FANDOM


Anteriormente...

Suena el Buscapersonas de Mark.

  • Mark: ¿Quién será?
  • Mark: (leyendo el mensaje en el Buscapersonas) "Te espero en mi ático, en Vice Point. No llegues tarde... Ubaldo"
  • Mark: ¿Ubaldo?...
  • Mark: ¿Qué es lo que querrá?
  • Mark: ¿Acaso sabrá algo?


Ubaldo consigue ingresar a los datos de la empresa Vice City News. Allí, los tres observan que la empresa está relacionada con una organización, llamada "Los Defensores de la Desesperanza".

  • Ubaldo: ¿"Los Defensores de la Desesperanza"?
  • Ubaldo: ¿Quiénes son?
  • Kazuto: Debe ser la organización criminal que mencionó Alexander.
  • Ubaldo: ¿Alexander? ¿Ustedes saben algo al respecto?
  • Mark: Él nos habló de esto luego de la ejecución de Zapp Cartman.
  • Mark: Mencionó que el concurso está siendo dirigido por una organización criminal.


Tras llegar la policía, los Cubanos y Coons se dispersan. Daniel hace lo mismo y se retira en un vehículo, pero llega a ser visto por una patrulla y es perseguido.

  • Daniel: Esto no es nada bacán.
  • Daniel: Me persiguen. Tengo que perderlos.


Alexander ve a sus compañeros y se les acerca.

  • Alexander: He descubierto algo importante de la empresa VCN.
  • Kazuto: ¿Y qué es?
  • Alexander: Sugiero que estén todos reunidos.
  • Alexander: Es hora de que todos sepan la verdad.
  • Kazuto: ¿Y en dónde?
  • Alexander: Mañana en la tarde, en el North Point Mall.

Solo queda esperar hasta mañana y saber al detalle el informe que ha descubierto el agente Ferrari.

Corte de luz

Recuerdo ese día, fui despertado bruscamente por Mark, con un vaso de agua en la cara, aunque ya era una costumbre para mí. Tomé el desayuno tranquilamente y vi las noticias, para saber si pasaban algún informe del concurso que organizaba la empresa Vice City News. Pero los resultados eran los mismos, todo parecía estar organizado secretamente por el noticiero.

Kazuto apaga la televisión.

  • Kazuto: ¿Cómo es que nadie sabe de este concurso?
  • Mark: Lo están ocultando, pero no por mucho.
  • Mark: Muy pronto sabrán la verdad, y la empresa recibirá miles de demandas.
  • Mark: Espero estar vivo para verlo.
  • Kazuto: Lo estarás. Y me parece raro no haber recibido ningún mensaje de Monokuma hasta ahora.
  • Mark: Me hiciste recordar. Le haré saber a los demás de la reunión de esta tarde.

Mark envía un mensaje sobre la reunión a cada participante del concurso. Mientras tanto, Kazuto se cambia para salir y visitar a su amigo.

  • Mark: ¡Ey! ¿A dónde vas?
  • Kazuto: A visitar a un amigo. El cabrón no me devolvió el auto.
  • Mark: No te vayas a demorar. Recuerda que hay reunión.
  • Kazuto: Sí, lo sé.

Kazuto abandona el apartamento y se dirige a la residencia de su amigo, en Vice Point. A dos cuadras de llegar a la residencia, Kazuto encuentra su automovil aparcado en plena calle.

  • Kazuto: ¡Mi auto! Mi precioso deportivo.
  • Kazuto: ¿Dónde está ese cabrón? Le dije que me lo dejara ayer.
  • Amigo de Kazuto: Relájate, hombre.

El amigo estaba sentado en una banca de madera, a unos metros de Kazuto, sin que él lo notara.

  • Kazuto: ¿Qué... cómo... ?
  • Kazuto: ¿Dónde estabas?
  • Amigo de Kazuto: Siempre estuve aquí. Iba camino a tu apartamento.
  • Kazuto: ¿Y por qué te demoraste?
  • Amigo de Kazuto: Me sentía cansado, y me senté.
  • Amigo de Kazuto: No quiero provocar un accidente, ¿sabes?
  • Kazuto: Te dije que para la noche.
  • Amigo de Kazuto: Ya, cálmate.

El amigo le entrega las llaves del auto deportivo a Kazuto.

  • Amigo de Kazuto: Ahora vete y déjame tranquilo.
  • Kazuto: Espero que comprendas. Estos últimos días han sido pesadillas para mí.
  • Amigo de Kazuto: ¿Pesadillas? ¿A qué te refieres?
  • Kazuto: No te lo puedo contar.
  • Amigo de Kazuto: Si no puedes, entonces no te estés quejando.

El amigo se levanta.

  • Amigo de Kazuto: Estaremos en contacto.

El amigo se retira. Kazuto coge las llaves y procede a regresar al apartamento en el auto. No obstante, Kazuto recibe un nuevo mensaje de Monokuma en el Buscapersonas. Él lo lee.

  • Kazuto: "Vengan al Hyman Memorial Stadium inmediatamente, pequeños bastardos."
  • Kazuto: ¿Monokuma? ¿Y qué es lo que querrá ahora?

Kazuto se sube al automóvil deportivo y se dirige al Hyman Memorial Stadium. Al llegar, Kazuto se reencuentra con sus demás compañeros.

  • Alessa: (tocándose el cabello) ¿Y qué va a decir ahora?
  • Alessa: (tocándose el cabello) De seguro nos va a incentivar para cometer otro asesinato.
  • Daniel: (a Alessa) Calla. Es posible que lo cancele.
  • Gabriel: (con los brazos cruzados) No seas idiota. Él nunca hará eso.
  • Kazuto: Entremos para averiguarlo.

Los doce concursantes ingresan al Estadio y esperan a Monokuma en el salón de invitados.

  • Mike: Fueron puntuales esta vez.
  • Ubaldo: Mira quien lo dice.
  • Mike: Solo me demoré unos minutos en la última reunión.
  • Frank: Y por cierto, ¿de qué se trata la reunión, Mark?
  • Mark: Alexander tiene algo que decirnos.
  • Sebastián: ¿Y de qué es?
  • Sebastián: ¿Un nuevo ascenso?
  • Vik: Ni pienses que te voy a elogiar.
  • Alexander: Prefiero decirlo en un lugar más reservado.
  • Frank: (a Alexander) Que discreto eres.

Se escucha una voz.

  • ???: ¿Qué tanto cuchichean?

Los concursantes la oyen y saben que se trata de Monokuma. Él hace su aparición. Todos lo miran.

  • Gabriel: ¿Qué planeas hacer esta vez?
  • Monokuma: (pone su mano en la boca) ¿Yo?
  • Monokuma: Upupupupupu...
  • Monokuma: Pues, nada. Solo a hacerles una pregunta.
  • Alessa: (tocándose el cabello) ¿Y qué clase de pregunta?
  • Monokuma: Me preguntaba de por qué se tardan en matar a otro de sus compañeros.
  • Daniel: ¡¡Qué!!
  • Sebastián: No nos puedes obligar a hacer tal barbaridad.
  • Kazuto: Sebastián tiene razón. Ya no habrá otro asesinato.
  • Monokuma: Upupupupupu...
  • Monokuma: Ya dijeron la misma mentira muchas veces...
  • Monokuma: A no ser que estén ocupados en algo.
  • Monokuma: Como en espiar a cierta corporación.
  • Gabriel: ¿A qué te refieres?
  • Monokuma: ¿A qué me refiero?
  • Monokuma: La juventud de ahora es cada vez más estúpida...
  • Monokuma: (mostrando sus garras) Me refiero a que uno de ustedes ha estado espiando los archivos de la empresa Vice City News.

Todos quedan confundidos.

  • Monokuma: No sean tímidos en confesar.
  • Monokuma: Habrá un premio para el que lo delate.

Nadie dice nada.

  • Monokuma: Upupupupupu...
  • Monokuma: Veo que nadie quiere hablar...
  • Kazuto: Nadie ha hecho nada.
  • Kazuto: Y si ha ocurrido, no vamos a hablar.
  • Monokuma: Que pena.
  • Monokuma: En fin, no puedo hacer nada.
  • Monokuma: Por suerte, el virus fue eliminado y la seguridad está protegida al 100%.
  • Monokuma: Inténtelo de nuevo, porque no van a poder entrar.
  • Monokuma: Upupupupupu...
  • Monokuma: Ya nos estaremos viendo, y cuando suceda...
  • Monokuma: ... uno de ustedes ya no estará presente.
  • Monokuma: Asegúrense de llevar una buena y honesta vida.

Monokuma se retira y desaparece detrás del podio.

  • Alessa: Me dio miedo la última parte.
  • Mike: De seguro alguien ya está pensando en matarnos.
  • Daniel: Basta.
  • Daniel: Dudar de tus compañeros es una cosa bastante fea.
  • Vik: ¿F-Fea?
  • Martín: Daniel tiene razón.
  • Martín: Aunque la mente maestra tome ventaja de la situación.
  • Martín: Solo nos queda vivir una vida armoniosa todos juntos.
  • Martín: Y poco a poco nos estaremos olvidando del concurso.
  • Mark: Ya no hay nada que hacer aquí. Salgamos.

Todos hacen caso a la orden de Mark y los concursantes se retiran. Ya afuera, y en un lugar más tranquilo, Mark le habla a sus compañeros.

  • Mark: Parece que este es el lugar adecuado.

Mark da una señal con la mirada a Alexander.

  • Alexander: Estuve investigando toda la noche y encontré unas notas que nos puede ayudar a resolver este misterio.
  • Frank: ¿De quién está detrás de esto?
  • Alexander: Sí. Solo les pido que asistan todos a la reunión de esta noche.
  • Alexander: En el North Point Mall, en Vice Point.
  • Alexander: A las 21:00 horas.
  • Alexander: Y sabrán el misterio que oculta el director del concurso.

Sin más que decir, Alexander se sube a su coche policial y se retira.

  • Gabriel: (con los brazos cruzados) Ya escucharon. Vayan a sus casas y nos encontraremos esta noche.
  • Gabriel: (con los brazos cruzados) En el North Point Mall.

Gabriel y el resto de los concursantes parten a sus hogares. Se quedan Kazuto y Mark.

  • Kazuto: Eso estuvo cerca.
  • Mark: Debemos seguir precavidos y no adelantarnos a los hechos.

Mark mira el Comet de Kazuto.

  • Mark: Tal parece que estás feliz.
  • Kazuto: No comiences, Mark.
  • Kazuto: Vamos, yo conduzco.

Y nos fuimos de aquel lugar, donde nuestras pesadillas dio origen. Las horas pasaban y hacíamos nuestros deberes del día, hasta que resivimos la visita de alguien.

En plena tarde, Kazuto y Mark se encuentran en el apartamento viendo la televisión. Minutos después, son interrumpidos por el llamado de la puerta.

  • Kazuto: ¿Visitas?
  • Mark: Nunca nadie me ha visitado.
  • Kazuto: Ya, calla.

Kazuto va a verificar a la persona que está al otro lado de la puerta. Tan solo al abrirla, Kazuto se da cuenta que se trata de Daniel Sucker. Él está agitado y un poco nervioso, y entra al apartamento sin el permiso de nadie.

  • Kazuto: (a Daniel) ¿Qué ocurre?
  • Daniel: A-Alguien me ha estado vigilando todo el día.
  • Kazuto: ¿Vigilando? ¿Quién?
  • Daniel: N-No lo sé.

Desde la sala.

  • Mark: ¡Hey! ¡Kazuto!
  • Mark: ¿Quién es? ¿Qué desea?

Desde la entrada.

  • Kazuto: Es Daniel. Y está nervioso.

Daniel se dirige a la sala y se sienta en el sofá. Kazuto cierra la puerta y le sigue.

  • Mark: Vaya, hombre. Parece que has visto a la misma muerte.
  • Daniel: M-Me están persiguiendo.
  • Daniel: No sabía a quién acudir y vine a verlos.
  • Kazuto: ¿Quién te dio nuestra dirección?
  • Daniel: Ubaldo, ayer por la noche.
  • Daniel: A-Alguien me persigue y...
  • Daniel: ... de seguro me quiere matar.
  • Daniel: Yo seré el siguiente.
  • Kazuto: ¿Cómo estás seguro de que te siguen?
  • Daniel: Intuición. Hace unas horas desde que me siguen.
  • Daniel: Están vigilando mis pasos.
  • Kazuto: Relájate. Estás a salvo.
  • Daniel: De seguro es uno de los otros. Me quieren matar para reclamar su dinero.
  • Mark: Ellos saben que esta noche se descubrirá la verdad.
  • Mark: Ya no será necesario seguir con el juego. Y las muertes acabarán de una vez.
  • Kazuto: Te puedes quedar hasta que dé inicio la reunión.
  • Daniel: ¿E-En serio?
  • Kazuto: Nosotros mismos te llevaremos.
  • Daniel: Gracias, Kazuto y Mark.
  • Daniel: Me siento más tranquilo ahora.

Era posible de que mataran a Daniel, y no tenía otra opción que dejarlo quedarse en mi apartamento. Lo pasamos grande esa tarde. Nos contó algunas cosas de su banda y de la guerra que tenían con los Coons. Sin darnos cuenta, la noche había llegado y partimos hacia el North Point Mall. Al llegar, solo estaban Ubaldo, Vik, Alessa, Frank y Sebastián. Tuvimos que esperar a los demás adentro, sentados alrededor de una mesa, que está cerca de la entrada principal.

En el North Point Mall, están Kazuto, Mark, Daniel, Ubaldo, Vik, Alessa, Frank y Sebastián, quienes esperaban al resto de los concursantes para dar inicio a la reunión.

  • Vik: ¿Cuánto más tenemos que esperar?
  • Sebastián: Sé paciente. Ya van a llegar.
  • Ubaldo: Ni el organizador ha llegado.
  • Frank: ¿No les parece extraños que el centro esté vacío?
  • Mark: Es posible que Alexander mandara a cerrar el lugar por esta noche.
  • Mark: Para tener más privacidad.

Seguimos conversando hasta que llegaron el resto de los concursante. El primero fue Martín, seguido de Gabriel y Mike, y por último Alexander.

Ya todos reunidos, Alexander da comienzo a la reunión.

  • Alexander: Lamento haberles hecho esperar.
  • Alexander: Iré comenzando desde el principio.
  • Alexander: Como la mayoría no lo saben, estamos siendo controlados por una organización criminal.
  • Sebastián: ¿Organización criminal?
  • Frank: ¿Acaso la empresa VCN no es la organizadora del concurso?
  • Alexander: No.
  • Mike: ¿Y qué hay de Monokuma? ¿No es el director principal?
  • Alexander: No.
  • Alexander: Monokuma no es el director de la empresa VCN. Él firmó un trato con el verdadero director para llevar a cabo todo esto.
  • Alexander: Y para convertirse en el proveedor de los bienes de la empresa.
  • Alexander: Aún no sé la identidad del director.
  • Daniel: ¡Maldito Monokuma! Nos ha estado mintiendo todo este tiempo.
  • Alexander: Tranquilízate.
  • Alexander: Sobre los involucrados de la organización, averigüé la identidad de uno.
  • Alexander: Es un hombre, que al igual que nosotros, tiene un título especial.
  • Frank: ¿Título? ¿Cuál?
  • Alexander: El Súper Duper Calculador de la ciudad.
  • Kazuto: (en su pensamiento) El "Súper Duper Calculador de la ciudad".
  • Alexander: Reside en Vice City. Su nombre es desconocido hasta ahora.
  • Gabriel: (con los brazos cruzados) Todo va teniendo sentido.
  • Kazuto: Eso quiere decir que Monokuma es la mente maestra.
  • Alexander: Eso no lo sé aún.

Mark interrumpe la reunión.

  • Mark: Es hora de que lo sepan.
  • Mark: Y esto tal vez ayude.
  • Mark: El director tiene un familiar. Un sobrino, de nombre desconocido.
  • Alexander: (sorprendido) ¿Sobrino? ¿El director?
  • Kazuto: Así es. Y la organización tiene un nombre.
  • Kazuto: Se hacen llamar "Los Defensores de la Desesperanza".
  • Vik: ¿Cómo sabes todo eso?
  • Gabriel: (con los brazos cruzados) ¿De dónde sacaste esa información?
  • Kazuto: E-Es... que...
  • Kazuto: Ayer, Ubaldo, Mark y yo robamos datos de la misma empresa.
  • Martín: Eso explica por qué Monokuma nos mandó a llamar.
  • Alessa: (señala a Kazuto, Mark y Ubaldo) Ustedes son los culpables.
  • Kazuto: Lo hicimos por ustedes. Por todos nosotros.
  • Kazuto: Para ponerle fin a esta cadena de asesinatos.

Nadie dice nada a Kazuto.

  • Martín: Con todo esto, podremos descubrir el plan de la mente maestra.
  • Mike: Y podamos que...
  • Daniel: (se alegra) ¡Sí! ¡Haremos un enorme progreso!
  • Vik: (se alegra) Podremos hacerlo... ¡Sí!

Kazuto saca una sonrisa y se alegra por el avance que lograron. Kazuto mira a Mark.

  • Kazuto: Bien hecho, Mark.
  • Mark: Hay que compartir nuestro descubrimiento, soldado.
  • Kazuto: Sí.

Tomamos un descanso, y nos quedamos un rato para charlar entre nosotros y conocernos un poco mejor. Un grupo se quedó sentado alrededor de la mesa, mientras que el otro fue a explorar el centro comercial, para ver la decoración o comprar unos dulces o bebidas de la máquina expendedora. Esa noche estaba sentado alrededor de Mark, Alexander, Gabriel, Vik y Sebastián, y conversábamos sobre lo que hacíamos antes de conocernos.

Kazuto mira a sus compañeros.

  • Sebastián: Mi último juicio fue hace unas semanas.
  • Sebastián: Antes de ingresar al concurso.
  • Sebastián: Tuve que preparar mi acción penal a un acusado.
  • Mark: ¿Quién era el suertudo? ¿Un borracho? ¿Un drogadicto?
  • Sebastián: No. Era un anciano, acusado de violar a un perro.
  • Mark: Que mierda...
  • Kazuto: ¡Ja, ja, ja!
  • Gabriel: Que vulgar.
  • Vik: ¡Agh! Eso es asqueroso.
  • Mark: ¿Y qué hay de ti, Gabriel? ¿Ya no eres perseguido por la policía?

Gabriel mira a Alexander.

  • Gabriel: Eso quedó en el pasado.
  • Gabriel: Trato de tener una buena vida.
  • Gabriel: Ser un buen ciudadano.
  • Sebastián: ¿Vendiendo armas a los jóvenes?
  • Gabriel: No. Ya no.
  • Alexander: Cada palabra que digas son 5 días en prisión.
  • Gabriel: Ya no, oficial. ¿Bien?

Mientras el grupo conversa, se muestran escenas rápidas de los otros concursantes. Daniel comprando una bebida en una máquina expendedora. Alessa leyendo un libro sentada en una silla. Ubaldo comiendo una bolsa de frituras.

Todo iba bien hasta que...

Enseguida, las luces se apagan y el centro comercial queda en total oscuridad. En el grupo de Kazuto.

  • Vik: ¿Qué fue eso?
  • Sebastián: Las luces se han apagado.
  • Vik: ¿Un cortocircuito?
  • Mark: Es posible.
  • Mark: ¿Alguien tiene una linterna?

Tras realizarse la pregunta, Alexander saca de su bolsillo el objeto solicitado. Él lo enciende.

  • Alexander: Ahora podremos ver.
  • Vik: ¿De dónde has saca...
  • Alexander: No es momento de preguntas.

Alexander saca otra linterna. Una linterna le entrega a Kazuto.

  • Alexander: Tenemos que buscar a los otros.
  • Alexander: Es muy sospechoso que esto ocurra.
  • Mark: El agente tiene razón. Nos dividiremos en dos grupos.
  • Mark: Alexander, Gabriel y Vik irán al lado norte del centro comercial.
  • Mark: Y Sebastián, Kazuto y yo nos encargaremos del lado sur.

Los dos grupos se van a los lugares que se les ha asignado. A unos cuantos pasos, Kazuto, Mark y Sebastián encuentra a Alessa tirada en el piso. Mark alumbra a Alessa y Kazuto trata de despertarla.

  • Kazuto: Alessa, despierta.
  • Kazuto: Despierta.

Al poco tiempo, Alessa reacciona.

  • Alessa: ¿Q-Qué me pasó?
  • Kazuto: Te habías desmayado.
  • Alessa: ¿Des-Desmayarme?
  • Sebastián: ¿Quién te hizo esto?
  • Alessa: (agarrándose la cabeza) Ya lo recuerdo.
  • Alessa: (agarrándose la cabeza) Estaba leyendo un libro y...
  • Alessa: (agarrándose la cabeza) Hubo un apagón, y alguien me golpeó en la cabeza.
  • Kazuto: ¿Quién?
  • Alessa: (agarrándose la cabeza) U-Una persona sospechosa.
  • Alessa: No pude verlo pero conseguí presenciar el objeto.
  • Alessa: Me golpearon con un mazo.
  • Mark: ¿Mazo?

Mark alumbra el suelo y busca un mazo. A unos cuantos segundos, logra encontrar el objeto.

  • Kazuto: Es un mazo, de color azul.
  • Sebastián: ¡Y tiene algo escrito!
  • Kazuto: ¿J.M.?
  • Kazuto: ¿Qué significa?

Alessa se toca la cara como señal de impresión.

  • Alessa: ¡Ubaldo está en peligro!
  • Kazuto: ¿Qué dices?
  • Alessa: El estaba conmigo segundos antes que todo se escureciera.
  • Alessa: Me pareciera haber escuchado sus pasos antes de desmayarme.
  • Alessa: Se dirigía al sur...
  • Kazuto: Tenemos que buscarlo.

Sebastián ayuda a Alessa y, con Kazuto y Mark, buscan a Ubaldo por el sur del centro comercial. El grupo se dirige al lado derecho de la parte sur del centro comercial, en donde venden las armas de fuego y de cuerpo a cuerpo. El grupo ingresa a la tienda de Ammu-Nation y no encuentran a nadie. Luego, se dirigen a la tienda de al lado y hallan a Ubaldo con la cabeza ensangrentada. Ubaldo, quien se agarra la cabeza por el dolor, es iluminado y ve a sus compañeros.

  • Ubaldo: (sonido de dolor) ¡¡Aaahhh!!
  • Kazuto: ¡Ubaldo!
  • Kazuto: ¿Estás bien?
  • Ubaldo: (adolorido) A-Alguien... me atacó por sorpresa.

Mark alumbra el suelo y encuentra otro mazo, de igual tamaño, con las mismas iniciales y de otro color.

  • Mark: ¡Miren! Es otro mazo.
  • Kazuto: Igual con el que atacaron a Alessa.
  • Kazuto: Pero de otro color, un verde.
  • Sebastián: ¿Qué ocurrió?
  • Ubaldo: (adolorido) Me acorralaron...
  • Ubaldo: (adolorido) E-Estaba con Alessa y sentí un ruido...
  • Ubaldo: (adolorido) Me a-asusté y corrí hacia aquí...
  • Alessa: A-Alguien quiere matarnos...
  • Ubaldo: (sonido de dolor) ¡¡Aaaaahhh!!
  • Ubaldo: (adolorido) M-Me duele la cabeza...
  • Ubaldo: (adolorido) Necesito descansar un rato.
  • Mark: Llevémosle a la sala de juegos.

El grupo se retira y se dirigen a la Sala de juegos, en donde anteriormente se encontraba el Tarbrush Café. Kazuto se queda un rato y logra encontrar una linterna en el suelo. Al costado del objeto, Kazuto halla un antifaz rojo.

  • Kazuto: ¿Qué hace eso aquí?

Sabiendo el grupo que Kazuto se había quedado, lo llaman.

  • Mark: ¡Soldado! ¡No te quedes atrás!
  • Mark: ¡Vamos!

Kazuto se apresura y sigue al grupo. Finalmente, las cinco personas llegan a la Sala de juegos. Allí encuentran a Martín Yamada.

  • Kazuto: ¡Martín! Gracias que estés aquí.
  • Martín: Aquí es donde me siento tranquilo.
  • Martín: Me siento en casa.

Martín ve a Ubaldo ensangrentado.

  • Martín: ¿Qué ha ocurrido?
  • Kazuto: Alguien le golpeó en la cabeza.
  • Martín: Ya veo, el juego del gato y el ratón.
  • Martín: Nos está eligiendo uno por uno.

Ubaldo se sienta en el sofá y Mark le pasa un pañuelo para que se limpie la sangre.

  • Mark: Vamos a separarnos para encontrar al culpable.
  • Kazuto: ¿Y Ubaldo?
  • Ubaldo: (adolorido) Vayan ustedes, yo estaré bien.

Kazuto utiliza la linterna que encontró.

  • Mark: ¿Dónde has conseguido eso?
  • Kazuto: Lo encontré en la ferretería.

El grupo se separa. Kazuto, Sebastián y Alessa van a investigar en el primer piso del lado sur y, Mark y Martín van al segundo piso. Ubaldo se queda en la Sala de juegos. Los dos grupos revisan todas las galerías que estén a su alcance. Al poco tiempo, se escucha un grito que provenía de la Sala de juegos. Ambos grupos lo escuchan.

  • Sebastián: Esa voz...
  • Kazuto: Hay que regresar.

Ambos grupos regresan lo más pronto posible a la sala de juegos. Tras llegar, Mark alumbra el lugar y no encuentra a Ubaldo, solo manchas de sangre en el suelo. También, observa que el lugar está desordenado.

  • Mark: ¿Qué ha pasado aquí?
  • Kazuto: Ubaldo no está.
  • Kazuto: Y los muebles están tirados.
  • Kazuto: E-Es como si...
  • Mark: ... si tratase de defenderse.
  • Sebastián: Debemos encontrarlo, debe estar en peligro.
  • Mark: Volveremos a explorar nuevamente.
  • Mark: Ubaldo no debe estar lejos.
  • Mark: Kazuto, anda al lado norte y avísale a los demás.
  • Kazuto: Entendido.

Con la linterna en la mano, Kazuto corre lo más rápido posible hacia la parte norte del centro comercial. Al llegar, Kazuto llama a sus amigos.

  • Kazuto: ¡Chicos!
  • Kazuto: ¡¿En dónde están?!

Kazuto presencia una luz pequeña en un puesto de cafetería del centro, y corre hacía aquel lugar. Ya ahí, Kazuto entra y se lleva una sorpresa.

  • Kazuto: ¡¿Daniel Sucker?!

El cuerpo de Daniel yacía bocabajo en el suelo, atravesado con un machete en la espalda y la cabeza ensangrentada.

  • Alexander: Es bueno verte.
  • Alexander: El culpable había desaparecido para cuando llegamos aquí.

Kazuto alumbra el suelo y encuentra otro mazo.

  • Kazuto: Es el mismo mazo, pero en color amarillo.
  • Gabriel: (con los brazos cruzados) ¿A qué te refieres con "el mismo mazo"?
  • Kazuto: Bueno...
  • Kazuto: Encontramos dos mazos iguales, pero de otros colores...
  • Kazuto: Estos se habían utilizado para atacar a Alessa y Ubaldo.
  • Gabriel: (con los brazos cruzados) ¡¿Qué?!
  • Vik: Alguien nos quiere muertos.

Enseguida, suena el Buscapersonas. Kazuto saca el aparato electrónico y lee el mensaje que le ha llegado.

  • Kazuto: "Un cadáver fue encontrado. Luego de un cierto periodo de tiempo, se llevará a cabo un Juicio de Clase."
  • Alexander: Monokuma se ha enterado de nuestra situación.
  • Alexander: Tenemos que detener esto de una vez.
  • Kazuto: ¡Me olvidaba! Tenemos que buscar a Ubaldo.
  • Kazuto: Está mal herido.

A continuación, Mike llega al café.

  • Mike: ¡Chicos! Los he estado buscando.

Kazuto alumbra a Mike.

  • Kazuto: ¡Mike! ¿En dónde has estado?
  • Mike: Estuve revisando el centro comercial.
  • Mike: Encontré la manera de hacer regresar la electricidad.
  • Mike: En el segundo piso hay una escalera que te lleva a la azotea del centro comercial.
  • Mike: Allí hay un interruptor de electricidad que podemos activar en caso de una emergencia como esta.
  • Mike: Necesito ayuda para abrir la puerta.
  • Gabriel: (con los brazos cruzados) ¿Quién te dio esa información?
  • Mike: Antes de oscurecerse el centro, me encontraba arriba, leyendo unas revistas de animales.
  • Mike: Cerca de mi había un letrero que te decía en dónde se encuentra los controles de electricidad.
  • Gabriel: (con los brazos cruzados) ¿No sabes nada del asesinato de Daniel Sucker?
  • Mike: ¿Asesinato?

Mike mira el cadáver de Daniel.

  • Mike: ¡Dios mío!
  • Mike: Pobre alma.
  • Gabriel: (con los brazos cruzados) Debemos actuar rápido.
  • Gabriel: (con los brazos cruzados) Nos separaremos en tres grupos.
  • Gabriel: (con los brazos cruzados) Alexander, irás con Mike a activar los interruptores.
  • Gabriel: (con los brazos cruzados) Kazuto, vas con Vik a buscar a Ubaldo.
  • Gabriel: (con los brazos cruzados) Y yo me quedaré aquí por si viene Ubaldo.
  • Gabriel: (con los brazos cruzados) Tenemos que atrapar al asesino.

Los concursantes actúan rápido y siguen las indicaciones de Gabriel. Alexander y Mike van al segundo piso y Mike le guía hacia dónde está la azotea. Kazuto y Vik buscan a Ubaldo por los diversos puestos de negocios del centro comercial del lado norte. En plena búsqueda, Kazuto y Vik se encuentran con Martín Yamada.

  • Martín: Kazuto...
  • Martín: Vik...
  • Martín: Síganme...

Mike lleva a Kazuto y Vik hacia el puesto de cosméticos. Al llegar, Kazuto y Vik quedan estupefactos al ver el cuerpo de Ubaldo Goycochea en el suelo. Cerca del cuerpo se encuentra otro mazo, de color violeta. Allí, se encontraban reunidos Mark, Alessa y Sebastián.

  • Kazuto: ...
  • Alessa: Esto es horrible.
  • Sebastián: ¿Quién pudo haber hecho esta barbaridad?
  • Kazuto: La misma persona que asesinó a Daniel Sucker.
  • Mark: ¡¿Qué?!
  • Mark: ¿Daniel está muerto?

Alessa comienza a derramar unas lágrimas al no poder soportar la situación que estaba pasando. En eso, Ubaldo despierta.

  • Ubaldo: (voz baja) C-Chicos...
  • Sebastián: ¡¿Ubaldo?!
  • Ubaldo: (voz baja) Es bueno verlos...
  • Kazuto: Resiste, te llevaremos a un hospital.
  • Ubaldo: (voz baja) L-lo dudo, soldado.
  • Ubaldo: (voz baja) Empiezo a recordarlos.
  • Ubaldo: (voz baja) T-Todos estamos reunidos ante un concurso de conocimiento...
  • Ubaldo: (voz baja) F-frente a cámaras...

Kazuto se arrodilla.

  • Kazuto: Ubaldo, ¿quién te hizo esto?
  • Kazuto: ¿Quién te atacó?
  • Ubaldo: (voz baja) ¿Mi ata-atacante?
  • Ubaldo: (voz baja) L-Lo recuerdo...
  • Ubaldo: (voz baja) E-Es... es...
  • Ubaldo: (voz baja) J-Justice... Man...

Ubaldo suelta una lágrima y fallece. Enseguida, la luz regresa. Kazuto, Alessa y Sebastián sueltan unas lágrimas por el fallecimiento de su amigo. Mark, Martín y Vik quedan aterrorizados por lo que presenciaron. Prontamente, un mensaje llega al Buscapersonas de todos. Mark lo lee.

  • Mark: "Un cadáver fue encontrado. Al pasar un cierto periodo de tiempo, se llevará a cabo un Juicio de Clase".

Todos nos horrorizamos y sufrimos la pérdida de dos de nuestros compañeros, Daniel y Ubaldo. Monokuma había dejado su mensaje como siempre. Fue la primera vez que quise descubrir al asesino y hacerlo pagar por sus acciones. Pensé que no volvería a pasar por la misma situación, pero estuve equivocado.

Continuará...

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar