FANDOM


Camera-photo
Este artículo no contiene ninguna imagen o le hacen falta más imágenes
Ayuda a la Grand Theft Encyclopedia agregando una o más, según se necesite.
Camera-photo
Nota Nota: Este diálogo fue sacado de las versiones de Español (España) del juego y puede que tengan variantes (a excepción de las cinemáticas y las llamadas telefónicas).
45px-DialogosD.png



Leves turbulencias es una de las 69 misiones de Grand Theft Auto V y la primera misión tras haber sido expulsado de la ciudad por los Madrazo. En esta misión, Trevor atacará y robará un avión de carga a Merryweather, no en tierra, en el aire.

Sufriendo en Sandy Shores

Franklin Clinton va a la casa de Michael De Santa buscándolo, pero al parecer no lo encuentra y no escucha o siente actividad dentro de la casa, lo que evidencia que en la casa no hay nadie. Ante la preocupación, Franklin llama a su teléfono, respondiendo al instante.

Franklin: (Por el teléfono) ¿Dónde estás? Tu casa está vacía.

Resulta que Michael no se encontraba en Rockford Hills, ni cerca de la casa, ni siquiera en la ciudad. Sino que se encontraba en Sandy Shores, víctima del exilio de parte de Martín Madrazo.

Michael: Es que he tenido que...esconderme un tiempo. ¿Te acuerdas de ese simpático mexicano que conocimos? T y yo hicimos un trabajo para él, y nos enfadamos.
Franklin: Me estas vacilando.
Michael: Ojalá.
Franklin: ¿Y dónde estás?
Michael: En el desierto. Junto al Alamo Sea.
Franklin: Ok, si averiguo algo te doy un toque.
Michael: De acuerdo.

Al mirar al fondo de la caravana, logra ver a Patricia Madrazo, quien estaba amarrada a una silla y con una cinta adhesiva cubriendo su boca. Ahí, Michael responde sarcásticamente...

Michael: Oh..sí. Trevor esta con su mujer
Franklin: ¿Trevor estaba casado?
Michael: No, con la esposa del mexicano.
Franklin: (sobresaltado) ¿Qué?
Franklin: Demonios, no sé que decir.
Michael: Nada. No hay nada que decir.

Sin nada más que decir, Michael corta a llamada. Mientras se guardaba el teléfono, Trevor Philips, quien estaba durmiendo en el cuarto, despierta, y lanza un grito a su socio.

Trevor: (Aún con sueño) ¡Ron! ¡Ron! He vuelto
Ron: ¡Voy, Trevor!

Ahí, Trevor se levanta y trata de "espantar" el sueño fregándose la cara con su mano.

Trevor: (Bostezando) Y tráeme un café o te corto el brazo
Ron: ¡Por supuesto!

Ante la duda de aquel sujeto al que Trevor llamaba, Michael le pregunta de quien se trataba, mientras iba al baño a orinar.

Michael: ¿Quien coño es ese?. ¿Tu Nana?[1]
Trevor: (Bostezando) Mi socio. Un buen tipo. Muy leal.

En ese momento, Ron llega a la caravana corriendo. Al llegar, Trevor le presenta a sus "invitados".

Trevor: (señalando a Michael, quien aún se encontraba en el baño) Ron, te presento a Michael.

Ron le ofrece la mano a Michael, pero este, aún orinando en el baño no se la da. Ron no reacciona y se va con Trevor, quién le presenta a Patricia.

Trevor: ... y esta es... Patricia.

Acto seguido, Trevor se acerca a ella y le arrebata la cinta adhesiva bruscamente, dando ella un grito de dolor. Finalmente, se sienta en una silla cerca de ella.

Trevor: Mira... guapa, sabes que siento todo lo que ha ocurrido, y yo...
Trevor: ...no puedo asegurarte que no vaya a pasarte nada malo.
Trevor: A lo mejor tengo que hacerte pedacitos antes de tirarte por el desagüe, aunque...
Trevor: ...espero no tener que hacerlo.
Patricia: Agradezco tu sinceridad.

Mientras Trevor hablaba con ella, Ron llega con el café que le pidió su "jefe". Trevor lo toma de manera brusca y rápidamente toma un sorbo.

Patricia: Se ve que eres un buen hombre, lo se.

Trevor la queda mirando y acto seguido se levante. Allí reaparece Michael, quién responde a Patricia con ironía...

Michael: Tienes que revisarte la vista.

Trevor no responde ni reacciona, pero si le entrega el vaso de café que tenía. Luego se dirige a Ron

Trevor: Ron. ¿Me has echado de menos?
Ron: Sí, Trevor, un poco.
Trevor: (levantando la voz) ¿Cómo va el puto negocio?
Ron: (nervioso) Lo... he intentado.
Trevor: Como me cuentes un dramón[2], te arranco la puta garganta y me cago en el agujero.
Ron: (intimidado y nervioso) No es un dramón, pero todavía no se ha concretado nada.

Allí ocurre un breve silencio, hasta que Ron le cuenta a Trevor de un suceso que sería excelente para el negocio.

Ron: Pero me he enterado de algo...
Ron: ¡que tiene que ver con Merryweather!
Trevor: (con un notorio entusiasmo) Otra vez esos capullos...
Ron: Van a traer todo un arsenal, y se me ha ocurrido que a lo mejor querías...
Ron: requisarlo...

Trevor se nota entusiasmado y se decide a ir por el cargamento de armas de Merryweather

Trevor: (entusiasmado) ¡Espléndido! ¡Vamos!

Allí, Trevor se dirige a la salida, mientras Michael se levanta del sillón en que estaba sentado y se muestra como voluntario para ir con Trevor.

Michael: Me apunto

Sin embargo, Trevor estima que es una mala idea que Michael lo acompañe, sabiendo que hay gente buscándolo.

Trevor: No, no, tú no. Siéntate.
Trevor: A ti te buscan. No llames la atención...

Allí, Trevor apunta a Patricia, diciéndole a Michael que la cuide.

Trevor: ... y cuida de ella, ¿vale? Es una buena mujer. (dirigiendose a la salida) Vamos, Ron.
Ron: (dirigiendose a la salida) Un placer, Michael.
Trevor (desde fuera apurando a Ron) ¡Ven aquí de una puta vez, vamos!

Mientras Trevor se iba, Michael se sienta en el sillón y se queda vigilando a Patricia.

En dirección al aeródromo

Una vez sabiendo su objetivo, Trevor y Ron se suben a la Bodhi de Trevor y Ron comienza a darle explicaciones hacerca de lo que estaba por enfrentar.

Ron: Van a traer las armas por aire. Tenemos un avión en el hangar para...
Trevor: (interrumpiendo) ¡Esta bien! Vamos.

Tras subirse a la camioneta, el duo se dirige al Aeródromo de McKenzie para tomar el avión que Ron menciono anteriormente. Camino al aeródromo, Ron y Trevor comienzan a platicar.

Ron: ¿Qué vas hacer?
Trevor: No vamos a acabar con un ejército privado en tierra, Ron. Vamos a enfrentarnos a ellos en el aire.
Ron: (nervioso) Vale.
Ron: ... sabía que estabas cabreado por haber tenido que devolver el material después de lo del atraco a Merryweather.
Trevor: Eso fue una tomadura de pelo.
Ron: Vale, vale. Pues he estado escuchando conversaciones, colandome en las redes de Merryweather...
Trevor: Es agradable volver a estar en compañía de un profesional.
Ron: Pues tengo que decir que esperaba algo más impresionante.
Ron: "El gran y difunto Michael Townley".
Trevor: No tan difunto y no tan grande, y ya no se llama Townley. Los años no han sido especialmente generosos.
Ron: ¿Qué es lo que pretendes, tio? Íbamos bien sin él.
Trevor: Si íbamos tan bien, ¿dónde esta mi dinero, eh?
Trevor: ¿Dónde está mi sueldo de asesor y mis suculentos dividendos? Quiero una red de franquicias, Ron.
Trevor: Quiero tarjetas de fidelización, y productos de la marca.
Trevor: Quiero hacer accecible la violencia armada y la drogodependencia a todo ser humano o animal desde Hove Beach a Vespucci.
Trevor: Quiero clubs de campo, una esposa rubia deprimida y una secretaria buenorra que rebote sobre mi verga.
Ron: Eso requiere tiempo.
Trevor: Tiempo... y dinero, claro. Y Michael Townley, o De Santa, o De cara de culo me va a dar eso.

