FANDOM


Capitulo 1

10 minutos antes

Habíamos llegado a Liberty City otra vez. Era glorioso sobrevivir a un ataque zombie.

Nicko: Siganme, vamos a mi casa.

Robé un Infernus y entró Román conmigo, Carl y Tommy robaron una moto.

Luego, llegamos a mi casa en Broker.

Carl: Esto es una casa de verdad, pero nada que ver con la de Madd Dogg.

Nicko: Eh... bueno, entren.

Ellos entraron pero yo me quedé afuera. Vi algo que me sobresaltó: ¡Un zombie! ¡Estaba mordiendo a la gente! Sin dudarlo, entré, cogí 2 granadas de mi casa y se las tiré, ahora eran tres. Murieron, pero por las dudas cogí mi AK-47 que tenía.

Nicko: Arriba tengo 3 pistolas, agárrenlas y salgan ¡YA!

Salimos todos y nos asombramos, la gente estaba corriendo y se acercaban al menos diez zombies a nosotros. Disparamos y los matamos, pero a Carl se le acabó la munición.

Carl: ¡Mierda! ¿Que hago ahora?

De repente, alguien le tiró una escopeta. Lo miramos. Era alto, rubio y llevaba una pistola en la mano.

Hombre: Hola. Mi nombre es León Scott Kennedy.

Nicko: Luego nos presentamos, ahora ¡matenlos!

Habíamos matado a mas de 30 ya, pero cada vez había mas. León hizo algo que yo no me había imaginado: Saltó hacia un zombie, le pegó una patada en la cara ¡y le sacó la cabeza!

Nicko: ¡Eres el mejor! ¿Como lo has hecho?

León: Estoy buscando a la hija del presidente, Ashley Grammar. Está escondida en su universidad. Luego nos veremos.

Nos dijo eso y se fue. Seguimos disparando hasta que nos quedamos sin balas. Habíamos matado como a 70, y salimos corriendo. Entramos a un edificio, era la universidad que buscaba León. Era una mala idea, pensé, porque si nos atacaban los zombies no teníamos nada. De la nada, apareció León con una chica en brazos.


Capitulo 2

León: ¿Que hacen aquí?

Nos encogimos de hombros

León: No importa, ¿tienen armas al menos?

Carl: No. Se nos acabaron las balas.

Se escuchó un ruido en la puerta que interrumpió nuestro dialogo.

León: Ustedes se quedan aquí. Si son zombies, no tienen oportunidad.

Tommy: ¡Tu tampoco, solamente tienes una pistola!

León: Si, y también unos cuantos trucos.

Luego de decir eso, dejó a una chica alta y rubia en el suelo y fue a ver que pasaba. Luego se escucharon unos diez tiros, luego silencio y gruñidos. Me acerqué a ver y León había matado a diez zombies ¡el solo con una pistola! Acabó de matarlos y vino para donde estábamos nosotros.

León: Están por aquí. Tenemos que salir. Tu, lleva a la chica.

Señalo a Sweet. El levantó a la chica y noté que le pesaba pero igual caminó con ella.

León: Está dormida. El presidente me ordenó que la narcotice para que no vea a los zombies.

Carl: Que estupidez.

León: Lo se, pero el presidente me lo ordenó.

Carl: Eso también es una estupidez.

Dijo eso y empezamos a correr. Sweet iba atrás de todo porque le costaba correr. Yo iba adelante de Sweet, León me había dado su pistola y me había dicho que lo proteja.

León: ¡Vamos! ¡Es por aquí! ¡Aquí hay un helicóptero!

Llegamos corriendo a donde había un helicóptero. Se subió León, luego Carl, luego yo, luego Sweet subió a la chica y luego intentó subir el, pero un zombie lo atrapó.

Sweet: ¡Ayuda!

Lo agarré de una mano, y el helicóptero empezó a volar.

Carl: ¿Que mierda haces? ¡Baja el puto helicóptero!

León: Lo siento, no puedo. Tenemos que irnos.

Yo no lo podía sujetar mas: Un zombie estaba volando desgarrándole la piel, y el gritaba. Entonces, el helicóptero se movió y solté a Sweet. Cayó. Cayó junto con el zombie, gritando.

Carl: Nicko... eres... LO HAS SOLTADO. ¡LO HAS SOLTADO HIJO DE PUTA!

Nicko: ¡MIERDA! ¡LEÓN CABRÓN!

León: No fue mi culpa, cállense o van a despertar a la chica.

Carl: ¡ME IMPORTA UNA MIERDA! ¡POR TU CULPA MI HERMANO ESTA MUERTA HIJO DE PUTA!

León: ¡CÁLLATE DE UNA VEZ! ¡QUE NO VES QUE TE QUIERO SALVAR LA VIDA! ¡SI NO FUERA POR MI, ESTARÍAS CON TU HERMANO!

Carl: Pr... prefiero estar... con... mi hermano que con un hijo de puta.

Miré para abajo. Sweet había desaparecido entre las nubes.

Tommy: Pobre tío.

Carl: Era el hombre mas hombre del mundo. No había nadie como el.

León: En serio, lo siento.

Tommy: ¿A donde vamos?

León: Nos dirigimos a Carcer City.

Nicko: Pero ahí... ahí solo viven pandilleros.

León: ¿Que prefieres, zombies o pandilleros?

Nicko: Prefiero volver a la normalidad.

León: Si, yo también. Pero eso es imposible.

Estuvimos diez minutos en helicóptero y luego de un rato llegamos. Era un lugar deshabitado, con un montón de pandilleros en todas partes, y casi en el mar, un rascacielos.

León: Voy a aterrizar. Ahí vive el presidente y algunos sobrevivientes. Hoy se irá en un avión a Vice City, pero estaba esperando a su hija y a mi. Pero si quieren pueden viajar también.

Tommy: ¿A Vice City?

León: Si.

Tommy: Si, nosotros vamos. No soporto un minuto mas en este infierno.


Capitulo 3

Llegamos y bajamos. No había ninguna protección para entrar, nada mas abrimos la puerta. Entramos, León con Ashley. Llamó al presidente y llegó de inmediato.

Presidente: ¡León! ¡Muchas gracias! ¿Con que te pago?

León: Solo quiero que le des armas a mis amigos y que vayan con nosotros.

El presidente nos miró. Me miró a mi y me reconoció.

Presidente: León. Ese hombre es Nicko Bellic. Es el mayor criminal de todo Liberty City. Mire: También está Tommy Vercetti y Carl Johnson. Son asesinos, León. No traje a los pandilleros de aquí afuera. No saben nada de los zombies. No quiero mas delitos.

León: Pero, si aquí están Toni Cipriani y Claude Speed, también esta Luis Lopez.

Presidente: Está bien. No creo que hagan mas delitos. ¡Richard!

El presidente llamó a un hombre y le pidió que traiga armas. Primero me dio un cuchillo y una desert eagle para mi. A Carl le dio un bate de Beisbol y un MP5, a Tommy una SPAS 12 y a León una M4 y 6 granadas. También trajo un lanzacohetes y 2 misiles, que los puso en una maleta gigante y los guardo en un Dodo que estaba cerca de aquí.

Presidente. Nos iremos en esos aviones. Hay mas afuera. Es difícil manejarlos, pero tenemos a los mejores pilotos de Liberty City.

Carl: ¿Puede llevarme con Toni Cipriani?

Presidente: Está bien. Es extraño, no me has asesinado.

Carl: Eso es porque mi trabajo es matar. Pero no a cualquiera.

Presidente: No importa. ¡Richard! ¡Ven y llevalos con Toni Cipriani!

Apareció el mismo hombre que nos dio las armas y nos llevó hasta donde estaba Toni .Estaba comiendo en una taburete y una mesa. Tenía una pistola en la mesa. Nos miró, dejó de comer y vino a saludarnos, muy impresionado.

Toni: ¿Nicko? ¡Carl!

Nicko: Cuanto tiempo tío.

Le estreché la mano.

Carl: Anda tío, estás bien.

El también le estrechó la mano.

Toni: ¿Como van?

Carl: Mal, acaba de morir mi hermano.

Toni: ¿Sweet? Pobre tío, ¿como murió?

Tommy: Cayó de un helicóptero, un zombie le cogió la pierna.

Toni: Hmmmm... ¿Tu eres Tommy Vercetti verdad? He oído hablar de ti mucho.

Tommy: Digo lo mismo.

Toni: Vengan, por aquí está Claude.

Nicko: ¿La serpiente sin lengua? Cool.


Capitulo 4

Caminamos por un pasillo y llegamos a donde estaba Claude. Hizo una sonrisa y me abrazó.

Nicko: Cuanto tiempo.

Toni: Bueno, gracias chicos. En media hora nos vamos, ¿ustedes también se van verdad?

Carl: Si, pero tal vez mi hermano siga vivo.

Tommy: ¡Que dices! ¡Pero si cayó de doscientos metros de altura!

Carl: Tal vez cayó arriba de un zombie y sobrevivió.

Nicko: Bueno, es muy poco probable. Igual, si hubiera pasado eso, se convertirá en un zombie dentro de poco.

Carl: Tienes razón. Tendré que olvidar a mi hermano. ¡HACE DOS AÑOS PERDÍ A MI HERMANA Y A UNO DE MIS MEJORES AMIGOS POR UN AVIÓN QUE EXPLOTÓ, Y AHORA PIERDO A MI HERMANA!

Nicko: Tranquilízate.

Le puse la mano en la espalda.

Tommy: Yo olvidé a muchos amigos. Así es la vida criminal. Yo perdí a muchos, créeme.

Vino León.

León: Hola a todos, chicos, nos vamos a Vice City en 5 minutos.

Toni: Te seguimos.

Lo seguimos y entramos a un avión. Habían 10 personas ademas de nosotros: Estaba el presidente, León, la hija y 5 ciudadanos afortunados. Ademas, había un piloto y un co-piloto.

Piloto: Señor presidente. Estamos saliendo.

Empezamos a andar, y un poco de rato después, a volar. Vi que había zombies, y que los pandilleros que quedaban estaban, en vano, tratando de exterminarlos. Uno miró para arriba y nos tiro un tiro de pistola, pero no nos hizo absolutamente nada.

Cada vez había menos pandilleros y mas zombies. Pero, un pandillero tenía un lanzacohetes. Con el dedo del medio nos señalo, agarró el lanzacohetes que estaba en el suelo y nos disparó. Nos dio, y empezamos a caer.


Capitulo 5

Caímos y chocamos. El avión se estrelló. Si hubiera sido mas altura, todos habríamos muerto todos. Pero era poca altura.

Me desmayé, y desperté un rato después. Estaba la cabeza del presidente al lado mio. El piloto y el co-piloto estaban muertos, y los ciudadanos también. Quedábamos León, Carl, Tommy, yo, y la hija del presidente.

León despertó y observó la cabeza del presidente.

León: ¡Mierda! ¡Mierda, mierda, mierda!

Nicko: Dios.

Carl y Tommy despertaron, pero Ashley seguía desmayada.

Tommy: ¡Hay! ¿Que ha pasado?

Carl: Creo... creo que hemos chocado.

Nicko: ¿Y los demás?

Carl: Creo que están muertos.

Nicko: ¡Maldita sea!

Me paré y observé alrededor. No había nadie. Era probable que abajo del avión esté un pandillero o un zombie, pero era imposible comprobarlo.

Nicko: ¿Quien tiene algún arma?

León: Yo llevo mi pistola y aquí hay una Desert Eagle.

Carl: Aquí hay una M4.

Tommy: Yo vi una granada aquí. ¡Ahí está!

Nicko: Bueno, yo llevo la Desert Eagle. Carl la M4 y Tommy la granada.

León: Yo puedo llevar la granada, no necesito armas. Puedo matar a 5 o 6 a patadas.

Tommy: Está bien, toma.

Tommy le dio la granada y León le dio a Tommy la pistola.

Nicko: ¿A donde vamos?

León: Por la derecha había zombies, pero por la izquierda está el mar. Son 500 kilómetros por mar.

Nicko: Yo no llego ni a 10.

León: Vamos por adelante. Si seguimos estará Algonquin.

Nicko: Vamos, podemos ir a la isla de la felicidad. Pero eso nos llevará hasta mañana si no cogemos algo.

León: Podemos coger un coche, no quedan muchos pero bueno, algo es algo.

Carl: Ojalá estuviera Sweet.

Tommy: Bueno Carl, olvídalo de una vez.

Nuestra charla la interrumpió un zombie. Vinieron mas. Mas. Mas. Mas. Mas. Mas.

Carl: ¡Disparen!

Empezamos a disparar y León a revolear patadas. Un zombie lo agarró y estaba a punto de morderlo, pero el le voló la cabeza de una patada.

El había matado como a 10, Carl a 5, Tommy a 2 y yo a 3.

León: ¡Disparen a la cabeza idiotas!

Nos dimos cuenta que a la cabeza lo matabas con menos tiros, 2 o 3.

Pasamos cinco minutos disparando. A Tommy se le acabó la munición. León agarró la pistola y le puso 10 balas y le dio 100 balas de recarga.

Tommy: ¡Cool!

Matamos como 100 zombies hasta que no había mas.

León: Avancemos rápido, o llegarán mas zombies. Tu, dame la pistola.

Le arrancó de la mano la pistola a Tommy y le sacó las balas de recarga. Luego le dio la granada.

León: El mas valiente es el mejor. Yo voy adelante.

Llegamos a Bohan, matamos a cinco zombies mas y vimos un coche Sultan. Estaba con las puertas abiertas. ¡Y hasta las llaves estaban puestas! Matamos a un zombie y entramos. León manejaba, yo me puse co-piloto y Sweet, Carl y Ashley atrás. Ella seguía desmayada. Parecía muerta, pero respiraba.

Por el camino atropellamos a diez zombies. León hizo Drive-by y con un tiro mató a ¡2 ZOMBIES! Era la persona mas experta en armas del mundo, según yo. El tiro atravesó la cabeza de un zombie y luego de otro.

Carl: ¿Cómo hiciste eso?

León: Mucha practica.

Llegamos a Algonquin. Tommy tiró la granada y mató a los 10 zombies que había ahí.

León: Gran logro, pero te lo hubieras guardado, yo los atropello.

Estacionamos y bajamos. Empezamos a nadar rumbo a la isla de la felicidad. Los zombies no saben nadar, creo yo.


Capitulo 6

Estuvimos media hora aproximadamente nadando, no podía mas. Encima, tenía que llevar a Tommy, el no sabía nadar. También llevaba la Desert Eagle y cada rato sentía que me iba a caer, pero al fin divisamos tierra.

León: ¡Vamos! ¡Es ahí!

León llevaba a Ashley y a la pistola, no era tanto peso. Yo llevaba a un hombre de 38 años.

Llegamos y me acosté en el suelo. Tommy se paró.

Tommy: Voy a subir a la estatua, creo que algo se puede ver.

León: Deja, voy yo.

León dejó a la chica en el suelo. Dormía mucho, pero se despertó cuando León subió a la estatua.

Ashley: ¿Que... que hago aquí?

La miré.

Ashley gritó y salió corriendo.

Ashley: ¡Papá! ¡Papá! ¡Ese me quiere matar!

Nicko: ¡Espera! ¡No quiero hacerte nada!

León empezó a bajar de la estatua y vio que se había despertado.

León: Maldita sea, ¡Ashley! ¡ Mírame! ¡Estás bien, no te pasará nada! ¡Estoy aquí!

Ashley: ¡León!

Fue corriendo hacía donde estaba León y lo abrazó.

Ashley: León, ese es el mayor criminal de Liberty City.

León: Lo se, pero es amigo mio, no te va a hacer nada, no te preocupes.


Capitulo 7

2 horas después

Ashley ya no me tenía miedo. Ahora me hablaba, me contaba cosas sobre su vida. León intentaba comunicarse con Vice City. Carl estaba arriba de la estatua de la felicidad y Tommy estaba acostado al lado del agua.

Ashley: Bueno, ya te he contado mucho de ti. Ahora cuéntame algo tu.

Nicko: Bueno, yo estuve en la guerra... pero por un traidor perdimos, así que tuve que ganarme la vida traficando personas. Pero un barco lleno de personas se hundió, así que me fui a vivir con mi hermano. Espera... ¡ROMÁN! ¡MIERDA! ¡MIIIIERDAAAAAAAAAAAA!

León: ¿Que pasa?

Nicko: Mi hermano, mi hermano, mi hermano, mi hermano, no lo vi desde que llegamos a Liberty City. Lo había olvidado. No puedo olvidar a mi hermano.

León: ¿Tu hermano?

Nicko: A ver... está en mi casa. Está en Broker. Tengo que ir a buscarlo.

Ashley: ¡No! ¡No vayas!

Nicko: Lo siento. Me voy. Solo necesito un arma.

León: Tranquilo. Yo iré contigo. Coge la Desert Eagle y vamos.

Agarré la Desert Eagle, le dije adiós a Carl y a Tommy y nos metimos al mar. Nadábamos mas rápido, habíamos descansado y no teníamos tanto peso encima. A los 10 minutos llegamos. Estaba todo destruido.

León: A ver, estamos en Algonquin. Vamos a Broker.

Encontramos una moto, subimos y empezamos a andar. Yo manejaba.

Nunca en mi vida había tenido tanto miedo. Llegamos a mi casa, y no había ningún zombie en el camino. Entramos.

León: ¿Seguro que es aquí?

Nicko: Si.

Se escuchó un gruñido. Me acerqué y vi a Román. Se acercaba a nosotros.

Nicko: ¿Román? ¡Ro...!

Hizo un gruñido y empezó a correr hacia mi. Sin dudarlo, León le dio un tiro en la cabeza y cayó.

Nicko: ¿Estás loco? HIJO DE PUTA.

Lo apunté con la Desert Eagle.

León: Tranquilo... tranquilo, te iba a matar. Era un zombie. No podías hacer nada.

El intentó bajarme el arma, pero yo me resistí.

Nicko: ¡Hijo de puta! ¡Vas a pagar cabrón!

León: Tranquilo hombre...

Nicko: ¡Y una mierda!

No lo dudé ni un segundo. Le disparé en la cabeza. Cayó.

Me quedé callado por lo que acababa de hacer y me largué a llorar. Agarré la pistola de León y me fui. Ya se los había dicho antes. Es cruel la vida real. No es como en las películas, en donde no muere nadie, y si muere, por un milagro revive.

Agarré la moto que estaba afuera y me fui a Algonquin. Luego llegué al mar y empecé a nadar.


Capitulo 8

Llegué a la estatua en 10 minutos.

Cuando llegué, Ashley me saludó.

Ashley: ¿Y León?

Nicko: Ehm... esto... un zombie... lo ha mordido. Estábamos entrando a mi casa, y había un hombre que lo mordió. Yo me pude escapar y sacarle la pistola, pero el no pudo.

Ashley se echó a llorar. Odiaba mentirle, pero... no se, por algo le mentí.

Tommy se levantó del suelo.

Tommy: Pobre hombre. Era bueno.

Carl gritó algo.

Carl: ¡Se viene un helicóptero! ¡Parece ser militar!

Alzamos las manos y el helicóptero aterrizó. De ahí salió un hombre.

Hombre del helicóptero: Hola a todos. Vengan, es un buen lugar la isla esta eh, buena idea tuvieron.

Nos subimos los 3 y luego bajó Carl y subió.

Hombre del helicóptero: Me llamo Jonnathan Klebitz.

Nicko: Guau. Yo te conozco.

Se subió Johnny y empezamos a volar.

Johnny: Ahora vamos a descender en Carcer City. Ahí hay un Jumbo en el que viajaremos nosotros 5. Me mandaron a buscar a la hija del presidente, aunque se cree que murió con el en el avión.

Ashley: ¡Mi padre! ¿El está muerto?

Johnny se giró y se dio cuenta de que ella era la que buscaba.

Johnny: Si. Lo siento por decírtelo. También buscó a León Scott Keneddy.

Carl: Está muerto. Lo mataron los zombies.

Tuve ganas de decir la verdad, pero me mantuve callado.

Tommy: Estábamos en el avión Dodo con el presidente y otras personas. Estaba León y Ashley con nosotros. Era un Dodo mas grande de lo normal y por eso entrabamos. Luego un pandillero nos tiro un misil y nos destruyó el avión, así que caímos. Murieron todos excepto León, Nicko, Carl, Ashley y yo.

Johnny: Mmhh. Veo, osea, que estaban en Carcer City. Cuéntenme que pasó cuando cayeron.

Tommy: Bueno, decidimos ir a la isla de la felicidad.

Tommy le contó toda la historia hasta que llegamos.

Johnny: Muy interesante. Bueno, bajen que estamos a punto de despegar.

Bajamos y subimos al avión. Era el mas grande que vi en mi vida. Vino un hombre elegante y saludó a Ashley.

Hombre elegante: ¿Ashley? ¡Estas viva!

Y la abrazó.

Hombre elegante: Soy Robert Port, el mejor amigo de tu padre, ¿lo recuerdas?

Ashley: Ah, si...

Robert se llevó a Ashley y nos quedamos solos. Nos sentamos. Y nos fuimos, lejos, a Vice City, a comenzar una nueva vida.

Continuara

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar