FANDOM


45px-DialogosD.png


Logo GTA VC Décimo Aniversario Este diálogo está escrito según la reedición de Grand Theft Auto: Vice City de 2012
Por motivo del décimo aniversario del juego para dispositivos móviles, Rockstar Games realizó una nueva traducción, corrigiendo errores anteriores.
Si tu versión del juego es otra, es posible que encuentres algunas modificaciones respecto a esta versión.

Traficante de armas es la primera misión de Phil Cassidy en Grand Theft Auto: Vice City. Aquí sus diálogos:

Editar

En Phil's PlaceEditar

Tommy llega al lugar pero no encuentra a Phil, hay una caja gigante que cubre el resto del negocio. El lugar está muy silencioso y deshabitado, entonces:

  • Tommy: ¿Phil?

Phil sale corriendo desde detrás de la caja gigante, todo espantado y asustado y empuja a Tommy para que corra con él.

  • Phil : ¡CORRE! ¡Corre! ¡Jooooodeeeeer!

Hay una terrible explosión y Tommy y Phil caen hacia adelante mientras corren, luego se levantan.

  • Phil : ¡Nunca acerques una llama a uno de los alambiques de boomshine de Phil Cassidy!
  • Tommy: Mierda Phil, ¿te bebes ese mejunje?
  • Phil: Diablos, no tienes que bebértelo... solo tienes que olerlo para colocarte.

Ambos se recuperan.

  • Tommy: Escucha, Phil, dijiste que podrías proporcionarme algo de potencia de fuego...
  • Phil: Por supuesto. Hay un traficante de armas mejicano que me ha estado pisando el negocio últimamente. Suele realizar su ronda semanal a esta hora. Haz caer la mercancía de la parte de atrás de sus camiones antes de que acabe fuera de nuestro alcance. Y mientras estás en ello me estarás haciendo un favor. Luego acaba con él.

Tommy va a cumplir su encargo.

Llamada posteriorEditar

Llamada traficante de armas

La llamada.

Cuando la misión finaliza, Thomas recibe una llamada de Phil.

  • Phil: Tommy, soy Phil, olvida toda esa mierda del pasado y escúchame, ¿me oyes? Bien. Tengo un pelotazo extra a punto de fermentar y me preguntaba si te apetecería probarlo. En serio, Tommy, si quieres una copa, o si necesitas ponerte a tono, este material hará de ti un hombre. A mí me pasó aunque todavía no puedo ver por un ojo. Te estaré esperando, lo que oyes.