Tras llegar al aeródromo, ante la desilusionada cara de Trevor, resulta que el único avión que había, era un viejo Duster.

Trevor: ¿Una avioneta furmigadora? ¿Esto es lo mejor que tenemos?

Persiguiendo el avión

Aparentemente si tener alguna otra opción, Trevor toma la Duster, enciende motores y se dirige a la persecución del avión de Merryweather, sin antes darle indicaciones a Ron.

Trevor: Llama a nuestros amigos del sur de la frontera. Diles que tenemos algo que venderles.
Ron: ¡Hablaremos por la banda ciudadana!

Sin más retrasos, Trevor sale del hangar y despega hiendo hacia el sur, intentando ver el dichoso avión. Mientras vuela, Ron le estará hablando por la frecuencia de radio ciudadana.

Ron: (Por la radio) Responde. El avión de Merryweather esta en circuito de espera sobre el Monte Chiliad.
Ron: Intenta mantenerte fuera del radar. Controlan el tráfico aéreo desde la base militar.

Finamente, después de un rato volando sobre el desierto, Trevor logra divisar el avión.

Trevor: Avión de carga a mis doce.
Ron: No van a usar esas armas para nada bueno, T. Estarán mejor en nuestras manos.

Ya teniendo al objetivo en la mira, Trevor prosigue a perseguirlo alrededor del Lago Zancudo.

Ron: ¿Estas planeando obligarlos a aterrizar?
Trevor: ¿No te dije que teníamos que enfrentarnos a ellos en el aire si queríamos tener oportunidad? Yo creo que lo dije.
Ron: Lo dijiste, sí. Es solo que no veo cómo vas a...
Trevor: (Interrumiendolo con gritos leves) Ya lo verás.

Luego de un rato persiguiendo el avión, Trevor llega hasta Fort Zancudo.

Ron: Estás volando cerca de la base militar. Evitala, jefe. No la atravieses.
Trevor: (De forma burlesca) Si, jefe de escuadrón.

Dadas las recomendaciones de Ron, Trevor rodea la base para no aparecer en sus radares, siempre a baja altura.

Ron: Sabes que el avión de carga tiene cuatro reactores, una envegadura de 60 metros...
Trevor: (Interrumpiendo) Sí, sí, sí, sí... y yo voy en una avioneta fumigadora. Eso es algo de lo que soy extremadamente consciente. Suficiente.

Tras pasar por Fort Zancudo, Trevor continua el trayecto y sigue al avión através de Chumash y el Parque Natural del Monte Chiliad.

Trevor: Aquí afuera puedo ser yo mismo. Violento, imprudente, egoísta. Hacer todo lo que me hace ser como soy.
Ron: Como secuestrar a la mujer de un poderoso gánster mexicano...
Ron: Y volar con una avioneta fumigadora hacia un jumbo cargado de mercenarios.
Trevor: Exacto. Todo el mundo está tan obsecionado con las apariencias en Los Santos, que empiezas a ovidar quien eres. Y, si no eres quien eres, ¿quién coño eres?
Ron: Eres el hombre más sincero y de principios que conozco, Trevor.
Ron: Un hombre íntegro.

Tras la conversación, Trevor continúa atravezando Paleto Bay, ya cerca de alejarse de la zona aérea de Fort Zancudo.

Trevor: ¿Has hablado con Óscar? ¿Con los mexicanos? ¿Habrá trato?
Ron: Les he hecho saber que estás en ello.
Trevor: ¿En ello? No voy a arriesgar el pellejo por un cargamento que no está vendido.
Ron: ¿Estás seguro? Es solo que... a Óscar no le gusta que le toquen las narices.
Trevor: Haz el trato. Las armas ya son casi nuestras.
Ron: Vale.

Tras un largo seguimiento rodeando el Monte Chiliad, Trevor finalmente logra salir del espacio aéreo restringido de Fort Zancudo, lo cual le permite aumentar su altitud.

Ron: Vale, ya has salido del espacio aéreo militar. Ahora puedes ganar altitud.
Trevor: ¡Muy bien!

Tras oír la noticia, Trevor comienza a elevar el avión y se dirige al avión de carga.

Bajo ataque en el aire

Tras elevar la avioneta lo suficiente, Trevor se pone en línea con el avión de Merryweather, y lentamente se va acercando a este. Mientras Trevor pilota, el piloto del gigantesco avión le envía mensajes de advertencia a Trevor, haciendo caso omiso este último.

Piloto: (Por la radio) Responda, avioneta ligera. Identifíquese y manifieste sus intenciones.
Trevor: (Con una voz de "lástima") ¿Yo? Solo soy un tipo solitario que fumiga sus cosechas. ¿Y vosotros quiénes sois?
Piloto: Aeronave no identificada, desvíe su rumbo o nos veremos obligados a derribarla.
Trevor: ¿En serio? ¿Derribarme? Eso parece un poco extremo, ¿no?

Haciendo caso omiso a las advertencias de el piloto, Trevor se acerca cada vez más al avión.

Piloto: Último aviso, desvíese o la derribaremos.
Trevor: Mi destino está en vuestras manos.

Teniendo en cuenta que Trevor no haría caso a las advertencias del piloto, este ordena abrir a compuerta del avión y que un par de mercenarios derriben el avión con lanzacohetes y ametralladoras.

Piloto: ¡Tenemos permiso para atacar!

En ese momento, la avioneta de Trevor comienza a ser atacada por los mercenarios, pero Trevor peligrosamente continúa el rumbo.

Trevor: (Gritando) ¿Estáis disparando cohetes a una avioneta de fumigación? ¿De qué vais?

Trevor logra evadir el ataque de Merryweather se acerca peligrosamente a la compuerta, con el objetivo de meter la Duster dentro.

Mercenario: (Espantado) ¡Por todos los santos!

Trevor logra cumplir su objetivo y procede rápidamente a bajarse del avión mientras este cae al vacío. Tras bajarse, los mercenarios intentarán hacer lo posible por frenar a Trevor.

Mercenario: (Disparando) ¡Disparad! ¡Ese tipo se ha cargado las puertas de carga!
Piloto: (Por el altavoz) Si ese idiota ha sobrevivido, tiradlo por la parte de atrás.
Mercenario: ¡Tenemos una situación de combate en la bodega!

A menudo que se desarrollaba el tiroteo, varias cajas y todoterrenos iban cayendo por la compuerta, por lo que Trevor hace lo posible para esquivarlos mientras mata a los mercenarios.

Trevor: (mientras las cajas caen) Que cerca.

Poco a poco, Trevor acaba con los mercenarios, y se dirige hacia la cabina del piloto. Al llegar, este amenaza a Trevor con una Pistola.

Piloto: (apuntando) ¡Puto loco!
Trevor: ¡Sal de mi cabina!

El piloto, sin oponer mucha resistencia, muere a manos de Trevor mientras este toma los controles del avión.

Trevor: ¿Y ahora quién va a pilotar esta cosa?

Tras una larga persecución, una avioneta destruida y un tiroteo en la bodega de carga de un avión, Trevor finalmente tiene los controles del avión, y cambia el rumbo al aeródromo de McKenzie.

Escolta hostil

Una vez con el avión en su poder, Trevor cambia el rumbo original del avión y procede a ir al aeródromo de McKenzie con una aparente vía libre.

Trevor: Responda, control aéreo. El avión de Merryweather ha cambiado de tripulación y de destino. Vamos a aterrizar en el aeródromo de McKenzie.

Dada la notificación, Trevor se va a toda marcha al aeródromo, y corta comunicación por radio con Merryweather.

Trevor: Cambiando de frecuencia. Corto.

Trevor en ese entonces cambia la frecuencia de radio y se comunica con Ron.

Trevor: Ron, Ron, ¿estas ahí? Tengo el avión. ¿Estás con los compradores?
Ron: Aquí esta el comité de bienvenida, Trevor. Vuela con cuidado.

El avión estaba en poder de Trevor ahora, con un montón de mercancía para vender a los carteles mexicanos. Todo iba bien, hasta que Trevor logra divisar algo que se estaba acercando al avión.

Trevor: ¿Quiénes son estos?

Algo iba mal. Resulta que lo que Trevor divisa son dos P-996 Lazers provenientes de Fort Zancudo, quienes amenazan a Trevor de continuar la ruta original, ya que de hacer lo contrario, el avión sería derribado.

Piloto de Lazer 1': Atención aeronave de Merryweather. Tenemos órdenes de escoltarlo hasta la base. Cambie de rumbo o atacaremos.
Trevor: También te puedes ir a la mierda.

Sabiendo del peligro que estaba corriendo, T le comunica a Ron lo que ocurre.

Trevor: Ron, tengo a la puta fuerza aérea encima.
Ron: (Preocupado) Mierda. Vuela más alto. Quizá así no puedan hacerte nada.
Trevor: (Dudoso) Veremos si eso sirve

Trevor sigue los consejos de Ron, pero esto resulta inútil para perder a los cazas, quienes seguían amenazando con derribar el avión.

Piloto de Lazer 1: Cualquier acción ofensiva recibirá una respuesta implacable.
Trevor: A lo mejor, si os doy el 10% de lo que hay en la bodega, quedamos todos contentos.

Trevor no hace caso de las advertencias del insistente piloto, y continua el rumbo. Cada vez más, las advertencias del piloto sin más certeras.

Piloto de Lazer 1: Estamos autorizados a derribarlo. Cambie de rumbo o atacaremos.
Trevor: Creo que no entiendes los que me ha costado llegar aquí, colega.

Trevor sigue desobedeciendo las ordenes del piloto y continúa el trayecto.

Piloto de Lazer 1: Este es su último aviso. Desvíese o atacaremos.
Trevor': Total, tampoco me vais a derribar. Pensad en las bajas terrestres.

Ya perdiendo la paciencia, el piloto acerca el caza a la cabina del avión para ver de cerca a Trevor. Hecho esto, vuelve a mandarle advertencias.

Piloto de Lazer 1: No preguntaremos dos veces.

En respuesta a esto, Trevor le hace gestos, acompañado de insultos.

Trevor': Aquí el capitán T informándote que te vayas a cascarla, amigo. (silbidos)

Viendo que Trevor no hace caso a las ordenes de los pilotos, los dos acuerdan destruir el avión.

Piloto de Lazer 1: Proceso de autorización completado. Permiso para atacar.
Piloto de Lazer 2: Recibido. Permiso para atacar.

Dicho eso, los pilotos lanzan un misil cada uno en dirección al avión.

Piloto de Lazer 1: Águila uno, zorro dos.
Piloto de Lazer 2: Águila dos, zorro dos.

Los misiles rápidamente llegan a su objetivo, impactando en el motor derecho del ala derecha del avión y a la cigüeña del avión, dejandolo incontrolable.

Trevor: ¡Me han dado! ¡Me han dado!
Trevor: (Gritando por la radio) ¡Se han cargado la cigüeña, Ron! Ron, ¿me oyes?
Ron': (Con completa preocupación y susto) Has perdido el motor... No podrás aterrizar. Sal de ahí. Salta.

Trevor trata de controlar el avión e intentar estabilizarlo, pero es inútil. El avión cae rápidamente a tierra.

Trevor: ¡Los controles no responden! ¡Me voy a estrellar!
Trevor: Si hay algún paracaídas, saltaré.

En un desesperado de poder salvar su propia vida, Trevor encuentra un paracaídas y abandona la cabina para lanzarse por la compuerta.

Trevor: He encontrado uno.

Tras conseguir su "salvavidas", Trevor salta por la cabina para ponerse a salvo. Al lanzarse, comienza a gritar.

Trevor: (gritando) ¡Hijos de puta!

Tras lanzarse, Trevor abre el paracaídas y llega a tierra sano y salvo, mientras el avión cae hacia el Alamo Sea, dando como completada la misión.

Referencias

  1. "Chacha" es un significado de orígen español que significa "criada" o "ama de casa"
  2. "Dramón" deriva de la palabra "Drama". En este caso, Trevor le advierte a Ron que no se ponga dramático.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar