FANDOM


45px-DialogosD.png



A continuación, se muestran los diálogos de la misión Embargo, siendo encomendada por Simeon Yetarian a Franklin Clinton en el transcurso argumental de Grand Theft Auto V.

Diálogos

En el Premium Deluxe Motorsport

Franklin llega al Premium Deluxe Motorsport para recibir otro encargo de su jefe, Simeon Yetarian.

Franklin: Hola. ¿Qué tal todo, Simeon?

Aparece Simeon.

Simeon: Querido muchacho... Cuánto me alegro de verte. Cuánto me alegro. Dame un abrazo.

Simeon da un breve abrazo a Franklin ya que éste lo aparta rápidamente.

Franklin: Sí, oye... Ya llevamos colaborando unos cuantos meses, ¿no?
Simeon: Y por eso es un honor para mí anunciarte qué eres... Que eres... (Entra a su oficina) el empleado del mes. (Señalando al cuadro del empleado del mes) ¡Enhorabuena! (Estrechando la mano de Franklin). No ha sido fácil elegir al ganador.
Franklin: Sí, estaba yo, Lamar y tu sobrino Sacha el del tic. Mira, tío. Ha sido un honor, pero tango que dar un paso adelante en mi vida. No hago más que dejar que la gente (Suena una alarma de la empresa) me diga lo que tengo que hacer para después hacerlo, y nada cambia.
Simeon: Mira, hijo mío, dime exactamente qué quieres y te explicaré en detalle por qué no es posible.
Franklin: ¿Qué?

Simeon se levanta y se acerca a Franklin.

Simeon: Hoy te dedicas a embargar vehículos que unos imbéciles han comprado a unos tipos de interés exorbitantes. Pero mañana... ¡Estaremos juntos! Nunca he tenido un hijo negro, pero si lo tuviera querría que fuera como tú.

Aparece en escena Lamar.

Lamar: ¡Toc, toc, colegas!
Simeon: ¡Hola, Lamar!
Lamar: ¿Qué tal, Simeon? ¿Qué pasa, tronco?

Lamar y Simeon estrechan su mano.

Franklin: Qué pasa, tío.

Lamar y Franklin estrechan su mano.

Simeon: Franklin ha sido premiado como empleado del mes.

Lamar parece estar en descuerdo y no dice nada por breves momentos.

Lamar: Me tomas el pelo, ¿no?
Franklin: Nos lo toma a los dos, tronco.
Lamar: Venga ya, tío. ¿En serio? ¿Después de todo lo que me he currado?
Franklin: Déjate de rollos con lo del empleado del mes, colega. Estoy intentando conseguir que...
Lamar (Interrumpiendo): ¿Que me deje de rollos con lo del empleado del mes? Si hay que competir para ganar algo, lo quiero. Me importa tres cojones lo que sea. ¿Sabes lo que te digo? Voy a por todas. Esta mierda me la pone dura. Tengo los huevos... muy gordos. Cuando hay nombres en un puto marcador, quiero que el mío aparezca el primero. Y al lado tiene que poner "Ganador".
Simeon: A lo mejor el mes que viene...
Lamar: (Interrumpiendo) Que le den al mes que viene, Simeon. ¿Y hoy? Exijo que se repita el concurso.
Simeon: Hoy no hay nada más que una moto. No ha pagado ningún plazo. Es un chaval de Vespucci Beach. Se llama Esteban Jiménez.
Franklin: ¿Está en una banda?
Simeon: Curiosamente, no se lo pregunté cuando compró la moto.

Lamar se dirige a la entrada.

Lamar: Tenemos trabajo... empleado del mes.
Franklin: Que te den, tío. Vamos.
Lamar: Estás a punto de convertirte en un lameculos, colega.

Franklin se dirige a la entrada junto con Lamar para ir de camino a Vespucci Beach.

Camino a Vespucci Beach

Lamar: Vamos a Vespucci Beach, Magelian Avenue.

Franklin y Lamar se dirigen a Vespucci Beach en un vehículo.

Franklin: Eh, ¿no era ese cabronazo el que se llevó la moto? ¿Ese panchito de los Vagos? ¿El del tatuaje en la cara y esa mierda?
Lamar: Sí, era él.
Franklin: Joder, colega. No quiero meterme en rollos chungos innecesarios, ¿vale?
Lamar: Negro, a mí me la suda. Por algo Simeon paga a dos cabronazos de los que dan miedo para venir a embargar esta mierda. No somos hermanitas de la caridad.
Franklin: En tu caso yo no estaría tan seguro.

Pasan ciertos instantes y Lamar comienza a hablar nuevamente.

Lamar: ¡Tío, espabila! Claro que es él. ¿A quién más le sobre pasta y le falta un hervor? ¡Acaba de dejarse veinte de los grandes de esta moto!
Franklin: ¿Veinte de los grandes?
Lamar: ¡Debiendo tres de los grandes!
Franklin: Joder, a este cabrón le va el tuneo demasiado.
Lamar: Tío, todo esto está montado para recibir dinero de las drogas.
Franklin: Vale, tío, mira, entremos en silencio. Entrar y salir, sin historias.
Lamar: Lo intentaré, colega. Pero es que me van las historias ruidosas, salvajes, locas de ambición, de pegarle un tiro a un capullo a la espalda. Y por eso me adras, negro.
Franklin: Exacto, colega. Con un amor puro negro.
Lamar: Ese Simeon es un tío cachondo, ¿eh? Será una pena cuando tengamos que cargámoslo y desplumarlo.
Franklin: ¿De qué coño hablas? Eres un cabronazo psicótico.

En Vespucci Beach

Franklin y Lamar llegan a Vespucci Beach y entran por la calle Magelian Avenue.

Lamar: La moto debería de estar guardada por aquí.
Franklin: "Debería de" define muy bien tu vida, gilipollas.

Un civil en estado de ebriedad que se encuentra cerca de un apartamento habla con Franklin y Lamar.

Civil: ¡Eh!
Lamar: Creo que ese puto zumbado quiere algo.
Lamar: Eh, ¿qué pasa, colega? ¿Todo bien?
Civil: ¡Largo, fuera, alejaos de mí! ¡Agentes de Zapho!

Lamar empuja al civil.

Lamar: Sí, creías que iba a darte de hostias, ¿eh? Borrachazo.

Una camioneta pasa por el callejón donde están Franklin y Lamar.

Lamar: Sí, eso. Mueve el culo, perrilla.
Franklin: Tío, esta mierda no me gusta nada.

Ambos se acercan al final de la calle.

Franklin: Mira, esto tiene que ser limpio, tronco.
Lamar: Tío, tu chochito es lo único que está limpio en toda esta mierda.
Franklin: Tío, ¿qué habré hecho en mis vidas pasadas para tener que cargar con un imbécil como tú?
Lamar: Esto va a ser un paseo, colega. Tranqui.
Franklin: ¿Esperas un paseo con esos vagos? ¿En este callejón chungo?
Lamar: Estamos en Vespucci Beach.
Franklin: Estamos en el lado equivocado de Vespucci Beach. deberías saber que una manzana lo cambia todo.
Lamar: Espera, espera. Tiene que estar por aquí, cojones.

Franklin y Lamar buscan el garaje más cercano y lo abren.

Lamar: Menuda puta mierda. Aquí no hay ninguna moto, colega.
Franklin: No jodas, tío.

Aparecen en escena dos miembros de los Vagos y quien parece ser Esteban Jiménez.

Vago: ¡Hola, amigos! (español)
Lamar: Hola, ese. (español)
Vago: Te hemos visto intentando colarte, colega.
Lamar: ¿Sí? ¿Has visto esto, cabrón?

Lamar y el vago sacan rápidamente una pistola cada quien y Lamar le dispara en el corazón.

Lamar: ¡Mierda!

Esteban y el miembro de los Vagos retroceden rápidamente y llaman a los demás miembros de los Vagos para atacar a Franklin y a Lamar.

Esteban: ¡Vamos!
Lamar: ¡Atrás, todos! ¡Atrás!
Franklin: Colega, habría preferido que me dieran una paliza a meterme en un puto tiroteo.

Tiroteo

Comienza el tiroteo.

Vago (2): ¡Acribillen a esos putos!

Mientras transcurre el tiroteo, Franklin y Lamar dicen una serie de diálogos.

Lamar: Busca un sitio donde cubrir tu puto culo. ¡Tenemos que pirarnos!
Lamar: En el puto andamio, van a por mí. ¡Dispara a ese tanque!
Lamar: Sígueme, a ver si salimos de esta. Tío, ¿qué más dan unos cuantos más de esos cabrones?
Franklin: Se acabó lo del trabajo legal.
Lamar: ¡Ahí arriba! ¡A la derecha! Ahí arriba, ¡dispara a ese tío! ¡Vuélale el culo!
Lamar: ¡Atención a la puerta! ¡Intentan aniquilarnos!
Lamar: Tío, ¿qué mierda es esta? ¡Están intentando abrirse! ¡Alcanza ese buga! ¿Pero cuántos son?
Lamar: ¡Haz que revienten! ¡A palmaria, cabronazo!

Franklin y Lamar asesinan a todos los miembros de los Vagos presentes (incluido a Esteban Jiménez).

Franklin: Solo hemos venido a por una moto.
Lamar: Y la hijaputa está ahí mismo. Venga, colega, tenemos los papeles de la moto.


Final

Franklin consigue la moto en la entrada de la calle y la lleva al autolavado.

Franklin: Tío, no podré estar contigo una temporada, colega.

Franklin baja de la moto y encuentra a Lamar.

Franklin: ¡Eres un psicópata! ¡Finalmente se te ha ido la olla del todo!
Lamar: Negro, eso es la sangre apache que tengo. Tienes suerte que no tenga aquí un puto tomahawk para ir a cortarles la puta cabellera.
Franklin: ¡No podemos embargar los bienes de un difunto, gran jefe Tonto Sentado!
Lamar: Negro, es que no haremos ni una cosa ni otra. Me voy a quedar esta cabrona para mí. Dile a Simeon que no hemos podido recuperarla.

Lamar se sube a la la moto y se va con ella, lo que provoca que Franklin le grite.

Franklin: Joder, díselo tú, ¡maldito imbécil!

La misión finaliza, Franklin no recibe recompensa y se desbloquea la siguiente misión, Complicaciones.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar