FANDOM


45px-DialogosD.png30px-Rockstar_Games_logo2.png


Estos son los diálogos pertenecientes a la misión It's your call, segunda misión de Grand Theft Auto IV otorgada por Roman Bellic a su primo Niko Bellic.

Diálogos de la misión

Nota Nota: La tipografía color gris presentada en el diálogo representa aquellas líneas dichas en serbio.

Empresa de Taxis de Roman

Roman y Mallorie están sentados en la oficina de la empresa de taxis. Mientras Mallorie esta esperando, Roman esta hablando por una radio con un hombre desconocido.

Roman: Vamos, grandote. Haz algo o sal de aquí pitando. No necesitamos payasos.
Hombre de la radio: Que te den.
Roman: ¡Que te den a ti!

Roman deja de hablar por la radio y empieza a hablarle a Mallorie.

Roman: Nena... cuando te miro a los ojos significa algo. Veo pequeños Romans y pequeñas Mallories, veo estrellas, veo ángeles. En mi tierra tenemos un dicho...

En ese momento el hombre de la radio escucha lo que Roman dice e interrumpe.

Hombre de la radio: En la mía tenemos otros, ¡eres marica!

El hombre a la vez se ríe y Roman se molesta.

Roman: ¡Mierda!

Roman lanza el micrófono por la radio y Mallorie se ríe de él.

Mallorie: Oh, Dios, Roman, serás idiota... ¿Cómo te voy a tomar en serio?

Aparece Niko en la puerta y responde la pregunta de Mallorie.

Niko: Es difícil, creo. Hola, Roman, hola, señorita...

Roman se levanta alegre, se acerca a Niko y le presenta a Mallorie.

Roman: Mallorie, éste es el primo del que te hablé. Niko...
Mallorie: Hola.
Roman: Niko, ésta es Mallorie, la chica hermosa de la que te hablé... ¿Lo ves? No todo era mentira...

Mallorie se levanta de su asiento.

Mallorie: Seguro que casi todo lo era.
Roman: ¡Eh!
Mallorie: Espero que no seas tan mentiroso como tu primo.

Niko y Mallorie se saludan dándose la mano.

Niko: Gracias.
Roman: ¡Ésta es la mujer con la que voy a casarme!
Mallorie: ¡Eh! Lo que tú digas...

Aparece Vlad por la puerta trasera.

Vlad: ¿Es que no vas a casarte conmigo, nena?
Mallorie: Eh, Vlad.

Roman se pone un poco nervioso.

Roman: Eh... Vlad... ¡Genial! Estás como una puta cabra, tío.
Vlad: Deberías perder algunos kilos... O esta hermosa dama te dejará.
Roman: Lo sé... soy un gordo capullo, ¿qué le voy a hacer?
Vlad: ¿Pagar tus deudas?

Vlad comienza a coquetear un poco con Mallorie.

Roman: Lo... lo haré. Ya hemos hablado de esto.
Vlad: No, no hemos hablado. Hablaste tú... y dijiste que el móvil se quedó sin batería. Me tratas como una puta.

Roman se ríe.

Roman: ¡Nunca! Quizá te traté de idiota, pero no como una puta.

Mallorie también se ríe.

Vlad: Supongo que sí. A las mujeres hermosas les gustan los hombres con sentido del humor. Ja, ja. Me río.

Vlad sigue coqueteando con Mallorie, lo cual hace que Niko lo mire con tal desprecio.

Roman: Te conseguiré el dinero.
Vlad: Lo sé... Y Roman. Dile a este palurdo que si no deja de mirarme, ¡haré que le corten la cabeza y colgaré el vídeo en Internet! (Vlad golpea un cubo de basura en el último instante)

Vlad se va y Mallorie queda un poco confundida.

Mallorie: ¡Ay!

Niko de igual forma queda confundido, alza sus brazos y se queda mirando a Roman.

Roman: Ah, bien... genial...
Mallorie: Si, fantástico (irónicamente riéndose un poco). Bueno, dirás lo que quieras, pero al menos sabe cómo hablarle a una dama.

Mallorie comienza a teclear en la computadora.

Roman: Si, es todo encanto. Vamos, Niko. Cariño, luego hablamos. Tengo que enseñarle todo a mi primo, acomodarlo y eso.

Niko y Roman se van de la empresa de Taxis.

Rumbo a la ferretería

Roman: Niko, vas a llevarnos a una ferretería en Dillion Street.

Niko y Roman suben al coche de Roman y se dirigen hacia allá.

Niko: ¿Vas a hacer algo de bricolaje, Roman? ¿Quieres construir esa mansión de la que me hablaste?
Roman: No, graciosillo. Vamos a conseguir pasta. En este país se necesita dinero para todo. Vas a llevarme a un garito de juego ilegal en el que ganaré toda la pasta que necesitamos para disfrutar realmente de esta ciudad. Clubes nocturnos, mujeres, tetas...
Niko: Sabes jugar ¿verdad? ¿Se te da bien este juego? (serbio)
Roman: Soy el mejor. Pateo a todos los que se me ponen delante. Me llaman "el Portero".
Niko: ¿Porque no puedes pagar tus deudas y te hacen fregar el suelo? Increíble. (serbio)
Roman: Muy gracioso... No, soy "el Portero" porque los barro a todos. Yo siempre gano, ¿lo pillas?
Niko: "El Portero". Vale. (serbio) Espero que tus cartas sean mejores que tus apodos.
Roman: El único problema es que voy a jugar con dinero que se supone que debería dar a unos indeseables albaneses.
Roman: Y esperas que no aparezcan ¿eh?
Niko:¿Tenemos detrás a unos usureros? Roman ¿qué está pasando? (serbio)
Roman: Van detrás de mí. Y no pasa nada. Cuándo termine de jugar tendré dinero suficiente para pagarles diez veces. Además, son unas nenazas. (serbio)

Llegada a la ferretería

Roman: Niko, espérame a aquí mientras limpio esto un poco.

Roman se baja del vehículo.

Roman: Mierda, casi lo olvido. Voy a darte mi antiguo teléfono. Mi nuevo número está en la agenda.

Roman le da su viejo teléfono a Niko.

Roman: Llámame sí aparecen algunos albaneses en un Willard beis cochambroso. Son a los que les debo la pasta. No les hagas daño, que ya sé cómo eres, Niko Bellic.
Niko: Tú y tus deudas, Roman. Siempre igual. Nunca cambiarás. (serbio)

Niko debe esperar y vigilar si llegan los albaneses.

Niko a la espera

Niko espera fuera de la ferretería, momentos después llama a Roman.

Niko: Aquí fuera está todo tranquilo, Roman. ¿Vas ganando? Por favor, dime que sí. (serbio)
Roman: No te preocupes. Estoy ganando tanto que parezco una tragaperras. Vamos bien. (serbio)

Momentos después, llegan los prestamistas.

Niko: Y éstos deben ser los prestamistas, por supuesto.

Se bajan los prestamistas de su auto y se dirigen al local.

Prestamista: Ése es su taxi. El gordo de Roman tiene que estar ahí adentro.

Niko llama a Roman de inmediato.

Niko: Primo, van a entrar dos tipos a la tienda. Creo que son los prestamistas de los que me hablaste.
Roman: Mierda. La he cagado.
Niko: Será mejor que salgas de ahí.
Roman: Vale, vale. Ya voy.

Roman sale corriendo de la puerta trasera del local y se dirige al coche.

Roman: Joder, Niko, son ellos. Alguien les ha dicho que estaba aquí.
Prestamista: No puedes huir de nosotros eternamente, Sr. Roman.
Roman: No les hagas daño a los hombres que nos persiguen, primo: Ya me tienen bastante manía. Da vuelta al local, ¡rápido!

Niko y Roman huyen del lugar.

De vuelta a la empresa de Taxis

Roman: ¿Crees que me han visto?
Niko: Claro que te han visto. Eres un tío llamativo, Roman.
Roman: Por eso les gusto tanto a las damas. Que les jodan a esos chupasangres: ya conseguirán su dinero. Sólo tienen que esperar.
Niko: Deberíamos plantarles cara. ¿Dónde está tu orgullo? (serbio)
Roman: Niko, tú eres el nuevo. No sabes cómo funcionan las cosas.
Niko: ¿Ah, sí?
Roman: Estamos en la parte de abajo del escalafón, tío. Esos matones nos mangonean, pero no hay que tenerles miedo. Los jefes de Vlad, la gente de la mafia rusa, son los que controlan todo. Ten cuidado con ellos.
Niko: ¿Me estás diciendo que me comporte, Sr. Portero? Si tú lo entiendes todo tan bien, ¿dónde está la pasta?
Roman: Esta vez he perdido, pero cuando vuelva, lo último que esperarán es que arrase. Entonces sí que barreré con todo.
Niko: Lo creeré cuando lo vea, Roman. (serbio)

Regreso a la empresa

Niko y Roman llegan a la empresa de taxis.

Roman: Hemos llegado. ¿Te gusta tu teléfono? Quizá algún día consigas uno de calidad superior, como el mío. Entonces, habrás triunfado.
Niko: No puedo esperar...
Roman: Hasta luego, primo.

Roman se baja del coche.

Niko recibe su recompensa de $30 dolares y así finaliza la misión, desbloqueándose la siguiente misión Three's a Crowd.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar