FANDOM



Esta es una historia que trata la biografía de una gran amistad... y su horroroso final, para un nuevo comienzo. Habrá un par de historia de la vida de ciertos personajes a parte, cosas que ocurren.

Historia

Serbia, 1989.

Dos chicos de catorce años corrían por el bosque, cerca del pueblo, iban gritando y arrojándose bolas de nieve. Uno de ellos, menudo y con el cabello rapado, se cayó en la nieve. El otro, más musculado y con el cabello castaño, lo ayudó a levantarse. El primero era Darko Brevic, el otro Niko Bellic.

  • Darko: Dios, Niko, gracias...
  • Niko: Volvamos a casa.

Ambos caminaron hacia el pueblo. En el matadero local.

  • Sr. Cravic: Por eso, Florian, para que la carne se mantenga fresca... ¡Florian!

Le dio un zape a su hijo.

  • Sr. Cravic: Si vas a sucederme deberás ponerme atención.

Florian respiró hondo, sobresaltado.

  • Florian: Ah... bueno, en ese caso...

Florian volvió a bajar los ojos a su revista. El sr. Cravic le tiró de la oreja.

  • Sr. Cravic: Dije que más a suceder, no que fuera tu puta elección, corta la carne.

Florian tiró la revista y el cuchillo de la mano de su padre.

  • Sr. Cravic: ¡Florian!
  • Florian: Jódete, este trabajo es una mierda, y me rehúso a...

Goran Kovacevic, jefe de un pequeño grupo de amigos al que Florian pertenecía, entró por la puerta del matadero. Menos mal, pues el sr. Cravic estaba a punto de "atacar.

  • Goran: Eh, Florian... ¿Qué haces?

Florian forzó la voz.

  • Florian: Ah... ah... cortando carne... es mi trabajo.
  • Goran: Okay, me marcho.

Goran salió. Florian bajó la cabeza.

  • Sr. Cravic: ¿Ves? Si no quieres que te vean como un maricón, debes tener un trabajo como este... Ahora... ¡A trabajar!

Florian se puso a trabajar.


Años después.

  • Sargento de Bosnia: Solo dinos donde se refugian, cual es su plan...
  • Niko Bellic: Alguien nos ha traicionado... voy a descubrir quien es...
  • Sargento de Bosnia: Mil dólares... ni más ni menos.
  • Niko Bellic: ...y cuando lo descubra...
  • Sargento de Bosnia: Nadie va a enterarse, podrás desaparecer...
  • Niko Bellic: ...lo mataré.

...

  • Darko: Trato hecho.

Capítulo 1: A sangre fría

El hombre iba pasando de puerta en puerta.

  • Hombre: Alístese para ir a luchar... podrá ver el mundo, la posibilidad de luchar por vuestra patria... salgan, salgan y anótense.

El grupo de amigos se fue anotando, Niko, Florian, Darko, Dmitar, Goran (el jefe del pelotón según el hombre) Mijo, Drazan y los demás...

  • Niko: Veremos el mundo, conoceremos mujeres... petaremos culos bosnios... ¿No es genial, Darko?
  • Darko: No lo sé, Niko, tengo amigos allá, ya sabes, mi tío se mudó allí hace mucho tiempo.
  • Niko: Anímate, colega... Goran es un gran tipo, y nos va a ayudar.
  • Darko: Hemos sido amigos dieciocho años, Niko, ¿por qué hacer esto? Sólo nos dividirá, sólo nos hará daño... No sé, creo que estamos mal.

Niko frunció el ceño.

  • Niko: No abandonarás a tu patria.
  • Darko: No, no lo haré.

Ambos se subieron al camión del ejército.

Seis meses después.

Los soldados corrían por aquel pueblo bosnio, disparando a matar. Florian se agachó detrás de una rueda y masacró a dos enemigos de un disparo. Darko y Niko se metieron en una casa que, por orden de Goran, debían sitiar.

  • Darko: ¡Niko! Esta es la casa de mis tíos...

Pero Niko no lo oía, estaba disparando tiros a lo loco. Darko corría tras él. El ruido de las balas taladraba sus oídos.

  • Darko: ¡Noooo!

Un hombre muy parecido a Darko cayó al piso, con un agujero sangrante en la cabeza.

El tío de Darko estaba muerto.

  • Darko: ¡Cabrones! ¡Cabrones!

Al final, Darko no soportó más y se desmayó.

Capítulo 2: Emboscada

Despertó.

Estaba atado a una silla. Un sargento bosnio se acercó a él.

  • Sargento de Bosnia: De nada te sirve luchar, cabronazo eslavo.
  • Darko: ¿Quién eres tú? ¿Donde estoy? ¿Qué es este lugar?
  • Sargento: Mi nombre no importa... tu ubicación tampoco... pero te diré, que es un campo de concentración.
  • Darko: ¡Suéltame! Yo ni siquiera quería unirme al ejército... un amigo me convenció. Otro amigo (Goran) mató a mi tío.
  • Sargento: Esos no son amigos, son líderes, gente que cree que puede controlarte.

El sargento ocupó una silla junto a Darko. Darko notó que todo estaba oscuro, salvo por la luz que lo apuntaba a él.

  • Sargento: Si yo fuera tú, me apresuraría en preguntarme qué quiero y dejaría de perder el tiempo peleando con cuerdas imposibles de romper.

Darko dejó de luchar.

  • Darko: ¿Qué mierda quieres de mí?
  • Sargento: Tú jefe de escuadrón es Goran Kovacevic, ¿no es así? (el sargento se impacientó y abofeteó a Darko) ¡Responde, joder!
  • Darko: Sí... mierda, sí.
  • Sargento: ¿Tú nombre es Darko Brevic? (otra pausa y otra bofetada) ¡Habla, mierda!
  • Darko: ¡Sí, basta, sí!
  • Sargento: Bien, Brevic... tengo un trabajito para ti.
  • Darko: Chúpamela. (otra bofetada)
  • Sargento: Te pagaremos... Di un puto precio...

Darko no contestó.

  • Sargento: Solo dinos donde se refugian, cual es su plan...
  • Darko: ¿Qué plan?

El sargento volvió a golpear a Darko y empezó a zarandearlo.

  • Sargento: Su jodido plan de ataque... te pagaremos. Mierda. Mil dólares... ni más ni menos.
  • Darko: Si Goran se entera de que yo...
  • Sargento: Para cuando Goran se dé cuenta, dos metros de tierra habrán tapado su sucia bocaza eslava.
  • Darko: Pero yo...
  • Sargento: Nadie va a enterarse, podrás desaparecer...

Darko meditó un momento.

  • Darko: Trato hecho.

El sargento sonrió malevolamente.

Un día después.

Los solados serbios no tuvieron tiempo de reaccionar. Estaban comiendo en el campamento, cuando Dmitar recibió un tiro en el ojo por parte de un francotirador. Niko se escondió detrás de una mesa. Darko, ágil como un gato, saltó por la ventana y corrió hacia el bosque.

  • Niko: ¡Joder, joder, joder!

Vio a alguien cerca. Apunto con el arma, pero el desconocido le puso una mano cerca para detenerlo gritó.

  • ?: ¡Basta! Soy yo, Niko... ¡Soy Mijo!
  • Niko: ¡Mijo!

Su amigo corría desesperado, armado con una pequeña pistola. Un par de bosnios se acercaban por detrás con armas muy potentes. Niko corrió hacia Mijo, lo agarró de un brazo y lo escondió tras un árbol. Los bosnios siguieron su camino, en búsqueda de más soldados. Mijo disparó a uno de ellos, y Niko hizo lo mismo con el otro. Los disparos se oían lejanos, por lo que ambos podían considerarse a salvo.

  • Mijo: ¡Dios, gracias Niko!
  • Niko: De nada, ¿hay alguien más?
  • Mijo: Florian... lo vi ocultarse dentro de un pozo. Ellos no se fijaron en él. (respiró hondo) Drazan está muerto, venía conmigo.

Ambos se sentaron contra el árbol.

  • Niko: ¿Qué pasó?
  • Mijo: Lo encontré herido, se moría. Lo ayudé a levantarse, le prometí ayudarlo, y caminamos largo rato... (gruesas lágrimas aparecieron en sus ojos) había un puto bosnio detrás, tenía una escopeta... No lo noté a tiempo.
  • Niko: Tranquilo, no fue tu culpa.

Mijo estalló, llorando.

  • Mijo: ¡No! No lo entiendes... Él me quería a mí, y disparó, pero Drazan se interpuso.

Niko abrazó a su amigo.

  • Niko: Calma, calma, todo va a estar bien.

Mijo se calmó y, de pronto, parecía alterado y preocupado, como si se le hubiera ocurrido una idea.

  • Mijo: Darko saltó por la ventana... yo creo, Niko... que él... que él ya sabía...
  • Niko: ¿Que ya sabía... qué?
  • Mijo: Sabía... sabía...

Niko reparó, entonces, en la ropa de Mijo. Una enorme herida de bala parecía pintada en su costado izquierdo. Mijo dio un jadeó y cayó al piso, en lo que dejaba de respirar. Se recostó, y Niko lo sostuvo por los hombros.

  • Niko: Mijo... ¡Mijo!

Nada, Mijo había muerto.

Lejos de allí.

El serbio yacía en el frío suelo de tierra. Goran estaba muy triste, sobándose con la única mano que conservaba debilidad. Darko se acercó, gateando.

  • Goran: ¡Darko, estás vivo! ¿Te han herido?
  • Darko: (con frialdad) Has matado a mi tío...
  • Goran: Me sentí muy mal, Darko, yo no lo sabía... me estoy muriendo, joder.
  • Darko: Entonces no te molestará esto.

Sacó una pistola y disparó.

Goran abrió los ojos como platos por un segundo, pero, ni bien hubo aparecido la herida en su pecho, puso los ojos en blanco y bajó la cabeza, muerto.

Darko lanzó un grito, mezcla dolor, mezcla triunfo.

El sargento bosnio se acercó.

  • Sargento: Has hecho bien, Brevic...

Arrojó algo al piso, una bolsa.

  • Sargento: Nos vemos en la otra vida.

Darko vio desaparecer al tipo y se inclinó sobre la bolsita para abrirla.

Adentro estaban los mil dólares prometidos.

Darko miró a todos lados, desesperado.

  • Darko: (susurrando) No...

Darko se arrodilló y lanzó un grito al aire.

  • Darko: ¿Qué he hecho? ¡Goran! ¡Gooraaaaaaaan!

Capítulo 3: Out of the Closet

Florian entró en la casa de los Cravic, tras haber cumplido su tiempo en la guerra. Niko Bellic ya no estaba en el pueblo, había partido hace mucho. Florian vio a su padre en el sillón.

  • Florian: Hola, padre.
  • Sr. Cravic: Florian... ¡Has vuelto! ¡Sabía que sólo tú podrías sobrevivir a una guerra tan terrible!
  • Florian: (serio) Tengo algo que decirte, padre.
  • Sr. Cravic: ¿Y qué cosa es esa?
  • Florian: Pues... yo... soy gay, joder.

El sr. Cravic abrió los ojos como platos.

  • Sr. Cravic: ¡Florian!
  • Florian: Es mi forma de ser, mierda. Vas a aceptarla.
  • Sr. Cravic: ¡Joder, joder, joder!
  • Florian: ¿Qué dices, padre? Soy tu puto hijo adulto, tomando una decisión.
  • Sr. Cravic: Tú no eres mi hijo, yo no tengo ningún hijo... ¡vete de mi casa!

El sr. Cravic abrió la puerta.

  • Florian: Bien... no me esperes.
  • Sr. Cravic: Tú no vuelvas.

Florian salió de la casa.

Capítulo 4: La nueva vida

Liberty City, 2007.

Bernie Crane estaba en su apartamento, tomando una copa con un amigo, Talbot.

  • Bernie: Así que... Talbot. ¿Qué hay de bueno para hacer esta noche? Estoy muy aburrido.
  • Talbot: Fácil, colega... ¡Hercules, bebé!
  • Bernie: ¿Hay alguna fiesta?
  • Talbot: Gay Tony cumple años, cuarenta y cuatro, todos los chicos lindos de Liberty City estarán ahí... yo no sé, pero a lo mejor me paso.
  • Bernie: Pero tú eres bisexual.
  • Talbot: Jugar a dos bandos es como ser árbitro en el fútbol.
  • Bernie: Pues, en ese caso... ¡Tócame el silbato, nene!

Ambos entraron al dormitorio.

Poco más tarde, en el Hercules.

Una par de hombres se reunieron en el sector VIP, a conversar.

  • Bernie: Talbot tenía razón, es fantástico...
  • Tom Rivas: Sí, lástima que Tony se tuvo que ir al Maisonette 9, para seguir la fiesta allí.
  • Evan: Iría con él, pero cortamos.
  • Bernie y Tom: ¿De nuevo?
  • Evan: Esta vez les juro que es definitivo.
  • Bernie: Eso dijiste la última vez.
  • Tom: Sí, y publicaste un vídeo sobre el rompimiento, escondiste la cámara en el apartamento de Tony... se veía tan real.
  • Bernie: Dos días después, me llamó Talbot y me dijo que los vio besarse en el Maisonette 9.
  • Evan: ¡Se negó a comprarme zapatos nuevos! ¡Yo digo, que se merecía el rompimiento!
  • Tom: Bueno, es una reinona vieja y drogata, pero al menos no es gordo, ni pobre, ni un idiota inmigrante de mierda.
  • Bernie: ¡Eh! Que yo soy inmi... (se tapa la boca con las manos)
  • Evan: ¿Cómo es eso?
  • Bernie: Sí... ¡Soy serbio! De ahí mis pómulos.
  • Tom: No tienes pómulos... Dios, debes ser el único eslavo sin pómulos.
  • Bernie: Bueno... tengo los pómulos de mi madre, mi padre los tenía así... (hace un gesto)
  • Evan: Regresando al tema... supersecreto chicos... aquí, aquí. (los tres se acercan para que nadie oiga) bss, bss...
  • Tom: ¿¿¿TONY ESTÁ EN LA RUIN...???

Bernie le dio un zape.

  • Bernie: ¡Cállate idiota! (a Evan) ¿Hace cuanto?
  • Evan: No sé... se bamboleó durante veinte años y hace como cinco que está en la ruina.
  • Tom: Joder. ¿Gay Tony es un pobre? Por dios, hice pipí frente a él. (Nota: XD)
  • Evan: Relájate, obtiene dinero, pero por alguna razón, cuando lo voy a ver, ya no tiene.
  • Bernie: Ah, técnicamente, es cuando tú vas que desaparece el dinero.
  • Tom: Yo me voy a bailar...

Tom se para y se va.

  • Evan: ¿Vienes Bernie?
  • Bernie: Vamos... pero no me inviten a una copa.

Tom y Evan miraron a Bernie con los ojos como platos.

  • Tom y Evan: (al mismo tiempo) Nosotros jamás invitamos...

Los tres se pusieron a bailar. Un hombre entró al lugar, vestía un elegante traje deportivo. Bernie lo miró, extasiado.

  • Bernie: ¿Quién es ese?
  • Tom: (deteniendo el baile) Es Bryce Dawkins, el teniente del alcalde... un secreto, finge ser un hombre conservador de familia, pero es aún más gay que tú, yo, Tony y Evan juntos.
  • Bernie: Uh... no me molestaría nada, nada, nada, nada, nada estar un momento con él.

Bernie se acercó.

  • Bernie: Eh, un placer, soy Bernie Crane, y el es mi amigo, Tom Rivas.

Rivas sonrió.

  • Pensamiento de Rivas: Es delgado, huele a dinero y a homosexualidad... ¡Es mi tipo! ¡Es mi tipo! ¡Es mi tipo!
  • Bryce Dawkins: Ah.
  • Bernie: Bailas.
  • Bryce: De acuerdooooo...

Los dos se ponen a bailar, Tom se va decepcionado.

Días después, en Middle Park.

Bernie corría con su traje chándal, en lo que iba excitándose más y más. Se sentía muy bien. Acababa de tener dos o tres citas con Bryce. Eso ya iba avanzando.

  • ?: ¡Maricón!

El hombre le dio un golpe en el pecho.

  • ?: Jódete, y la próxima vez que vuelvas, será el doble de fuerte.

Bernie se fue jadeando.

En el apartamento de Bernie.

  • Bernie: (tirando el periódico) ¿Cómo has podido?
  • Bryce: Bernie, yo...
  • Bernie: Apoyar a este... a este criminal.
  • Bryce: No lo apoyé. Sólo realzaba mi imagen pública.
  • Bernie: Mierda... ¿por qué? Mira, te diré una cosa... lamento mi desconfianza. Estuve en la guerra, alguna vez fui "el chico duro del matadero".
  • Bryce: ¿Es una metáfora?
  • Bernie: No, en serio trabajaba en un matadero.
  • Bryce: Ah... así que no eres de aquí.
  • Bernie: No, soy balcánico.
  • Bryce: Así que todo es mentira, no eres estadounidense, tu cabello no es rubio natural, no eras homosexual desde siempre, como me dijiste... y te apuesto lo que quieras a que tu nombre...
  • Bernie: Cravic.
  • Bryce: ¿Qué?
  • Bernie: Mi nombre es Florian Cravic.

Bryce respiró hondo.

  • Bernie: Mira, en la guerra, fui traicionado, dos amigos míos... no sé si uno de ellos fue, o si fueron los dos. Trampa mortal, mis catorce mejores amigos. Doce muertos, dos vivos. Creo que uno está muerto, y el otro... bueno, me dijeron que se unió al circo. Vine aquí y me cambié el nombre a Bernie Crane.
  • Bryce: Joder, que mal.

Ambos se besaron.

Capítulo 5: El reencuentro se acerca

Bernie estaba como de costumbre en su apartamento. Estaban de visita Tom y Willie, los cuales estaban revisando sus solicitudes en Love-Meet.net.

  • Bernie: ¿Siguen revisando eso? Bah, nada se compara conmigo y con Bryce, o con Tony y Evan... conocerse físicamente es el primer paso.
  • Tom: Sí, pero aquí estar por el cuarto paso... a ver: gordo, gordo, gordo, pobre, feo, gordo, discapacitado, gordo, mujer, mujer, hermafrodita, mujer, gordo... ¡eh! este no es está tan mal.

Bernie miera la foto.

  • Bernie: Bonito, ¿Willie?
  • Willie: Un par de fofos idiotas, me voy al club.
  • Bernie y Tom: Adiós.

Willie se va.

  • Tom: Le voy a aceptar la solicitud.
  • Bernie: (interesado) ¡Uh! ¿Dónde irán?
  • Tom: Al 69th Street Diner, es lo único que puedo permitirme.
  • Bernie: Ah, tú no pagas.
  • Tom: Es lo único que puedo permitirme pedir hasta que sea una relación.
  • Bernie: Ah.
  • Tom: Oh, mi celular.

Tom atiende.

  • Tom: Hola... ¿Víctor? Te dije que no me llamaras, eres un pobre diablo de mier... ¿Qué? ¿Lyle? ¿Me lo dices en serio?
  • Bernie: ¿"En serio" qué?
  • Tom: ¿De verdad?
  • Bernie: ¿"De verdad" qué?
  • Tom: ¿No estás dopado?
  • Bernie: (exasperado) ¿¿¿"Dopado" con qué???

Tom se echa a llorar.

  • Tom: Está... está bien... te veré allí...

Tom cuelga.

  • Tom: Bernie, es terrible, han matado a Lyle.
  • Bernie: ¿Tu apuesto primo pandillero hetero de pandero prieto?
  • Tom: El mismo. Brucie Kibbutz, un puto socio suyo y colega mío... Dios, fue su culpa... yo... yo le pedí dinero, y me negué a pagar. A que lo hizo por venganza.
  • Bernie: ¿Cuando es el funeral?
  • Tom: Ya mismo... Dios, primero el funeral de mi primo y luego mi cita con SweetBellic. Al menos el amor me relajará.
  • Bernie: Lo que digas.

Tom se fue.

En el funeral, Victor Rivas se acercó a Tom.

  • Victor: A ti te tocó el coche, a mi el apartamento.
  • Tom: Ah... ¿Lo puedo revender?
  • Victor: Lamentablemente, un hijoputa se coló allí ayer y lo robó. José Trúnchez me avisó.
  • Tom: ¡Mierda! Apostaría lo que fuera a que fue el desgraciado de Brucie. Me mantendré en contacto. Adiós, Vic, hoy tengo una cita.

Tom se fue.

Al día siguiente. Bernie contestó el teléfono.

  • Bernie: ¿Hola?
  • Evan: Soy Evan, Bernie... malísimas, pésimas, terribles noticias.
  • Bernie: ¿Qué sucede, Evan?
  • Evan: La discriminación, el racismo y el esnobismo han sufrido una gran pérdida.
  • Bernie: ¿Qué?
  • Evan: Han disparado a Tom.

Bernie se quedó helado.

  • Bernie: ¿Qué cosa?
  • Evan: Lo que oyes, me informaron esta mañana, su cita era un fraude, un cabrón extranjero le pegó un tiro.
  • Bernie: Nunca se sabe quien estará en internet... ¿Qué pasó con él?
  • Evan: Quizá no fui lo bastante específico... ¡Tom está muerto!
  • Bernie: Oh, lo siento, no caía... Dios... Dios... te llamaré.

Bernie colgó.

Capítulo 6: El reencuentro

Bernie estaba en su apartamento, mirando televisión, cuando sonó su teléfono.

  • Bernie: ¿Hola?
  • Talbot: Soy Talbot, tenemos un problema horrible, tienes que huir... salta por la ventana de ser necesario. ¡Te van a matar!
  • Bernie: ¿Qué es tan horrible? ¿Un asesino entrará por mi puerta a liquidarme?

Se oyó un golpe.

  • Talbot: No... mucho peor...
  • ?: ¡Florian! ¡Florian!
  • Talbot: ¡¡¡Son DOS!!!

Y entonces: Artículo principal: Weekend at Florian's

Roman y Niko se marcharon. Bernie llamó a Talbot.

  • Bernie: Resuelto, nada grave, solo dos viejos conocidos del pasado.
  • Talbot: Si es así, no quiero conocer a tus enemigos.

Bernie meditó un momento.

Capítulo 7: La ayuda

Bernie llamó a Niko y lo citó en su apartamento... Artículo principal: Hating the Haters

Más tarde, Bernie volvió a solicitar la ayuda de Niko... Artículo principal: Union Drive (misión)

Un tiempo después, Bernie invitó a Niko a pasear en Squalo. Artículo principal: Buoys Ahoy

Bernie quería pagarle a Niko por toda su ayuda. Así que... Artículo principal: Bryce's Infernus


Capítulo 8: Con las manos atadas a la espalda

Bernie se encontraba tirado en el sillón. Faltaba una semana para la boda. Había comprado ya un smoking. Bryce le había dicho que no podría acompañarlo, ya que los invitados no debían verlos juntos. Mientras esperaba el día, descansaba tristemente viendo la tele. Por la ventana, se veía la deprimente y lluviosa tarde. Bernie oyó ruidos en el pasillo, fuera del apartamento.

  • Bernie: ¿Quién está allí?

No hubo respuesta. Bernie habló en serbio y con voz gruesa. (Florian)

  • Florian: Se lo advierto... sé técnicas de combate del ejército.
  • ?: Yo también... (en serbio) ¡Puto mamón!

Esa voz, esa voz la reconocería en donde fuera. Estaba terriblemente afectada, como si el dueño de aquel sonido hubiera fumado veinte cigarrillos por día. Pero seguía teniendo aquel tono rudo y frío que tenía hacía años. Bernie se puso pálido.

  • Bernie: No serás... (abrió la puerta) tú...

Darko Brevic se encontraba de pie en el umbral, vestía un traje sumamente pobre, con los pantalones gastados, camisa vieja y una chaqueta inflable sucia. Su rostro estaba contraído y arrugado, con la marca del escuadrón aún visible en la ceja izquierda. Sonreía con los dientes podridos.

  • Darko: Hola, Florian.

Bernie siguió en su misma postura.

  • Bernie: Dame una puta razón para no pegarte un tiro en este mismo momento, traidor de mierda.
  • Darko: ¿Qué ideas te ha metido Nikolai en la cabeza?
  • Bernie: Tengo metida en la cabeza la cicatriz de bala que ese puto bosnio me causó en la emboscada que provocaste, Brevic.
  • Darko: Oye, cálmate... Cravic. (imitó su tono) Relájate ya, Florian, sigo siendo Darko, y no pasa un día sin que lo lamente. Por favor, Florian.
  • Bernie: ¡Mi nombre no es Florian!
  • Darko: ¿Cual es tu puto nombre, joder?
  • Bernie: Bernie Crane... ¡Bernie! Tienes suerte de que repudie las armas, o ya te habría cocido a tiros.
  • Darko: Si tan solo pudiera...

Darko puso un pie en la lustrosa madera del piso del apartamento. Sin embargo, se oyó un chasquido como el de un látigo y el traidor se apartó. Bernie lo había abofeteado.

  • Bernie: Dame un jodido minuto y te dejo entrar.

Se marchó y volvió con un aerosol, con el que roció a Darko de arriba a abajo.

  • Bernie: Listo, no iba a dejarte entrar en my house con esa puta peste.
  • Darko: (riendo en serbio) Así que... eres maricón.

Bernie se molestó.

  • Bernie: Te diré lo que es un maricón, Darko... un maricón es alguien aterrado, alguien que vive escondido, alguien que vende todo lo que conoce con tal de evitar su muerte, alguien cuya propia piel de mierda le importa más que todos sus amigos... eso, Darko, es un maricón.

Bernie parecía a punto de cerrar la puerta, pero dejó pasar a su ex-amigo.

  • Bernie: Entra de una puta vez, antes de que te cierre en la cara.

Darko entró, se estaba por echar en el sillón, cuando Bernie lo detuvo y le trajo una silla plegable de playa.

  • Bernie: Te sientas ahí, me rehúso a dejar que me ensucies el sillón... aún limpio lo ensuciarías. Bastante que te dejo tocar mis sillas "SuperFoldable". (Nota:SuperFoldable, es dulce, es cómoda... siéntala sentirse al sentarse sentado sobre el asiento asentable... ¡SUPERFOLDABLE! ¡Cómprala!)

Bernie desató las manos de Darko, que respiró hondo.

  • Darko: (sentándose) Lo que digas, joder... ha sido un viaje largo, un cabrón con traje azul me atacó en Bucarest hace quince horas o más, viaje por sobre el océano dentro de una puta caja, un idiota vengativo rencoroso de mierda me apuntó con una pistola hace cuarenta y cinco minutos, y he corrido kilómetros con las manos pegadas al culo. Casi me arrestan por no llevar papeles... y aquí entre nosotros, hace seis días que no uso un baño... no es que no hubiera necesidad, solo que no uso un...

Bernie puso cara de asco.

  • Bernie: Ya caigo, ya caigo, veré que ropa te consigo pero no digas más.

Irrumpió Bryce Dawkins en la habitación.

  • Bryce: Oh... vaya... (a punto de llorar) No sabía que interrumpía algo.
  • Darko: Ah, Bernie. No me presentaste a "florecita número dos".
  • Bryce: ¿Qué significa esto? ¡Bernie! ¿Quién diablos es él?
  • Bernie: Calma, Bryce, no te pongas así.
  • Bryce: ¿Cómo quieres que me ponga? Entro y descubro a mi novio con un cabrón eslavo husmeándole el pandero... ¡Mi pandero!
  • Darko: No tengo ninguna intención con Florian... Bryce. No soy marica.
  • Bernie: (enfadado) Al menos no sexualmente hablando.

Bryce ocupó el asiento al lado de Bernie.

  • Bernie: Es el traidor del que te hablé... Darko, Bryce. Bryce, Darko.
  • Bryce: Un placer.

Bryce le tiende la mano a Darko, pero él la rechaza.

  • Darko: Ojalá pudiera decir lo mismo.

Bryce flaqueo su sonrisa de bienvenida.

  • Bryce: Me recuerda a Niko, tu amigo frío.
  • Bernie: Pues, hace cosa de una hora, Niko trató de matarlo, pero al final lo dejó ir.
  • Darko: Yo le pedí que me matara, no soportaba más la culpa... ¡Niko! El debería perdonarme, debería pedirle perdón.

Bernie alzó una ceja.

  • Bernie: Sigues vivo, Niko te tubo a punta de pistola, pero sigues vivo... es lo mejor a lo que puedes aspirar.

Darko bajó la cabeza.

  • Darko: Lo lamento tanto, Florian...
  • Bernie: Dime Bernie.
  • Darko: Necesito un abrazo.
  • Bernie: Bryce, trae ropa limpia, algo que tengas, no sé, y dásela...
  • Bryce: Claro, mi amor.

Bryce se fue.

Capítulo 9: Ponerse de luto

Mientras tanto.

  • Niko: ¡Puta rata!

Dimitri Rascalov recibió su merecido disparo en el pecho.

  • Niko: Muere.

En el apartamento de Roman y Mallorie.

  • Mallorie: Roman, es de mala suerte que me veas con el vestido.
  • Roman: (tapándose los ojos) Pues quítatelo, quítate todo lo que quieras... y cuanto más te quites mejor.

Mallorie apartó el rostro, sonriendo.

  • Mallorie: Ay, Roman.

Ambos se besaron.

Luego se lanzaron en la cama.

Luego el vestido quedó inutilizable.

  • Mallorie: ¡Joder! Arruinamos el vestido.
  • Roman: ¡Te dije que te lo quitaras!
  • Mallorie: ¿Y ahora con qué me caso?
  • Roman: Pues conmigo.

Mallorie le dio un zape.

  • Mallorie: Hablo de lo que me pongo.
  • Roman: Ah, sí... bueno, ¿y esa chaqueta blanca tan mona que usaste en nuestra primera cita? Trae recuerdos del comienzo de la relación.
  • Mallorie: (recordando y riendo) "Roman, serás idiota" jajaja... ¿Fue una primera cita?
  • Roman: No sé... ¡Vamos a casarnos! Me casaría contigo aunque no llevaras nada puesto... ¡En especial si no llevaras nada puesto!
  • Mallorie: Roman...
  • Roman: Bueno... Bueno, vamos a casarnos.

Ambos salieron del apartamento.

En la iglesia.

Bernie y su compañero con anteojos entraron. El misterioso sujeto tenía el rostro lleno de arrugas, pero el color castaño opaco de su cabello delataba que no pasaba de los treinta. Unos inmensos lentes de sol ocultaban sus ojos y cejas. Se había puesto un sombrero de copa, pero se lo había sacado a la hora de "saludar a Dios".

  • Sacerdote: Estamos aquí reunidos para unir a este hombre y a esta mujer (la cual no se vistió para la ocasión como es debido)

Mallorie bajó la cabeza. Roman le echó una mirada asesina al sacerdote.

  • Sacerdote: ...en santo matrimonio. No importa cuanto me apresure ni cuanto me tarde con esto porque me robaron mi coche, así que no tengo a donde ir. En fin... por el poder que me otorga la iglesia católica, la judía y un poco de la budista... los declaro marido y mujer. Puede besar a la novia.

Niko, con Kate y Bernie y su compañero, sonreían y aplaudían.

  • Niko: (a Bernie y a su compañero) Aquí entre nosotros... yo le robé el coche.
  • Kate: ¡Niko!
  • Niko: Renuncié a Dimitri Rascalov, nena, no al crimen...

Bernie, el compañero, Niko y Kate rieron.

Todos iban saliendo de la iglesia, festejando. Roman miró al compañero de Bernie un momento, cuando nadie miraba. Este se bajó los anteojos y le guiñó un ojo.

El susto de ver a aquel Darko (con traje, cabello limpio y dientes blanqueados) causo que Roman se pusiera pálido.

Pero solo empezaba lo peor.

  • ?: ¡Puto traidor inmigrante de mierda!

Jimmy Pegorino había empezado a disparar contra todos los invitados. Kate cayó muerta al lado de Niko.

  • Bernie: Joder...
  • Darko: ¡Mierda! ¡Dios, mierda!

Darko se ponía muy triste al ver más traición, al ver más tristeza de Niko, al ver como otro desgraciado arruinaba la vida de su antiguo mejor amigo.

Se vengaría por él, y así lo recuperaría.

Capítulo 10: Amistad recuperada

Nota: cambiaré un poco el final de "venganza", solo un poquito XD.

Al día siguiente.

Darko estaba con Bernie y Bryce mirando televisión. De repente, el muy homosexual programa que estaban viendo se cambió a un boletín informativo.

  • Noticiero: Información de último minuto. El líder del sindicato del crimen de los Pegorino, James Pegorino (Nomedigas ¡No! ¿En serio? Yo creí que se llamaba James Hernández.), está huyendo a bordo de una lancha hacia la Isla de la Felicidad. Al parecer, un helicóptero está persiguiéndolo por el aire... los mantendremos informados.
  • Darko: Florian, tengo que llegar ya mismo a la Isla de la Felicidad.

Bernie se puso de pie.

  • Bernie: ¿Ayudarás a Niko?
  • Darko: Sí.
  • Bernie: No, no irás...
  • Darko: ¿No iré?
  • Bernie: No... ¡Irémos, joder! ¡Es tan amigo tuyo como mío!

Ambos salieron corriendo del apartamento.

  • Bryce: ¿Y yo qué?
  • Darko: Jódete.

En la Isla de la Felicidad.

  • Pegorino: Eres un saco de mierda, Niko.
  • Pegorino: Debería haberte matado a ti.

Darko y Bernie se acercaron por detrás de Pegorino y Niko, Bernie preparó una pistola, pero Darko lo detuvo.

  • Darko: Lo haré yo.

Darko agarró el arma.

Pegorino ya había sido herido de gravedad, y estaba inclinado en el piso.

  • Pegorino: Joder, el que manda aquí soy yo... ¡Yo!
  • Niko: ¿Quieres oír algo gracioso... Jimmy?
  • Pegorino: La verdad es que no.
  • Niko: La Comisión, las viejas cinco familias... Conozco a algunos de esos tipos... creen que eres un puto chiste de mierda... ¡Un chiste!

Pegorino hizo un esfuerzo, sacó un arma y se puso de pie.

  • Pegorino: ¡Tu cara será un puto chiste cuando le abra un tercer ojo!
  • Darko: ¡No, no lo harás!

Disparo.

Pegorino se tambaleó, con el agujero de bala en la nuca sangrando. Al final, cayó muerto al suelo.

Detrás de él, Darko Brevic bajó la pistola.

  • Niko: ¿Darko?
  • Darko: Niko, yo lo lamento... lo he lamentado cada día desde que lo hice...
  • Bernie: En serio lo lamenta, Niko, en serio.
  • Niko: ¿Florian?
  • Bernie: ¡Bernie!
  • Niko: ¿Bernie?
  • Bernie: Sí, somos nosotros, no te íbamos a dejar solos en un momento así.
  • Darko: Niko, te pido... Dios, no puedo, no lo merzco... una segunda oportunidad.

Niko abrió los brazos, para agarrar a Darko y Florian. Roman y Little Jacob se sumaron.

  • Niko: Sí.

Todos aplaudieron.

  • Roman: ¿Adivinen qué? Mallorie tendrá un hijo... si es niña le pondremos Kate.

Todo el mundo dijo "Aaaaaaaaaaaaaaah" con ternura.

  • Roman: Y si es niño, Clementino.
  • Darko, Niko, Jacob, Bernie: No, no... Cometes un error, primo... Mala idea, rasta... Pésimo, pésimo, gordito Roman.
  • Roman: Es mi hijo, así que me la pelan.

Todos vuelven a abrazarse.

Capítulo 11: Preparación del golpe Foldable

Darko tocó la puerta de la casa de los Bellic.

En otro tiempo la habrían llamado "Mansión Pegorino", pero el cambio es para mejor. Con Pegorino muerto, Angie quedó en la ruina y se escapó con Phil Bell a tener hijos en Croacia, donde pasaron su luna de miel. El bebé de Roman por suerte fue niña y se llamó "Kate". Niko salió dos años con Alex Chilton y se casó con ella. Darko vivió con Florian durante muchos años, Bryce reveló su relación homosexual y su carrera prosperó, llenándose de votantes gays y el apoyo de Gay Tony. La esposa de Bryce estaba tan enojada que les dejó a Bryce y a Bernie a los niños y huyó para no volver. Todo parecía perfecto.

En el apartamento de Darko.

  • Darko: ¡Nena, espero que estés lista para el besito de las buenas noches!
  • Gracie Ancelotti: ¡Ven! ¡Ven! ¡VEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEN!

Una noche censurada más tarde.

  • Gracie: ¿Sabes, Darko? La última vez que estuve por follar con un serbio, acabé amordazada y atada en una habitación cerra... ¿No es esta la habitación?
  • Darko: Sí, se la compré a un tal McReary. Niko y Packie ya no la necesitaban.
  • Gracie: ¿Niko?
  • Darko: Es mi mejor amigo de la infancia.
  • Gracie: Eres amigo del puto secuestrador de mierda que me arruinó tres semanas de mi vida... ¡Me voy!
  • Darko: Bah... de todos modos, no iba a acostarme con una zorra italiana como tú...
  • Gracie: Que te den...

Gracie se fue. Darko se sentó y tomó una lata de Coca-cola del portavasos de su Super Foldable. (Nota: ¡SuperFoldable! ¡Cómprala! ¡Ahora la SuperFoldable Número 10.000 con portavasos! ¡SuperFoldable! ¡Cómprala!)

Sonó su teléfono.

  • Darko: ¿Hola?
  • Niko: Darko, ¿por qué no te pasas un rato...? Tengo un trabajito.
  • Darko: Vale, me paso.

Darko colgó.

En la casa de los Bellic.

Niko estaba en la vieja oficina de Pegorino. Aún le daba una especie de miedo aquel lugar, como si Pegorino siguiera en esas sombrías habitaciones.

  • Dwayne: Niko... Jackson y Big Park no tardarán en llegar... ¿Me explicas cual es ese golpe tuyo?
  • Niko: Pues, involucra conseguir mucho dinero y... ¡Packie!

Packie entró en la habitación.

  • Packie: Traje a toda la caballería McReary, colega...

Entraron otros dos. Niko se sorprendió al ver al mas alto.

  • Niko: ¿Gerry? ¿Eres tú? ¡Estás libre!
  • Gerry: Sí, logré salir de esa cárcel con amor, trabajo, y moteros que salen a matar a su líder aprisionado... (Se acerca al oído de Niko) destruyeron la puerta.

Niko ríe. El otro era Derrick.

  • Derrick: Hola, Niko...
  • Niko: Me alegra que estén aquí, dentro de poco llegarán otras personas a ayudarnos, tengo una lista de las personas a las que llamé:
    • Packie
    • Gerry
    • Derrick
    • Dwayne
    • Jackson
    • Big Pete
    • Darko
    • Brucie
    • Johnny
    • Luis
  • Niko: Bien, asaltaremos la fábrica de Liberty City de la compañía SuperFoldable y sus sillas... ¡Les vamos a plegar el culo a esos cabrones vendedores de sillas!
  • Todos: ¡Sí!

Llega Darko.

  • Niko: Oh, hola Darko... ¡Les vamos a plegar el culo a esos cabrones vendedores de sillas!
  • Todos y Darko: ¡Sí!

Llegano los hombres de Dwayne.

  • Dwayne: Jackson, Big Park...
  • Niko: ¡Les vamos a plegar el...!
  • Todos: Ya entendimos... ya entendimos.

Los presentes salieron del lugar.

  • Niko: Bien, otro amigo nos proporcionará un vehículo para todos, esperemos.

Al final, llegó Brucie Kibbutz con una camioneta.

  • Niko: Bien, tenemos dos opciones para realizar este golpe... la primera es: atacar de frente con nuestras armas... para eso debemos ir a Feldspar Street, donde unos colegas moteros están llevando un camión lleno de munición... ya saben, cosas como lanzacohetes o ametralladoras... conozco al vendedor, soy amigo de un amigo suyo.

Todos asintieron.

  • Niko: Muy bien. Entramos al lugar con las armas que nos proporcionarán esos moteros. En fin, apuntamos a todos esos cabrones y les petamos ruidosamente el culo. Luego entramos a la caja fuerte en la oficina del jefe, sacamos todo el dinero de la compañía Foldable y desaparecemos...

Todos asintieron nuevamente. Dwayne alzó la mano.

  • Niko: ¿Dwayne?
  • Dwayne: Sí... pregunta, ¿cómo nos organizamos?
  • Niko: Okay... Roman se ocupará de vigilar desde nuestro apartamento con una radio. Ya saben, policía y eso... Dwayne, tú y tus chicos vigilaran en una barca desde el mar. Ya saben, la fábrica se encuentra en la costa, sobre un muelle. Si alguien con dinero trata de huir por detrás, esperen a que esté sobre una superficie plana, le dan por culo y le quitan hasta el anillo de bodas.

Jackson y Big Park chocaron las manos. Dwayne se les unió.

  • Niko: Darko, tú, Packie, Luis (ya sabes quien es, el de los clubes) y yo somos especialistas en tiroteos, entramos y amenazamos a la gente. Johnny y sus dos chicos, Terry y Clay, esperarán a la entrada de enfrente por si viene alguien... Gerry, tú te ocupas de la caja fuerte y luego, junto con Derrick, conducirán los furgones con el dinero.

Todos aplauden ante el plan de Niko.

  • Niko: Esa es sólo la primera opción, la otra es mucho más rebuscada, pero nos será menos... ah, bueno, habrá menos posibilidad de bajas.

Algunos se interesan.

  • Niko: En este momento hay un submarino en la costa, cerca de la fábrica. Lo robamos, matamos a los que lo manejen y lo utilizamos para ir por las cañerías enormes que tiene la fábrica. Es pequeño el vehículo, cabrá. Es lo bastante grande para que Darko, Gerry, Derrick y yo entremos. A lo mejor alguien mas puede ir en el cuarto de baño.

Algunos aplauden, pues eso parece más fácil.

  • Niko: Esperen... habrá que pasar la noche en el submarino, pues tenemos que prepararlo todo con antelación... ¿Está claro?
  • Darko: Yo me apunto.
  • Gerry y Derrick: Nosotros también.
  • Luis: (entrando al lugar) Yo seré quien vaya en el baño.
  • Niko: Genial... Dwayne, tú y Big Park vigilen la costa, tanto el muelle que está frente a la fábrica, donde iremos con el submarino, como en la propia fábrica. Roman ya avisará por si alguien sabe de nuestra táctica.

Otro choque de manos.

  • Niko: Packie... conducirás un furgón para recoger el dinero en el muelle. Lleva un arma, por si las dudas.
  • Packie: Vale, enterado.
  • Niko: Johnny y sus chicos estarán vigilando dentro de la fábrica, harán la visita guiada e informarán en caso de problemas.

Todos asienten.

  • Niko: Vale, ya tenemos todo listo... ¿Que opción quieren?

Hora de decidir.

Capítulo 12: El golpe Foldable

Nota Nota: Opción tiroteo.

Un día después. Terry estaba cerrando su furgoneta tras hacer el trato con Niko.

  • Niko: Okay, me alegra llegar a un acuerdo.
  • Terry: Sí, lo que digas... estamos por huir a Los Santos luego de este golpe, así que... no sé...

Ambos ríen.

  • Niko: Vale, nos veremos en el reparto.
  • Terry: Informaré a Johnny y Clay.

Terry se va.

Hora del robo.

Mientras tanto, en un barquito pesquero cerca del muelle donde estaba SuperFoldable. Dos pescadores se encontraban con sus cañas.

  • Pescador: ¿Joe? Creo que agarré algo.
  • Joe: ¿En serio, Phil?

De atrás aparece Dwayne Forge con una pistola.

  • Dwayne: Yo los agarré a ustedes.
  • Phil: ¿Cómo entraste aquí?
  • Dwayne: Nadé.

Del agua emergieron Jackson y Big Park.

  • Big Park: Eso es mentira... nosotros te cargamos cuando te cansaste luego de nadar seis metros.
  • Jackson: Cierto, y quiero mi dinero.

Phil y Joe alzaron las manos.

  • Phil: ¡No disparen! ¿Qué quieren?
  • Dwayne: Queremos que nos den su vehículo...
  • Phil: ¿Para qué lo quieren?
  • Joe: Sí, necesitamos una razón váli...

Jackson los había agarrado por la cabeza y los había chocado el uno contra el otro. Ambos cayeron, noqueados.

  • Jackson: Así es más fácil.

Dwayne tomó control de la barca y se dirigió hacia abajo del ventanal de la fábrica SuperFoldable.

En el camino, Jackson y Big Park escondieron a los pescadores en una gran caja donde guardaban el producto de su pesca.

  • Jackson: Oye... y si estos plegadores de sillas tienen algo con lo que escapar, como un helicóptero.
  • Big Park: Sencillo, traje un "paquetito" que nos ayudará.
  • Dwayne: Espero que funcione, ¿qué es? ¿qué es? ¿qué es? ¿"Paquetito"? ¿Es un regalo? ¿Es para mí?

Dwayne se pone a dar saltitos.

  • Jackson: Dime, por favor, ¿por qué trabajamos para él?
  • Big Park: Porque Playboy X fue asesinado.
  • Dwayne: (enojado) No mencionarán su nombre bajo este techo.
  • Jackson: Estamos al aire libre.
  • Dwayne: Pues no digan su puto nombre...

Todos se callan.

La fábrica era una enorme construcción de tres pisos, con ventanales de vidrio sucios y con tres grandes chimeneas que humeaban. Era un día nublado, parecía estar a punto de llover. Había un muelle de metal que sostenía una buena parte de la fábrica frente al mar. Del otro lado, había una inmensa entrada. Terry, Clay y Johnny se detuvieron delante de ella. Terry llevaba su camión con armas.

  • Terry: Esos idiotas no saben la que les espera, Roman dijo por radio que están a pocas calles de aquí...
  • Clay: ¿Cuando viene Niko?
  • Johnny: En unos minutos, él y su equipo necesitan vestirse para esto.

Terry aparcó delante de la fábrica.

Mientras.

Niko, Darko, Luis, Packie y Gerry se habían vestido con monos de trabajo azules. Niko llevaba una máscara de Guy Fawkes, Darko una de de gorila, Luis un pasamontañas y Packie y Gerry dos antifaces. El de Packie de color negro, y el de Gerry...

  • Gerry: No... no ¡De ninguna manera!
  • Packie: ¡Vamos, Gerry! Es por el equipo.
  • Gerry: ¡Es humillante!
  • Packie: Nadie sabrá que eres tú...

De mala gana, Gerry se puso el antifaz violeta con plumas rosas.

Al fin, llegaron con un gran furón conducido por Derrick a SuperFoldable Factory.

Los cuatro atravesaron la puerta principal. La recepcionista gritó al ver sus armas. La de Luis una AK-47, la de Gerry una Micro-SMG, la de Packie una Desert Eagle, la de Darko un fusil de asalto y la de Niko una escopeta de combate.

  • Niko: ¡Todo el mundo al suelo! ¡Es un puto asalto! (apunta a la recepcionista) ¡Manos arriba, zorra!
  • Recepcionista: ¡Por favor, no me maten! ¡No hay dinero aquí!
  • Darko: ¡Donde está el puto encargado!
  • Recepcionista: Está arriba... por favor... (se echó a llorar)
  • Niko: Déjenla, yo y Darko nos ocupamos del encargado. Mantengan a todos estos idiotas a raya... Gerry, ven con nosotros, debes abrir la caja. Johnny ya habrá ido a por el otro furgón.

Darko, Gerry y Niko subieron las escalerillas hacia la oficina.

Afuera.

  • Johnny: Ya conseguí el otro furgón.
  • Terry: ¡Oh, no!
  • Clay y Johnny: ¿Qué?
  • Terry: ¡La poli! ¡Tenemos problemas!

Cinco patrullas se acercaban por Bismarck Avenue a toda velocidad, rumbo a SuperFoldable.

Entretanto.

  • Recepcionista: (apretando el botón de comunicación con la oficina) ¡Jefe! Nos quieren robar, tome el dinero y salga a la azotea...

Packie giró a verla. Luis estaba muy ocupado amenazando a un obrero que había entrado a reclamar sueldo.

  • Obrero: No tengo dinero... es precisamente por eso que salí a quejarme.
  • Luis: ¿Parezco idiota? ¿Eh?
  • Packie: ¡Puta estúpida! ¿Qué has hecho?

La recepcionista alzó las manos y cerró los ojos.

  • Recepcionista: Por favor, no me mates... por favor.
  • Packie: No te mataré, he matado, he secuestrado, he robado y he mentido... me temo que no mataré a una mujer...

La mujer respiró aliviada.

En el segundo piso.

  • Niko: Ya casi llegamos a la oficina. Apronten sus armas.

Darko pateó la puerta de la oficina, que se abrió de par en par. Pero el dueño de la fábrica no estaba, y la puerta que conducía hacia la escalera de la azotea estaba también abierta.

  • Gerry: ¡Joder!
  • Niko: Ahí está la caja fuerte, nosotros daremos caza al dueño... tú ábrela y saca el dinero que tenga.

Niko y Darko echaron a correr escaleras arriba. El dueño había tratado de esconderse en el entrepiso, por lo que echó a correr al verlos.

  • Dueño: ¡Ah! ¡Largo!

Darko dio un disparo en falso, y ambos corrieron tras el sujeto. Este llevaba un maletín lleno de dinero en su mano derecha.

  • Darko: ¡Niko, se escapa! ¡Con el dinero!
  • Niko: Le daremos por culo.

Ambos salieron a la azotea, el dueño corría a pocos metros de ellos, por entre las chimeneas gigantes. Gritaba frases al azar:

  • Dueño: ¡No se acerquen a mí!
  • Dueño: Paren... ¡Paren! ¿Y si tratamos de dialogar?
  • Dueño: Las negociaciones forman al país.
  • Dueño: Aunque me eliminen, hay más dinero de la compañía en otros puntos del país.
  • Dueño: Son unos mierdas.

Niko y Darko lo persiguieron, hasta que el dueño se perdió tras la última chimenea.

  • Darko: ¿Dónde...?
  • Niko: Eso... no... importa...

Señaló el imponente mar que se erguía ante ellos. Se venía una terrible tormenta, con rayos y truenos. Sin duda, el dueño había saltado.

  • Dueño: ¡Que les den... cabrones!

Ambos miraron hacia abajo y vieron la precaria escalerilla de metal que bajaba por el muelle, hacia el agua.

El dueño se había subido a un Squalo, y escapaba a la velocidad de un rayo. Ambos reaccionaron rápido. Niko apuntó con su arma hacia la hormiga en la que se había convertido la lancha del dueño.

  • Darko: Tranquilo, Dwayne y sus chicos se ocuparán.
  • Niko: Cierto.

Ambos bajaron las escaleras, de regreso a la oficina.

En la entrada.

Un sangriento tiroteo se había desatado entre Johnny, Terry, Clay y la policía. Venían los helicópteros y los camiones llenos de oficiales armados.

  • Terry: Clay... avisa adentro... tienen que salir por atrás.
  • Clay: Vale... cúbranme.
  • Johnny: Mejor entremos y tapiemos la puerta... no podrán entrar.
  • Terry: Entonces les dejaré un regalito.

Entonces fue cuando se largó a llover. Los tres moteros entraron en la fábrica. Los policías seguían disparando a la camioneta de Terry, creyendo que seguían detrás.

La camioneta estalló. Los policías solo sintieron un ¡BUM! y todo se apagó.

En la oficina.

  • Gerry: Vale, la abrí, y ya tengo las bolsas.

Entre los tres tomaron dos bolsas cada uno y bajaron por la escalerilla hacia la recepción. Todo el equipo menos Dwayne y sus chicos estaba reunido.

  • Johnny: La poli nos esperaba afuera.
  • Clay: Sí... y los destruimos gracias a la idea de Terry.

Terry sonrió tímidamente, y luego se puso triste.

  • Terry: Esa furgoneta me acompañó en mis mejores días, joder.
  • Johnny: Podrás comprarte quince con lo que saquemos de este robo.

Terry sonrió.

En la barca.

  • Jackson: ¡Eh! ¡Dwayne! ¡Ese es el tipo que Niko mencionó!
  • Big Park: ¡Se escapa!
  • Dwayne: ¡Allá vamos!

La barca viró y salió disparada, rumbo a la lancha en la que el dueño se escapaba con el maletín de dinero.

  • Dwayne: ¡Vuelve, comadreja de mierda!
  • Dueño: ¡Eeek! ¡Me persiguen!
  • Dueño: ¡Déjenme en paz!
  • Dueño: Hay más en la caja fuerte.

Finalmente, al dueño se le acabó la gasolina y se detuvo en medio del mar. Dwayne paró delante de él.

  • Dwayne: Vaya... veo que tenemos a un idiota escapista.
  • Dueño: ¡Que te den!

Dwayne y sus chicos dispararon a la vez la cabeza del tipo. Este cayó al mar. El maletín quedó en la lancha.

  • Big Park: Vale, recuperémoslo.

Tras conseguir el maletín, se dirigieron al muelle.

Afuera de la fábrica, Niko, Darko, Packie, Luis, Gerry y Derrick cargaron el dinero en los camiones. Johnny, Terry y Clay decidieron que era hora de que se alejaran, para no levantar sospechas.

  • Gerry: ¿De donde sacaste esos camiones, Niko?
  • Niko: Me los dio Brucie Kibbutz, le prometí unos dólares por eso.

Al terminar de cargar.

  • Packie: Bien... volvamos para contar el dinero.

A Niko le sonó el teléfono.

  • Niko: ¿Dwayne?
  • Dwayne: Niko, asunto resuelto, dimos caza a ese cabrón... tenemos su dinero.
  • Niko: Genial, llévalo a la mansión, contaremos el dinero.
  • Dwayne: Vale.

Niko colgó.


Nota Nota: Opción submarino.

En los muelles, cerca de donde estaba el PLATYPUS, Terry, Clay y Johnny esperaban pacientemente la llegada del submarino.

  • Terry: Una vez más, ¿por qué hacemos esto?
  • Clay: Para ganar dinero, Bellic nos prometió una parte del golpe en caso de que consiguiéramos el submarino para él.
  • Johnny: Muy bien, sólo debemos esperar a que aparezca el tipo ese del submarino, nos lo cargamos y luego nos llevamos el aparato.

De repente, del agua emergió el submarino. Johnny, Terry y Clay aprontaron sus armas para disparar.

El hombre salió y recibió un tiro en la cabeza.

  • Johnny: Bien, Niko pidió que lo lleváramos a los muelles.

Mientras.

  • Mallorie: Roman, prométeme que no vas a hacerte daño.
  • Roman: (Conectando la radio) Tranquila, nena, yo estaré bien.
  • Mallorie: Iré por Kate a la guardería, ya regreso.
  • Roman: Vale.

En los muelles cercanos a SuperFoldable. Niko y Dwayne conversaban. El resto del equipo estaba detrás de ellos.

  • Dwayne: Jackson y Big Park irán a vigilar las puertas, luego vendrán conmigo, por si alguien quiere... ya sabes... interrumpirlos.
  • Niko: Vale.

Del agua surgió el submarino, y Johnny y sus amigos salieron de él.

  • Johnny: Niko, no tienes idea de lo que tuvimos que pasar para conseguirlo, nos persiguió la poli, pero pudimos traerlo.
  • Niko: Vale, duerman en mi mansión, volveremos allí mañana por la tarde para contar el dinero.

Johnny, Terry y Clay se marcharon.

  • Niko: Vale, al submarino.

Darko, Luis, Gerry y Derrick entraron en el submarino. Llevaban una caja con provisiones para un día. Niko activó los controles. El lugar era una pequeña y confortable habitación. Con aire acondicionado y sillones de cuero. Había un pequeño refrigerador para guardar la comida. Gerry sacó las latas de coca-cola y los sándwiches que traía en la caja.

  • Gerry: Bien, eso basta para un día.

Luis entró desde el baño cargando una SuperFoldable.

  • Luis: Vale, aquí traigo mi silla... (mirando la SuperFoldable) ...Dios, qué ironía.

Todos rieron.

  • Derrick: Así que... partimos mañana.
  • Niko: Sí... esperemos aquí... hay una televisión, veamos algo.

...

Mientras.

  • Johnny: Ey, chucos... Hable con Bellic... lo de ir a la fabrica no es necesario. Lo tienen todo controlado.
  • Terry y Clay: Vale.

En el submarino.

  • Niko: Chicos, ya es hora de ir a la fábrica a plegarles el culo... ¡Vamos allá!

Condujeron por la oscura cañería de SuperFoldable. Nadie dijo nada y se limitaron a preparar las armas por si las dudas. Gerry, Derrick, Darko, Niko y Luis esperaron hasta llegar a una gran cámara bajo la fábrica, donde subieron escalerillas hasta un pasillo.

  • Niko: Dios... ¿ven a alguien?
  • Darko: No, pero mejor dispercemonos... ¡Gerry, Derrick! Por la izquierda... ¡Luis, Niko! Por la derecha, yo voy al frente.
  • Luis: Buen plan.

Luis y Niko se van por la derecha.

  • Luis: Vaya, un guardia.

El guardia estaba de espaldas hacia ellos, Niko sacó un cuchillo y lo mató por detrás, sin hacer el menor ruido.

  • Niko: Resuelto, vamos a por la caja fuerte.

Gerry y Derrick.

  • Gerry: Hermano, la caja fuerte debe estar en esa oficina...
  • Derrick: Bien.

Ambos entraron en la oficina, un hombre estaba sentado en la silla de computadora. (el mismo dueño de la opción tiroteo)

  • Dueño: ¿Quién coño son ustedes? ¡Váyanse! Antes de que llame a seguridad.
  • Derrick: (sacando su AK-47) Te metes tu seguridad...
  • Gerry: (sacando su Desert Eagle) ...por el culo.
  • Dueño: Mierda. ¿Qué desean?
  • Gerry: Los putos billetes, ¿qué otra cosa vamos a querer?
  • Dueño: Sí... sí... la caja fuerte está ahí.

La señaló, Gerry y Derrick fueron a abrirla.

Darko oyó la conversación, por lo que se reunió con Niko y Luis.

  • Darko: Los McReary encontraron la oficina, ya están sacando el dinero.
  • Luis: Genial, vamos para allá, hay un ascensor aquí que nos llevará más rápido.
  • Niko: Esperen, una vez subí un ascensor para matar a alguien, un dominicano de mierda.
  • Luis: Ey...
  • Darko: (risita)
  • Niko: Lo siento... se llamaba Benavides...
  • Darko: (risita) ji, ji... me suena a Ven A Vida... jajaja.
  • Niko: Como sea, el cabrón de Benavides, lo tiré por la azotea.

Luis se pone pálido... Okno, es negro... y mira a Niko, enojado.

  • Luis: ¿Benavides? ¿Teddy Benavides?
  • Niko: Sí... en fin, unos matones me esperaban y...
  • Luis: ¿Tú mataste a Teddy Benavides?
  • Darko: (risita) ¡Te pillaron, Niko! Jaja, ¿Teddy? Suena como a oso de peluche con una Buenavidas... jajaja.
  • Niko: Soy un matón, o lo era, de la mafia, Luis...
  • Luis: Bah, Benavides era un cabrón, continúa.
  • Niko: Bueno... unos guardias me esperaban al final del ascensor, no me dieron oportunidad y los tuve que matar, así que aprontemos las armas antes de entrar al ascensor.
  • Luis y Darko: Vale... (solo Darko) No quisiera terminar como Osito Buenavidas (risita, Luis lo mira mal) No te enfades, Luis...

Los tres sacan sus armas y se meten al ascensor. En la oficina.

  • Dueño: Son unos cabrones, unos cabrones y unos ladrones de m... ¡Seguridad!

Los hermanos McReary levantaron sus respectivas armas y silenciaron al hombre rápidamente. Se oían pasos y...

...solo eran Niko, Luis y Darko.

  • Niko: ¿Tienen el...? (ve el cadáver del dueño) Diablos, no pueden pasar un día sin ejecutar a alguien.
  • Gerry: Bueno, fue Derrick.
  • Derrick: Fuiste tú.
  • ?: Fueron ambos...

El dueño seguía vivo, con una bala en el pecho. Derrick sacó el arma y le dio en la cabeza.

  • Derrick: Mientes... (¡Bang!) Listo, ahora sí fui yo.
  • Niko: Tenemos que salir de aquí ahora...

Sonó su teléfono.

  • Niko: ¿Hola?
  • Dwayne: Niko, soy yo...
  • Niko: Ya sé, tú nombre apareció en el teléfono.
  • Dwayne: Sí, pero los lectores no lo saben, y el factor sorpresa se arruina.
  • Niko: Vale, ¿qué quieres decirme?
  • Dwayne: Un comité de bienvenida los espera abajo, junto al submarino.
  • Niko: Joder, gracias por avisar.

Niko colgó.

  • Luis: ¿Qué pasa?
  • Niko: Nos esperan abajo, apronten sus armas.
  • Darko: ¡Vamos allá!

Los cinco bajaron las escaleras precarias hacia el submarino, cargando cinco pesadas bolsas de dinero.

Efectivamente, había dos policías con escopetas de combate, esperándolos.

  • Policía 1: Mierda, esperaba que me dieran un nombre... algo como... ¡Agente Johnson! o quizás... ¡Agente Speed! o... ¡Agente Vance!
  • Policía 2: Joder, al menos eres el primero... ¿cual era mi puta línea?
  • Policía 1: No es tuya, es la mía... a ver... ejem, ejem... ¡Vaya, vaya, vaya! Tenemos a cinco pequeños rebeldes ríe malvadamente... Oh, joder... digo... Muajajajajaja.
  • Policía 2: ¡Espera! Ya recordé mi línea... Sí, y los pequeños malos son siempre castigados apunta a los ladrones con tu arma... digo... (Levanta su escopeta de combate hacia Darko, Niko, Luis, Gerry y Derrick)
  • Derrick: ¡Qué mierda es esto!
  • Gerry: Sí, son dos idiotas, ¿por qué no los matamos?
  • Policía 1: Cuida tu puta boca... ¡quieto cabronazo, he dicho quie...! oh, esa no es mi línea... acaben conmigo para que pueda ir a casa...
  • Policía 2: Sí, tengo esposa y cuatro amantes.

Luis, Niko, Darko, Gerry y Derrick matan a los policías y se suben al submarino con las bolsas de dinero.

  • Niko: Qué raros eran esos polis.
  • Luis: Raros y ahora... muertos.
  • Darko: Caballeros, caballeros, hemos hecho un gran trabajo hoy aquí, brindo.

Todos levantan latas de cerveza.

En el muelle, Dwayne y sus chicos habían traído furgones para meter el dinero. Packie venía con uno.

  • Niko: Bien, golpe hecho sin bajas... ¡Felicidades!

Todos aplauden.

Capítulo 13: Mala suerte

Darko despertó al día siguiente muy feliz. Estaba en su viejo apartamento, solo que rodeado de dinero.

Su teléfono móvil sonó.

  • Darko: ¿Hola?
  • ?: ¡Puto desgraciado bosnio malnacido de mierda!

Darko ni se inmutó.

  • Darko: Ah... soy serbio, no bosnio...
  • ?: ¡Come-pollas eslavo de mierda!
  • Darko: (con cara de extrañado) ¿Gracie...?
  • Gracie: ¡Maldito sucio cabrón de pelo rapado!
  • Darko: ¿Qué demonios te pasa?
  • Gracie: Ve a un callejón en Babbage Drive, tienes diez minutos...
  • Darko: Pero está a media hora de via...
  • Gracie: ¡Ven ya mismo si no quieres que un sicario me mande tus miserablemente pequeñas pelotas en una bolsa de plástico!
  • Darko: Vale, vale...

Darko colgó.

En Babbage Drive, estaba Gracie, con dos matones a su lado. Tenía los labios finos de rabia, y su cabello rubio suelto, caído en la espalda.

  • Gracie: Ahí está el jodido pedazo de mierda balcánica.
  • Darko: Siempre tan encantadora y bonita.
  • Gracie: ¡Que te jodan, Darko Brevic! ¡Que... te... jodan!
  • Darko: Bueno, ya vale de bromas... ¿Qué quieres?
  • Gracie: Eres un puto desgra...
  • Darko: ¡¡¿Qué coño quieres?!!
  • Gracie: Estoy embarazada...

Darko se puso pálido.

  • Darko: ¿Qué? ¿Qué? Ja ne mogu da verujem da je tako loše sreće... Фуцк! Фуцк! Фуцк! ( En Serbio: No lo puedo creer, es demasiada mala suerte... ¡Joder! ¡Joder! ¡Joder!)
  • Gracie: (furiosa) No me hables en ese idioma de vikingo maricón.
  • Darko: Es serbio, zorrita... Vale, mi ADN está en tu inmundo vientre, o es de otro de tus sucios clientes... ¿eh?
  • Gracie: Eres un saco de mierda, Darko, un saco de mierda... (se echó a llorar)
  • Darko: (apenado) Lo siento... mira, nena, baby, Gracie... yo...
  • Gracie: Es tuyo... es tuyo, joder... Por Dios, si mi padre se entera me va a golpear hasta que aborte y...
  • Darko: No es mi problema.
  • Gracie: ...y te cortará las pelotas.

Darko se asusta.

  • Darko: Vale, es mi problema... ¿Qué hago?
  • Gracie: Sólo... sólo... ¡Te amo, Darko Brevic!
  • Darko: ¿De qué vas? Me odias...
  • Gracie: No, no te odio... solo, solo... ¡Ahahahahhaaa! (se echa a llorar más fuerte)
  • Darko: Mira, mira, te ayudaré, haré lo que sea.
  • Gracie: ¿Podrías ayudarme con un problemita?
  • Darko: Sí, vale... ¿De qué se trata?
  • Gracie: Una zorra, Sharon Morton, era prometida de un amigo mío que huyó...
  • Darko: Vale.
  • Gracie: Mi padre la ve como una chica correcta, amigable, bla, bla, bla... bueno, le probaremos que no lo es... en este momento, está engañando a su prometido. Un tipo llamado Pathos le está dando por detrás en Cruce Estrella... fotografialos.
  • Darko: Vale...
  • Gracie: Entonces, vuelve luego... Darko...
  • Darko: De acuerdo... Gracie.

Darko se fue.

Tomo un taxi a Cruce Estrella, una vez allí, se metió en un edificio de apartamentos y los vio, a Sharon Morton y a Pathos... eh... eh... ya saben.

  • Sharon: Oh, Pat... lo haces como el dios Zeus... o mejor... ¿Cual es tu nombre verdadero?
  • Pathos: (sudando) Ah, Sharon... ¿tengo que hacerlo?
  • Sharon: Con confianza, no nos ve nadie...
  • Pathos: Alzaél Culogrande...

Sharon rió, Darko prefirió grabarlo en vídeo.

  • Pathos: Como alguien lo haya oído...
  • Sharon: Créeme, si no te da vergüenza salir a cantar esa mierda a la calle...
  • Pathos: Es mierda, pero es mí mierda... ¿Dónde está tu mierda, zorra? ¡Ah, claro! ¡No tienes! ¡LOOOOOOSER!
  • Sharon: (WTF) Como digas...
  • Pathos: Puedo sacártela, ya se me está entumeciendo.
  • Sharon: Vale... ¡Nos están filmando!
  • Pathos: ¿Qué?
  • Darko: Nos las vemos, chicos.

Darko salió huyendo.

Luego regresó al callejón tan rápido, que de seguro el muy perezoso se saltó el viaje del taxi.

  • Darko: Tengo la foto Gracie... bueno, es un vídeo, lo hace más real, cualquiera puede sacar una foto trucada.
  • Gracie: Eres un genio, genial, nos vemos, Darko.
  • Darko: (marchándose) Voy a ser papá... voy a ser papá.

Darko se fue.

Capítulo 14: La guerra con los Ancelotti

En la casa de Roman y Mallorie. Niko se encontraba con Roman, bebiendo y festejando su éxito con el robo.

  • Niko: Roman, debo decir que me salió bastante bien...
  • Roman: Eh... que yo fui quien... Tiroteo: les informó de la policía Submarino: interceptó el submarino.
  • Niko: Sí, sí, lo que digas.

Llega Mallorie con las bolsas del supermercado.

  • Mallorie: ¿Me ayudan un poco?
  • Roman: Ya voy, nena...

Mallorie se acerca a Niko.

  • Mallorie: Me he estado preguntando algo todo este tiempo...
  • Niko: No soy gay.
  • Mallorie: ¡No! Es sobre Manny.

Niko se tensó.

  • Niko: (evitando mirar a Mallorie) Ajá... ajá...
  • Mallorie: ¿Sabes qué le pasó?
  • Niko: Sí... es... una historia un poco dura, yo me sentí muy triste, te recomiendo sentarte.
  • Mallorie: Vale.

Mallorie se sentó, Niko tomó de su lata de cerveza y miró a la mujer a los ojos.

  • Niko: Fue Elizabeta Torres.
  • Mallorie: ¿Qué? ¿Liz?
  • Niko: Y yo... la ayudé a hacerlo.

Mallorie se puso pálida.

  • Mallorie: ¿Tú?
  • Niko: Bueno, la vi apretar el gatillo, la vi meter los cuerpos en un Voodoo, la vi pidiéndome ayudarla a dárselos a un médico forense para vender sus órganos y...
  • Mallorie: ¡Espera! ¿Los cuerpos? pero... pero... ¿Jay?
  • Niko: (asintió)
  • Mallorie: (llorando) ¿Vendiste sus órganos?
  • Niko: Me tocó... una parte. Dudo que Elizabeta llegara a gastar la suya antes de que trincaran su puerta.
  • Mallorie: Bueno... Manny siempre quiso ayudar a la comunidad.
  • Niko: Decía que iba a trincar a un traficante y le ocurrió algo muy parecido.

Entró Darko por la puerta... Noooooo, por la ventana Lol!!!

  • Darko: ¡Niko! ¡¡¡Niko!!!
  • Niko: Darko, ¿qué pasa?
  • Darko: Es lo más increíble que pudiera pasar, lo más impresionante.

Aparece Roman.

  • Roman: Ganaste la lotería.
  • Niko: Florian es hetero.
  • Mallorie: Liberaron a Elizabeta.
  • Darko: No... no... y nunca jamás en la vida (Mallorie bajó la cabeza) Bueno, yo voy a ser... a ser... voy a ser padre.

WTF.

  • Niko: Vaya... yo... este... ¡Felicidades!
  • Mallorie: ¡¡¡Qué genial!!!
  • Roman: ¿Y quién es la desa... afortunada?
  • Darko: Bueno... este... es...
  • Niko: ¿La conozco?
  • Darko: Oh, créeme cuando te digo que has visto mucho de ella... ah... este... (suena el celular de Darko) Oh, es ella... mira, ella se presentará... (contesta) Hola, cielo... mira, estoy con Niko, si quieres darle algún mensajito, para demostrarle que todavía lo recuerdas... genial, pondré el altavoz.

Darko conecta el altavoz.

  • Gracie: ¡Hijo de la gran puta! ¡Te arrancaré la polla! ¿Está McReary? Si es así... ¡Hijos de la gran puta! ¡Os arrancaré la polla!
  • Niko: (asustado) Sí, la recuerdo... ¿Cómo...?
  • Darko: El besito de las buenas noches fue más allá de la mejilla... bueno, fue en la mejilla, pero un poco más...
  • Roman y Mallorie: Ya entendimos, ya entendimos.
  • Darko: Es el día más feliz de mi puta vida...

Todos se abrazan.

En la ofician de Giovanni Ancelotti.

El viejo Ancelotti se encontraba en su escritorio como de costumbre, cuando entró su hombre de más confianza. Se sorprendió de verlo, pues se suponía que estaba muerto. Pero más se sorprendió con las noticias que le trajo:

  • Don Ancelotti: ¿Chubby Charlie? Es imposible, los Pegorino te asesinaron.
  • Chubby Charlie: No, yo fui inmortal durante la misión, y como el muy idiota que controlaba al matón le dio al helicóptero y no a mí, sobreviví a la explosión porque aún era inmortal.
  • Don Ancelotti: No, entiendo mucho, pero hola.
  • Chubby Charlie: Te traigo malas noticias, Giovanni.
  • Don Ancelotti: ¿Qué puede ser peor? Pues, somos la mafia más baja desde que Jimmy Pegorino murió. Mi buen amigo Jon Gravelli se esconde para evitar sus juicio y me odia. Rascalov está muerto, Frankie Garone está muerto, Anthony Spoleto está muerto, tú estabas muerto, y...
  • Chubby Charlie: Su hija está embarazada de un eslavo.
  • Don Ancelotti: ¿Qué coño? ¿Un eslavo?
  • Chubby Charlie: No cualquier eslavo, es la mano derecha de Nikolai Bellic... el que lo traicionó en la guerra.
  • Don Ancelotti: Oooooooooooh... ¡Darko Brevic!
  • Chubby Charlie: El mismo...
  • Don Ancelotti: (con voz de hombre fuerte) Estamos en guerra con esos hijos de puta... ¡Verán lo grande, poderoso y fuerte que es Giovanni An...! (suena una alarma, Ancelotti habla con voz de viejo cansado) Oh, hora de mi píldora para el Alzheimer y para los dolores de cadera. A propósito, ¿quién eras?
  • Chubby Charlie: Chubby Charlie.
  • Don Ancelotti: Ah... cierto... pues... que te vaya bien...
  • Chubby Charlie: ¡De acuerdo! ¡Me voy señor! (se dirige a la ventana)
  • Don Ancelotti: ¿No te ibas, Charlie?
  • Chubby Charlie: (abriendo la ventana del cuarto piso, donde está la oficina, y sacando un pie) No hay problema, porque yo soy inmortaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa... (¡Cracshhh!)
  • Don Ancelotti: (niega con la cabeza) ¡Mataré a ese Brevic! (marca un número del teléfono) ¡Matt O'Nuno! ¿Eres tú? Necesito un favor...

La escena se aleja.

Darko dormía en la casa de Gracie. Gracie se había ido al baño un momento. Tenía los ojos cerrados. Sintió el peso adicional de su chica en la cama. Sonrió.

  • Darko: Oh, has vuelto, nena, dame un controlado besito de buenas noches...
  • ?: Está bien... ponte a dormir, cabrón...

Darko abrió los ojos.

  • Darko: ¡Joder!

El cuchillo bajaba rápido, Darko apartó la cabeza antes de que este impactara contra él y le cortara la garganta. El cuchillo dió contra la almohada, haciéndola pedazos y liberando una lluvia de plumas blancas. El extraño movió su sombra en la oscuridad y se lanzó nuevamente contra Darko, que no encontró más opción que arrojarse de la cama contra el duro suelo de madera lustrada.

  • Gracie: (desde el baño) ¿Qué pasa, amor? ¿Qué es ese ruido?

La escena se detuvo, el matón con el cuchillo en la garganta de Darko, Darko en el suelo.

  • Darko: ¡Nada, nena!
  • Matón: Todos están usando ropa aquí... (Nota: Lol)
  • Gracie: ¡Qué bueno, me daré una ducha! ¡No me tardo!
  • Darko: Como quieras, mi vida.
  • Matón: Sí, te esperamos.

La escena volvió a moverse. El extraño matón intentó apuñalar a Darko mientras este estaba en el piso. Darko lo agarró por la muñeca con la mano derecha y le metió un puñetazo en el mentón, haciéndolo sangrar. El cuchillo salió volando y el matón se agarró la mandíbula con ambas manos, para luego volver y tratar de estrangular a Darko. Darko lo esquivó y ambos comenzaron a rodar por el piso, agarrándose de los hombros.

  • Darko: ¿Quién mierda eres?
  • Matón: No te importa una mierda.
  • Darko: ¿Cómo sabes que no me importa?
  • Matón: Porque se ve en tus ojos.
  • Darko: ¿Me miras a los ojos, qué marica?
  • Matón: Sí, soy marica pero a nadie le importa.
  • Darko: A mí sí.
  • Matón: Te importa porque estás enamorado de mí.
  • Darko: No es cierto.
  • Matón: Sí lo es.
  • Darko: ¡No!
  • Matón: ¡Sí!
  • Darko: ¡No!
  • Matón: ¡Sí!
  • Darko: ¡Me la pelas bien pelada!
  • Matón: ¡Me la sobas bien sobada!
  • Darko: ¡Pues mejor te la corto bien cortada!
  • Matón: Inténtalo.

Ambos dejaron de rodar y se pusieron de pie, en posición de lucha.

De vuelta la voz de Gracie. La escena se queda quieta y ambos se quedan observando.

  • Gracie: ¿Pasa algo, Darkito?
  • Darko: No, cielito... nada...
  • Gracie: Ah, pues me lavaré el pelo, ya que estamos
  • Matón: Bueno...

La pelea siguió.

Darko agarró una sábana y se la arrojó al matón, tapándolo entero y cegándole la vista.

  • Matón: ¡Mierda! ¡Mierda! ¡Mierda!

El matón se libró de la sábana y agarró una ostentosa lámpara de cristal con decoraciones de flores, que arrojó a Darko y le dio en el rostro, haciéndolo sangrar. Darko se apartó, dolorido y con esquirlas de cristal en el rostro.

  • Darko: Cabrón, era la lámpara favorita de Gracie... ¡Me va a matar! ¡Pero duraré más que tú!

Darko se lanza encima del matón y le sigue dando golpes.

  • Darko: ¿Qué es lo que quieres, cabrón?
  • Matón: Me envía tu suegro a cortarte las pelotas y enviárselas en una cajita.
  • Darko: Pues puedo enviarles las tuyas y decir que son las mías.

Darko y el matón se siguen golpeando.

La voz de Gracie. La escena se detuvo. Darko agarrando el cuello del matón, y el matón con el puño preparado para golpear la nariz de Darko.

  • Gracie: ¡Querido, estoy segura de que oí un cristal romperse!
  • Darko: Fue la televisión... ah... ah... (en secreto) ¡ayúdame, no se me ocurre otro apodo cariñioso!
  • Matón: bueno... eh... ...amorcito.
  • Gracie: No tenemos televisión en el cuarto.
  • Darko: (indignado) Pues deberíamos, ¿qué pareja normal no tiene televisión en su cuarto!
  • Gracie: Concuerdo contigo deberíamos comprar una.
  • Matón: Sugiero una de Wal Mart...
  • Gracie y Darko: Gracias... (sólo Gracie) Bien, de paso voy a depilarme las cejas, tengo un par de cabellos rebeldes.
  • Darko: ¡Como quieras!

La pelea siguió.

Darko finalmente fue golpeado en la nariz y colocado contra la ventana, a punto de caer al suelo.

  • Darko: ¡Para! ¡Me matarás!
  • Matón: Esa es la idea.
  • Darko: No me lances, quiero que si muero, mi cuerpo salga en las noticias con un traje o con un arma en la mano, no asesinado en calzoncillos frente a la casa de mi mujer. No es mi culpa querer a Gracie.
  • Matón: Debiste pensar en eso antes de ser eslavo.
  • Darko: Al menos dime tu puto nombre.
  • Matón: Soy Matt O'Nuno...
  • Darko: Pero que nombre más mierda.
  • Matt: Tú eres mierda...

Darko logró golpear a Matt y dejarlo contra la ventana a él.

  • Matt: Espera... ¡¡¡esperaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

Darko lo lanzó por la ventana.

Entra Gracie.

  • Gracie: ¿Quién destruyó mi lámpara?
  • Darko: Fue él... (señala a Matt)
  • Gracie: ¿Matt O'Nuno? ¡Supéralo, cabrón, ya cortamos!
  • Matt: ¡Oh, joder! ¡Estoy echo una mierda!

Matt muere en el piso.

  • Darko: Tu padre lo envió a cortarme las pelotas.
  • Gracie: Joder... ahora estamos fritos.
  • Darko: Tengo un plan, busquemos a Matt...

Agarró el cuchillo que Matt había usado para intentar matarlo y bajó al jardín.

En la oficina de Don Ancelotti, al día siguiente.

  • Don Ancelotti: Oh, ya llegó un paquete... veamos.
  • Carta: Querido jefe, he despelotado a Darko Brevic, y no hablo de desordenar su cuarto. Dio pelea pero finalmente lo maté, le envío lo que quería como muestra de mi aprecio... Lo quiere - Matt O'Nuno.
  • Don Ancelotti: Ah, ese Matt, siempre tan eficiente... Oh, y me trajo las pelotas de ping pong... (levanta el frasco que venía en el paquete) ¡Que te jodan, Darko Brevic! (escupe a la tapa del frasco)

Entra Chubby Charlie con el brazo en cabestrillo y un cuello ortopédico.

  • Chubby Charlie: ¡Giovanni! ¡Giovanni! ¡Traigo malas noticias!
  • Don Ancelotti: ¡Joder, justo cuando disfruto! ¿Qué pasa, idiota?
  • Chubby Charlie: Han encontrado muerto a Matt O'Nuno, en el jardín de tu hija.
  • Don Ancelotti: ¿Qué?
  • Chubby Charlie: Sí, y vi a Darko Brevic salir de la casa en la mañana... Ah, y una cosa más, el cadáver no tenía... ¿Qué son esas cosas?
  • Don Ancelotti: (agarrándose el cuello de la camisa) Ah... pelotas humanas.
  • Chubby Charlie: ¿Y qué hace usted con...? ¡No importa! El cadáver estaba castrado.
  • Don Ancelotti: Darko Brevic está vivo.
  • Chubby Charlie: Sí.
  • Don Ancelotti: Matt está muerto y sin bolas.
  • Chubby Charlie: En efecto.

Don Ancelotti sacó un pañuelo y limpió la tapa donde había escupido.

  • Don Ancelotti: Lo siento, Mattie...
  • Chubby Charlie: Bueno, jefe, tendremos que matar a Darko como sea... Me largo, Giovanni.
  • Don Ancelotti: Sí, cierra la puerta cuando salgas.
  • Chubby Charlie: Soy inmortal, no uso la pueeeeeeeeeeeeeeeeeeee... (había destrozado la ventana abierta para salir)
  • Don Ancelotti: ¡Es vidrio caro, Charlie!

Don Ancelotti marcó un número en su celular.

  • Don Ancelotti: ¿Hola, Dimitrov? Eres mi contacto ruso, necesito que averigües todo sobre un tipo eslavo, creo que podrás... se llama Darko Brevic... Genial, llámame.

Don Ancelotti colgó.

Capítulo 15: Información

En casa de Gracie.

  • Gracie: ¡Darko, no olvides traer más hamburgesas! ¡Muero de hambre!
  • Darko: Comiste un plato de spagetti hace tres minutos.
  • Gracie: Sigo teniendo hambre, la diferencia es que no haces lo que digo... ¡Ve!
  • Darko: Bueeno, Vaaaaale.

Darko se va.

En Bosnia. El matón de Ancelotti, Dimitrov, llegó a una base del ejército bosnia, una secretaria lo recibió.

  • Secretaria: ¿Mogu li vam pomoći, gospodine? (En bosnio: ¿Puedo ayudarle, señor?)
  • Dimitrov: ¿Rusky? (En bosnio: ¿Ruso?)
  • Secretaria: Nemnogo. (En ruso: Un poco.)
  • Dimitrov: Ishchu serzhant Konrad Radovan. (En ruso: Busco al Sargento Konrad Radovan)
  • Secretaria: G-n Radovan ochen' zanyatoy chelovek, ne mozhete poluchit' yego. Vam nuzhno budet... (En ruso: El señor Radovan es un hombre muy ocupado, no puede recibirle ahora. Va a tener que...)

Dimitrov sacó una pistola.

  • Dimitrov: ¿Podozhdite , vy govorite? (En ruso: ¿Esperar, dices?)
  • Secretaria: Vtoraya dver' sprava. (En ruso: Segunda puerta a la derecha)
  • Dimitrov: (guardando la pistola) Spasibo, kukly. (En ruso: Gracias, muñeca.)

Dimitrov cruzó el pasillo.

Radovan se encontraba de espaldas hablando por teléfono.

  • Radovan: Sí, sí... lo que digas... bla, bla, bla... detesto a los americanos... detesto su puto idioma, lo hablo por negocios.

Cuelga violentamente.

Dimitrov se presenta en la habitación.

  • Dimitrov: ¿Odia a los rusos?
  • Radovan: Mi novia es rusa, puto americano.
  • Dimitrov: No soy americano, cabrón... soy ruso.
  • Radovan: Tu puto idioma.
  • Dimitrov: Ya basta. No hablamos de mí, ni de ti. Necesito encontrar a un drogata eslavo.
  • Radovan: Hay muchos.
  • Dimitrov: Estuve en el pueblo de donde viene ese eslavo, mi contacto del gobierno americano cambió de posición, pero llegó a decirme que tú hablaste con el eslavo que busco y le diste dinero.
  • Radovan: Soborné a muchos políticos eslavos.
  • Dimitrov: No es un político... es un pobre diablo.
  • Radovan: Conozco a muchos.
  • Dimitrov: ¿A cuantos les diste mil dólares para ubicar a Goran Kovacevic.
  • Radovan: (Riendo) ¿Brevic? ¿Buscas a Darko Brevic? Es un drogata estúpido, esnifa la droga, no la vende... no sé de que pueda servir...
  • Dimitrov: Ahora es la mano derecha de Nikolai Bellic y Florian Cravic...
  • Radovan: ¿Cravic? ¿Bellic? Es imposible, vieron morir a Bellic... le disparé al cuello a Cravic... ¡Los maté! ¡Los maté!
  • Dimitrov: Los mataste... mal.
  • Radovan: (golpeando el escritorio) ¡Joder! ¡Dios...! Me causará problemas, si el gobierno se entera de que hice un trato con ese puto drogata de Darko Brevic... oh, mi Dios... me cortarán la lengua, las manos y los pies.
  • Dimitrov: Ves muchas películas, eso no pasará... De todas formas, debo saber todo lo que tú sepas.
  • Radovan: Es clasifi...
  • Dimitrov: (sacó la pistola) ¿Clasificado, dices?
  • Radovan: Fui entrenado en veintisiete métodos de combate sin armas, cinco con cuchillo, treinta y tres con pistola, cinta negra en karate y kung fu, y cuarenta y cinco formas de armado de rifles y otras armas pesadas, desde el silenciador hasta el lanzacohetes... me gustaría verte intentar matarme y salir con las bolas intactas.

Dimitrov escondió la pistola, he hizo un gesto con la mano, como si usara un teléfono inexistente.

  • Dimitrov: ¿Hola? ¿Gobierno bosnio? Sí... quisiera reportar un idiota que cambió libertad por vidas inocentes de jóvenes eslavos en la guerra... ¿Nombre? Konrad Radovan.

Radovan enrojeció de rabia.

  • Radovan: ¡Que te den, puto ruso! Nadie creerá lo que un comunista cabrón diga sobre un héroe de guerra.
  • Dimitrov: ¿Ah, no? (saca su teléfono del bolsillo y presiona un botón)
  • Grabadora: ¡Joder! ¡Dios...! Me causará problemas, si el gobierno se entera de que hice un trato con ese puto drogata de Darko Brevic... oh, mi Dios... me cortarán la lengua, las manos y los pies.

Radovan cambió su expresión de odio por una suplicante.

  • Radovan: Por favor...
  • Dimitrov: Dime todo sobre Darko Brevic.
  • Radovan: Vale, vale, siéntate.

Radovan se pone a hablar.

Capítulo 16: El plan de Radovan

En la oficina de Ancelotti.

  • Chubby Charlie: (llega con el brazo en cabestrillo, el cuello ortopédico y una pierna enyesada, caminando con muletas) ¡Jefe, jefe! ¡Tengo noticias!
  • Don Ancelotti: ¿Otra vez? Como me cuentes algo malo, te arrancaré la cabeza y me cagaré en el agujero.
  • Chubby Charlie: Por suerte son buenas, Dimitrov volverá con la información sobre Brevic.
  • Don Ancelotti: Menos mal, para ti.

Entra Dimitrov.

  • Dimitrov: Buenos días, señor Ancelotti y extraño enyesado... le traje a alguien que nos puede ayudar, y tengo lo que busca sobre Darko Brevic. Le contaré y luego invitaré a pasar al señor que viene conmigo, ¿podemos hablar?
  • Don Ancelotti: Claro.

Dimitrov mira a Chubby Charlie.

  • Dimitrov: Ejem, ejem... en privado.
  • Chubby Charlie: ¡Ja, pues ya te gustaría ser inmortal como yo! (se dirige a la ventana que rompió, el hueco está tapado con papel madera) ¡Gerónimooooooooooooooooooo! Alguien dejó abierta la alcantarillaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa... (¡Splash...!)
  • Don Ancelotti: ¡Charlie! Era papel madera de calidad...

Dimitrov se sienta frente a Ancelotti.

  • Don Ancelotti: En fin, ¿quién es Darko Brevic?
  • Dimitrov: Nació en Los Balcanes en 1978... fue un estudiante mediocre pero aprendió buenas técnicas de combate cuerpo a cuerpo y manejo de armas pesadas durante su entrenamiento en la guerra. Destacó mucho en el pelotón de Goran Kovacevic, fue testigo de la muerte de su tío en 1993 a manos del propio Kovacevic en la Guerra de Bosnia. En el año 1994, el Sargento Bosnio Konrad Radovan lo secuestró e hicieron un trato para cambiar mil dólares estadounidenses por un poco de información sobre Kovacevic y sus planes de ataque. De la trampa mortal sobrevivieron dos hombres, aparte de Brevic, claro, Florian Cravic y Nikolai Bellic...
  • Don Ancelotti: ¿Bellic? Ese tipo del grupo de atracadores y otras organizaciones criminales del que tanto se habla...
  • Dimitrov: El mismo...
  • Don Ancelotti: ¿Florian Cravic?
  • Dimitrov: Se lo conoce como Bernie Crane, y, curiosamente, también está en Liberty City.
  • Don Ancelotti: ¿Crane? Ese es el esposo gay del teniente del alcalde Dawkins.
  • Dimitrov: También es ese. En fin, Bellic buscó por doce años a Brevic para matarlo, venganza quizás, o tal vez una deuda, no sé. Hasta 2008, Bellic creía que Cravic también podía ser el traidor... de algún modo se enteró de que no era así y se hicieron amigos de nuevo. Volviendo con Brevic, su historia a partir de 1994 es incierta, muchos afirmaron que estaba en Suiza, pero debido a que ahora está aquí, y a que algunos decían que todavía estaba en Europa, esa conclusión queda descartada. Konrad Radovan, quien es el señor que traigo conmigo, me informó que, antes de recibir su dinero, le contó que huiría a Bucarest, y que un sujeto del gobierno estadounidense, que describió como "cabrón negro con traje azul", fue a preguntarle por Brevic hace cinco años...
  • Don Ancelotti: ¿Lo encontraron?
  • Dimitrov: Un informe policial dice que fue capturado en el Aeropuerto Internacional Francis en 2008, por no tener documentos legales. El gobierno trajo a Brevic a la fuerza, así que debieron encontrarlo. Estaba muy malherido y un testigo aseguró ver a un tipo con una pistola no muy lejos de allí. Además, Brevic tenía las manos ya esposadas cuando la policía lo encontró.
  • Don Ancelotti: Ah...
  • Dimitrov: Eso no es todo, el misterioso atacante encaja a la perfección con la descripción física de Nikolai Bellic. La voz del anónimo que informó a la policía era también identificada como la de Bellic.
  • Don Ancelotti: Genial, Dimitrov mereces un premio.
  • Dimitrov: (encantado) Oh... bueno... Vale. Brevic fue capturado, pero saltó del coche patrulla y escapó. Fue visto por última vez en Middle Park Este, y luego desapareció... y ahí viene la historia del grupo de atracadores...
  • Don Ancelotti: Y... y Brevic y Bellic ahora son amigos.
  • Dimitrov: No sé de eso, señor, pero sí hay una forma de conseguir que nos ayuden... una de las personas a las que interrogué fue Efimovich Cravic, el padre de Bernie Crane. Sé su ubicación y aún tengo a un par de chicos en Serbia. Les digo que capturen a Cravic y tendremos a Crane en nuestro poder.
  • Don Ancelotti: Haré que ese marica salga del armario...

Una voz sonó en el lugar.

  • Radovan: No tan rápidol... (entró en la oficina) Soy Konrad Radovan, Sargento de Bosnia, y le digo que se hará todo según mi plan.

Don Ancelotti se enfadó.

  • Don Ancelotti: ¿Su plan? ¿Qué mierda? ¿Cual es su plan?
  • Radovan: Oh, muy simple. Capturan a Efimovich Cravic, llaman a Darko Brevic y le dicen que matarán a Cravic si no nos hace un favor con ayuda de Crane. Ambos se ocuparán de un asunto, y con los contactos que tiene ese "asunto", acabarán muertos en menos de un puto mes.
  • Don Ancelotti: Dime, ¿quién es ese "asunto"?
  • Radovan: (sonriendo) Nikolai Bellic.

Don Ancelotti sonrió.

Se oía un chapoteo en la calle.

  • Chubby Charlie: ¡Eh... ayúdenme...! ¡Me ahogo! ¡Estoy enyesado...! ¡Joder, joder, joder! ¡Ah, esperen, soy inmort... glub glub glub glub!

La escena se aleja.

Capítulo 17: El secuestro del Sr. Cravic

Bernie se encontraba como de costumbre en el apartamento, Bryce estaba mirando televisión.

Sonó el teléfono.

  • Bernie: ¡Bryce! Contesta...
  • Bryce: ¡Pereza!
  • Bernie: Bryce...

Bryce contestó.

  • Bryce: ¿Hola? No, él ya contesta... ajá... ajá... soy su pareja... sí, sigue siendo gay... sí... ajá... ajá... no, no soy pobre ni gordo... soy político... ¿Coches veloces? Sí, claro... ¿Una mansión? Bueno, no la quiero pero la tengo... ajá... ajá... Instructor de aerobic... ajá... ajá... pequeño apartamento... ajá... ajá... no tiene coche... ajá... ajá... Arnold Schwarzenegger... ajá... ajá... ping pong... ajá ajá... robots del espacio... ¡Bernie! Es para ti...

Bernie tomó el teléfono.

  • Bernie: ¿Hola?
  • ?: ¿Florian? ¿Eres tú?
  • Bernie: Soy Bernie...
  • ?: Hijo... soy... soy tu padre.

Bernie se enfadó.

  • Bernie: ¿Quién se cree que es? Mi padre es Serbio, apenas si puede decir hola en inglés... que te den, estafador.
  • Sr. Cravic: Nemoj mi verovati ako želite, Florijan, uvek siglup dete koje nije poslušao oca. (En Serbio: No me creas si no quieres, Florian, siempre fuiste un hijo estúpido que desobedecía a su padre.)
  • Florian: (Nota: Cuando endurece la voz es Florian, no Bernie) Amerika me je promenilo, oče. (En Serbio: América me ha cambiado, padre.)
  • Sr. Cravic: Al diablo el Serbio... en fin, me tienen... me tienen, Florian... por favor...

La persona del teléfono cambia.

  • Radovan: Tenemos a tu padre, Florian Cravic, si quieres volver a verlo con vida, ve al callejón debajo del bulevard de Dukes esta misma noche...

Florian colgó.

  • Bryce: ¿Quién era, amor?
  • Florian: Mi padre.
  • Bryce: ¿Por qué hablas así, Bernie?
  • Florian: No hay Bernie aquí... sólo Florian... Bryce, espero que me perdones, por esta noche, debo ser Florian... Necesito verme como antes.

Marcó un número en el teléfono, el de Niko.

  • Niko: ¿Bernie?
  • Florian: Soy Florian, Niko... necesito que me prestes algo de ropa.
  • Niko: Vale, ven cuando quieras.

Florian colgó.

Esa tarde, Bernie llevaba puesta la misma ropa que había usado Niko para llegar a América. También se había desteñido el pelo, y ahora lo tenía castaño oscuro y muy corto. La cicatriz en la mejilla relucía.

Llegó al bulevard de Dukes y vio llegar un Romero fúnebre.

Bajó Konrad Radovan.

  • Radovan: Buenos días, Florian Cravic... jajajajaja... me presento, o creo que ya nos conocemos. Te refrescaré la memoria. Sargento Konrad Radovan, 1994, te disparé en la nuca... voltea por favor, si no quieres que tu padre muera.

Florian volteó.

  • Radovan: ¡Ja! Sigue ahí, después de tantos años... ¡Sigue ahí! Tú padre tendrá una igual si no vienes conmigo.
  • Florian: ¡Qué quieres!
  • Radovan: Oh, nada importante... ¡Dimitrov!

El ruso bajó del Romero y abrió la parte atrás. Había un ataúd reluciente con manijas de oro, pero con un hueco en la parte de arriba. Dimitrov lo abrió.

Ahí estaba el viejo Efimovich Cravic. Con un traje negro elegante, con los cabellos peinados... atado y amordazado.

El hueco era un agujero para que el Sr. Cravic respirara.

  • Florian: ¡Suéltalo!
  • Radovan: ¿O qué, puto marica?
  • Florian: ¡Cállate!
  • Radovan: Mira, nos harás un favor, o tu padre muere... y alguien más morirá.

Apareció una furgoneta. De ella bajaron Sergei Kusnetzov y Giovanni Ancelotti.

  • Don Ancelotti: Lo siento, hijita, pero debiste pensarlo antes de casarte con ese eslavo.

Entonces:

  • Gracie: ¡Hijos de la gran puta! ¡Os arrancaré la...! ¡Oh, no tiene sentido!
  • Sergei: Nada lo tiene, bonita.
  • Gracie: ¡Que te follen, ruso cabrón!
  • Sergei: ¿Quieres hacerlo tú, putita?
  • Gracie: Te la arrancaré con la boca si es necesario, puto idiota.
  • Radovan: Basta... ¡Florian! Llamarás a Darko Brevic y le dirás que venga.

Florian marcó el número y se lo pasó a Radovan.

  • Radovan: Si no quieres hablar con tu amigo... ¡Brevic! ¿Te acuerdas de mí? No... como te vas a acordar... jaja... ven al callejón bajo el bulevard de Dukes si quieres ver vivos a Florian Cravic, Gracie y a tu hijo de nuevo.

Se oyó un murmullo y Radovan colgó, para devolverle el teléfono a Florian.

  • Radovan: Esperemos.

Al rato, llego un Infernus rojo.

  • Darko: Ya me tienes, seas quien seas... me tienes... tú... tú.

Radovan volteó.

  • Darko: Konrad Radovan.
  • Radovan: Sargento Konrad Radovan para ti... ahora que has llegado, tengo un pequeño favor para pedirles a ti y a Florian. Caso contrario, Efimovich Cravic muere y Gracie y tu hijo dormirán con los peces.
  • Darko: Mierda... ¿de qué se trata?
  • Radovan: Quiero ver muerto a Nikolai Bellic.

Ambos lo miraron como si fuera estúpido.

  • Darko y Florian: ¡Jamás!
  • Radovan: Como quieran... ¡Ejecútenlos!
  • Darko y Florian: ¡Nooo! ¡Vale! ¡Vale! ¡Vale!
  • Radovan: Vale, déjenlos en paz.

Sergei deja a Gracie.

  • Radovan: Cuando hayan matado a Bellic, liberare a estos dos cabrones... adiós.

El Romero se va y la furgo también.

Capítulo 18: Interludio del Final

Niko se encontraba en su mansión, comiendo con su esposa, cuando de pronto sonó su teléfono.

  • Niko: Dame un minuto, Alex, debo contestar.
  • Alex: Promete que luego me tomarás como antes.
  • Niko: Te llevaré a Hawai como te prometí y te tomaré todo lo que quieras.

Alex sonríe, Niko contesta.

  • Niko: ¿Darko? Eres tú, ¿qué cuentas colega?
  • Darko: Estoy con Florian, vamos a planear algo en la Central Nuclear del Polígono Industrial de Acter... ¿Te apuntas? Ven aquí en cuanto puedas.
  • Niko: ¿Puedo ir en una hora?
  • Darko: Tómate tu tiempo.
  • Niko: Vale.

Niko colgó. En la Central. Florian y Darko ya estaban reunidos.

  • Florian: ¿Crees que esto esté bien?
  • Darko: Ya lo he citado y ha mordido el anzuelo, me temo que no nos queda opción... ¡Ah, detesto esto! Me siento tan mal como hace casi treinta años.
  • Florian: Yo también te siento mal... en serio, ¿hace cuanto que no te bañas?
  • Darko: Estoy sudando a mares, temo por mi culo cuando Niko se entere.
  • Florian: No llegará a decir ni "mu", juro que no lo haré sufrir, y Nikolai Bellic es un hombre. Poderoso, sí. Un ejército de un solo soldado, sí. Pero a fin de cuentas, un sólo hombre. Fuimos entrenados para lo mismo, sabemos pelear igual que él, y somos dos.
  • Darko: Si sospecha aunque sea un poco, llamará a otros dos.
  • Florian: Tranquilo... ¿Crees que Radovan y Ancelotti cumplan con su parte del trato?
  • Darko: Lo harán, de Radovan no sospecho.

Ambos respiraron.

Capítulo 19: Gasolina

Vieron llegar el Sentinel de Niko.

  • Florian: Ahí viene.
  • Darko: (sacó una pistola y la escondió tras su espalda) ¡Prepárate!

Niko se baja.

  • Niko: Hola, muchachos...
  • Florian: Hola, Niko.
  • Darko: ¿Qué hay?
  • Niko: Pues... soy rico, soy poderoso, tengo una esposa fantástica, mis hijos serán aceptados en escuelas de niños pijos maravillosas... ¡¿Qué hice para merecer esta suerte?! ¡Joder, soy Dios! O quizá mejor, visto ropa decente, no una bata blanca.
  • Darko: Exacto, ¿qué has hecho para merecerla!
  • Florian: Lo siento de verdad, Niko... (saca una Desert Eagle) Pero te lo has buscado.

Darko también muestra su arma.

  • Niko: (asustado) ¿Han venido a matarme? ¡¿Me han traído hasta aquí para liquidarme?! ¿Van a liquidarme, cabrones traidores de mierda?
  • Darko: No tenemos elección, colega.
  • Niko: No soy tu colega...
  • Florian: ¡No te dolerá, Niko!
  • Niko: ¡Son unos hijos de puta! ¿Creen que pueden controlar esta mierda? ¿Eh? ¡¿Creen que he llegado hasta aquí dejándome pisotear?! ¡Me pertenecen! ¡Sus vidas me han pertenecido durante cinco años! ¡Me pertenecen! ¡Yo no pertenezco a nadie!

Florian disparó en falso.

  • Niko: ¡Mierda!

Niko se apartó a tiempo y corrió hacia el Sentinel.

  • Niko: ¡Putos desgraciados!

El Sentinel se alejaba, Florian y Darko se subieron al Infernus.

  • Florian: ¡No lo pierdas, Darko, o estamos fritos de ambos lados!
  • Darko: ¡No temas, no lo perderé!

Ambos persiguieron a Niko por gran parte de Acter, Niko conducía veloz y peligrosamente, y casi consigue que choquen contra un camión. Había una gasolinera en el Polígono Industrial, al otro lado de donde se encontraba la Central Nuclear.

  • Niko: ¡Malditos Judas! ¡Son unos hijos de...!

El Sentinel impactó contra una cisterna. La gasolinera tenía tres pisos, y eran enormes cisternas, tanques de gasolina. El Sentinel quedó empapado.

Niko saltó del Sentinel, pero dio un paso en falso y calló al piso, empapado de gasolina.

  • Niko: ¡Traicionado! ¡Traicionado por ustedes! Eramos casi familia... habría dado la vida antes de traicionarlos a ustedes... Debí haberles volado la cabeza hace cinco años, a ambos...

Florian y Darko se acercaron.

  • Darko: Lo sentimos, Niko.
  • Florian: ¡No puedo hacer esto, Darko!

Apareció Ancelotti con una 9mm.

  • Don Ancelotti: Háganlo ya... para que pueda irme a dormir... estoy cansado. Pero él se dormirá primero.
  • Darko: Esto es un error, Ancelotti, no hay trato... No matarás a tu propia hija.
  • Don Ancelotti: Dejó de ser mi hija cuando se ensució con tu puta semilla.

Niko reaccionó y se arrastró, hasta que salió del charco. Florian lo ayudó a ponerse de pie.

  • Niko: Aguarden... ¿Los están chantajeando?
  • Florian: Tienen a mi padre, Niko... lo último que le oí decir fue "tú no eres mí hijo, idiota". Yo le dije que era algo bueno... ¿Crees que podría soportar su muerte?
  • Darko: Tienen a Gracie y a mi hijo... es Radovan, el tipo que me obligó a traicionarte...
  • ?: Ciertamente, soy yo...

Radovan apareció también.

Niko miró a Radovan y se sobó las heridas del accidente.

  • Niko: ¿Tú... tienes la culpa de todo lo que ha pasado?
  • Radovan: (sonriendo) De tu viaje a aquí, de la traición de Darko... de todo, todo, todo.
  • Don Ancelotti: Eh, dame algo de crédito...
  • Radovan: Ah, sí... con un poco de ayuda de mi colega... Giovanni Ancelotti.

Ancelotti alza la pistola.

  • Don Ancelotti: A dormir, chicos.

Darko se asustó.

  • Darko: ¿Nos vas a matar a todos?
  • Don Ancelotti: ¿Realmente crees que iba a dejarte vivir...? ¡Ja! No, liberaré a mi hija y en cuanto nazca el monstruo... ¡No tendré piedad!
  • Florian: ¡Animal! ¿Matarás a un niño?
  • Don Ancelotti: Tu padre también saldrá libre, no te preocupes... ¡No tienen nada de qué preocuparse!
  • Radovan: Ataré los cabos sueltos... los ataré... dejé tres cabos sin atar... ¡debí haberlos matado a todos hace casi veinte años! Pero hoy... hoy me voy a redimir... veré sus cuerpos arder esta noche, me quedaré hasta que no quede ni un pelo de ustedes. Voy a ser libre de su recuerdo, huiré a Bosnia... ¡Nadie sabrá nunca de mi trato con este serbio cabrón!

Darko se enojó.

  • Darko: Que te den, Radovan... ¡Que te den!
  • Radovan: No seas idiota, Brevic... ¿Quieres que lo último que salga de tu boca sea una blasfemia? ¡Hora de morir chicos!
  • Don Ancelotti: ¡Hazlo de una vez, Radovan! No tengo toda la vida.

Radovan, enloquecido, giró la pistola y disparó.

Ni Niko, ni Darko, ni Florian sintieron el impacto de la bala, sino Ancelotti, que cayó al piso, con agujero sangrante en la cabeza.

  • Radovan: Él y sus contactos tenían demasiada información, tenía que hacer una limpieza total.

Darko, súbitamente, se acercó a Radovan y le dio un puñetazo, volando la pistola a la mierda, y dejando a Radovan desarmado y tendido en el suelo.

Una oscura figura apareció entre las sombras.

  • ?: Niko, Darko, Florian... ¿Son ustedes?

Todos cambiaron a una cara de sorpresa.

Capítulo 20: El gran final

Niko se puso pálido.

La cara con rasgos eslavos, la cicatriz en la mejilla, los ojos negros.

Mijo.

  • Niko: Es imposible, te vi morir en mis brazos.
  • Mijo: Ciertamente, no fue así... Les contaré una historia increíble.
  • Niko: Explícanos.
  • Mijo: Bueno, dos días antes de la emboscada, Darko me contó de lo sucedido con ese cabrón (señaló a Radovan, que Florian estaba sosteniendo para que no intentara nada, aunque este parecía también muy interesado) y yo informé a Goran, él secretamente les preparó una trampa a los bosnios con mi ayuda, sin decirle nada a Darko por temor a que los bosnios lo encontraran culpable. Entonces esperamos y movimos de lugar el campamento sin que nadie se enterara, y creamos uno falso para atraer a los bosnios. Movimos gente, movimos camas... todo.
  • Niko: La bebida de la cena tenía un sabor raro, ¿nos drogaron?
  • Mijo: Sí, algo así. En fin, una vez acabamos con todo, esperé en el campamento falso a que llegaran los bosnios y con Goran llamamos refuerzos para que nos ayudaran en la emboscada. Pero llegaron tarde y uno de los estúpidos soldados nuestros le dijo a Radovan donde estabamos, llegamos al campamento normal pero todos estaban muertos. Niko me encontró y yo había recibido un balazo, pero no tan fuerte, vi llegar a los bosnios y sabía que Niko los mataría si fingía mi muerte en sus brazos y lo hice, soy un nadador profesional con un gran poder para aguantar la respiración, parecía muerto. Cuando Niko me dejó, me fui arrastrándome y, cuando me aseguré de que nadie más me veía, escapé del campo de batalla y me fui.
  • Darko: Eso quiere decir que yo... yo nunca traicioné a nadie, ¿verdad? ¿No cargo el peso de doce muertos sobre mí?
  • Mijo: No cargas nada.
  • Darko: ¿Eso quiere decir que sobreviví a la emboscada por méritos propios?
  • Mijo: Sí, algo como eso.
  • Darko: ¡Soy el mejor! ¡Soy el mejor! ¡Soy el mejor!
  • Niko: Lamento haber intentado matarte, Darko.
  • Florian: No se ustedes, chicos, pero creo que debemos ocuparnos de esto. (Radovan luchaba para zafarse, Niko agarró su brazo izquierdo, Florian el derecho, Darko la pierna izquierda y Mijo la derecha)
  • Mijo: A las tres, una dos... ¡Tres!

Arrojaron a Radovan al enorme charco de gasolina, mojándolo a él.

  • Radovan: Esperen... esperen... podemos hacer un trato.
  • Niko: Este es tu trato, colega.
  • Mijo: Intentaste matarme y eso no lo acepto.
  • Florian: Amaba a Dmitar... ¡...! Okno... bueno, tenía buen pandero... ¡...! No es que se lo haya visto pero... ¡Dios, le prometí que guardaría el secreto hasta la tumba!
  • Darko: Importa poco.

Los cuatro sacaron pistolas y dispararon a los puntos distintos del cuerpo de Radovan. Las balas dieron en la gasolina.

  • Radovan: AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGG....!!!!!!

Explosión.

Los cuatro veteranos cayeron al piso, doloridos por la explosión, se levantaron y comenzaron a marcharse.

  • Florian: Bien, debo irme a duchar y a volver a ser... ¡Bernie Crane!
  • Mijo: ¿Bernie Crane?
  • Niko: Larga historia.
  • Darko: Me voy con Gracie, a ver como está el niño.
  • Niko: Y yo con Alex, los gemelos nos necesitan.
  • Bernie: Bryce me extrañará.
  • Mijo: ¿Esposa e hijos? ¿Pareja homosexual? Tienen mucho que contarme chicos... yo viví en Bucarest por casi veinte años y solo tuve una novia, con la que corté antes de que supiera demasiado...
  • Darko: ¿Bucarest? Yo estuve ahí, podríamos habernos visto y nada de esto habría sucedido.
  • Mijo: ¡Joder!
  • Niko: A fin de cuentas, yo y Darko tenemos esposa e hijos, Bernie tiene a Bryce y Mijo sigue con vida. Creo que el destino nos ayudó.

Los cuatro ríen y se retiran, viendo como los restos de Radovan se consumen en los escombros.

La tapa de la alcantarilla se abría. Un viejo gordo con el cuerpo cubierto de vendajes sucios asomó la mano por ella. Se levantó lentamente.

Cerró nuevamente la alcantarilla y caminó por la calle, se metió en el edificio y subió hasta el último piso, entró en la oficina de Ancelotti y se sentó en el escritorio. Entró una llorosa secretaria a guardar sus cosas.

  • Secretaria: (sin ver a Charlie y llorando) Oh, pobre señor Ancelotti... ¡Dios! Que triste... bua, bua, bua... justo cuando iba a ser abuelo.

La secretaria se fue.

  • Chubby Charlie: ¡Jodeeeeeeer! ¿Cuanto tiempo estuve ahí dentro?

Fin.

(Nota: Esta historia fue auspiciada por sillas SuperFoldable: ¡¡¡SUPERFOLDABLE!!! Siéntala sentirse al sentarse sentado sobre el asiento asentadamente asentable. Ahora la SuperMegaFoldable con Portavasos y la SuperMegaUltraFoldable con portavasos y apoyapies... ¡¡¡SUPERFOLDABLE!!! ¡Cómprala! ¡Cómprala! Nota: el uso excesivo de este producto puede provocar dolor de huesos vertebrales, fallo de espina dorsal, ataques de pereza consecutivos y diarrea estomacal por consumo de la goma de la que está compuesta)

Superfoldable

¡¡¡FIN!!!

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar