FANDOM


45px-DialogosD.png


Es el diálogo de la mision Franklin y Lamar, mision concedida por Simeon Yetarian.

Diálogo versión España

Michael en terapia

Se ve a Michael en primer plano en la casa del Dr. Isiah Friedlander, en plena terapia

  • Dr. Isiah Friedlander: Tu hijo, James,...
  • Dr. Isiah Friedlander: ¿Es un buen chico?
  • Michael: ¿Un buen chico?
  • Michael: ¿Por qué?
  • Michael: ¿Ayuda a los putos pobres? No. Se pasa todo el día sentado, fumando hierba y cascándosela, mientras juega a ese puto juego. Si eso se considera bondad...
  • Michael: entonces no me extraña que este país esté jodido.

Aparece el Dr. Friedlander en su butacón, enfrente de Michael

Friedlander escuchando a Michael

Friedlander escuchando a Michael.

  • Dr. Isiah Friedlander: ¿Y qué hay de ti?
  • Michael: ¿Qué hay de mí? Oye... yo no he tenido los privilegios que tiene este chico, a su edad... yo había pasado dos veces por la cárcel.
  • Michael: He atracado bancos, he sido chulo de putas, he pasado drogas.
  • Dr. Isiah Friedlander: ¿Y eso te parece logros?
  • Michael: Fueron las oportunidades que tuve. Al menos las aproveché.
  • Dr. Isiah Friedlander: ¿Y adónde te han llevado esas oportunidades, Michael?
  • Michael: Me ha traido...

Michael se levanta enfurecido de la cheslone y empieza a moverse por toda la sala

  • Michael: ¡Justo aquí!
  • Michael: ¡Al final de todo!
  • Michael: Con una casa grande y un chaval inútil,
  • Michael: y tengo que hablar contigo porque a nadie más le importa una mierda.
  • Michael: Estoy viviendo mi sueño,
  • Michael: ¡Y ese sueño está jodido! Está...
  • Michael: ¡Jodido de verdad!
  • Dr. Isiah Friedlander: Cuéntamelo todo.

Michel se sienta, mas relajado

  • Michael: Creo que ya lo he hecho.
  • Dr. Isiah Friedlander: Ah, vaya, creo que se ha acabado el tiempo...
  • Dr. Isiah Friedlander: ¿La misma hora la semana que viene?
  • Michael: Supongo...

Michel se levanta y dice, mientras se dirige a la puerta acompañado del Dr. Friedlander

  • Michael: Tengo que decirte una cosa, no estoy muy seguro de que esta mierda me esté ayudando.
  • Dr. Isiah Friedlander: Bueno, sentirse abrumado por la desesperanza es una parte vital del proceso. Acéptalo.

Y Michael se va por la puerta mientras dice:

  • Michael: Lo que usted diga, doctor.

El embargo de los coches

Empieza a hacer planos de Vespucci Beach y Del Perro Pier y se ve gente haciendo yoga, bici o footing. Luego se ve a Michael sentándose en un banco y detras del banco aparecen Lamar Davis y Franklin Clinton, que discuten entre ellos

  • Michael: Sé como te sientes.
  • Lamar: Tío, esta mierda tiene que estar aquí por alguna parte
  • Franklin: A menos que lo hayan enterrado bajo la puta arena. Que brillante producción de Lamar Davis.
  • Lamar: Que te den.

De repente Lamar se gira y le pregunta a Michael

  • Lamar: Oye, disculpa, tronco, ¿Puedes decirme dónde se encuentra la casa Bertolt?
  • Michael: No, tronco, no puedo...
  • Franklin: Venga, anda, hombre, ¡joder!

De pronto Michael se levanta y se dirija a los dos

  • Michael: En realidad, sí...

Michael levanta el brazo y señala una casa

Michael Franklin y Lamar

Michael en el banco.

  • Michael: Es esa casa de ahí mismo, la de las escaleras amarillas.
  • Lamar: Vale, me has sacado del apuro, tronco. Gracias.

Franklin y Lamar hablan mientras van hacia la casa Bertolt

  • Franklin: Tío, espabila, venga ¡Joder!
  • Franklin: ¿Por qué no le preguntas si conoce al puto dueño? O mejor aún, coge una avioneta y escribe en el cielo que hay un par de negros a punto de levantar unos coches, por si alguien no se ha dado cuenta.
  • Lamar: Mira, no te enteras de que no estamos levantando nada.
  • Lamar: Esta mierda es un negocio legal.
  • Franklin: ¿Legal?
  • Franklin: Ah, sí, lo olvidaba, con plan de pensiones, desgravación de impuestos y todo eso. Si, claro.
  • Lamar: Tú eres el negro que se pirra por este curro.
  • Lamar: Me estoy sacando mi dinero en el barrio, sin rollos chungos, tío, así estoy bien.
  • Franklin: ¿Bien? ¿Bien cómo? ¿Vendiendo droga y haciendo la señal de tu banda?
  • Franklin: Claro, lo que tu digas, tron

Llegan a la puerta del parking del edificio

  • Lamar: Si, tronco, tenemos el tema aquí mismo, tu amigo Simeon no mentía.
  • Franklin: Tío, pasa, venga.
  • Franklin: Pasa de una vez, idiota.
  • Lamar: Siempre estás intentando mangonear a alguien.
  • Lamar:(en voz baja) Venga.
  • Franklin:(En voz baja) Vamos. Joder, vamos.
  • Lamar: Joder. Este negro debe de compensar que la tiene enana
  • Franklin: Si, y ha costeado toda esta mierda sin tener fondos
  • Lamar: Venid con papaíto. ¿Cuál te quedas, negro?

Franklin y Lamar entran en el Rapid GT rojo y el 9F blanco

  • Lamar: ¿Te gusta? Así que este negro se cree el rey del mambo, ¿eh?

Los dos empiezan a esconder los techos de los respectivos coches

  • Franklin: Joder, este cabrón tiene un robotecho y toda la pesca, negro.
  • Lamar: ¡Tendría que haber pagado su deuda!
  • Franklin: Tío, hay que currar mucho para poder tener uno de estos. Ahora a lo nuestro.
  • Lamar: Claro que sí, quiero ver lo que hace. Oye, pon el manos libres, anda.
  • Franklin: ¿Eso quieres? Claro, tronco.

La carrera por Los Santos

GTA V Eleccion de autos

El Rapid GT y el 9F.

Los dos embargadores empiezan a hacer una carrera desde Vespucci Beach hasta el concesionario Premium Deluxe Motorsport, pasando por lugares importante de Los Santos. Franklin llama por manos libres a Lamar

  • Lamar: Aquí estoy, colega. Voy a ir lento por ti, idiota.
  • Franklin: Estupendo.
  • Franklin: Eh, recuerda, hay que tener cuidado con estos coches. Si Simeon vuelve a dejarme sin paga...
  • Lamar: Tronco, si necesitas guita, te puedo poner en contacto con JB, el tío de la grúa, no es glamuroso, pero se saca pasta.
  • Franklin: ¿Para que Tonya y él puedan fumar crack tranquilitos? Paso, colega.
  • Franklin: Haz un sitio, colega. Déjame espacio.
  • Lamar: ¿Quieres sitio? Pues tendras que adelgazar un poco.
  • Lamar: Recuerda que es el coche de Yetarian.
  • Franklin: Lo que tu digas, tío.
  • Lamar: A la derecha. A la derecha
  • Franklin: Vale, colega.

De repente Lamar gira a la derecha y de dirige a los estudios Richards Majestics, así rompiendo la barrera y atropellando (si quiere el jugador) a los actores

  • Actor marciano: ¡¿Qué coño?!
  • Franklin: Ah, así que estáis rodando mierda por aquí, ¿Eh?

Al salir, se encuentran un camión remolcando un bidón de gasolina y Lamar, a duras penas, esquiva haciendo un derrape.

  • Lamar: ¡Venga, Frank!
  • Franklin: ¿Es que quieres movida?
  • Lamar: Aquí a la izquierda.
  • Franklin: Ajá.

Lamar tiene la idea de atajar por Vinewood Boulevard y los Canales de Vinewood, pasando por puentes.

  • Lamar: Esta es tu especialidad
  • Franklin: Sí, Sí, Sííííí.
  • Lamar: ¡Mierda! Vamos a la izquierda
  • Franklin: Muy bien.

Luego empiezan a correr por la autopista de La Puerta, donde Lamar casi choca contra un Emperor gris.

  • Lamar: Loco, cualquier multa que nos pongan se la cargan al desgraciado.
  • Franklin: Bueno, en ese caso, podemos aprovechar para pasárnoslo bien.
  • Lamar: ¡No te quedes atrás, tronco!
  • Franklin: Por favor, colega.

Lamar casi choca contra un Bus

  • Franklin: ¡Fuera de la carretera!
  • Lamar: A la izquierda. Vamos a cruzar el aparcamiento

En Phillbox Hill, cerca de Little Seoul, Lamar entra en un aparcamiento, seguido de Franklin.

  • Franklin: Cojonudo.

Luego de atravesar el aparcamiento, Lamar y Franklin atraviesan el aparcamiento de la Union Diposity (algo ilegal). Se paran al lada los dos.

  • Lamar: ¡Por fin, cabrón! ¿Cuándo vas a aprender a moverte?
  • Franklin: Negro, ¡Yo te enseñaré a moverte!

De repente suena las sirenas de la policía.

  • Lamar: ¡Ah, mierda, la madera!
  • Franklin: Tranquilo, tenemos los papeles.
  • Lamar: Lo que tú digas, ya explicarás tú esa mierda. (Sale corriendo con el coche) ¡Te veré en el concesionario!
  • Franklin: ¡Explicar esa mierda los cojones!

Empieza una persecucion policial donde Franklin tiene que librarse.

Conociendo al señor Yetarian

Al librarte de la policía, Franklin debe reunirse con Lamar en el concesionario Premium Deluxe Motorsport, dirigida por el vendedor armenio Simeon Yetarian. Al llegar, se reúne con Lamar en el parking del concesionario y de fondo se oyen dos personas discutiendo

  • Hombre misterioso: Eres racista y no me caes bien, y no te voy a vender este coche, ni hablar. Me pones los pelos de punta, neonazi. Sois todos iguales, sois asquerosos...

Al llegar, se desvela que ese hombre misterioso es el dueño del concesionario, Simeon Yetarian discutiendo con un chaval y, dirigiendo su vista a Franklin y a Lamar, dice:

Franklin y Lamar12

La discusión.

  • Simeon: Este racista me ha insultado.
  • Lamar:(dirigiéndose al chaval) ¡Eh! ¿Qué pasa, idiota?
  • Lamar: ¿A quien llamas negro?
  • Chaval: No, no, yo no llamo negro a nadie.
  • Lamar: Tío ¿Qué coño?
  • Chaval: Yo... (asustándose cada vez mas)quiero decir... de color.
  • Chaval: Yo... yo...
  • Chaval: Eso no está bien, yo no digo nada de eso.
  • Lamar: Como debe ser, joder, y espero que siga siendo así, porque este hombre de aquí... es un hombre de negocios internacional, un multiculturista
  • Simeon: (alegado) Yo no lo habría dicho mejor.
  • Simeon: Pero en serio, quizá no sea racista, pero no creo que sea lo bastante hombre para un coche como este.
  • Chaval: Es... espera un momento.
  • Lamar: (en tono sarcástico)¿A este tío?, ¿A él?
  • Lamar: Enséñale algún híbrido, ese coche es para hombres de verdad
  • Simeon: Creo que tienes razón, Lamar. Con uno de esos desgravas, y entiendo que vas corto de dinero, ¿no?
  • Chaval: No voy corto de dinero.
  • Lamar: (susurrando a Franklin) Ahora viene lo mejor, nos camelamos a este pardillo, y luego nos llevamos toda su pasta,
  • Franklin: No te lo pierdas.
  • Franklin: Mira... me tengo que ir, tío (mirando a Simeon) Eh, Simeon, me piro, te daré un toque.

Mientras Franklin se dirige a su coche con Lamar, Simeon le dice al chaval:

  • Simeon: Bueno, Jimmy, así que crees que eres lo bastante hombre. Pues coge el volante y demuéstramelo.
  • Jimmy: (entrando en la BeeJay XL) Esto... claro, vale.

Paseando a Mr. Davis

Franklin y Lamar han hecho un gran trabajo, así que se dirigen cada uno a sus respectivas casas, pero Lamar le pide que le lleve hacia el barrio.

  • Lamar: (en el parking del concesionario) ¿Qué tal si nos piramos, colega?

Entran los dos en el Buffalo de Franklin y se dirigen a casa de Frank. en el camino empiezan a hablar:

  • Lamar: Esto es calderilla, tío ¿Cómo me voy a cepillarse a una zorra mayorcita y con ganas de marcha si no tengo la cartera llena?
  • Franklin: ¿A quien tratas de impresionar?
  • Lamar: A tu tía Denise. Con ese culo, negrata, vaya culazo.
  • Franklin: Tiene culo, sí. Y también es tonta del culo.
  • Lamar: No, tío, es sexy.
  • Franklin: ¿Sexy? Yo diría mas que sexy diría que le va el sexo.
  • Lamar: No, tiene ganas de rabo, tío. Y eso es lo que quiero de las mujeres.

Al llegar al garaje de la casa de Franklin:

  • Franklin: Qué bien se está en casa.

Al salir del coche, los dos pandilleros se dirigen a la puerta de la casa de Franklin.

Archivo:LamarH.png
  • Lamar: ¿Tienes planes? ¿Me dejas entrar en tu keli?
  • Franklin: Vete a la mierda. Nos vemos en el curro.
  • Lamar: Negro, me odias por lo guapo que soy, si te libraras de ese corte de pelo, seguro que mojarías mas el churro.
  • Lamar: O a lo mejor, Tanisha te llama, si algún día deja de follarse a ese neurocirujano o abogado al que se tira, negro...(Lamar se aleja de la casa de Franklin)
  • Franklin: ¡¿Qué?!

Franklin entra a casa, enfadado.

Diálogo en versión Latinoamericana

Michael en terapia

Se ve a Michael en primer plano en la casa del Dr. Isiah Friedlander, en plena terapia

  • Dr. Isiah Friedlander: Tu hijo, James,...
  • Dr. Isiah Friedlander: ¿Es un buen chico?
  • Michael: ¿Un buen chico?
  • Michael: ¿Por qué?
  • Michael: ¿Ayuda a los putos pobres? No. Se pasa todo el día sentado, fumando hierba y Masturbandose, mientras juega a ese puto juego. Si eso se considera bueno...
  • Michael: entonces no me extraña que este país esté jodido.

Aparece el Dr. Friedlander en su butacón, enfrente de Michael

Friedlander escuchando a Michael

Friedlander escuchando a Michael.

  • Dr. Isiah Friedlander: ¿Y qué hay de ti?
  • Michael: ¿Qué hay de mí? Oye... yo no he tenido los privilegios que tiene este chico, a su edad... yo había estuve dos veces en prisión.
  • Michael: Yo robaba bancos, daba con putas, pasaba drogas.
  • Dr. Isiah Friedlander: ¿Y eso te parece logros?
  • Michael: Fueron las oportunidades que tuve y las aproveché.
  • Dr. Isiah Friedlander: ¿Y adónde te han traído esas oportunidades, Michael?
  • Michael: Me ha traido...

Michael se levanta enfurecido de la cheslone y empieza a moverse por toda la sala

  • Michael: ¡Justo aquí!
  • Michael: ¡Al final del camino!
  • Michael: Con una casa grande y un chico inútil,
  • Michael: y tengo que hablar contigo porque a nadie más le importa una mierda.
  • Michael: Estoy viviendo mi sueño,
  • Michael: ¡Y ese sueño está jodido! Está...
  • Michael: ¡Jodidamente jodido!
  • Dr. Isiah Friedlander: Sacalo todo.

Michel se sienta, mas relajado

  • Michael: Creo que ya lo hize.
  • Dr. Isiah Friedlander: Ah, vaya, creo que se ha acabado el tiempo...
  • Dr. Isiah Friedlander: ¿La misma hora la semana que viene?
  • Michael: Supongo...

Michel se levanta y dice, mientras se dirige a la puerta acompañado del Dr. Friedlander

  • Michael: Tengo que decirte una cosa, no estoy muy seguro de que esta mierda me esté ayudando.
  • Dr. Isiah Friedlander: Bueno, sentirse abrumado por la desesperanza es una parte vital del proceso. Acéptalo.

Y Michael se va por la puerta mientras dice:

  • Michael: Lo que usted diga, doctor.

El embargo de los coches

Empieza a hacer planos de Vespucci Beach y Del Perro Pier y se ve gente haciendo yoga, bici o footing. Luego se ve a Michael sentándose en un banco y detras del banco aparecen Lamar Davis y Franklin Clinton, que discuten entre ellos

  • Michael: Sé como te sientes.
  • Lamar: Güey, esta mierda tiene que estar aquí por alguna parte.
  • Franklin: A menos que lo hayan enterrado en la arena, idiota. Otra brillante idea de Lamar Davis.
  • Lamar: Jodete.

De repente Lamar se gira y le pregunta a Michael

  • Lamar: Oye, disculpa, hermano, ¿Puedes decirme dónde está la casa Bertolt?
  • Michael: No, hermano, no puedo...
  • Franklin: Vamos, güey, ¡mierda!

De pronto Michael se levanta y se dirija a los dos

  • Michael: En realidad, sí...

Michael levanta el brazo y señala una casa

Michael Franklin y Lamar

Michael en el banco.

  • Michael: Es esa casa de ahí mismo, la de las escaleras amarillas.
  • Lamar: Hey, me has ayudado mucho, hermano. Gracias.

Franklin y Lamar hablan mientras van hacia la casa Bertolt

  • Franklin: Güey, ¿que coño te pasa? ¡Mierda!
  • Franklin: ¿Por qué no le preguntas si conoce al puto dueño? O mejor aún, con una avioneta escribe en el cielo que hay un par de negros a punto de embargar unos coches, por si alguien no se ha dado cuenta.
  • Lamar: Oye negro no estamos embargando nada.
  • Lamar: Ésta mierda es un negocio legal.
  • Franklin: ¿Legal?
  • Franklin: Ah, sí, lo olvidaba, con plan de pensiones, desgravación de impuestos y todo eso. Si, claro.
  • Lamar: Tú eres el negro que se esfuerza por este negocio.
  • Lamar: Me estoy sacando mi dinero en el barrio, sin problemas, estoy bien.
  • Franklin: ¿Bien? ¿Bien cómo? ¿Vendiendo droga y haciendo la señas a las bandas?
  • Franklin: Si, claro.

Llegan a la puerta del parking del edificio

  • Lamar: Si, aquí mismo es, tu amigo Simeon no mentía.
  • Franklin: Mueve el culo.
  • Lamar: He, mueve tu el culo, negro.
  • Lamar: Siempre estás intentando hacerte el Líder.
  • Franklin:(En voz baja) Vamos. mierda, vamos.
  • Lamar: Mierda, éste idiota debe tener un micropene.
  • Franklin: Si, y ha conseguido toda esta mierda sin tener fondos
  • Lamar: Ven con papi. ¿Cuál eliges, negro?

Franklin y Lamar entran en el Rapid GT rojo y el 9F blanco

  • Lamar: ¿Te gusta? Así que este negro se cree el rey del mambo, ¿eh?

Los dos empiezan a esconder los techos de los respectivos coches

  • Franklin: Mierda, este cabrón tiene un robotecho y todo, negro.
  • Lamar: ¡Tendría que haber pagado su deuda!
  • Franklin: Hermano, hay que trabajar mucho para poder tener uno de estos. Ahora a lo nuestro.
  • Lamar: Claro que sí, quiero ver lo que hace. Oye, pon el manos libres, anda.
  • Franklin: ¿Eso quieres, negro?

La carrera por Los Santos

GTA V Eleccion de autos

El Rapid GT y el 9F.

Los dos embargadores empiezan a hacer una carrera desde Vespucci Beach hasta el concesionario Premium Deluxe Motorsport, pasando por lugares importante de Los Santos. Lamar llama por manos libres a Franklin

  • Lamar: Aquí estoy, hermano. Voy a ir lento y suave por tu gran culo.
  • Franklin: Ajá (El diálogo de Franklin puede variar)
  • Franklin: Eh, recuerda, hay que tener cuidado con estos coches. Si Simeon vuelve a dejarme sin paga...
  • Lamar: Hermano, si necesitas sobra, te puedo poner en contacto con JB, el güey de la grúa, no es glamuroso, pero se saca dinero.
  • Franklin: ¿Para que Tonya y él puedan fumar crack tranquilitos? No, gracias.
  • Franklin: Vete a otro lado, güey. Déjame espacio.
  • Lamar: ¿Quieres que me valla? Pues tendras que adelgazar un poco.
  • Lamar: Recuerda que es el coche de Yetarian.
  • Franklin: Lo que tu digas, negro.
  • Lamar: Derecha, Derecha.
  • Franklin: Lo que tu digas, amigo.

De repente Lamar gira a la derecha y de dirige a los estudios Richards Majestics, así rompiendo la barrera y atropellando (si quiere el jugador) a los actores

  • Actor marciano: ¡¿Qué coño?!
  • Franklin: Ah, así que estás rodando mierda por aquí, ¿Eh?

Al salir, se encuentran un camión remolcando un bidón de gasolina y Lamar, a duras penas, esquiva haciendo un derrape.

  • Lamar: ¡Vamos, Frank!
  • Franklin: ¿Eso es lo que quieres?
  • Lamar: Aquí a la izquierda.
  • Franklin: Ajá.

Lamar tiene la idea de atajar por Vinewood Boulevard y los Canales de Vinewood, pasando por puentes.

  • Lamar: Esta es tu especialidad
  • Franklin: Sí, Sí, Sííííí.
  • Lamar: ¡Mierda! Vamos a la izquierda
  • Franklin: Muy bien.

Luego empiezan a correr por la autopista de La Puerta, donde Lamar casi choca contra un Emperor gris.

  • Lamar: Hermano, cualquier multa que nos pongan se la va a llevar ese desgraciado.
  • Franklin: Entonces aprovechemos para divertirnos un poco.
  • Lamar: ¡No te quedes atrás!
  • Franklin: Por favor, hermano.

Lamar casi choca contra un Bus

  • Franklin: ¡Fuera de la carretera!
  • Lamar: A la izquierda. Vamos a cruzar el estacionamiento.

En Phillbox Hill, cerca de Little Seoul, Lamar entra en un aparcamiento, seguido de Franklin.

  • Franklin: Cojonudo.

Luego de atravesar el aparcamiento, Lamar y Franklin atraviesan el aparcamiento de la Union Diposity (algo ilegal). Se paran al lada los dos.

  • Franklin: Amigo quitate del camino para que el tráfico pueda fluír.
  • Lamar: Lo que tu digas negro, aquí lo único que fluye es lo que te sale del culo.

De repente suena las sirenas de la policía.

  • Lamar: ¡Ah, mierda, la polícia!
  • Franklin: Tranquilo, tenemos los papeles.
  • Lamar: Explicarás tú esa mierda. (Sale corriendo con el coche) ¡Te veré en el concesionario!
  • Franklin: ¡Explicar esta mierda mi culo!

Empieza una persecucion policial donde Franklin tiene que librarse.

Conociendo al señor Yetarian

Al librarte de la policía, Franklin debe reunirse con Lamar en el concesionario Premium Deluxe Motorsport, dirigida por el vendedor armenio Simeon Yetarian. Al llegar, se reúne con Lamar en el parking del concesionario y de fondo se oyen dos personas discutiendo

  • Hombre misterioso: Eres racista y no me caes bien, y no te voy a vender este coche, ni hablar. Me pones los pelos de punta, neonazi. Son todos iguales, son asquerosos...

Al llegar, se desvela que ese hombre misterioso es el dueño del concesionario, Simeon Yetarian discutiendo con un chaval y, dirigiendo su vista a Franklin y a Lamar, dice:

Franklin y Lamar12

La discusión.

  • Simeon: Este racista me ha insultado.
  • Lamar:(dirigiéndose al chaval) ¡Eh! ¿Qué pasa, idiota?
  • Lamar: ¿A quien llamas negro?
  • Chaval: No, no, yo no llamo negro a nadie.
  • Lamar: Güey ¿Qué coño?
  • Chaval: Yo... (asustándose cada vez mas)La palabra con "N".
  • Chaval: Yo... yo...
  • Chaval: Eso no está bien, yo no digo nada de eso.
  • Lamar: Mejor es que te calmes y espero que siga siendo así, porque este hombre de aquí... es un hombre de negocios internacional, un multiculturista.
  • Simeon: (alegado) Yo no lo habría dicho mejor.
  • Simeon: Pero en serio, quizá no sea racista, pero no creo que sea lo bastante hombre para un coche como este.
  • Chaval: Es... espera un momento.
  • Lamar: (en tono sarcástico)¿Éste pequeño?, ¿él?
  • Lamar: Oh amigo, este coche es para hombres de verdad.
  • Simeon: Creo que tienes razón, Lamar. Con uno de esos desgravas y el dinero es un problema
  • Chaval: El dinero no es un problema.
  • Lamar: (susurrando a Franklin) Ahora viene la mejor parte, engañamos a éste chico y luego nos llevamos todo su dinero.
  • Franklin: Mira, amigo... me tengo que ir, Hey Simeon, me voy, Te veo luego, amigo.

Mientras Franklin se dirige a su coche con Lamar, Simeon le dice a Jimmy:

  • Simeon: Bueno, Jimmy, así que crees que eres lo bastante hombre. Pues toma el volante y demuéstramelo.
  • Jimmy: (entrando en el BeeJay XL) Eh... claro, Está bien.

Paseando a Mr. Davis

Franklin y Lamar han hecho un gran trabajo, así que se dirigen cada uno a sus respectivas casas, pero Lamar le pide que le lleve hacia el barrio.

  • Lamar: (en el parking del concesionario) ¿Qué tal si nos vamos, negro?

Entran los dos en el Buffalo de Franklin y se dirigen a casa de Frank. en el camino empiezan a hablar:

  • Lamar: Esto está mal, amigo ¿Cómo voy a tener perras si no tengo la cartera llena?
  • Franklin: ¿A quién tratas de impresionar?
  • Lamar: A tu tía Denise. Con ese culo, negro, buen culo.
  • Franklin: Tiene culo, sí. Y también es tonta del culo.
  • Lamar: No, amigo, es sexy.
  • Franklin: ¿Sexy? Yo diría mas que sexy diría que es ninfómana.
  • Lamar: No amigo, es adicta a la verga. Y así es que me gustan las mujeres.

Al llegar al garaje de la casa de Franklin:

  • Franklin: Vaya, es bueno estár en casa.

Al salir del coche, los dos pandilleros se dirigen a la puerta de la casa de Franklin.

Archivo:LamarH.png
  • Lamar: ¿Hey puedo invitarme a tu casa?
  • Franklin: Vete a la mierda. Nos vemos en el trabajo.
  • Lamar: Negro, no me odies por ser bonito, si te libraras de ese corte de pelo o de esa ropa, seguro tendrías más perras.
  • Lamar: O a lo mejor, Tanisha te llamaría, si algún día deja de coger a ese neurocirujano o abogado al que se tira, negro...(Lamar se aleja de la casa de Franklin)
  • Franklin: ¡¿Qué?!

Franklin entra a casa, enfadado.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar