FANDOM


45px-DialogosD.png



A continuación, se muestran los diálogos de la misión Going Deep, siendo encomendada por Ray Bulgarin a Luis López en el transcurso argumental de Grand Theft Auto: The Ballad of Gay Tony.

Diálogos

En casa de Ray Bulgarin

Luis llega a la Casa de Ray Bulgarin y toca la puerta. Timur abre la puerta.

Luis: Eh. ¿Está el Sr. Bulgarin?

Timur no dice una sola palabra e indica a Luis que puede pasar. Al entrar, Ray se encuentra hablando con alguien desde la sala y Timur le indica que vaya allí. Luis entra y Ray se encuentra hablando por teléfono.

Ray: ¡Dóblalo! Ofrece veinte millones, a ver si no se vende. Si no puedo colgar ese cuadro en mi pared, colgaré tu cabeza. ¿Vale? Piénsalo.

Ray termina con la llamada y le lanza su teléfono a Timur, de modo que este lo atrapa.

Timur: ¿Quieres que vaya a visitar a sus niños en su escuela?
Ray: Todavía no. Creo que siempre hay un precio en esta ciudad.

Ray nota que Luis está presente y le habla.

Ray: Ah, Luis, disculpa. Estamos siendo groseros.
Luis: No te preocupes, tío. Esto está muy bien.
Timur: Esas guitarras son objetos de coleccionistas. Pertenecieron a estrellas de rock. (Mientras le muestra los instrumentos musicales a Luis).
Luis: Vale, tío. Me alegro. Bonito sitio, Sr. Bulgarin.
Ray: Es una mierda. Se lo compré a mi hermana.

En ese momento, la hermana de Ray interrumpe y su voz se escucha desde el techo de la sala.

Galina: ¡Eh! Me traes a este puto país y me metes en una fea jaula. En la tele nadie vive en el puto Dukes. Luego vas y llevas mis cosas al pasillo y llenas el sitio con putas guitarras.
Ray: Cállate, zorra. Tómate tus pastillas. Ha venido un amigo mío.
Galina: ¡Ja! Tú no tienes amigos. Ni siquiera tienes un negocio. En este país no eres nada.
Ray: Mi hermana. Todavía se está adaptando. Como todos.
Luis: ¿Cómo puedo ayudarte?
Galina: Que te den, Ray. ¡Me has arruinado la vida!
Ray: Sí, sí.

Ray toca el hombro de Luis y vuelve a hablar con él.

Ray: Una situación difícil. Parece que Seguridad Nacional me está investigando.

Ray se sienta en su sofá.

Ray: Hay una unidad en concreto a la que se le pone tiesa conmigo. ¿Y por qué? Porque Marki Ashvilli no quiere venderme el Rampage. Te librarás de ellos. Ese puto equipo se va a enterar.
Luis: Eh, el problema no va a desaparecer por matar a unos policías corruptos.

Ray se levanta de su sofá.

Ray: Déjame a mí la estrategia. Si el dinero te dice que te cortes la pierna, te la cortas. Porque el dinero es mejor que una puta pierna. El dinero hace los planes. Así se hacen las cosas en Norteamérica.
Luis: Vale, tío.

Ray toma del hombro a Luis.

Ray: Gracias. Me caes bien. Te haré rico. Te convertiré en un hombre. Puede que en un hombre con una sola pierna, pero un hombre rico. Ese equipo está siguiendo a uno de mis coches. Elimínalos a todos. Sin excepciones.
Luis: Vale, tío, si eso es lo que quiere el dinero...
Ray: Eres un tipo listo, Luis. (Tomando del hombro a Luis). Me sigues cayendo bien. Hiciste bien al venir aquí. El marica no te conviene. Venga.

Luis se dirige a la entrada de la casa.

Ray: ¡Dale caña! (Señalando a Timur).

Ray comienza a emitir sonidos de guitarra eléctrica Y Timur comienza a tocar la guitarra, entonces finaliza la cinemática.

Camino al aparcamiento

Luis, Ray y Timur suben al vehículo de Ray.

Ray: Llévanos al aparcamiento subterráneo, en Middle Park Este.

Luis toma camino al subterráneo.

Ray: Toma. Necesitarás estas bombas lapa para la fiesta.

Ray le entrega unas bombas lapas a Luis pero éste las devuelve.

Luis: A la mierda. Tengo mis propios explosivos. Dame esa ametralladora y ya está.

Luis toma la ametralladora.

Ray: Es bueno que estés con nosotros, Luis.
Luis: ¿Sí?
Ray: Sí. Seguro que te alegras de dejar las faldas del gran Tony por una vez.
Luis: No sé que insinúas, tronco. Tony y yo somos socios. Tengo una participación en la empresa.
Ray (Dando una breve risa): Una participación. Claro. Pero te da órdenes, ¿verdad? ¿Le limpias la mierda? Luis, tú podrías ser mucho más que eso. A no ser que te guste trabajar para un hombre así. "Socio", o como quiera que lo llames.
Luis: ¿En serio, tronco? No sé. Cuando iba por libre, acabé en la cárcel. Al menos, con la guía de Tony no estoy en chirona.
Ray: Quizá. Por ahora... quizá. ¿Pero tú crees que estás consiguiendo todo lo que te mereces? Un hombre de tu talento, de tu condición, podría tener todo lo que quisiera. No habría llegado hasta donde estoy si no fuese capaz de ver la valía de los hombres.
Luis: Eso es muy halagador, Sr. Bulgarin, pero sea lo que sea que me estés ofreciendo, tengo que rechazarlo. Tony y yo somos socios comerciales. Tiene sus manías, pero ha sido un buen jefe y un buen guía. Me ha ayudado.
Ray (Gritando): ¡Yo no soy un puto marica!
Luis: Lo que tú digas, tronco. Pero, ¿de qué estás hablando?
Ray: Decía que podía interesarme invertir en tu potencial.
Luis: ¿Potencial cómo qué?
Ray: Como hombre de negocios. Busco a alguien aquí, en Liberty City con la relación correcta.
Luis: Ya tengo un jefe. Como he dicho, me ha tratado bien.
Ray: Claro. ¿Pero qué es? Un adicto a las drogas, un loco. Eres útil para él, pero, ¿te crees que eso es todo lo que quiere de ti? ¡Ja! Cuando llegue un nuevo chico lindo y musculoso, se olvidará de ti y de tu valiosa participación en el imperio de Tony Prince.
Luis: Lo que tú digas, tronco. ¿Podemos hablar de otra cosa? ¿Qué hago aquí?
Ray: Me estás ayudando con mi negocio.
Luis: A mí esto no me parece un negocio legal, tío.
Ray: En Liberty City no se puede conseguir nada con los cerdos de Ashvilli husmeando en mis asuntos. Por ello, hay que eliminarlos.
Luis: Vale, tío. ¿No puedes sobornarlos?
Ray: A veces, el precio es más efectivo si se paga en plomo en vez de oro. Ésta es la primera lección que voy a darte.
Luis: Vale.

Tony llama por teléfono a Luis.

Luis: Eh, tío, ¿qué te cuentas?
Tony: ¿Cómo que qué me cuento? ¿Dónde estás?
Luis: Mira, tío, tengo... tengo que ocuparme de unos asuntos personales. Iré a verte más tarde, ¿vale?
Tony: Estoy desesperado, Luis. Date prisa, coño. ¿Cuánto vas a tardar?
Luis: No sé, tío. Te... tengo que irme.

Luis termina la llamada teléfonica.

Ray: ¿El amo te reclama?
Luis: Sí, tío.
Ray: Ya veo. ¿Sabe que estás aquí, con nosotros?
Luis: No.
Ray: Interesante.
Luis: Puede que sí.

En el aparcamiento

Los tres llegan al aparcamiento.

Ray: Baja al garaje.

Luis baja por el garaje.

Ray: Deja el coche en este sitio cerca del pilar.

Luis aparca el vehículo cerca del pilar y los tres bajan del vehículo.

Ray: Asegúrate de que la bomba esté bien oculta. Nos esconderemos aquí.

Luis deja una bomba en el vehículo y los tres se esconden detrás de un coche.

Ray: Aquí las cosas se van a poner complicadas.
Luis: Sin duda. Timur, tronco. No dices nada. ¿Estás nervioso?
Timur: Que te den.

Los guardias de seguridad se acercan en un Enforcer.

Ray: Son ellos, espera.

El Enfocer se detiene y bajan de él los guardias.

Guardia: Objetivo avistado. Acabemos con esto y que Ashvilli nos pague.
Ray (A Luis): Cuando se reúnan alrededor del coche, vuélalo.
Guardia: ¡A por ellos, chicos!

Los guardias se acercan al vehículo.

Ray: Están en su sitio. Detona.

Luis detona la bomba, eliminando a la mayoría de los guardias y dando por comienzo un tiroteo.


Nota Nota: Los diálogos pueden variar debido al desarrollo del tiroteo.
Luis: Toma ya, tío.

Comienzan a llegar más guardias.

Ray: ¡Han llamado a más! Con el dinero no se juega. ¡Grrrrrrrrr!

Luis, Ray y Timur siguen eliminando a más guardias.

Ray: Creo que el Sr. López te va a patear el culo mañana. (ruso) ¡Que os jodan! Adiós. Nuestro amigo hispano es muy útil. (ruso)
Ray: ¿Dónde está Marki Ashvilli ahora?
Ray: Vamos, Luis. ¡Has nacido para esto! ¡Arghhhhh! ¡Que esos canallas paguen!
Luis: Hacemos lo que podemos.
Ray: ¿Te gusta?
Luis: Mierda.
Ray: ¡Debisteis haber cogido el dinero! Ahora ya sabes lo que le pasa a la gente que se enfrenta a nosotros. (ruso) ¡Ésta será vuestra tumba!

Ray comienza a reír mientras siguen matando a más guardias.

Luis: Joder, ¿qué es tan divertido, tío? No te entiendo.

Ray no responde a la pregunta de Luis y continúan asesinando a más guardias.

Ray: Vais a morir.
Luis: A la mierda. No hay nada peor que un malo con placa.
Ray: Disparad primero, falsificad las armas después.

Todos los guardias que estaban dentro del garaje son asesinados.

Ray: Nos vamos. En marcha. Vamos, Luis.

La policía comienza a llegar al aparcamiento.


Nota Nota: Luis puede elegir si matar a los policías o no, por ende, los siguientes diálogos pueden aparecer o no.

Luis, Ray y Timur comienzan a matar a algunos policías.

Policía: El presidente ha dicho que podemos hacer lo que queramos, putos.
Luis: Putos polis corruptos.
Policía (2): Os habéis metido con la gente equivocada, rusos.

Los tres asesinan a todos lo policías y toman camino a la casa de Ray.

Ray: Llévanos a casa de mi hermana.

De vuelta a casa

Ray: ¡Excelente, excelente! ¡Los chupapollas de Marki han salido ardiendo!
Timur: Todavía huelo a carne quemada.
Luis: Tronco
Timur: Es cierto. Tú eres el que los ha volado por los aires.
Ray: En efecto, Luis. Un buen trabajo. Muy competente.
Luis: ¿Cómo me he metido en esta mierda, tío?
Ray: Mira. El típico norteaméricano y sensible. ¿Quieres ir a casa a depilarte las pelotas? También podrías cortártelas.
Luis: ¿Qué coño es esto? ¿No tengo pelotas porque no me guste matar a agentes del gobierno?
Timur: ¿Crees que venderá?
Ray: No tiene otra elección. Le hemos quitado la protección.
Luis: ¿Así de simple?
Ray: Debería serlo. Marki es un debilucho. Vive aquí en el exilio, como todos los cobardes. Pero lleva aquí mucho tiempo, así que ha sobornado a contactos a los que el resto no tenemos acceso. Este viajecito debería haber cortado muchos de esos contactos y otros se lo pensarán antes de seguir asociados con él.
Luis: Vale.
Ray: Quizá compre también algunos de tus locales. ¿Me los vendes?
Luis: Los locales ya están hipotecados al máximo, tío. No sé si quedará algo por vender.
Ray: Los demás inversores me dan igual. Olvidarán las deudas si yo me involucro.
Luis: Algunos de esos inversores no son de los que renuncian. O de los que se dejan comprar. De todos modos, a mí no me corresponde vender. Tengo una participación, pero Tony controla el negocio.
Ray: Claro. Tony tira de los hilos y la marioneta baila para él. Avísame cuando Tony te meta la mano por el culo para hacerte hablar, como un ventrílocuo con su muñeco.
Luis: Joder, tío, ¿pero de qué vas?
Ray: Tu participación es una gilipolles. Te crees que diriges el local, pero solo te ocupas de la seguridad. Eres el esclavo de Tony y no quieres admitirlo.
Luis: Que no, tío.
Ray: ¿Quieres seguir así toda la vida?
Luis: No. Córtate, tronco.
Ray: Tengo oportunidades para ti. Piensa en ellas.

Los tres llegan a la casa de Bulgarin.

Ray: Piensa en lo que te dije. La oferta no durará para siempre.
Luis: Vale, lo haré.
Ray: Dale recuerdos al gran Tony.

Ray y Timur bajan del vehículo, la misión finaliza y Luis recibe $2.000 de recompensa.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar