FANDOM


Claude Informal

María acababa de leer la parte en la que Claude presenciaba el asesinato de los hermanos Crisp y siguió leyendo de su vida en San Fierro.

A la mañana siguiente, yo creía que ese episodio en el muelle de Easter Basin Docks había sido un sueño, pero no, me levanté y encontré a Mick puliendo una 9mm y al verme me dijo:

-Ah, ahí estás, ¿Dormiste bien?, bueno no importa, hoy aprenderás a disparar y que mejor lugar aislado que el lugar en donde fuimos ayer.

Salimos y volvimos a ese muelle en Easter Basin Docks cerca de esa grua amarilla y allí Mick comenzó a colocar unas botellas de cerveza y me dijo que apuntara lo mejor que pudiese y disparase, yo apuntaba, pero me temblaba un poco la mano, pero al concentrarme logré dar en la botella y repetí el mismo proceso con las otras, me dí vuelta para ver la aprobación de Mick quien se quedó perplejo y me felicitó.

-Tienes un gran potencial chico, es como si tuvieras eso en la sangre, prueba con los vidrios de ese Idaho abandonado.

Disparé y enseguida vi los vidrios explotando por mis balas.

-No me queda más que decir que eso es más de lo normal para ser un novato, incluso pareces disparar mejor que los del Grove Street allá en Los Santos, pero, de nada sirve ser un buen tirador si no sabes conducir, ven que aprenderás a manejar al mejor estilo.

1990

En todo ese tiempo en el que estuve aprendiendo de Mick Casey, uno de los mejores gángsteres y conductores de Londres me convertí en un buen tirador y conductor y me arrestaron una vez por pelear con unos Loco Syndicate y la otra por correr una carrera ilegal, empezé a correr en las carreras callejeras por todo el estado de San Andreas y ganaba muy buena plata, estuve en Red County, Las Venturas, San Fierro y el territorio completamente dominado por pandillas Los Santos.

Ya estaba por acabarse el año cuándo Mick me dijo algo:

-Chico, aunque no se tu nombre, me ayudaste mucho con los autos, te enseñé lo que sabía y fuiste muy buen aprendiz, pero me temo que antes de morir prefiero volver a mi país, Inglaterra en donde está la Reina, pero antes de irme te dejaré ésta chaqueta de cuero que guardaba en mi juventud, pero desde que engordé bastante no la puedo usar más, así que es tuya, al menos ojalá que te recuerde a mí. Bien, debo irme al aeropuerto como eres buen conductor, quizá podrías llevarme.

Lo llevé al aeropuerto y fue el último momento en que lo vi, me dijo que el garage era mío y me saludó desde lo lejos mientras tomaba el vuelo hacia Londres.

Volví un poco triste porque él fue un muy buen amigo que me enseñó todo.

1992

Pasaron un año y medio más o menos desde que Mick me dejó a cargo de todo, lo único que hacía allí era guardar algunos autos que modificaba a mi gusto y corría carreras callejeras y con ese dinero compré un ZR-350 que era bastante veloz y lo usé para correr en las carreras de Red County.

Al llegar, habían otros corredores con sus autos y un tipo afroamericano que esperaba a su amigo que era un mexicano y luego de que ese afroamericano criticase su impuntualidad al mexicano, vino un chino acompañado de dos chicas que los saludó. En ese momento comenzó la carrera, íbamos a toda velocidad, pasé a los dos últimos, pero otro auto me llevaba la delantera, era el afroamericano que tampoco era un mal conductor.

La carrera finalizó y el afroamericano ganó la carrera y recibió el dinero, estaba un poco frustrado y al saber que había otra carrera en tres días, preferí quedarme en un hotel de Blueberry y preparar allí mi coche para la carrera.

Durante esos días conocí a una latinoamericana muy ruda, se llamaba Catalina, ella fue mi primera novia y éramos casi iguales, yo en el gusto por manejar y ella con las armas, me contaba de su ex novio que era un imbécil y que casi terminaban arrestados luego de robar un banco, pero aún lo quería porque se notaba en sus palabras.

Finalmente, nos conocimos mejor y ella quería ir a Liberty City, yo nunca había ido y ella me contaba maravillas de la ciudad y accedí a ir con ella luego de la gran carrera. En el momento de la carrera estaban los corredores y allí de nuevo ese afroamericano que me venció, apenas Catalina lo vio empezó a insultarlo y me presentó diciendo que yo era mejor novio que él, ahí me enteré que él se llamaba Carl Johnson.

Luego de la discusión, corrimos y volví a salir segundo porque ésta no paraba de hablar e insultar, a veces al oirla me daba ganas de dispararle. Carl quería su recompensa, era dinero o el auto y Catalina le dio las escrituras de mi ex garage y le dijo que ella iba a estar bien conmigo, lo gracioso es que ese negro no paraba de verme cada vez que Catalina decía algo bueno de mí. Finalmente nos fuimos en el auto al hotel de Blueberry a pasar la noche y luego rumbo a Liberty City.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar