FANDOM


45px-DialogosD.png



Reuniendo a la familia es una misión de Michael De Santa en la cual este vuelve a reencontrarse con su esposa y sus hijos desde lo ocurrido en ¿Alguien dijo yoga? y vuelven a hacer una familia.


El regreso de Jimmy

Michael llega a su casa y se dirige a la cocina, al ver toda la casa aún vacía mira la soledad a su alrededor y luego saca una botella de whisky con un vaso de un estante y se dirige al sillón donde se sienta a ver una película. El tiempo pasa hasta la mañana y se ve a Michael durmiendo en el sofá mientras Jimmy lo observa desde el umbral del living
Michael Jimmy Reuniendo familia

Jimmy pidiéndole perdón a Michael.

  • Jimmy: ¡Hola!

En eso Michael se despierta sobresaltado:

  • Michael: ¿Que?.... Ah hola.

Michael apaga la tele

  • Jimmy: Perdona por haberte drogado ¿vale?. Es que me vuelvo loco, no puedo controlar las cosas, y, entonces, ya sabes... se me viene todo encima. Ahora mismo, toda mi vida apesta y no sé que hacer, aparte de decirte que te quiero y abrazarte, pero es que esas cosas tan afeminadas... Bueno diría mariconadas, pero tengo amigos gay, así que eso es inapropiado, y los que no me caen muy bien no es porque sean gays, así que... ¡Un absurdo!. Ok. A veces eres un psicópata absurdo y furioso. Haces cosas malas y todo eso... No sé si te quiero, pero estoy bastante seguro de que te odio un poco, pero me encabrona tanto que ni siquiera podamos vernos... No eres más que un padre borracho cualquiera.
  • Michael: ¿Sabes qué? Creo que eso es lo más bonito que me han dicho en la vida.
  • Jimmy: Entonces... ¿me compras un coche?
  • Michael: ¿Qué?
  • Jimmy: O sea, no en plan "entonces... ¿me compras un coche?"... si no cambiando completamente de tema, en plan "¿podrías comprarme un coche?". O sea, primero, soy un puto gordo amargado por tu culpa y, segundo, buscaré un trabajo y dejaré de fumar hierba, ¿vale?.
  • Michael: Yo también te quiero, hijo. Ahora, vete a buscar trabajo, porque no tengo dinero para comprarte un auto. De cualquier modo, probablemente estaré muerto en un par de semanas.
  • Jimmy: Por favor, no te mueras, ¿vale?. Bueno, es bueno saber como estás, papá.
  • Michael: Sí.

En eso Jimmy se aleja de Michael y se dirige cabizbajo hasta la puerta

  • Michael: ¡Oye! ¿Qué tal está tu madre?
  • Jimmy: Ah, muy bien... Bueno no, ¡está aburrida! Quiero decir... todo ese sexo tántrico tan captivante que tiene con un hombre mucho más joven, con buen cuerpo, amable y compasivo está muy bien, pero...¿Qué vas a hacer las otras 6 horas del día?.
  • Michael: ¡¿Pero qué carajos?!
  • Jimmy: Solo te estoy haciendo enfadar, maldito bastardo. Está enfadada contigo. Tiene miedo de que vayas a morir y quiere que vayas allí y le demuestres que te preocupas por ella.
  • Michael: ¡Vale, vale, vale! He captado la indirecta. Vámonos. Recogeremos a Tracey de camino.
  • Jimmy: Tracey, en cambio...Ella es una estrella... Más o menos.

Michael y Jimmy abandonan la casa y se dirigen a buscar a Amanda.

Trayecto hacia el Bean Machine

Michael y Jimmy se dirigen al Tailgater de Michael

  • Jimmy: Creo que mamá está en el Bean Machine.

Ambos se suben al coche y comienzan a andar

  • Michael: Entonces, ¿qué ha estado pasando?
  • Jimmy: Ya sabes, cosas.
  • Michael: No, no lo sé.
  • Jimmy: ¿Y a ti qué te pasó?
  • Michael: Eh... Cosas. Ha sido... Es...
  • Jimmy: Quién sabe, ¿no?.
  • Michael: Sí, sí. Ya entiendo.
  • Jimmy: ¿Te fuiste de la ciudad?
  • Michael: Claro. Ustedes se habían ido, así que pensé que yo, tú sabes...
  • Jimmy: No deberíamos fingir que tuvo algo que ver con nosotros. ¿Y esas bestias hispanas con armas automáticas y ventanillas entintadas? Me hacen pensar que fue un éxodo involuntario.
  • Michael: Sí, Ok. Eso es.
  • Jimmy: Ok, ahí están. Fabien también está. ¡Genial!

Se escuchan hablar a lo lejos a Fabien y a Amanda

  • Fabien: Nada de cafeína. Vamos. Llevas estreñida varias semanas.
  • Amanda: Menos hacer de "gurú de la vida sana" y más de "chico de compañía", por favor.

Discusión con Fabien y reencuentro con Amanda

Amanda y Fabien están sentados en una mesa a las afueras del local, conversando. Atrás suyo se encuentra una mujer que esta trabajando con una laptop
Amanda michaelx01

Reencuentro entre Michael y Amanda

  • Chica de la laptop: Perdona. Estoy intentando escribir un guion...
  • Fabien: ¡Silencio, mujer!
  • Michael: Hola, Amanda. Fabien.
  • Amanda: Michael.
  • Jimmy: Hola mamá.
  • Amanda: Hola Jimmy.
  • Fabien: Estos dos... no es que sean la imagen del bienestar holístico.
  • Michael: ¡Eh!
  • Fabien: Puede que caguen una vez al año, entre los dos.

Ocurre una exclamación de indignación generalizada

  • Amanda: Ese es mi hijo.
  • Fabien: Amanda, ven. Tengo un nuevo traje ajustado esperando. Tienes que pagarlo.
  • Michael: ¡Eh! ¡Amigo! Voy a pedirte amablemente que muestres un poco de respeto a mi mujer.
  • Fabien: La carne roja le bloquea el chi, además del aparato digestivo.
  • Michael: Haré como que no te escuche. Te lo voy a pedir solo una vez, con amabilidad.
  • Amanda: Michael, pégale de una vez, por favor.
  • Chica de la laptop: ¡Silencio!
  • Fabien: ¡Calla mujer!
  • Michael: ¡Lo que tú quieras, cariño!

En eso Michael se acerca a la chica de la laptop y le arrebata el aparato electrónico...

  • Chica de la laptop: ¿Qué? ¿Qué haces?

'.... Para luego golpear a Fabien en toda la cara con la computadora

  • Chica de la laptop: ¡Tenía unas cuantas cosas muy buenas ahí, idiota!.
  • Jimmy: Si quieres más solo tienes que pedirlo, hermano.
  • Amanda: (con desconsideración) ¿Está vivo?
  • Michael: Sí, no le pasa nada. Escucha Amanda. Quería... Hace tiempo que quería decirte que... Mira yo...
  • Jimmy: Lo que intenta decir, mamá, es que es un viejo patético y borracho y que te necesita, y tú deberías estar con alguien mejor que un engreído profesor de yoga que está obsesionado con los anos.
  • Fabien: (con voz malherida) ¿Alguien ha dicho...?
  • Jimmy: ¡Cierra el pico!

Jimmy patea a Fabien de nuevo en la cara

  • Amanda: Supongo que podríamos intentarlo.
  • Michael: Lo único que pido es una oportunidad.
  • Amanda: En terreno neutral. El despacho del doctor Friedlander.
  • Michael: Es perfecto. Para todos. Buscaré a Tracey y la llevaré ahí. ¿Nos vemos?.
  • Amanda: Genial. Bien, a ver tú (dirigiéndose a Fabien), levántate imbécil.
  • Fabien: ¿Yoga?
  • Amanda: No. Nada de Yoga

En eso Amanda se aleja llevando a rastras a Fabien y lo mete en su auto

  • Michael: Vale. Ya sabes dónde está tu hermana, ¿no?.
  • Jimmy: Sip.
  • Michael: Vámonos.
  • Jimmy: Espera, espera. ¿Y qué hay de esa bebida con azúcar, cafeína y grasa de cerdo que me gusta tanto?
  • Michael: En otra ocasión. Vamos.

Padre e hijo se dirigen al automóvil

  • Jimmy: Creo que Tracey está en el estudio de tatuajes.

Trayecto hacia el salón de tatuajes

Ambos entran en el coche y se ponen en marcha

  • Michael: ¿Qué? ¿Tracey se va a hacer otro tatuaje?
  • Jimmy: No, Dios, no. Ahí está ese tal Lazlow
  • Michael: ¿Lazlow? ¿Ese imbécil? ¿Qué quiere?
  • Michael: Deberíamos ayudarla.
  • Jimmy: Tal vez deberíamos.
  • Michael: Oye, un pregunta, lo de antes con tu madre salió bien, ¿no?
  • Jimmy: Todo lo que acabe con Fabien y un tímpano reventado me parece bien.
  • Michael: Me refiero a tu madre y a mí.
  • Jimmy: Creo que es un primer paso importante en la dirección correcta, ya sabes.
  • Michael: Sí, sí, entiendo lo que dices.
  • Jimmy: Aquí está el estudio de tatuajes.

Padre e hijo se bajan del vehículo y se dirigen a la puerta del salón de tatuajes

Dándole una lección a Lazlow

Se escuchan a Lazlow y a Tracey mientras hablan detrás de la puerta donde están observándolos Michael y Jimmy

  • Lazlow: (dirigiéndose al tatuador) Estoy buscando algo... moderno, ya sabes, que diga que soy capaz de ponerme violento, pero que soy una pasada en la cama. (ahora hablándole a Tracey) Escucha, nena. Si quieres triunfar en Vinewood, tienes que estar dispuesta a todo. Aunque ese "todo" sea un alcohólico deprimido al límite que presenta el tercer programa de talentos más visto por las mujeres de 40 años.
  • Tracey: (de manera ingenua) Entonces si te la chupo, ¿salgo en el programa?

En ese momento Michael entra al salón

  • Lazlow: (aún sin darse cuenta de la presencia de Michael) Sí... y si pudieras pintarte los labios de negro, al enano le encanta el estilo gótico.

Michael suspira y Lazlow, aterrorizado, se da cuenta de la presencia de este

  • Michael: (con voz amenazante) Oh. ¿Lazlow?
  • Lazlow: Hermano, eso ha estado totalmente fuera de contexto.

De Santa agarra del cuello a Lazlow

  • Michael: Jim, busca la máquina de tatuar y siéntate encima; Lazlow va a hacerse un trabajito cosmético.
  • Lazlow: No, por favor...
En ese instante entra el tatuador
Lazlow michaelx02

Jimmy amenazando al tatuador

  • Jimmy: Eh, oye ey ey... No te muevas de ahí, cabrón.
  • Tatuador: Lo que tú digas.

El tatuador se devuelve por donde había venido

  • Jimmy: ¡¿Qué?!
  • Lazlow: Mierda.
Michael sienta a Lazlow en una silla, coge una máquina perforadora y comienza a hacerle piercings en la ceja, la nariz y la oreja
Lazlow Jones 8


  • Lazlow: Vivo entre ambas costas. No puedo tener metal en la cara.
  • Lazlow: Vamos. Mi época punk pasó hace mucho tiempo, amigo.
  • Lazlow: En la lengua no, que la necesito para trabajar.
  • Lazlow: ¿No iras a ponerme un príncipe Alberto, o si?
  • Lazlow: En el paquete no, ¿ok?, ya tengo una cicatriz ahí abajo.


                       Perforaciones
  • Lazlow: ¡Ah! Pinche pendejo. Dios.
  • Lazlow: ¿Esto te está excitando? Puto psicópata.
  • Lazlow: Arg. ¿Estás armando una puta tienda de campaña? Maldito psicópata.
  • Lazlow: ¿Me has convertido en un puto hipster?
                  Después de algunas perforaciones
  • Lazlow: A los de maquillaje les va a encantar.
  • Lazlow: Mierda, a los paparazzi les va a encantar.
  • Lazlow: ¿Qué aspecto tiene? No mientas.
  • Lazlow: Justo cuando pensaba que era más famoso que la radio, Dios...
  • Lazlow: ¿Al menos hiciste algo bueno?
                     Última perforación
  • Lazlow: ¡Oh, mierda!

Michael termina de hacerle piercings a Lazlow y lo saca de la silla

  • Michael: ¡Se te ven lindos! A ver, vamos a deshacernos de esto .

Michael le arranca la camisa a Lazlow

  • Lazlow: ¡Ahhhhhhh! ¡Dios mío! Papá Oso ¿qué va a pensar el papá número dos con respecto a esto?

Michael traslada a Lazlow a otra silla

  • Michael: Mejor que no se meta...
  • Lazlow: Mejor que sí
Ahora Michael tiene la posibilidad de tatuarle un pene a Lazlow en la espalda o en el pecho
Lazlow Jones 9

Michael tatuando a Lazlow

  • Lazlow: Siempre pensé que los tatuajes en la rabadilla podían ser elegantes.
  • Lazlow: Que quede claro que esto no lo voy a pagar yo, ¿verdad?
  • Lazlow: Si supiera que me iban a hacer tantas cosas, me habría traído un equipo de televisión.

Michael elige la opción que más le guste y comienza una especie de mini juego en el cual debe tatuar a Lazlow

  • Lazlow: Oye, ¿Vas a decirme que estás dibujando o es una sorpresa?
  • Michael: ¡No te muevas!
  • Lazlow: Te informo que tengo una sesión fotográfica en traje de baño la próxima semana.
  • Michael: ¡Quieto ahí!
  • Michael: Si te mueves te noqueo.
  • Michael: Déjame trabajar.
  • Lazlow: ¿Te importaría calmarte?
  • Lazlow: ¡Carnicero!
  • Michael: Deja de retorcerte, mierda.
  • Lazlow: ¡Dije que necesitaba seguridad!
  • Lazlow: ¡Por favor no me pongas el símbolo de una banda!
  • Michael: Relájate, ¿Ok?.
  • Lazlow: Por favor.
  • Michael: ¡Alto!
  • Michael: ¡No te conviene que me resbale!
  • Lazlow: ¡Por favor no me tatúes una verga!
  • Lazlow: ¡Mis tetas de hombre se van a ver enormes!
  • Lazlow: ¡No, no lo hagas!
  • Lazlow: Mierda, eso duele.
  • Michael: ¿Quieres que te dibuje tus tres vellos púbicos también?

Michael termina de hacer el tatuaje

  • Michael: Eso es.
  • Michael: Ahí está. Muy bien.
  • Lazlow: ¿Tienes un celular con cámara o un espejo para verme?
  • Michael: Claro. Te traeré un espejo, y te lo estrellaré en la cabeza.
  • Lazlow: Qué mierda, tío.

Lazlow intenta escapar pero de un empujón Michael lo manda al suelo y recoge unas tijeras, para luego acercarse a Lazlow amenazadoramente con ellas

  • Lazlow: Esta es una tienda completa de verdad.

Antes de cortar la coleta

  • Lazlow: Maldito imbécil, soy famoso.
  • Lazlow: ¿Qué haces?
  • Lazlow: Cuando me pongo nervioso me da por evacuar. Se me está escapando.
  • Lazlow: Mira, podemos solucionarlo... como hombres... si me entiendes.

Michael con las tijeras corta la emblemática coleta de Lazlow

  • Lazlow: ¡Oh! no, mi cola de caballo, mi marca personal. Ahora tendré que ponerme extensiones.
  • Michael: No. Lo que tienes que hacer es darle a mi hija lo que ella quiera.
  • Jimmy: Y sin que tenga que chuparte el pirrín.
  • Lazlow: Miren... Ok chicos, fue una broma. Soy un payaso. Un payaso triste y solitario.
  • Michael: ¡Ey! Vas a sacarla en tu programa y te vas a asegurar de que salga guapa.
  • Lazlow: Mira, Ok, tengo influencias en la ciudad, pero... no hago milagros...
  • Michael: ¡Consíguelo!
  • Jimmy: Sí...
  • Lazlow: Muy bien.
  • Michael: Muy bien, Trace. Vámonos. Tenemos que ir a la terapia.

Michael sale del salón

  • Jimmy: ¿Qué?

Jimmy le sigue

  • Tracey: Bueno, pues te llamo o lo que sea, ¿vale? ¡Adiós!.

Y finalmente Tracey también sale

  • Lazlow: Si alguna vez una familia a necesitado terapia... Mi cola de caballo...

El tatuador entra nuevamente y observa a Lazlow

  • Lazlow: ¿Cómo me veo? No muy bien, ¿verdad?

Michael y sus hijos se suben al auto

Trayecto hacia la consulta del Dr. Isiah Friedlander

Padre e hijos se suben al Tailgater

  • Jimmy: ¿Quién iba a decir que sabías hacer tatuajes?
  • Michael: Es una de esas habilidades que aprendes en la cárcel, escribir tu nombre en el culo de tu compañero de celda.
  • Jimmy: (con asco) ¿Hablas en serio?
  • Michael: No, hombre, no. Vamos.
  • Tracey: No quiero ser pesimista, pero tampoco es que tu terapeuta haya transformado tu salud mental, así que no sé por qué va estar en disposición de ayudar a cuatro inadaptados.
  • Michael: Fue idea de tu madre.
  • Tracey: Supongo que es mejor que el yoga.
  • Jimmy: Papá es mejor que el yoga. Le reventó la cabeza a Fabien con una laptop. Sí´. Fue como... ¡plaf! Nuestro viejo desparramó la paz interior de ese tipo por todo el patio del Bean Machine.
  • Tracey: Si te soy sincera, y sé que es malo para mi karma, sí, odio a muerte a ese tipo.
  • Jimmy: ¿Sí, verdad? Que se chingue. Un pinche contorsionista. Yo le doy vueltas a mi verga todo el día y no me doy tantos aires, solo me siento un poco avergonzado y muy vacío.
  • Tracey: Demasiados datos.
  • Michael: El tipo se estaba metiendo con tu madre.
  • Tracey: Te aplaudo, papá.
  • Jimmy: Bravo, bravo. Por fin estás usando, como que, tu egoísmo y furia para hacer, como que, el bien. Aunque no sea un bien objetivo ni universal, sino uno bien subjetivo que nos favorezca.
  • Tracey: (muy animada) ¡Así es! ¡Genial! Vamos a robar a alguien.
  • Jimmy: Hazlo, papá.
  • Tracey: Sí... ¡Hazlo! ¡Hazlo!
  • Michael: Basta, ¿Ok? Me encanta que nos llevemos bien, pero basta ya.
  • Tracey: Sí, pero no robes una licorería. Nos cortaría todo el rollo.
  • Jimmy: Pinche terapia. Hagamos esa mierda.
  • Michael: ¿Y si dejan que su madre y yo hablemos? Tenemos que limar ciertas diferencias y, como a ustedes no les interesa, pueden estar sentados y calladitos.
  • Jimmy: A mí me parece bien.
  • Tracey: Yo ya tengo todas las recetas que necesito. Al menos por ahora.
  • Michael: Gracias.

Al final llegan a la consulta del Dr. FrienLander, donde Amanda los está esperando afuera

  • Amanda: Michael, hijos. Entremos. Ok.

Amanda, Michael, Tracey y Jimmy entran a la casa donde se encuentra la consulta del doctor


La terapia familiar

El Doctor Friedlander abre la puerta mientras Michael dice:

  • Michael: ... nada de peleas.
  • Dr. Friedlander: ¡Amanda!
  • Amanda: ¡Hola!

Todos entran al despacho

  • Dr. Friedlander: Me da gusto verte otra vez. Michael. Qué alegría. ¿No es genial?

Padres e hijos se sientan en el sofá, Tracey y Jimmy sacan sus celulares y se ponen a teclearlos mientras Michael y Amanda deciden empezar la sesión

  • Michael: ¡Fantástico!
  • Amanda: Michael... sé positivo...
  • Michael: Estoy siendo positivo. Este soy yo siendo positivo.
  • Amanda: Ya basta, Michael. El sarcasmo. Es uno de los motivos por los que me marché. No te rebajes.
  • Michael: No, Amanda. Confía en mí. Ya me he rebajado todo lo que podía.
  • Amanda: Sí, sobre todo la bragueta. Te la "rebajas" con putas.
Jimmy y Tracey levantan la vista de sus celulares y miran con asombro a sus padres
Tracey20

Jimmy y Tracey miran sorprendidos a sus padres

  • Michael: ¿Sabes?, para alguien que se pasa cada momento del día (diciéndolo de manera burlesca) esforzándose por mejorar por dentro y por fuera... Tengo que decir que los avances han sido muy, muy lentos.
  • Amanda: ¿Cómo sabrías lo que es un avance, puto homicida imbécil?

Tracey y James de nuevo miran asombrados a sus padres

  • Michael: ¡Oh, cielos! ¿Por qué lo único que haces es quejarte?

Los hermanos De Santa vuelven a mirar a sus progenitores

  • Amanda: ¡Oh! ¿Solo me quejo? Michael, ¿podrías hacer el favor de dejar de matar gente? Michael, ¿podrías hacer el favor de dejar de ponernos en peligro a tus hijos y a mí? Matas gente ¡y luego te vas a asolear con un trago y te sientes culpable por ello! ¡Eso no es trabajar!

Mientras Amanda habla, Tracey se aleja disimuladamente de sus padres y se acerca aún más a Jimmy

  • Michael: (ya gritando) ¡No te he visto quejarte cuando vas al chingado banco por dinero! (ahora bajando el tono de voz) Seamos sinceros, Amanda, somos gentuza... tú y yo. Nos enseñaron a hacer esto.
  • Amanda: (mirando a Michael con un gesto compungido) Céntrate, Michael. No estás centrado.

Michael se levanta del sofá y lleva sus manos a la altura de sus genitales, indicándolos

  • Michael: ¿Qué tal si, me chupas la verga, eh?

Amanda se sorprende notoriamente con el gesto de Michael, mientras sus hijos los miran confusos

  • Michael: Espera, ¡Seguro que tenemos que estar "centrados" antes de que pase eso!

Mike se sienta de nuevo

  • Amanda: Eres un pinche animal, ¡un animal trastornado!
  • Michael: (gritando) ¡Claro que estoy trastornado!

Tracey se tapa los oídos ante la violencia de los gritos de su padre

  • Michael: ¿Cómo no iba a estarlo?
  • Amanda: Debí hacer que te encerraran hace años, imbécil de mierda.
  • Michael: ¡Hazlo! Hazlo. Te enterraré como a todos los demás.
  • Dr. Friedlander: Y ahí se acaba el tiempo que tenemos.
  • Michael: Genial.

Todos se levantan y comienzan a dirigirse hasta la puerta

  • Dr. Friedlander: Creo que hicimos un buen progreso ahí.

Friedlander le junta la puerta a Michael y lo detiene

  • Dr. Friedlander: Oh, Michael..., supongo que no hace falta decirlo, pero... las sesiones familiares son un poco más caras.
  • Michael: ¿Cuánto... el doble?
  • Dr. Friedlander: Cuádruple.

Se le abre la puerta a Michael y este sale

  • Michael: Por supuesto.

El Doctor cierra la puerta

  • Dr. Friedlander: ¡Cuídate!

La siguiente escena ocurre afuera de la consulta. Michael agarra con suavidad del brazo a Amanda y la retiene

  • Michael: Oye, ¿entonces vas a venir a casa conmigo, o qué?
  • Amanda: Supongo que podemos intentarlo.
  • Michael: (sonriendo) Muy bien.

Michael suelta a Amanda

  • Amanda: ¡Chicos!

Trace y Jimmy aparecen y se dirigen al coche de Michael

Regreso a casa

  • Amanda: ¿Nos llevas a casa?

Todos se suben al auto

  • Michael: Hubo un momento en que pensé...
  • Amanda: ¿Qué?
  • Michael: No sé... que quizá nos quede mucho camino por delante... que quizá necesitemos más tiempo.
  • Amanda: ¿Tiempo para qué?
  • Michael: Tiempo para dejar de gritarnos los unos a los otros.
  • Amanda: Aquello fue catártico.
  • Jimmy: Catártico sobre mi cara.
  • Tracey: Siento un calorcito muy agradable.
  • Jimmy: Serán las medicinas que descomisaste.
  • Michael: Ok, catártico, estupendo. Pero que no se vuelva a repetir.
  • Amanda: ¿Ahora eres tú el que viene con exigencias?
  • Michael: No, no. No son exigencias. Solo digo que tienes razón. Algo estaba roto, y tenemos que esforzarnos para repararlo.
  • Amanda: Lo vamos a hacer. Todos.
  • Tracey: Sí, mamá.
  • Jimmy: Claro que sí, gente.
  • Amanda: Porque allí empecé a darme cuenta de algo. Nadie comprende a esta familia. Ni el doctor Friedlander, ni mi maestro de yoga, ni el instructor de tenis... ni el tipo de los jugos, ni el que pasea a los perros, ... ni el profesor de tercero de Jimmy...
  • Jimmy: Ni el de la basura.
  • Tracey: Ni el proctólogo de papá.
  • Jimmy: Ni el tipo que se cree Jesús en Vespucci Beach.
  • Tracey: Ni el vagabundo hippie que cree que el mundo se acaba.
  • Amanda: Solo nos tenemos a nosotros. ¿Cómo explicar lo de fingir nuestras muertes, cambiar de nombre, mentir sin parar al FIB, lo de ese mounstro de Trevor?
  • Jimmy: Lo del tío T no hay manera de explicarlo.
  • Tracey: ¿Va a venir a la próxima sesión de terapia?
  • Michael: ¿Qué? ¡No, no! Dios mío.
  • Amanda: Una cosa, Michael. No hagas que nos maten. Y que no te maten. ¿Podrás?
  • Michael: Lo intentaré, con todo mi ser. Haré lo que esté en mi poder para asegurarme de que eso no pase. Prometido.
  • Amanda: Y se acabaron las prostitutas y las demás mujeres.
  • Tracey: Sí, papá. Qué asco.
  • Jimmy: Eres mejor que eso, pa.
  • Michael: No me siento muy cómodo con esta conversación.
  • Amanda: Nada más mantenla en tus pantalones, ¿Ok?
  • Tracey: Sí, tu trato a las mujeres es degradante.
Al llegar a la Mansión De Santa
Tracey21
  • Michael: Hemos llegado. Hogar dulce hogar. ¿Recuerdan este lugar?

Todos se bajan del automóvil y se dirigen a la puerta

  • Amanda: ¡Chicos! ¡Cuartos! Si ven un cadáver, golfas o a Trevor Phillips... nos largamos al hotel Rockford Hills.


Todos entran en la mansión y Michael cierra la puerta, terminando así la misión y este diálogo

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar