FANDOM


Obras
Esta historia todavía no está terminada. CJ Asesino está terminándola.
Por favor, antes de realizar correcciones mayores o algún otro cambio, avisa al autor de la historia o a quienes estén trabajando en ella, para poder coordinar la redacción. Si la historia no ha sido editada después de un tiempo considerable, se le dejará un aviso en el muro del autor sobre ello y si no responde en el plazo de una semana dicha historia será borrada.


Tercer intento de terminar una historia, esta vez contando las aventuras de un hijo del gran CJ. La historia transcurre en la ciudad de Liberty City en el año 2016.

El protagonista

Casey Johnson (1996-?): Es el hijo mayor del famoso Carl Johnson y su esposa, Millie Perkins. Siendo muy chico, su familia se mudó a Liberty City, donde su padre volvió a convertirse en un señor del crimen, como líder de los Black Warriors. En el año 2015, su madre fue asesinada por asesinos de la Familia Ancelotti. Su padre ha jurado venganza contra los asesinos de Mille, pero Casey también busca justicia por mano propia, y no dudará en meterse en el submundo criminal para conseguirlo.

La historia

Prólogo: La pérdida más dolorosa

Westdyke, Alderney, 25 de diciembre de 2015

Una suave nevada caía esa fría noche de Navidad en Liberty City. En Westdyke, la tierra de los ricos de Alderney, todo era celebración. En una mansión en particular, la familia Magnacco celebraba la Navidad, con sus amigos, la familia Johnson.

La familia Magnacco es una de las más poderosas del mundo criminal de la ciudad. Descienden de inmigrantes sicilianos, y han reemplazado a la familia Pegorino. Quién lo diría, aquella familia a la que todos despreciaban por ser de Alderney... hoy, con otro nombre, no solamente fue aceptada en La Comisión, sino que además es uno de sus miembros más poderosos.

Qué decir de los Johnson. Son leyenda en Los Santos, y aquí en Liberty han sabido labrarse una buena reputación. Su banda, los Black Warriors, es uno de los principales traficantes de armas de la ciudad.

Ambas familias celebraban la Navidad en el jardín de la casa, bajo un techo para protegerse de la nevada. Darío Magnacco y Carl Johnson, los patriarcas, conversan en una mesa apartada.

CJ: ¿Crees que nos irá bien el próximo año?

Darío: Seguramente. El negocio de las armas es bastante rentable siempre. En cuanto a nosotros, ya nos desharemos de esos Ancelotti. A la primera que hagan, los voy a borrar del mapa.

CJ: Ten cuidado de no iniciar tú la guerra. Ya sabes cómo se ponen los mafiosos con estos temas. Y especialmente Grace. Podrían ir por tu familia.

Darío: No te preocupes por ello. La única que podría ser "vulnerable" es mi mujer, pero siempre están mis hombres al lado. Mis hijos están bastante entrenados para cualquier cosa, es difícil que puedan hacerles algo.

CJ: Es muy fácil decir eso. Sabes que cuando hay guerra, nada importa. Nunca se piensa en las consecuencias. Es fácil matar a alguien, hacerlo rápido sin dar oportunidad de defensa, si luego le disparan 300 tiros al asesino, no servirá de nada porque el daño ya está hecho.

Darío: Puede ser que tengas razón. Aunque no se puede hacer nada contra ellos abiertamente, porque La Comisión se nos echa encima. No es que me importe demasiado, las otras familias son muy débiles, pero bueno, si tiene que haber guerra es mejor tener con qué justificarla.

CJ: De todas formas, sabes que puedes contar con nosotros y con la banda para lo que sea.

Darío: Lo sé, Carl. Eres el mejor amigo y aliado que tengo aquí. Ahora, perdóname, tengo que irme un momento. Tengo cosas que hacer.

CJ: No hay problema. Feliz Navidad.

Darío se levanta y camina hacia la parte trasera de la mansión, perdiéndose en la oscuridad de la noche. Entonces se acerca Clara, una de sus hijas, al lugar donde está CJ.

Clara: Ey CJ! ¿En serio no quieres tomar nada?

CJ: No, gracias. Ya tomé un par de copas, lo último que necesito es emborracharme.

Clara: Qué poca onda, eh... Si hay un día para emborracharse, es hoy! Ah, hola Casey.

Casey: Hola Clara. Ya me aburrí de los demás, no dejan de hablar pavadas. Papá, ¿por qué estás tan serio?

CJ: No lo sé. Algo no anda bien. El barrio está demasiado tranquilo. Es Navidad! Debería haber algo de movimiento.

Clara: Relájate, no pasa nada. Vamos, mi padre fue a buscar unos fuegos artificiales. Ya está por venir... Ah, ya ha vuelto.

Darío: Vamos! Ya es hora de que el cielo tenga algo de color!

Los cuatro se acercan a la mesa donde se encuentra el resto de la familia.

Darío: A ver, ¿quién quiere hacer volar algo?

Santino: El mejor de todos va primero. Pásame uno, que les voy a enseñar como se hace...

Clara: Fanfarrón!

Santino: Envidia le dicen...

Todos ríen. Santino toma uno de los fuegos y camina hacia el jardín para encenderlo. En ese momento, un ruido a motor interrumpe el silencio de la noche.

CJ: ¿Qué demonios es eso?

Santino: ¿Por qué esto no prende? Maldita sea... A ver...

Millie: Santino! Deja eso, que va a expl...

BOOM! La pirotecnia estalla a metros de Santino, que afortunadamente no había llegado a revisarla. Millie se levanta a auxiliarlo. En ese momento, una moto surge de la oscuridad, con dos hombres... ¿armados?

CJ: AL SUELO TODOS!!!!!!!!!!!!!!

Hombre misterioso: Saludos de los Ancelotti...!

CJ, enormemente atento a la situación, alerta a todos a tiempo y mientras él se abalanza sobre su hijo menor Mark, todo el resto reacciona. Clara se tira sobre su madre, Casey cubre a su hermana Rebecca y Darío se cubre con una pared. En ese preciso momento el encapuchado dispara una ráfaga de ametralladora contra todos. Cinco tiros alcanzan a la desprotegida Millie, que cae malherida ante la horrorizada mirada de Santino, que estaba tirado en el suelo apenas unos metros atrás, y todos los demás. La moto acelera y comienza a escapar mientras Clara saca un arma y dispara un certero disparo a la cubierta trasera de la moto, que pierde el equilibrio y cae. Los agresores comienzan a correr, siendo perseguidos por Clara y más rezagado Santino. Llegando a la calle, uno de ellos (el conductor) es alcanzado por otro preciso disparo de Clara, mientras que el otro salta un paredón y se pierde en la oscuridad. Herido en su pierna, el sicario saca su pistola e intenta disparar pero Clara, una vez más, ejecuta un tercer disparo preciso, esta vez a la mano del hombre que suelta la pistola en medio de un grito de dolor. Con la cara desencajada de rabia, la joven agarra del cuello a su malherido enemigo y empieza a increparlo.

Clara: ¿QUIÉN TE MANDÓ?

Hombre misterioso: Yo... no sé nada... solamente... me... contrataron...

Clara le pisa la mano herida y el hombre vuelve a gritar de dolor.

Clara: Te vuelvo a preguntar... ¿Quién te mandó?

Hombre misterioso: Fue... PUM! Un disparo retumba en la noche e impacta en la cabeza del hombre, matándolo al instante. Clara se sobresalta y se da vuelta para ver a Santino que venía hacia ella con su pistola en la mano. PUM PUM. Santino dispara otros dos tiros al cuerpo del sicario. Su bronca era evidente. Clara se levanta rápidamente y empuja a su hermano.

Clara: Estúpido!!! Nos iba a decir quién lo había mandado! ¿Para qué lo mataste?

Santino: No soportaba seguir viendo a ese tipo con vida. Millie... ha muerto. Murió en los brazos de CJ. Nadie pudo hacer nada. Están todos destrozados...

Clara: No...

Una sirena comienza a sonar. Es la policía. Rápidamente llegan al lugar dos patrullas, de una se baja Emilio, el comisario hermano de Darío, que ve a sus dos sobrinos armados junto al cadáver del sicario.

Emilio: ¿Qué rayos ha pasado aquí?

Agente de LCPD: Comisario, los testigos dicen que dos hombres armados en moto han efectuado disparos en la casona de los Magnacco. Habría una persona herida...

Santino: Muerta querrás decir.

Emilio: ¿Eh? ¿Quién?

Clara: Millie Perkins. La mujer de CJ. Estábamos festejando la Navidad con ellos.

Emilio: ¿En serio? Mierda... Todos sabemos que Johnson es un criminal, pero meterse con la familia, que no tiene nada que ver... Malditos cobardes. ¿Y ustedes qué han hecho con este hombre? No tiene pinta de estar muy bien.

Santino: Es uno de los asesinos. Conducía la moto. El otro fue quien disparó, escapó saltando los muros de las casas.

Emilio: Hmmm... Bueno, dejémoslo así. La justicia por mano propia no está bien, pero... es cierto que no había ni un solo policía en todo el maldito barrio. En vez de vigilar se emborrachan. Ya los voy a limpiar a todos.

Clara: Mejor vamos a la casa. Están todos muy conmocionados, y no es para menos.

Emilio: Me parece bien. Agentes, cierren la zona, aseguren la moto y el cadáver. Sargento, acompáñeme a la casa. El resto quédense aquí.

La escena en la casa era de desolación. CJ seguía junto al cuerpo de Millie llorando sin parar. Junto a él estaban Rebecca y Max. Casey, incapaz de mantenerse en pie, se sentó en la mesa, enormemente conmocionado, era consolado por Constanza. Darío volaba de furia.

Darío: Malditos Ancelotti, voy a aplastarlos a todos. Animarse a atacarnos a tiros acá, en mi propia casa!! Los voy a aplastar como cucarachas!!!!

Emilio: Calma ese ánimo.

Darío: ¿Cómo quieres que me calme? ¿Acaso no ves lo que pasó?

Emilio: Lo veo, pero con esa conducta me voy a llevar a alguien a la comisaría.

Darío: Ah. No tengo nada que hablar con vos. Me voy adentro.

Darío entra a la mansión,

Capítulo 1: Buscando el camino

Berchem, Alderney, 12 de enero de 2016

Capítulo 2: Comisión de guerra

Berchem, Alderney, 5 de febrero de 2016

Capítulo 3: Una chica muy especial

Berchem, Alderney, 17 de febrero de 2016

Capítulo 4: Juguetes peligrosos

Berchem, Alderney, 22 de febrero de 2016

Capítulo 5: Un nuevo hogar

Berchem, Alderney, 1 de marzo de 2016

Capítulo 6: Estadía poco agradable

Alderney City, Alderney, 3 de marzo de 2016

Capítulo 7: De vuelta a las pistas

Centro Penitenciario Alderney, Alderney, 22 de agosto de 2016

Capítulo 8: No es ningún Santino

Alderney City, Alderney, 29 de agosto de 2016

Capítulo 9: La cacería de Holanda Norte

Alderney City, Alderney, 6 de septiembre de 2016

Capítulo 10: Cazando a los cazadores

Alderney City, Alderney, 12 de septiembre de 2016

Capítulo 11: Justicia por mano propia

Alderney City, Alderney, 15 de septiembre de 2016

Capítulo 12: Un trato perdido

Alderney City, Alderney, 18 de septiembre de 2016

Capítulo 13: Motos fundidas

Middle Park, Algonquin, 22 de septiembre de 2016

Capítulo 14: Decisiones dolorosas

Berchem, Alderney, 24 de septiembre de 2016

Capítulo 15: El enemigo inesperado

Pequeña Italia, Algonquin, 24 de septiembre de 2016

Epílogo: Una nueva familia

Westdyke, Alderney, 25 de septiembre de 2016

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar