FANDOM


Cono Este artículo es un esbozo o está incompleto. Por favor, ayuda ampliándolo.


45px-DialogosD.png



El golpe al Fleeca es una misión cooperativa y el primer golpe que se puede realizar en Grand Theft Auto Online. Aquí están sus diálogos

Diálogos

Encuentro con Lester

El jugador acude a la citación de Lester en su fábrica. Allí, el jugador ingresa a la oficina, donde es recibido por Lester.

  • Lester (Viendo al jugador entrar): Oh, ah, sí. Adelante, adelante. Esto... Me alegro de verte... de nuevo...
  • Lester: Ya hacía tiempo... Ya, la cháchara nunca se me ha dado bien.
  • Lester: No tengo muchos amigos... A veces conozco gente por internet y luego quedo con ellos para conocerlos en persona, pero luego llego allí y me escondo para observarlos... y pienso... ¡Vaya! Ahora estás experimentando un 1% de lo que se sentía durante mi infancia al hablar con una chica.
  • Lester: ¡Vaya! Nunca se lo había contado a nadie. Me gusta hablar contigo.
  • Lester: Bueno, esto... Sé que te has estado quejando, pero no estabas listo. Pero puede que ahora... Quizá ahora lo estés. ¡Listo para trabajar en serio! O sea... ¿Te interesa?
  • Lester: Porque, en caso afirmativo, tengo unas cuantas cosas en el punto de mira. Pronto... Si te apetece. Me pondré en contacto contigo... Pero no me dejes colgado en esto.
  • Lester: Estoy arriesgando mi pellejo y me gusta mi pellejo. Es lo mejorcito que tengo. ¡Aparte de mi conversación deslumbrante!

Lester, con una seña, deja salir al jugador de la fábrica, mientras comienza a utilizar el computador portátil en la mesa.

El examen

Tras citar al compañero requerido para la investigación, el jugador invita a la sala de planificación, que es una sala del apartamento del anfitrión, para el golpe a Lester y su compañero.

  • Lester: Ah, ah. Sí, esto, eh... Irá muy bien. Tenéis una casa muy bonita. Muy... esto... chic.
  • Lester: No hay nada como un atracador de bancos aburguesado para recordarme lo raro que se ha vuelto Los Santos.
  • Lester: En mis tiempos, los psicópatas tenían la dignidad de estar zumbados. Hoy en día, todo es... decoración e ir de legal. En fin, ¿estamos listos? Porque esto es la polla. Bueno, es... no es, pero... no es la polla pero es algo... muy grande.
  • Lester: No está todo listo aún, pero quería ver cómo os iba. Lo que tenemos aquí es una franquicia de Fleeca.
  • Lester: No es nada complicado, no hay que pagar por entrar. Normalmente, pagaríais por participar, pondríais el dinero por adelantado, haríamos el trabajo y recuperaríais el dinero, pero esta vez yo... adelantaré todo el dinero. Consideradlo, esto... el precio por daros la oportunidad. Y no arriesgáis nada. A menos, claro, que os encierren u os maten.
  • Lester: Bueno, ¿todo el mundo listo? ¿Qué os parece? Tenéis, eh... ¿alguna pregunta, observación, pega...?

Tras ver la negativa de los jugadores, Lester se prepara para salir, siendo seguido por los jugadores.

  • Lester: Muy bien, ¿a qué estáis esperando? Vamos a ver este sitio.

Los jugadores salen del apartamento y suben al coche de Lester, tomando como rumbo la sucursal de Fleeca en Banham Canyon.

  • Lester: Hay una franquicia de Fleeca en la autopista del Oeste, cerca de Chumash. Llévanos ahí.
  • Lester: Atención, ahora mismo estamos trabajando, así que evitad que os vea la poli. Si vienen por nosotros, lo cancelaremos.
  • Lester: Bueno, mis taciturnos amigos, supongo que querréis que os explique cómo vamos a hacer esto... Bueno, es curioso que os preguntéis. Vamos a ir en coche al banco, echarle un vistazo, recoger algo de equipo y volver a trazar nuestros planes. Nada complicado.
  • Lester: No vamos a entrar. no vamos a pegar palos en el avispero, solo vamos a quedarnos sentaditos y mirar.
  • Lester: Veréis, los golpes los quiero igual que mis citas: desde el otro lado de la calle, sin que sepan que las observo.
  • Lester: Muy bien, ¿y por qué este banco, entre todos los bancos del estado, por qué la fortuna sonríe a este? Otra buena pregunta, no pararais de hacerlas.
  • Lester: Son como niños cuyos padres creen que son lindos, o Hacienda. Bueno, este banco tiene algunas cajas de seguridad, y en una de esas cajas fuertes hay unos bonos que alguien ha escondido a Hacienda y nadie va a denunciar si desaparecen. ¿A qué todo cobra sentido ahora?
  • Lester: Habrá poca seguridad. Bueno, más o menos poca. Poca si con lo que sueñas es con atracar el Union Depository. Mucha si uno se dedica a robar en licorerías y gasolineras.
  • Lester: Y los bonos de la caja valen más que un puñado de billetes arrugados de una caja registradora, así que la diferencia merece la pena... si lográis hacerlo.
  • Lester: Además, ya sabéis, el mar. No hay nada como contemplar el océano mientras meditáis sobre el dinero, el poder, el encarcelamiento, el homicidio y todos esos asuntos de peso que rodean vuestro primer atraco serio a mano armada.
  • Lester: Doy por hecho que sois una banda cerebral, porque la verdad es que este pacto de no hablar hace que entréis dentro del espectro. Bueno, ¿qué tal si llegamos hasta allí y vemos dónde vamos a meternos?

Ya en la entrada de la sucursal, los tres hombres miran desde el vehículo el interior del banco.

  • Lester: Ahí está. Echad un vistazo. Metedle un buen repaso.
  • Lester: He pirateado su señal de seguridad y la tengo en mi teléfono. Echad un vistazo.

Lester enseña su móvil a los jugadores, logrando ver a través de él el interior del banco.

Lester: ¿Qué estamos mirando? Es un tugurio pequeño, con poco personal de seguridad. Al personal le importa un carajo. Sobre todo las cajas de seguridad.
  • Lester: Seguro que los clientes buscarán la forma de convertir esto en una película.
  • Lester: Las cajas están detrás, tras una puerta de seguridad. Queremos la número 167.
  • Lester: Está justo en la autopista, con un buen acceso. Eso os va bien, podréis salir rápidamente. Pero también le irá bien a la poli, que podrá responder más rápido.
  • Lester: ¿Vale? Vale.

Tras ver el interior de la sucursal, Lester le pedirá al conductor que lo lleve a su fábrica.

  • Lester: Ya basta de miradas de pervertido. Vayamos a la fábrica textil.
  • Lester: Para atracar el banco, vais a tener que hackear sus sistema de seguridad.
  • Lester: He escrito un programita que hará la mayor parte del trabajo, pero estaría bien que os familiarizaseis con él.
  • Lester: Lo he enviado al móvil del copiloto.
  • Lester (Al copiloto): Pruébalo, mantén el pulso firme y puede que, cuando llegue el momento de la verdad, las cosas no salgan muy mal.

Tras un breve lapso de silencio, cuando el conductor ingrese al túnel de Equality Way, Del Perro, Lester vuelve a hablar.

  • Lester: Estoy llamando a Paige. Es mi ayudante.
  • Lester: Primero nos va a conseguir lo que necesitamos y luego me va a cortar en pedazos.

Lester se ríe a carcajadas de su comentario, pero al notar la falta de gracia por parte de los jugadores, se calma.

  • Lester: No, ¿eso no te ha gustado? Qué a pecho te lo tomas todo...

Finalmente, Lester realiza el llamado, siendo inmediatamente atendido por Paige.

  • Lester: Paige, soy Lester...
  • Lester: El lugar parecía estar bien. Nada que no esperásemos...
  • Lester: ¿Puedes reunir toda la información? Copias impresas para pegar en un tablón...
  • Lester: Sí. Y todo el equipo del que hablamos. Pasaré por ahí a recogerlo con estas personas... Sí...
  • Lester: Tan encantadora como siempre... Vale. Ahora nos vemos.

El llamado termina, y Lester se dirige al copiloto.

  • Lester: Copiloto, ¿has conseguido acceder a su red? Buen trabajo.
  • Lester (Refiriéndose a Paige): Está cargando el material en una camioneta. Herramientas para el trabajo, ropa para llevar...
  • Lester: En un golpe, uno se viste en función del papel que desempeña.
  • Lester: Cuanto más complejo sea el trabajo, más complejo será el uniforme.
  • Lester: Si os van a ver civiles, tendréis un par de máscaras a vuestra disposición. Luego, cuando entréis al banco, podréis elegir las que más peguen con vuestros ojos.
  • Lester: Y oíd, por suerte ninguno de los disfraces que lleváis a las convenciones de cómics está relacionado con ningún delito.
  • Lester: ¿Por dónde iba? Máscaras, Paige.
  • Lester: Pasamos por ahí, lo recogemos y volvemos a vuestra casa para planear esto.
  • Lester: Luego, os hablaré del tablón de planificación, será más fácil si lo veis. El resto no tiene mucho misterio. Escuchadme y haced lo que digo.
  • Lester: Las balas entran por aquí y salen por aquí. Y si os atrapan, la boquita bien cerrada. (Risas) No he podido resistirlo.

Llegando a la fábrica, Lester avisa al conductor lo que debe hacer.

  • Lester: Ahí está Paige. Dejemos este coche y cogemos la camioneta.

El conductor deja el vehículo aparcado frente a la entrada de la fábrica y se alistan para bajar.

  • Lester: Debería usar el bastón.

Los tres hombres, en compañía de Paige, se suben a la camioneta y parten rumbo al apartamento del anfitrión.

  • Lester: Y ahora, de vuelta al apartamento.
  • Lester (A Paige): ¿Está todo ahí?
  • Paige: Creo que sí... ¿Quieres bajar y repasar la lista de arriba a abajo?
  • Paige: ¿O te conformas con quedarte ahí dejando la huella perfecta de un culo en tu asiento fácil de limpiar?
  • Lester: Te creo.
  • Paige: Gracias.
  • Paige: Todo debería estar ahí, La ropa, las armas, los auriculares, las bolsas, la máscara, el taladro. Los archivos con las fotos y todo el trabajo de preparación.
  • Paige: He, aquí hay bastante para convertirnos a todos en sospechosos de verdad. Una bonita acusación por conspiración para atracar.
  • Lester: Qué, ¿nos van a acusar por un delito imaginario?
  • Paige: No tan imaginario como el delito "lo tenemos todo menos la escritura de venta".
  • Paige: Nos cogerían con los pantalones bajados y una erección de flipar.
  • Lester: Bueno, no nos van a coger. (Refiriéndose a los jugadores) Estos son profesionales.
  • Paige: O eso dicen. Los profesionales más baratos que se pueden comprar.
  • Lester: Me gusta verlo como una inversión en nuevos talentos.
  • Lester: Y hasta que tú y yo no empecemos a hacer de Bonnie y Clyde baratos, así es como tiene que ser.
  • Lester (A los jugadores): Ella no quería decir eso, por cierto. Es un poco brusca.
  • Paige: Si se hubieran ofendido, habrían dicho algo.

El conductor llega a su apartamento, dando como finalizado el primer trabajo de investigación, y todos ingresan a la sala de planificación. Paige y el anfitrión llevan una caja, mientras son seguidos por Lester y el compañero.

  • Lester: Vale, vale, vale...
  • Lester: Ahora Paige va a montar el tablón. ¿Verdad, Paige?

Paige y el anfitrión dejan la caja a un costado, y la mujer la abre mientras se dirige a Lester.

  • Paige: Te dejaría hacerlo a ti si llegases, pero no veo por aquí ninguna caja de leche a la que puedas subirte.
  • Lester (A los jugadores): Un empleado debe ser siempre respetuoso, es lo más importante. Sin respeto, no se va a ninguna parte.
  • Lester: ¿Por dónde iba? Sí, sí.
  • Lester: La sala. Paige va a montar el tablón en el que planeáis los golpes. Lo usaréis para organizar los preparativos, seleccionar a los miembros de la banda y ver cómo repartir el botín de un golpe.
  • Lester: Necesitáis una banda para dar un golpe, pero solo puede haber una persona al mando. Respeto.
  • Lester: ¿Verdad, Paige?
  • Paige: Que te den.
  • Lester (Entre risas): Vale... Solo vais a necesitar una cosa para este golpe. Un coche muy rápido y blindado.
  • Lester (Señala la foto de un auto en el tablón): En vez de comprar uno legítimamente y dejar el rastro hasta vuestra puerta, vais a robárselo a una banda coreana y dejar el rastro hasta su puerta.
  • Paige (Refiriéndose al tablero): Esto ya está listo.
  • Lester: Aquí está el tablón.
  • Lester: Cuando estéis listos para ir a por el coche, cogedlo, repasad el plan y marcadlo en la lista. Hay que ser metódico, este delito no es ninguna chorrada.
  • Lester: Aunque algo de eso tiene, ¿no?
  • Lester: Cuando tengáis el coche, hablaremos de cómo atracar bancos
  • Lester (Dirigiéndose a la salida): Atracar bancos... Atracar bancos...

Lester y Paige abandonan el apartamento, dejando a los jugadores mirando el tablón.

El coche

Mientras van en busca del coche blindado en Del Perro, Lester se comunica con los jugadores para informarles su objetivo.

  • Lester: Hola. ¿Me oís?
  • Lester: Os iré guiando mientras hacéis esto.
  • Lester: ¿Qué tenemos aquí? Ah, sí. El coche. Vale.

Cuando los jugadores están cerca del estacionamiento en Red Desert Avenue, Lester volverá a comunicarse con ellos.

  • Lester: ¿Ya estáis por ahí? Recordad: Podéis hacerlo como queráis mientras vayáis con cuidado
  • Lester: Si no andáis con ojo, os pillarán y no tendréis ninguna oportunidad de salir de esta.
  • Lester (Refiriéndose a la banda coreana): Se supone que están en el nivel superior de este garaje del lado norte.
  • Lester: Veo dos formas de hacerlo. O subís por las rampas del norte y pilláis a saco por sorpresa; o subís por las rampas del sur, os colocáis a cubierto e intentáis pillarlos por sorpresa. Podéis hacerlo como se os dé la gana mientras lo hagáis.
  • Lester: Ah, sí. No queremos que nadie os busque, así que poneos máscaras antes de saludar.

Una vez que los jugadores eliminan a los coreanos y escapan con el coche del estacionamiento, Lester vuelve a comunicarse con ellos para darles el nuevo objetivo.

  • Lester: ¿Tenéis el coche?
  • Lester: Ahora deshaceos de los gangsters, los polis o quien sea que os persiga y traedlo a mi fábrica textil.
  • Lester: Y procurad que el coche no sufra muchos desperfectos. No se puede atracar un banco con un coche destrozado.
  • Lester: ¿Qué tal se conduce?
  • Lester: No quisiera tildarlo de coche a prueba de idiotas porque no hay límites a la estupidez de algunos, pero hay que ser bastante gilipollas para dejar que la poli te coja con uno de estos.
  • Lester: Tiene fuerza, tracción, un blindaje ligero que no afecta a su rendimiento.
  • Lester: ¿Recordáis lo que os dije de no dañar el coche? Bien.

Mientras llegan a la fábrica, Lester vuelve a comunicarse con los jugadores.

  • Lester: ¿Cómo lo lleváis? Paige se reunirá con vosotros bajo el puente que hay cerca de la fábrica.
  • Lester: Este golpe va cobrando forma.

Tras dejar el coche bajo el puente, Paige sale inmediatamente de la fábrica y se acerca a los jugadores.

  • Paige: Vale, yo me encargo de esto.
  • Päige: Lester irá a veros cuando estéis listos.

Los jugadores se marchan, mientras que Paige se sube al vehículo para transportarlo a otro sitio.

Final

Los dos asaltantes se reúnen con Lester en el departamento del organizador. Allí, Lester se exalta y elogia al los jugadores por estar a punto de realizar su primer asalto.

  • Lester: Vuestra... Vuestra primera vez... Ya sabéis, las primeras veces nunca son fáciles, no son precisamente una fiesta.
  • Lester: Son... un poco raras y decepcionantes. Meteréis lo que no debéis en el lugar equivocado y acabaréis muy pronto y luego no podréis miraros a los ojos pero se abrirán... Nuevos mundos.
  • Lester: Algo cambiará. Nuevas... oportunidades, nuevos riesgos.
  • Lester: Y entonces os acordaréis de que ahí estaba el tío Lester, dándoos la mano. Siendo vuestro guía. Y os asustaréis un poco, pero os reprimiréis. Os lo callaréis y nunca hablaremos de ello. ¿De acuerdo?
  • Lester: Bueno, en primer lugar, ¡Fleeca!
  • Lester: Es un golpe de dos. Uno conduce para librarse de la pasma. El otro, entra al banco, va a la caja de seguridad y os largáis de ahí. Os subís al coche blindado y salís cagando leches de ahí.
  • Lester: Luego, cuando nadie os persiga, venís a verme, me dais la caja y cobráis.
  • Lester: Como he dicho, si es la primera vez, no esperéis gran cosa. Ya habrá... salvajes... y alocadas... orgías en el futuro. ¡Orgías!
  • Lester: Pero... por algo hay que empezar. Buena suerte.

Lester se marcha del apartamento, dejando a los jugadores en la sala de operaciones, mientras el líder elige la tarea y el botín de su compañero. Luego, los jugadores salen del apartamento del anfitrión, dirigiéndose a la fábrica de Lester.

  • Lester: Vale. Allá vamos. Qué emocionante.
  • Lester: Tengo la piel de gallina y mariposas en el estómago, y una leve capa de sudor sobre el labio inferior. Ya sabéis donde dejasteis el coche. Al menos espero que lo estés.
  • Lester: ¿No estarías inflado a pastillas y a alcohol, verdad? No, ese era yo.
  • Lester: Vale, subid al coche e id al banco.
  • Lester: Taladrador, voy a enviarte el programa de hackeo. Cuando estés en el coche, tendrás que ponerte con ello y empezar a hackear su sistema.

El equipo recoge el coche debajo del puente junto a la fábrica. Después, se dirige al banco.

  • Lester: ¿Teneis el buga? Muy bien, pues id al banco.
  • Lester: Taladrador, empieza a hackear su red. Tienes que establecer una conexión antes de llegar al banco. Así, podrás activar la puerta de la cámara acorazada a distancia.
  • Lester (Al taladrador): El programa de hackeo se ocupa de borrar tus huellas, así que puedes intentarlo todas las veces que quieras y ellos no sabrán que están siendo atracados.
  • Lester: Una vez que crucéis esas puertas, no habrá vuelta atrás. Bueno, la verdad es que ahora mismo ya que no hay vuelta atrás porque he invertido mucho trabajo en esto y me enfadaría muchísimo si no siguierais adelante.
  • Lester: Seguramente no os hablaría en toda una semana y difundiría rumores obsenos a vuestras espaldas e incluso montaría una página de Lifeinvader para contar las mierdas que sois.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar