa de su sargento que lo involucro en varias cosas ilegales, se metió en el mundo de los bajos fondos, Lance le causo más problemas y tuvo que sacar la cara por él, conoció a Louise, pero unos mafiosos la mataron para vengarse de él, entre otras cosas…

— No te pongas triste, al menos cumplió su interés principal, verte curado. Piensa en lo feliz que estaba al saberlo.

— Si, lo sé, pero aun no puedo aceptar su perdida. Vic me prometió que no volvería a la venta de drogas, pero Lance lo convenció de cierta forma. Esa es otra razón por la que acepte venir, quiero respuestas.

— Las obtendrás, ya verás. ¡Jeje, si! — le enseña sus cartas.

— ¿Eh? ¡Ah, no puede ser, me ganaste! Jaja, eres buena. Y tú ¿Por qué estas involucrada?

— Una de las personas que asesino Lance era mi padre…

— Ya veo. Lo siento mucho. Te prometo que haremos pagar a ese desgraciado. — dijo mientras la toma de la mano.

Continúa en Historias: Grand Theft Auto: Vice City Returns "File 3"

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.