FANDOM




AVISO

Este es un Remake de la historia creada por mi, GTA Zombie. No hace falta haberla visto para entender esta.


Introducción

NikoBellic-GTAIV

Este soy yo, Niko Bellic.

Esta es una historia real. Lo estoy escribiendo ahora mismo. Voy a morir: lo se. Pero quiero saber si hay alguien con vida. Si lo hay y lee esto, sabrá que la vida mundial se acaba.


Capítulo 1: El inicio de todo

Estaba en vacaciones en San Andreas, en la casa de Carl, con el y Sweet, mirando The Walking dead, cuando un anuncio me sobresaltó.

Periodista: Queridos televidentes, me acaban de informar que en un laboratorio secreto hay armas ilegales. La policía está entrando ahí y hay varios refuerzos militares fuera. Esto está pasando en el estado de San Andreas, Los Santos, Vinewood. Lamentamos interrumpir el programa.

Niko: Wow, es cerca de aquí.

Carl: Si, pero debe estar la mitad de la policía de Los Santos ahí. Quien sabe que habrá dentro.

Niko: Ah... chicos, me tengo que ir.

Sweet: ¿A donde? ¿A Liberty City?

Niko: No, me alquilé un departamento cerca de aquí. Mañana vamos a algún lado.

Cogí mi Infernus y me fui a mi departamento cerca de la playa.
Infernus GTA IV

Este es el Infernus que tenía... digo, que robé en Liberty City.

Cuando llegué, me acosté y me dormí muy rápido, ya que estaba cansado.

Piso franco

La casa en Verona Beach que me alquilé.

Capítulo 2: ¿Quienes son estas personas?

Me desperté con un fuerte ruido. Así que salí afuera a ver que pasaba y miré a otro departamento del edificio. Había un hombre comiendo carne. Miré para todos lados y vi a un hombre que le faltaba piel, y con sangre por todas partes. Me miró y empezó a caminar hacia mi. Entré a mi casa y agarré una pistola 9mm. Le apunté.

Niko: ¡Quieto!

Se siguió moviendo.

Niko: ¡Quieto o disparo!

Se siguió moviendo.

Disparé en el pecho. Siguió caminando.

Niko: ¿Que mierda?

Disparé. Siguió. Disparé. Siguió. Disparé. Siguió. Disparé... murió...

Pensé que era muy raro ese hombre, debía tener chaleco, aún que salia sangre cada vez que disparaba.

Pero mientras pensaba, no me di cuenta de que aparecieron otros mas.

Miré a todos lados, y me estaban rodeando. Así que entré a mi casa. Prendí la radio, para saber que pasaba. Escuché a unos hombres hablar de Zombies y cosas así. Yo no creía en eso, pero por las dudas agarré mi maletín y una bolsa grande. Metí en el maletín la pistola, un rifle semiautomático PSG-1, una escopeta de corredora, un cuchillo, una Desert Eagle, una MP5, una M4 y dos granadas. Con el maletín en la bolsa, la bolsa en mi hombro (colgada) y una escopeta en la mano, salí.

Cuando salí vi a unos diez viniendo. Pero decidí guardar la escopeta y saqué la MP5. Disparé a varios, para que me dejaran pasar a mi Infernus. Entré y salí conduciendo.

Zombie de GTA iv

Este es el zombie que me encontré, el primero


Capítulo 3: Hay que escaparse

Llegué a la casa de Carl. Deje en el coche el maletín, solo me llevé la Desert Eagle. Carl estaba con Sweet, disparando. El con la escopeta y Sweet con dos Tec-9 (una en cada mano).

Yo empecé a disparar con la Desert Eagle. Los zombies entraban por todas partes. Por la puerta, por las ventanas... por todos lados.

Carl: ¡Suban!

Subimos las escaleras y nos escondimos en el ropero.

Carl (Susurrando): Tengo un plan. Aquí hay una motosierra. Yo la manejo y voy matando a esos... no se que son. Los distraigo. Ustedes aprovechan, y se van en el coche de Sweet.

Niko (Susurrando): No. Primero, no te dejaremos. Segundo, nos vamos en mi coche, el Infernus, porque además tengo un maletín lleno de armas.

Carl (Susurrando): Está bien. Yo voy adelante con la motosierra y ustedes me siguen de atrás. Subimos al Infernus y vamos al Ammu Nation, con Jack. Es un amigo mio, además tiene las mejores armas.

Eso hicimos, pero poco después...

Muchos zombies

¡Nos atacaban los zombies! ¡Ni en el coche podíamos avanzar!

Llegamos cerca de la playa, por donde me había alquilado. Unos centenares de zombies, como pueden ver en la imagen...

Así que sacamos las armas y empezamos a disparar. Unos cuantos murieron, pero otros pudieron bajar la velocidad del coche, ya que Sweet aceleraba, pero los zombies lo paraban, porque eran muchos.

Niko: ¡Carl, bajemos e intentemos matar a estos malditos!

Le di una M4 y me quedé con una escopeta.

Bajamos y vimos cientos. Matamos a los de adelante y Sweet pudo avanzar. Al fin el terreno libre y subimos. No hubo muchas complicaciones hasta que llegamos al Ammu Nation.

Carl: ¡Rápido, entremos!

Entramos. Apenas entramos un hombre sin pelo nos apuntó con una escopeta. Al ver que no eramos zombies, nos sacó el arma de la cabeza.

Hombre: Oh, perdón, creí que eran caminantes. Mi nombre es Victor Vance.

Niko: Yo soy Niko Bellic.

Carl: Carl Johnson.

Sweet: El hermano de Carl, Sweet.

Victor: Ok. Ahora vamos a trabajar juntos, ¿ok? ¿Ya están enterados de la situación?

Niko: No exactamente.

Victor: Está bien. Son Zombies, que encontraron en un laboratorio de Vinewood.

Sweet: ¿Eso me dices? ¡No me lo creo ni yo! ¿Zombies? Caníbales, puede ser, pero... ¿zombies? No se que dices.

Niko: Yo no se que decir. Estos son miles, y no mueren de un tiro de escopeta en el pecho. Eso es imposible.

Victor: Exacto. Tu amigo piensa. Si no me crees, deja que te muerdan y espera un rato. Morirás y luego volverás a la vida.

Carl: Ahora le creo. No se tu Sweet.

Victor: Bueno, bueno, bueno. A ver. Díganme que armas tienen.

Le mostré mi maletín y lo que llevaba dentro.

Victor: Bien. ¿Quien mas?

Carl: Yo tengo una M4 y Sweet una MP5.

Victor: Bien. Aquí yo tengo una 9mm y una escopeta recortada. Pero aquí en el Ammu Nation tenemos de todo.


Capítulo 4: ¿A donde vamos?

Victor: Ok. Tenemos que decidir a donde vamos y que armas llevamos.

Carl: Podríamos ir a San Fierro. Es la ciudad con mas policías y podríamos alertarlos.

Niko: Digo lo mismo que Carl.

Sweet: Exactamente.

Victor: Ok. Ahora. Afuera hay una moto y tu coche. En la moto entran 2 y en el coche 2, así que vamos yo y Carl en la moto y Niko y Sweet en el coche. Las armas. Yo llevaré una 9mm en el bolsillo y una Desert Eagle en el otro. Carl guardará el maletín de Niko y tendrá una M4. Niko llevará otro maletín con una pistola, una escopeta recortada, tres granadas y un cuchillo. Sweet llevará ese maletín, ya que Niko maneja.

Sweet: Buena idea. ¡Marchando!

Salimos todos y entramos al coche y a la moto, respectivamente. Andamos por horas, hasta que al fin llegamos a San Fierro.

La gente caminaba tranquilamente, hasta que vimos a un hombre rubio y alto, disparando ¡zombies!

Nos unimos a el y disparamos con todas las armas, pero los zombies no dejaban de venir.

Capítulo 5: Escapándose

Cuando habíamos matado a unos 50, el hombre nos dijo que le siguiéramos.

Hombre: Me llamo León. Si me ayudan a rescatar a alguien, podrán salir de aquí.

Niko: ¿A quien?

León: Se llama Ashley Graham. Está en su universidad. Cuando llegaron los zombies quedó atrapada. Es la hija del presidente.

Carl: ¡Wow!

León: ¡Vamos! Ustedes búsquenla en su universidad, yo les cubro la espalda.

Fuimos todos y la encontramos. Rápidamente, León la narcotizó.

León: Es para que no vea a los zombies.

Nos fuimos corriendo, Carl llevaba a Ashley y yo lo protegía. Llegamos a un coche y León manejó. Llegamos a el aeropuerto. Un hombre abrazó a Ashley y se la llevó en un avión. Nosotros fuimos en helicóptero hasta Las Venturas.


Capítulo 6: A sus ordenes

NOTA: A partir de este capítulo, la historia cambia bastante con respecto a la original.

Area 51 SA

Este fue el lugar a donde fuimos. Había una puerta casi indestructible que llevaba a un laboratorio.

Cuando llegábamos, había varios aviones y un helicóptero. Pero afuera de el umbral había cientos, miles de zombies. Golpeaban el umbral, pero este era muy resistente. Cuando lo consigan romper, seguramente ya estaríamos en otro lugar, mas seguros.

Poco después de llegar, León llamó a todos.

León se subió a una mesa grande y alta, y habló.

León: Hola a todos. Se que están preocupados. Yo les daré toda la información necesaria. Para empezar, el presidente y su hija están a salvo, en Vice City. Luego: Serán evacuados mañana por la mañana, pero necesito una cosa: Los zombies van a entrar en doce o trece horas. Necesitamos tiempo para organizar la salida y algunas personas se irán. Las que van a matar zombies, se quedarán un rato mas y luego nos iremos. Levante la mano quien va a luchar con nosotros. La recompensa si sobrevive, es el viaje a Liberty City o Vice City, y 500000$ dolares.

Unas ocho personas levantaron la mano, luego Carl, Sweet, Victor y yo.

León: ¿Doce? Ok, somos cincuenta y seis, porque tenemos varios militares y yo los ayudaré. Bueno, los que tengan armas que las dejen aquí.

Agarró unas cajas grandes y nos dijo a todos que pusiéramos armas y balas.

León: Los que no van a hacer el servicio, váyanse.

Se fueron casi todos, pero nos quedamos los que habíamos levantado la mano y los militares.

León: Antes tengo que decirles algunas cosas. Primero. Esto no es necesario, pero si importante: Cada disparo atrae a los caminantes, por el sonido. Segundo: A la cabeza, será mas fácil de matarlos. Tercero: Las armas mas potentes no son necesarias. Con dos tiros de pistola en la cabeza, matas a un zombie. Con uno de escopeta, también, pero gastarás munición valiosa, y yo no cago munición.

Varias personas se rieron.

León: Cuarto y último: Estarán un rato protegiendo, mientras preparamos los aviones. Ahora, pueden esperar o comer algo.


Capítulo 7: ¡A disparar se ha dicho!

Los sobrevivientes se habían ido, excepto los que habíamos dicho que nos quedábamos a matar a algunos. Los grupos eran 7. Nosotros estábamos en uno con León, otro hombre musculoso y amigo de León llamado Chris, seis militares y tres personas. Yo tenía una magnum en el bolsillo y una AK-47 en la mano. Victor una .357 y una granada. Sweet y Carl una MP5 cada uno, los militares M4, León un cuchillo en el bolsillo y una pistola, y Chris un machete en el bolsillo y una escopeta recortada. Los demás llevaban todos Skorpion.

Cerca de nosotros, una cerca se rompió. Nos acercamos y empezamos a disparar. Dos grupos se unieron, y los otros se pusieron a proteger otro umbral que había sido destruido. Chris agarró el machete y le dio en la cabeza a un zombie y lo mató. Luego agarró el machete devuelta y se lo guardó. León pateó en la cabeza a un zombie y Chris le hizo un gancho que lo hizo volar a cinco metros, y el zombie murió.

Victor: ¡Ojala pudiera hacer eso!

Chris: ¡León, quédate aquí, voy con los otros grupos!

Chris se fue y nosotros nos quedamos disparando. Íbamos retrocediendo, ya que los zombies eran cada vez mas. Nos unimos a los otros grupos. De un edificio, un hombre tiró un bazookazo y mató a unos veinte, sin hacer daño a ninguno. Chris vio un caño tirado en el suelo, lo agarró y le pegó con todo a un zombie, arrancándole media cara y luego con el machete le cortó la cabeza.

Chris: ¡Zas!

Estuvimos matando largo rato. A varias personas se les acabaron las balas y murieron. Eramos unos 20, y pensar que antes eramos cincuenta y seis.

Un zombie saltó y agarró a Victor.

Victor: ¡Agghh!!

El zombie le mordió el cuello y lo mató. Le sacó las tripas.

Sweet: ¡No! ¡Victor!

Carl: ¡Victor! ¡Mierda!

Niko: ¡Muere!

Al zombie le disparé todo un cargador y se me acabaron las balas. Así que tiré mi arma y agarré la de Victor. y me la guardé. Me importaba una mierda lo que había dicho León de guardar las balas. Disparé con la magnum que yo tenía a cualquier lado, sin importar si mataba o no a los zombies. Me di cuenta de lo que estaba haciendo, guardé mi Magnum casi sin balas y disparé bien con la .357 de Victor.

Un hombre gritó por un audífono: Decía que estábamos bien, que corran al avión mas cercano. Corrimos todos y nos subimos. Solo quedábamos diez personas: Sweet, Carl, León, Chris, dos militares, tres personas y yo. Nos subimos los diez al avión y nos fuimos a Liberty City.


Capítulo 8: ¡Mierda!

Cuando estábamos volando en San Fierro, empezó a llover. Miré abajo. No se veía mucho, pero apenas se veían zombies, aunque miles, caminando por la calle.

Pero lo peor llegó. Cuando estábamos en Los Santos, un rayo cayó en un ala del avión y empezamos a caer.

Niko: ¡Ahhhhh!

Caímos. Pero nos salvamos, porque justo antes de chocar, el piloto hizo una maniobra y aterrizamos mas fácil, pero igualmente fatal para algunos. Yo me desmayé. Desperté unos minutos mas tarde. Sweet, Carl, León y Chris estaban mirándome, viendo si despertaba.

Carl: Se despertó.

Miré para todos lados y me levanté.

Niko: ¿Donde estamos?

Chris: En Ganton, en Los Santos.

Niko: Mierda... ¿que vamos a hacer?

León: Supongo que avanzar. Tenemos que llegar al aeropuerto. Ahí no creo que hayan entrado.

Carl: Es verdad, es muy resistente ese umbral.

Chris: Bueno, a ver. ¿Que armas tenemos?

Niko: Yo tengo una magnum con tres balas y una .357 de 8 balas con cinco balas y tres cargadores.

Carl: Yo mi MP5 con cinco cargadores.

Sweet: Yo mi MP5 también, pero con dos cargadores y uno puesto en la MP5.

León: Bien, yo una pistola con ocho cargadores y el cuchillo.

Chris: Yo una pistola con diez cargadores. Avancemos.


Capítulo 9: Al aeropuerto

Se despertaron mas personas. Dos militares y tres personas vinieron con nosotros. Los otros ocho se quedaron ahí, intentando contactar con alguien por una radio.

Nos fuimos todos. Chris tenía su pistola, León su pistola y su cuchillo, yo mi Magnum con 7 balas (un hombre encontró algunas balas y me las dio) y una .357 de Victor. Sweet y Carl su MP5 cada uno, y los otros escopetas que les sacaron a los militares y personas muertas.

León y Zombies en gta sa

¡Los zombies aparecen!

Cuando caminábamos cerca de un gimnasio, apareció una horda de zombies. León se acercó a uno y le cortó la cabeza con el cuchillo, a otro le pateó la cara y lo tiró al piso. Chris le pegó en la cara a un zombie, dejándolo aturdido, para mas tarde tirarlo y pisarle la cabeza hasta romperla. Los dos debían de tener mucho entrenamiento.

Pero cada vez venían mas, así que nos escapamos y encontramos un coche Bullet, una moto Freeway y una Bobcat. En el Bullet se subió León y Chris, mientras que en el Bobcat manejaba yo, Carl de Co-piloto, y en la parte de afuera, estaban Sweet y tres personas mas. En la moto iban dos militares, el de atrás protegía.

Llegamos al aeropuerto en cuestión de minutos. El area estaba superpoblada de zombies, pero solo afuera, así que nos subimos arriba de los coches y saltamos la baranda. Cuando estuvimos adentro de un avión, Chris preguntó:

Chris: ¿Alguien sabe manejar aviones?

Carl: Eh... yo tomé algunas clases, pero no se bien como aterrizo.

León: Está bien, eso no importa. Hay suficiente combustible como para llegar a Vice City.

Carl se puso en piloto y empezó a volar.


Capítulo 10: ¡A Vice City!

Unas horas mas tarde

Llegábamos a Vice City. Aterrizamos y empezamos una vida nueva.

Vivía con Carl, Sweet y un nuevo amigo llamado Tommás Vercetti en una mansión gigante. A León y a Chris los veía seguidos, y nosotros dejamos de ser ladrones para ser policías. Pero un día, pasó lo que tenía que pasar.

2 meses después...

Estaba en la comisaría de policía de Vice Point, junto con Chris y León, cuando unos disparos nos atrajeron. Estaban disparando a unos hombres. ¡Zombies!

Miré y vi que todos los de los alrededores se acercaban a nosotros. Unos coches de policía cubrieron la zona. 15 policías se quedaron afuera, mientras otros entramos a coger armas. Yo cogí una escopeta Spaz 12 y disparé. Mi puntería se había mejorado, pero luego de estar disparando un rato largo, entramos los policías y nosotros a la comisaría y cerramos con candado.

León: Mierda.

Tommy: ¿Que está pasando?

Le contamos toda la historia, y como era muy crédulo, no tardó en creerlo.

Chris: Si nos quedamos aquí podemos esperar a que vengan los militares. No tardarán en llegar.

Niko: Bueno. Pero mientras tanto, voy a intentar contactar con alguien por esta radio.


Capítulo 11: Disparos, disparos Everywhere

Pasó un largo rato. Los zombies trataban de entrar, pero no lo lograban.

Chris: Ya pasó como una hora. Tenemos que salir.

Niko: Pero afuera debe haber centenares de zombies.

Chris: Hay que ir armados hasta los dientes.

Agarré un maletín y metí dentro un cuchillo, una escopeta, una escopeta recortada, una Micro-Uzi, una M4, un rifle de francotirador, un lanzagranadas, 4 granadas y una escopeta explosiva. Además, León agarró una Uzi con silenciador, Chris una pistola 9mm con silenciador, yo una M4, Sweet una Scorpion, Carl una Tec-9, Tommy dos pistolas y yo una AK-47. Además, los 15 policías llevaban sus pistolas, pero dos una escopeta. El maletín lo llevé yo en un bolso que me puse en el hombre. Luego salimos.

Niko con armas

¡Los zombies aparecieron y yo empecé a disparar!

Nos encontramos con una horda de zombies y nos pusimos a disparar. Luego de matarlos avanzamos corriendo.

León: ¿A donde vamos?

Niko: A la mansión de Tommy. Hay que encontrar un coche. ¡Súbanse al de policía!

Nos subimos 4 en cada coche de policía que había y andamos hasta la mansión de Tommy. Intenté contactar con los policías y lo logré.


Capítulo 12: ¿Que hacemos ahora?

Estábamos en la terraza de la mansión. Hablé con unos policías que estaban atrapados en la estación de bomberos. Eran como 40, y si llegábamos podíamos quedarnos ahí. Miré para abajo. Rompieron la puerta de entrada y empezaron a subir. Nos habían acorralado.

Chris: Creo que hay que pasar a la acción.

Acto seguido, agarró a un zombie y le quebró el cuello. León con su cuchillo le arrancó la cabeza a uno.

Tommy agarró una M60.

Tommy: ¡A un lado!

Empezó a disparar y mató a quince, se le acabó el cargador y puso otro, matando a veinte mas. Pero luego de matar a unos ochenta, se le acabaron las balas. Fuimos atrás.

León: ¡Cuidado!

Tiró una granada, explotó matando a unos cuantos, y a otros los dejó confundidos. Luego agarró una motosierra y cortó a varios. Luego la tiró. Yo agarré una MP5 y disparé ocho cargadores y maté a cincuenta. Se nos acabaron todas las balas. Mataron a trece policías y justo cuando uno me iba a morder, apareció un helicóptero que mató a los ¡cuatrocientos! que estaban subiendo. Luego aterrizó.

Hombre del helicóptero: ¿Que esperan? ¡Suban!

Nos subimos al helicóptero. Este empezó a volar.

Hombre del helicóptero: Me llamó John. Toma, un rifle.

Me dio un rifle .308 y yo apunté a todos lados, a ver que había. Vi miles de zombies, matando hombres y mujeres. Vi a unos zombies intentando entrar a un edificio, y yo disparé. Pero los zombies entraron. Cada vez menos sobrevivientes.

Niko: No entiendo como es que llegaron hasta aquí.

John: Fue la marea, algunos cayeron al agua y la marea los fue arrastrando. Seguramente debe haber en Liberty City.

Carl: ¿Donde vamos a aterrizar?

John: Con otros sobrevivientes, en el aeropuerto. Luego nos iremos a... no se, a otro lado.

León: ¿Donde está el presidente? ¿Ya se fue? El me conoce, podría sacarnos a todos.

John: Lamentablemente, ya se fue con su hija a la Casa Blanca.

León: Mierda...

Chris: Yo creo que deberíamos salir y empezar a disparar a los geeks. ¿Cuantos sobrevivientes son?

John: Cuando me fui, había unos trescientos sobrevivientes, sin incluir doscientos militares que nos apoyan para seguridad, y nueve helicópteros como el mio.

Chris: Podemos salir del aeropuerto e intentar acabar con los muertos. Somos bastantes, y tenemos armas.

John: Bueno, vamos a pensarlo.


Capítulo 13: Exterminación

La idea de Chris fue aprobada por casi todos. Así que cada uno con las armas que le dieron, nos preparábamos para una victoria, o una derrota.

Chris tenía un machete y una Colt 45. León una MP5 y su cuchillo. Carl tenía una Mac-10, Sweet una escopeta de asalto, yo una M4, y algunos otros tenían diversas armas: lanza-granadas, lanzacohetes, 9mm, Desert Eagle, escopeta, etc.

Salimos del aeropuerto. ¿Detalles? Unas cuatrocientos cincuenta personas, diez helicópteros militares, en muchísimos edificios personas con rifles, mas de un millón de balas. ¿Que mas se puede pedir? Una sola cosa: Ganar. De esto dependía la vida humana. De menos de quinientas personas.

Apenas salimos, vimos todo destruido. Solo una cosa se movía. Ya sabíamos que era.

Disparamos. Mas zombies. León y Chris pegaban puños y patadas. Mataban. Sangre por todas partes. Disparos. Me aturdían. Disparar, matar, recargar. Disparar, matar, recargar. Mas disparos. Matar. Sangre. Horas disparando. Me aturdían. Disparar, matar, recargar. Disparar, matar, recargar. Sangre. Mas disparos. Matar. Mas horas disparando. Se me acababan las balas. No importa.

Un grito me sacó de el aturdimiento. Miré. Habían mordido a Sweet.

Carl: ¡No!

Carl disparó al zombie que lo había mordido.

Sweet: ¡Ah... duele!

Carl: Quédate quieto... joder... ¡mierda!

Un disparo atravesó la cabeza de Sweet. Chris había disparado.

Carl: ¿Que? ¡HIJO DE PUTA!

Carl le intentó pegar a Chris, pero este le agarró el puño.

Chris: Lo siento mucho. Se iba a convertir en uno de ellos.

Chris soltó a Carl.

Carl: No.. no...

Carl se fue, no se a donde. Nosotros seguíamos disparando, de a poco aparecían menos zombies, pero también nosotros, ahora debíamos ser unos trescientos cincuenta. Un helicóptero disparó un misil que me aturdió, pero mató a treinta zombies. Largo rato. Los zombies no vinieron mas.

Niko: Ya acabamos con la mitad de Vice City. Falta un poco mas.

Chris: Bueno. Tres helicópteros se van a quedar aquí creo. Los otros nos van a acompañar. Así que sigamos.

Los francotiradores de algunos edificios se subieron a los helicópteros, para luego poder disparar desde otro lado.

Llegamos a Vice City Beach, en el camino no vimos a ningún caminante. Pero cuando llegamos ahí, vimos a los 40 policías que habíamos escuchado antes. Estaban disparando a los zombies. Los zombies se acercaban de los dos lados. Nos unimos a ellos, y empezamos a disparar. Venían mas de mil zombies en cada sentido. Terminamos de matarlos a todos. Nos fuimos al aeropuerto para avisar que ya habíamos exterminado a los zombies. Pero, no siempre todo acaba genial.

Continuará

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar